jueves, 10 de noviembre de 2016

“La otra vida” - Blanca Bravo



Hoy os traigo la reseña de un libro muy metaliterario, mucho más de lo que pensaba cuando me adentré en su lectura, con el que me ha dado ganas de releer El Lazarillo de Tormes

Se trata de la novela ganadora del Premio Mont Marçal 2016 de narrativa

Éstas son mis impresiones


Blanca Bravo

Nacida en Barcelona (1972), Blanca Bravo se doctoró en la Universidad de Barcelona con una tesis dedicada al memorialismo español contemporáneo.

Ha colaborado con publicaciones tales como Memoria, Historia del presente, Espéculo, Cuadernos Hispanoamericanos, Lateral y Revista de Occidente.
Ha sido profesora en varias universidades y actualmente imparte clases de literatura española en Bachillerato y cursos de verano en el Colegio de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras de Cataluña.



Datos técnicos


Título: “La otra vida”

Autora: Blanca Bravo

Editorial: Roca

Edición: dura con sobrecubierta

Publicado en junio de 2016

Páginas: 288

ISBN: 9788416498116

PVP: 17.90 €



Argumento
1582, Alba de Tormes, Salamanca. Poco después la muerte de Teresa de Jesús, desaparecen gran parte de sus manuscritos, y el confesor que los custodiaba es cruelmente asesinado.

Rodrigo Hurtado de Mendoza, ahijado del noble intelectual Diego Hurtado de Mendoza, tiene como misión encontrarlos y desentrañar el misterio que gira alrededor de los mismos.

Lo que no sabe es que su viaje le llevará a investigar los pasillos de una secreta y laberíntica librería y, con ello, descubrir libros encriptados, juegos cabalísticos y una revelación totalmente inesperada relacionada con un clásico de la literatura española cuya autoría es finalmente desvelada.



Impresiones

La historia transcurre, básicamente, entre los años 1575 y 1582 en los que, respectivamente, murieron Diego Hurtado de Mendoza y Santa Teresa de Jesús. Comienza con el asesinato de un religioso en la localidad de Alba de Tormes y la desaparición de unos documentos que guardaba en su poder. Rodrigo Hurtado de Mendoza, ahijado de Diego, ha heredado la afición de su mentor por los libros y los enigmas y va a encomendarse a sí mismo la misión de desvelar unos secretos que giran en torno a su padre y la amistad que éste tuvo en vida con la santa.

Estamos ante una novela de ficción histórica con un marcado carácter metaliterario. Es, sin duda, ficción histórica porque por ella van a desfilar un buen número de personajes históricos. Al final del libro, la autora nos mencionará quiénes existieron realmente y quiénes son fruto de su imaginación y ya veréis que la mayoría son personajes reales. Entre ellos, dos de los protagonistas: Diego Hurtado de Mendoza y santa Teresa de Jesús. Pero, además de ellos, por las páginas de la novela pasarán –aunque a veces sólo tangencialmente- personajes tan conocidos como el rey Felipe II o su secretario Antonio López, la princesa de Éboli, fray Luis de León, el inquisidor general Valdés y tantos otros.

Y es metaliteraria, sin ninguna duda, porque todo va a girar en torno a unos documentos robados pero, también y esto no me lo esperaba, acerca de algunos libros como el Amadís de Gaula y, sobre todo, el Lazarillo de Tormes. La autora nos va a hablar especialmente de este último, un libro que fue censurado y recortado al poco de publicarse y cuya edición original sólo se ha conocido en tiempos modernos. Es más, como ya sabéis, el Lazarillo es anónimo (aunque, investigando en google, parece que hay una tesis bastante probada acerca de su autoría) pero la autora se va a atrever a dar una versión de quién pudo ser su autor. Una solución, por cierto, que me ha encantado. Además, visitaremos una librería (donde seguramente todos vosotros querríais ir), conoceremos a algunos apasionados lectores, odiaremos a la Inquisición por prohibir, censurar y hasta quemar libros… En fin, metaliteratura pura y dura.

Aunque muchos de los personajes que pueblan esta historia son reales y los escenarios y algunos de los hechos que describe también lo son, lo cierto es que la obra es ficción. Blanca Bravo crea una amistad entre Diego Hurtado de Mendoza y santa Teresa de Jesús (quienes no me consta que se conocieran); una amistad basada en los libros, la lectura, el pensamiento y la inteligencia, para urdir una trama llena de intriga, de enigmas, de misterios cabalísticos, que me ha parecido muy interesante. Y al hilo de todo esto se atreve a plantear una tesis que no me ha parecido nada descabellada por cierto. Además, aunque por encima, nos hablará de algunos aspectos destacables de uno de los grandes clásicos de la literatura: el Lazarillo de Tormes. Nos hablará de dónde, cuándo y cómo se editó, de la crítica social que contiene, de lo mal que fue visto por el sector más retrógado de la sociedad, etc. Todo ello me ha dado unas ganas enormes de volver a leerlo pues, en mi caso, fue una lectura de colegio y recuerdo tan sólo la historia en líneas generales y que me gustó mucho (por mucho que ahora no la consideren lectura apta para los más jóvenes); así que voy a ver si le puedo hacer hueco y releerlo a la luz de todo lo que ahora sé; seguro que no lo leo ni lo disfruto de la misma manera.

La novela transcurre en los años finales del siglo XVI; más concretamente, entre dos fechas: el 14 de agosto de 1575 (fecha en la que falleció Diego Hurtado de Mendoza) y el 4 de octubre de 1582 (fecha en la que falleció santa Teresa de Jesús). Pero no lo hará de forma lineal sino con avances y retrocesos en el tiempo que nos permitirán conocer a los protagonistas y algunos hechos de importancia para el entendimiento de la historia.

Será Rodrigo Hurtado de Mendoza quien deberá investigar una serie de misterios que giran en torno a unos documentos, a su padrino don Diego y a una gran amiga de éste, santa Teresa de Jesús. Rodrigo era un huérfano que con cuatro años fue rescatado de las calles por don Diego, quien le dio su apellido, una buena educación y una vida mucho mejor de la que le esperaba. En su investigación, Rodrigo conocerá una librería en la que se venden libros prohibidos, el convento donde murió la monja y hasta la enorme librería que está formando en el Escorial el rey Felipe II. Un rey considerado prudente pero que, en opinión de la autora, quizás no lo fue tanto.

Los tres protagonistas principales son Diego, Rodrigo y la santa. El único que no existió es Rodrigo. Los otros dos sí aunque yo de Diego no tenía noticia. Y, sin embargo, al investigarlo, resulta que es un personaje muy interesante: todo un hombre del Renacimiento que lo mismo guerreaba, que hacía de diplomático o escribía libros, incluso poesía. De hecho, su nombre siempre se ha relacionado con uno de los grandes misterios de la literatura española. El personaje de Teresa me ha gustado mucho pues aparte de saber que era santa y que había escrito unos cuantos libros, no sabía nada más. Y me he encontrado con un personaje controvertido, que incluso fue investigado por la Inquisición pues su “hablar directamente con Dios” no era bien visto por muchos religiosos. Sin duda, una mujer adelantada a su tiempo que leía, escribía, fundaba conventos y, en definitiva, hacía cosas que “las mujeres no podían hacer”. Me ha gustado mucho cómo la autora ha engarzado estos tres personajes: dos reales que no creo que se conocieran y uno ficticio, en una relación creíble y que da buenos resultados novelísticos. El personaje de Rodrigo me ha parecido, en cierta forma, una “herramienta” que utiliza la autora para unir todos los ingredientes y a todos los personajes de la novela, siendo importante sólo de cara a la investigación de unos hechos, dejando de lado su vida en sí.

La autora hace gala de una prosa cuidada y precisa. No abusa de descripciones pero da las suficientes para que nos formemos una idea cabal de las escenas y escenarios así como de los personajes, que están descritos en su justa medida. Se nota que tras la novela existe un buen trabajo de documentación y que Blanca ha llegado a conocer perfectamente la época y los personajes reales que de una u otra manera pasan por el libro. Sin embargo, no abruma con datos y con ello consigue una lectura bastante ágil y amena, que logra mantener constante el interés y nos ofrece alguna que otra sorpresa.

Será un narrador omnisciente el que nos relate los hechos, focalizando en los diferentes protagonistas y pudiendo asistir así a las diferentes escenas que se describen.

La historia comienza, en cierta forma, por el final: haciéndonos testigos de un asesinato, aunque ni conoceremos quién es el monje asesinado ni quién es el asesino ni, sobre todo, por qué lo hace. Posteriormente, de forma más o menos lineal pero con avances y retrocesos, iremos conociendo todos los hechos hasta llegar de nuevo a ese asesinato del principio y, ahora sí, conocer todo lo que supone.



Conclusión final

“La otra vida” me ha parecido una novela muy interesante, que plantea una tesis más interesante aún. Y, sin duda, una novela entretenida, bien documentada, que he leído a gusto y de la que he aprendido cosas que no sabía además de pasar un buen rato. Poco más se puede pedir

Podéis comprarla en Popular libros

  1/2

29 comentarios:

  1. Me apetecía leer esta novela cuando la vi pero que le des solo tres estrellas y media me hace dudar... No la apunto de momento que tengo muchos pendientes. Gracias y felices lecturas

    ResponderEliminar
  2. La tengo pendiente y tras leerte no sé si me gustara.

    ResponderEliminar
  3. En esta ocasión no me atrae lo suficiente la historia. La dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo demasiado pendiente y no me termina de convencer, así que no me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las novelas historicas mas que nada hacen la historia entretenidas y da ganas de aprender, este me lo llevo. Besos

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía pero me ha llamado la atención... no es que me guste especialmente Teresa de Jesús, pero sí me gusta la época... ale otro más a la enorme lista.jeje.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Me has convencido con tu reseña, sí cae en mis manos la leeré, historia más misterios/suspende me encanta 😊
    Besos

    ResponderEliminar
  8. El argumento no termina de atraerme. Esta vez la dejo pasar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. Me atrae el tema de la metaliteratura y que explique curiosidades sobre "El lazarillo de Tormes", un libro que me encantó cuando le leí siendo bastante pequeña, pero no sé si es una lectura para mí. De momento la dejo en duda.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. No me desagrada lo que cuentas pero de momento no me lanzo, aunque lo tendré en cuenta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Pinta muy bien la época y el robo de libros.Quizás me la apunte para refrescar el momento histórico en la literatura universal pero tendrá que esperar cola.

    ResponderEliminar
  12. Me encantan estas historias meta-seudo-históricas, la verdad es que me habían hablado de ella y ahora al leerte, me apetece mucho leerla. Creo que me llegará en breve, así que ya te cuento.

    Un beso
    Yolanda

    ResponderEliminar
  13. Pues no tiene mala pinta, pero tampoco me llama tanto como para añadir un libro más a tanto pendiente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Ya le tenía echado el ojo, lo que tiene que ver con esta santa siempre me llama la atención, igual porque llevo su nombre, no sé. Después de leer tu reseña y ver un poco más de qué va, lo apuntaré por si tengo ocasión de leerlo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Me llama la atención el tema y sobre todo la época, pero no sé hay cosilas que no me caban de seducir del todo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. No sé si me apetece leer este libro. Y eso que me gusta la novela histórica, pero creo que de momento la voy a dejar pasar.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  17. No tiene mala pinta pero con tanto pendiente no me llama lo suficiente como para animarme
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Esta vez no me lo llevo Laky, estoy algo saturada y no termina de atraerme. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Hola! No conocía este libro pero no me llama la atención así que esta vez lo dejo pasar muchas. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. No tiene mala pinta. Podría animarme si se pone en mi camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  21. Yo por ahora lo dejo pasar que con la Yincana estoy saturada de novela histórica. Besinos.

    ResponderEliminar
  22. La tengo en casa, así que te leo en diagonal para no descubrir información que me ensombrezca la lectura. Me quedo con que te ha gustado.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  23. Pues no me llama mucho, gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Pues no lo conocía y me parece bastante original. Besos

    ResponderEliminar
  25. A mí este libro me llama mucho la atención!! He visto otra reseña hoy y me resulta tentadora. Besos

    ResponderEliminar
  26. Lo mejor cuando uno aprende gran cantidad de cosas que le hacen poner una sonrisa en la cara tras haber disfrutado. Me lo apunto porque sabes que tiene mucha relación con mi tierra.

    ResponderEliminar
  27. No pinta mal, pero ya veremos, que hay mucho por leer
    Besos

    ResponderEliminar
  28. ¡Hola guapa! Me he leído detenidamente la reseña y, si te soy sincera, no sé si me gustaría o no. Hay elementos que me llaman pero otros me echan algo para atrás.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario