jueves, 1 de diciembre de 2016

“Isla de lobos” - José Vicente Pascual

Hoy os traigo la reseña de “Isla de lobos”, novela con la que su autor José Vicente Pascual se ha alzado con el Premio Valencia Alfons el Magnànim de Narrativa en su primera edición. Larga vida al premio pues, en mi opinión, se ha estrenado por la puerta grande

Éstas son mis impresiones


José Vicente Pascual

José Vicente Pascual (Madrid, 1956) es autor de numerosas novelas y libros de relatos. Entre sus obras destacan La montaña de Taishán (Premio Azorín 1989), El capitán de plomo (Premio Café Gijón 1993), Palermo del cuchillo (Premio Alfonso XIII 1995; Ediciones B, 1996), Juan Latino, El país de Abel (finalista del Premio Nacional de la Crítica 2002), La diosa de barro, Homero y los reinos del mar (finalista del Premio Caja Granada de novela histórica 2009), Los fantasmas del Retiro, La hermandad de la nieve (Premio Hislibris a la mejor novela histórica y mejor autor de 2012), Almirante en Tierra Firme (Premio Hispania de novela histórica 2013), Interregno (Ediciones B, 2015).
Durante dos décadas ha sido redactor y colaborador habitual en diversos medios de prensa escrita. En la actualidad forma parte del equipo de redacción de varios medios digitales.

Es miembro de la Academia de Buenas Letras de Granada.

Datos técnicos

Título: “Isla de lobos”

Autor: José Vicente Pascual

Editorial: Versátil

Edición: tapa blanda con solapas

Publicado el 24 de octubre de 2016

Precio: 16 euros

ISBN: 978-84-16580-53-8


Argumento


Hombres de mar habitan el enclave de Isla de Lobos, al que llega un náufrago sin memoria pero con pasado. Poco más que una lengua de lava y piedras negras, un peñasco entre mares es aquel lugar, donde son personajes principales un geógrafo, un santero, un contador de olas y una señora que gobierna con mano de hierro los destinos de la ínsula, además de la mulata Esmeralda y su hija Albabella, que habla con los lobos de mar y vive en una gruta.

Y un volcán que vigila los designios de cuantos moran ese espejismo del tiempo, el pequeño retal de tierras y escolleras en mitad del océano, poco más que un grano de mostaza caído sobre el inmenso mantel del mar.

En ese universo de clausura, sobre el que pesa una maldición ineludible, la aparición de un hombre sin nombre y desnudo sobre la arena de la playa, arrojado por el oleaje, supondrá una amenaza que tratarán de conjurar imponiéndole una tarea casi imposible. Mientras le da cumplimiento, fuerzas mayores que las de un mortal trabajan calladamente para cambiar el destino de Isla de Lobos, ese confín que no aparece en los mapas y casi no está en el mundo


Impresiones


A la Isla de Lobos ha llegado un náufrago que ha perdido completamente la memoria. ¿Quién es este hombre y por qué ha recalado en la isla? La “dueña” de la isla, doña Aguas Santas, sentirá mucha curiosidad por él y hará lo posible por descubrir su identidad y qué le ha pasado. A lo largo de las escasas doscientas páginas de la novela, conoceremos la historia de la isla, su forma de vida, y a algunos de sus habitantes como la señora, Ramiro el vigilante de costas, Esmeralda y su hija Albabella, etc…

Isla de Lobos
"Isla de lobos” me ha parecido una novela muy original, diferente, difícil de catalogar en ningún género, difícil de definir e incluso de hablar de ella. Es, quizás, la novela más original que he leído este año. Y esto me ha gustado

La acción se desarrolla en el pasado, en un tiempo sin concretar pero que bien podría situarse en torno a la revolución francesa y transcurre, íntegramente, en la Isla de Lobos. Al principio he de reconocer que me pareció una novela histórica situada en un lugar real: el pequeño islote canario que se puede ver desde Corralejo. Algunas cosas coincidían: investigando en google vi que a ese islote se le conoce así por la cantidad de lobos marinos que en el pasado vivían en sus playas. Pero había cosas que no me cuadraban, incluso de la isla en sí, y google me vino a confirmar que, realmente, no era una novela histórica sino, más bien, una historia llena de realismo mágico en la que el autor, partiendo de un escenario más o menos real  e introduciendo unos hechos que bien pudieron ocurrir, llega sin embargo a una historia con un toque de fantasía y de magia. Y eso no se descubre hasta casi el final de la novela. Además de realismo mágico hay un cierto toque de intriga que deriva de la identidad del naúfrago pero tampoco es una novela de misterio

La obra está narrada a través de un narrador omnisciente salvo momentos concretos en los que toma la palabra alguno de los personajes (como doña Aguas Santas o Esmeralda). El autor utiliza un lenguaje y una forma de expresarse muy pulcra, cuidada y elegante. Si bien yo no había tenido ocasión de leer con anterioridad ninguna de sus varias novelas, desde el principio queda bastante claro que es un escritor que conoce bien su oficio. El lenguaje es muy cuidado y utiliza algunas expresiones que ya raramente se escuchan en la actualidad y que contribuyen a situar la novela en ese pasado no definido (por ejemplo, mentecato, palafustán, etc…). Recurre con bastante asiduidad a comparaciones y metáforas, la mayoría muy logradas y que hacen que tengas que estar muy atento durante la lectura para no perderte ningún significado. También tiene un cierto tono humorístico, fino e incisivo, bastante irónico como se puede comprobar, por ejemplo, en la siguiente frase: “Los hijos de Britania han sido complicados de entender ya desde los tiempos de los Césares”

Os pongo, además, dos ejemplos extraído al azar del texto para que os hagáis una idea del nivel de la prosa de José Vicente:

“Temía el común, tanto varones como mujeres, que la viuda doña Aguas Santas, contristada por la muerte del esposo en circunstancias bizarras, casi siempre alterada de ánimo y un poco dada a la histeria, acabase por convertir el Tribunal de Justicia en un gallinero, donde entrarían los reos y litigantes, chillaría un rato la señora y saldrían todos desplumados”
O “Sobre la hora séptima, que no es de Dios ni del diablo, porque la gente despereza y se quita las legañas y aún no ha decidido si va a pecar o a hacer virtudes…”

L
Lobos marinos
a novela combina narración y descripción pero prevalece la primera. Las descripciones son realmente buenas y permiten al lector hacerse una idea cabal de los lugares en los que transcurre la historia. El ritmo es sostenido. Sin llegar a ser rápido en ningún momento, las frases fluyen con agilidad y la lectura se hace amena, sencilla y entretenida.

Los personajes son tan curiosos como la historia en sí. La que más juego da es doña Aguas Santas, quien rige los destinos de la isla como si fuera una especie de virreina y es capaz de decidir sobre la vida y la muerte de sus súbditos. No menos intrigante es Albabella, su madre Esmeralda y la relación que tuvo con el marido de la señora. Son unos personajes que se salen de cualquier molde y que, si bien no están excesivamente caracterizados, sus particularidades son tantas que están dotados de una fuerte personalidad. Los demás son bastante secundarios respecto a las tres mujeres y, por ello, apenas están esbozados. Aunque dentro de ellos destaca el náufrago quien lleva en sí el punto de intriga de que está dotada la novela. Hasta casi el final de la novela no sabremos quién es y, al saberlo, quedarán cerrados todos los interrogantes que han ido surgiendo a lo largo de la lectura.

La historia transcurre íntegramente en Isla de Lobos. Un lugar que existe pero no con la configuración que le da el autor pues en la novela es un poco más grande de lo que lo es en la realidad y está habitado. Pero el autor da una explicación para que ahora tenga un aspecto distinto que me ha parecido imaginativa  y una clara muestra de ese realismo mágico que he señalado más arriba (¿por qué no pudo pasar algo similar en tiempos remotos?)

Si buscáis una novela diferente, si estáis cansados de historias que, con variaciones, se repiten una y otra vez, esta novela podría gustaros. Por su ambientación, sus personajes y su historia, estoy segura de que os va a parecer una novela muy original. Además, la exquisita prosa del autor la dota de un encanto especial.


Conclusión final


He disfrutado leyendo esta novela. Lo que más me ha gustado es lo original y diferente que es. También la forma en la que está escrita, con ese lenguaje tan formal y engolado en ocasiones, tan irónico en otras. Y el elenco tan variopinto de personajes que muestra. En mi opinión, es una digna ganadora del premio Alfons El Magnànim de Narrativa con el que un jurado compuesto por Víctor del Árbol, Rosa Ribas, Carmen Amoraga y Eva Olaya ha reconocido su calidad literaria y su originalidad

Podéis comprarla en Popular libros


16 comentarios:

  1. No sé qué decirte, me llama mucho lo de la prosa del autor pero el que sea una novela original me parece que me frena. ¿Por qué? Pues porque ahora mismo no estoy yo muy centrada para experimentar con la lectura. Lo voy a apuntar por si acaso.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu amable glosa de la novela. Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
  3. Vengo de leer a Laura y la verdad es que no me decido. Lo metafórico no me suele agradar, sin embargo si hay cosas que me interesan en la novela. No sé, voy a meditarlo antes de lanzarme como loca.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. En esta ocasión no creo que sea una novel para mi a pesar de tus buenas impresiones. La dejaré pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Sabes que no la he disfrutado, aunque reconozco lo bien escrita y lo original que es
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No termina de convencerme la novela que hoy nos traes lo suficiente como para añadirla a mi larga lista de pendientes. Besos.

    ResponderEliminar
  7. La anoto, decir que No de entrada no es mi costumbre.

    Un beso
    Yolanda

    ResponderEliminar
  8. Ya sabes que lo tengo pendiente de lectura. Un besote

    ResponderEliminar
  9. No me termina de convencer, asi que lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola! No conocía el libro pero no me llama la atención así que está vez lo dejo pasar. Me alegra que te haya gustado. Muy buena reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Precisamente esa originalidad que comentas es lo que más me llama la atención, que al final parece que nos estancamos en lo mismo siempre. Me la llevo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. En esta ocasión hay cositas que me frenan, como la parte metafórica, así que lo dejaré pasar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  13. Pues sí, es original y parece interesante. Creo que me la apunto porque además este tipo de ambientes me suele gustar mucho.

    ResponderEliminar
  14. Yo de momento estoy hasta arriba. Besos

    ResponderEliminar
  15. Pues esta vez podían lo dejo pasar, porque hay cosas que... No se si las disfrutaría, al menos ahora mismo
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario