miércoles, 23 de noviembre de 2016

"Nadie muere en Zanzíbar” – Fernando García Claderón


Hace tiempo que tenía en mi estantería la anterior novela de este autor: “Yo también fui Jack el Destripador”. Pero, al final, ha sido con su última novela con la que me he estrenado.

Éstas son mis impresiones

Fernando García Calderón

Fernando García Calderón (Sevilla, 1959) es un escritor español. Cuando contaba con diez años de edad, su familia se traslada a Madrid y ahí es donde donde estudia en el Instituto Cardenal Cisneros. En 1982 termina sus estudios de Caminos, Canales y Puertos (especialidad: transportes) y comienza a trabajar en la RENFE (actualmente ADIF), labor que compagina con su pasión por la literatura..
Ha publicado tanto relato como novela, destacando en su obra títulos como La noticia(2006), La resonancia de un disparo (2008).o Donde la muerte te encuentre, Premio de Novela Ateneo Joven de Sevilla 2012.

Datos técnicos

Título: “Nadie muere en Zanzíbar”

Autor: Fernando García Calderón

Editorial: Algaida

Edición: tapa blanda con solapas

Publicado en mayo de 2016

Páginas: 548



Argumento

Cuando Fernando García Calderón se tropezó con los diarios africanos de Juan Ángel Santacruz de Colle, ocultos durante años en un arca de filigrana, no sólo halló la autobiografía de un hombre increíble a fuer de excepcional, sino también una prodigiosa aventura para todos sus lectores.

Nacido en la Sevilla de 1900, experto en libros antiguos y fundador de la logia de los Calígrafos, Santacruz llegó hasta el sultanato de Zanzíbar perseguido por espías nazis, tras participar en innumerables estafas y encontrarse fugazmente con Walter Benjamin. Allí aprendió un nuevo concepto de civilización, adoptó dos personalidades opuestas —el Gibraltareño John Cross y el árabe Jamshid A. bin Said— y se convirtió en un altruista de ideas estrafalarias que causaba admiración por donde pasaba. Su vida se debatió entre dos territorios y dos mujeres: la intrépida Anna Wyatt y la abnegada Aisha. Colaborador en la sombra de Julius Nyerere, fue apreciado tanto por los brujos isleños como por los intelectuales de la nueva Tanganica. Suyo fue el plan que revolucionó la historia de Zanzíbar.

Nadie muere en Zanzíbar es una novela de aventuras personales y colectivas, un relato sobre la epifanía salvadora de un europeo descorazonado y las ansias de libertad de los pueblos de África. Una historia de segundas oportunidad, donde la pasión, la dignidad y la justicia cobran toda la ambigüedad de la que es capaz el ser humano.



Impresiones

En esta novela, basada en hechos reales, Fernando García Calderón va a contar la historia de Juan Ángel Santacruz de Colle, o John Cross, o Jamshid: porque todos esos hombres fueron el mismo. El protagonista de esta novela nació en Sevilla con el siglo XX y fue bautizado con el nombre de Juan Ángel Santacruz. Experto en libros antiguos, huyó de España para caer en las redes nazis, huyendo también y recalando en el continente africano y más en concreto en Zanzíbar. Allí adoptó dos personalidades: la del inglés que no era inglés John Cross y la del árabe Jamshid A bin Said. Y, queriéndolo o no, cambió la vida del país. Haciendo gala de un altruismo nada común, cambió las normas en su plantación, influyó en el cambio político y fue, en líneas generales, todo un personaje

La novela nos va a contar su historia personal y, de paso, la historia de un país, Zanzíbar

Estamos ante una novela histórica y de aventuras. Una novela basada en los diarios que escribió un personaje que existió en la realidad y al que Fernando García Calderón ha hecho protagonista de su novela. El componente histórico es bastante acusado pues, aparte de que el protagonista existió en la realidad, en la novela se recogen bastantes hechos históricos: nos va a hablar de dos de los acontecimientos más importantes del siglo pasado, que el protagonista vivió en primera persona: la guerra civil española y la Segunda Guerra Mundial. Precisamente, huyendo de ésta y de la persecución de la que fue objeto por los nazis, recala en el continente africano, donde se establecerá. Fijará su residencia en Zanzíbar, un país en el que de una manera u otra influirá. La novela nos hablará de la dependencia de Zanzíbar y de otros países africanos de los países europeos de los que son colonias o protectorados, de sus ansias de independencia, del proceso político por el que ésta se consiguió, de los regímenes que se instalaron... Como veis, el componente histórico está presente en todo momento. El autor, basándose en los diarios del protagonista y, sin duda, haciendo un gran trabajo de documentación, nos muestra de forma pormenorizada los hechos históricos más importantes por los que pasó el citado país africano en el siglo XX.

El autor nos cuenta las aventuras y desventuras de este peculiar personaje de forma novelada pero con evidentes tintes biográficos; podríamos decir que estamos ante una biografía novelada en la que un tercero omnisciente –el autor- cuenta la vida de Juan Ángel. Para ello, se ayudó de los cuadernos o diarios que durante toda su vida escribió el propio Juan Ángel y que su ayudante, un tal Mei, trajo a España y entregó a la tía del autor. Además, es obvio que ha investigado todos los datos históricos relacionados con los hechos biográficos que describe para mejor situarlos en su contexto. Todo lo cuenta de forma muy pormenorizada, parándose mucho en los detalles. Con ello se consigue una novela muy trabajada pero a mí en ocasiones se me ha hecho un poco excesivo tanto detallismo. Al ser tantos los momentos, los personajes, los hechos que se describen en la novela, obviamente hay algunos que me han resultado más interesantes que otros. Por ejemplo, hay algunos hechos políticos del final, en la época en la que Zanzíbar consigue la independencia y los momentos inmediatamente posteriores que se me han hecho un poco pesados. Por una parte me ha parecido interesante porque son hechos que no conocía y porque además, con variaciones, se pueden aplicar a muchas otras antiguas colonias, pero la cantidad de detalles ha supuesto que la lectura se me ralentizara bastante y que estuviese deseando que esa parte pasase para centrarse en aspectos más personales de los personajes que me parecían más amenos. En todo caso, esto no deja de ser una opinión personal y una sensación quizás fruto de que en ese momento hubiera necesitado novelas más ligeras y movidas.

El autor describe muy bien la forma de vida en Zanzíbar. La situación de los colonialistas ingleses, de los extranjeros afincados allí y por supuesto de los habitantes. De sus condiciones de vida muchas veces miserables; de cómo los blancos se aprovechaban de ellos. Y en este sentido, el protagonista se hace merecedor de nuestro cariño pues tiene una actitud totalmente diferente a la mayoría de los colonialistas ingleses: se preocupaba del bienestar de sus trabajadores y aplicó una forma diferente de llevar una plantación en la que él mismo poseyó y a la que llamó Triana. Se preocupó de que sus trabajadores vivieran en condiciones dignas y, algo muy importante, de crear escuelas para que sus hijos pudieran recibir una educación y aspirar cuando crecieran a mejores trabajos que sus progenitores.

Todo el peso de la historia lo lleva Santacruz; lógico dado que la novela es, como he dicho más arriba, su biografía novelada. Y es un gran personaje para una novela: tanto por su vida en la que pasaron tantas cosas como por su personalidad. Es un hombre peculiar, con una personalidad muy marcada, en la que a veces conviven los extremos. En su vida hizo cosas muy buenas y loables pero tampoco fue un santo y no dudó en engañar e incluso estafar, cometiendo hechos que pueden calificarse de delictivos. Aunque, en general, predomina lo positivo y podemos decir que lo malo lo hizo en su etapa europea mientras que los años que pasó en África son años de madurez, que sirven a modo de redención de los pecados que pudo haber cometido en su época de juventud.

La forma de escribir del autor es magistral
. Ya había leído en las reseñas que se publicaron de su anterior novela que escribía de forma excepcional y lo he podido comprobar por mí misma. Su lenguaje es cuidado hasta el extremo, pulcro y elegante, lo mismo que la forma en la que construye las frases y el modo en el que desarrolla la historia. Se para mucho en los detalles con lo que consigue una descripción exhaustiva de personajes, escenarios y escenas lo cual, también es cierto, tiene la contrapartida de que en algunos momentos la lectura se hace un tanto densa. Además he de señalar que en ocasiones me ha parecido que el autor describe los hechos de forma un tanto fría y desapasionada y he echado de menos un poco más de emoción y de emotividad, mayor implicación personal.


Conclusión final

“Nadie muere en Zanzíbar” es la biografía novelada de un hombre que llevó una vida llena de aventuras y que influyó en el devenir político del país en el que se estableció: Zanzíbar. Una novela muy bien documentada, muy trabajada, que no escatima detalle a la hora de contarnos las visicitudes de un personaje desconocido pero real.

Podéis comprarla en Popular libros


20 comentarios:

  1. No me convence la novela y eso que quería leer alguna histórica que no tuviera que ver con nazis, para variar... Ahora estoy leyendo Canción de cuna de Auschwitz. Gracias un día mas por tus reseñas. Felices lecturas.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo en que es algo densa. A mí me costó la primera parte pero lo de Zanzíbar me gusto mucho.

    ResponderEliminar
  3. Este no me lo llevo, no me convence.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. A pesar de tener un escenario que despierta mi curiosidad hoy la dejo pasar. No puedo acumular más y no me interesa tanto como para llevármela.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ya sabes que lo tengo pendiente de lectura. Un besote

    ResponderEliminar
  6. Me gustan muchas cosas de lo que cuentas, pero estoy algo atascada ahora, eso sí, la tendré en cuenta, lo de la densidad no me preocupa siempre y cuando la historia me enganche.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Siempre es bueno tener en cuenta nuevas propuestas, y a pesar que he leído impresiones encontradas, lo apunto.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola! No conocía el libro pero no termina de llamarme la atención y tengo muchos pendientes. Muchas gracias por la reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Todas coincidís en lo de la narración. Lo tengo en casa aunque por ahora no lo leeré.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me llamaba la atención pero después de leer que puede hacerse un poco densa creo que lo aparacaré de momento.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. No me llama especialmente esta novela, ni por tema ni por ambientación y esas pequeñas pegas en cuanto al exceso de detalles... creo que no es lectura para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. No me convence del todo.Así que la dejo pasar.Gracias por traerla.

    ResponderEliminar
  13. Me pasa un poco al contrario, me llama más la atención Yo tb fui JAck el Destripador que ésta.
    Gracias, en cualquier caso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. La tengo esperando en la estantería y espero ponerme pronto con ella, me atrae bastante aunque sea un poco densa
    Besos

    ResponderEliminar
  15. He leído opiniones encontradas. No me importaría echarle el ojo, a pesar de tus peros.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. No me llama la atencion asi que lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Me gusta su ambientación y ademas conozco muy poco sobre la historia del país, así que en un futuro no la descarto porque ahora necesito algo más ligero.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Me llamaba al principio, y la acabé descartando precisamente por lo que tu dices que se hace un poco densa. Más de una reseña coincide en eso.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  19. Algunas de las cosas que comentas hacen que no termine de animarme. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Gracias por la reseña, si tengo la oportunidad la leo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario