martes, 28 de julio de 2015

“El asesino de la regañá ” -Julio Muñoz Gijón

Hace unos meses leí El misterio del perro, la mermelada y el cantante, el último libro de esta curiosa, graciosa y sevillana serie de libros policíacos de humor. Un libro con el que me lo pasé en grande por lo que era evidente que tenía que leer los anteriores de la serie. No tardé mucho en hacerlo, aunque sí en traeros la reseña, coincidiendo con el mes del humor
Éstas son mis impresiones

Julio Muñoz Gijón

Julio Muñoz Gijón es periodista, actualmente redactor jefe de medios de comunicación de la Real Federación Española de Fútbol y de la Selección Española. Fue reportero en España Directo (se hizo célebre por su reportaje en el terremoto de Lorca).
Ha escrito cuatro novelas de gran éxito:
.- El asesino de la regañá
.- El crimen del palodú
.- El prisionero de Sevilla-Este
.- El misterio del perro, la mermelada y el cantante
firmando como @Rancio, su cuenta de twitter... pero de lo que más orgulloso se siente es de que a los 32 años por fin hizo su primera tortilla de patatas.

Datos técnicos

Título: “El asesino de la regañá ”
Autor: Julio Muñoz Gijón
Editorial: Almuzara
Edición: ebook
Fecha de publicación: 2013
176páginas
ISBN: 9788415615767
Precio: 6,17 € en digital

Argumento

¿Y si hubiera un serial killer de sevillanas maneras?
¿Y si mandara una nota al ABC después de cada crimen?
¿Qué pasaría si confabulara en Cash Badia, alternara en El Tremendo o se hablara de él en el Garlochi?
¿Y si los sospechosos fueran caras conocidas de la Sevilla más tradicional?
¿Soportaría el presidente de uno de los equipos de fútbol de la ciudad un interrogatorio sobre un asesinato solo con un zumo de naranja? ¿O un artista de la canción ligera? ¿Y una pareja de humoristas? ¿Y todos los demás?
¿Y si ese violento paisano asesinara... Con una regañá y solo a modernos?
Ya está aquí la novela que Sevilla no quiere que leas.

Impresiones

Tras este curioso título, se esconde una novelita corta que pertenece a dos géneros: la novela de misterio y la novela de humor.
Es, sin duda, una novela de misterio; concretando más, una novela policíaca pues el protagonista es el inspector Jiménez, un policía sevillano la mar de “salaó”. Y porque lo que va a hacer Jiménez es investigar un delito: concretamente, intentar capturar a un peligroso asesino en serie
Pero es también una novela de humor. El escritor y su alter ego el inspector Jiménez tienen una gracia que “no se pue aguantá”. Es un libro que me ha hecho sonreír casi constantemente ; incluso reír a carcajadas en varias ocasiones (y no me resulta fácil reírme con los libros). Es un humor muy de aquí, muy español, muy andaluz, muy sevillano.
“El asesino de la regañá” es la primera entrega de una serie policíaca. De momento, son cuatro las entregas publicadas, todas ellas protagonizadas por Jiménez. Los otros títulos son “El crimen del palodú” , “El prisionero de Sevilla este” y “EL misterio del perro, la mermelada y el cantante”. Aunque siempre es recomendable leer las series por orden –más que nada para conocer desde el principio al o a los protagonistas (en este caso el inspector Jiménez), tampoco pasa nada por empezar por el final, como hice yo (pues leí primero la cuarta entrega; ahora he leído la primera y, sinceramente, no ha pasado nada). Los casos investigados son independientes y, aunque en la cuarta novela había algunas referencias a las novelas anteriores, ni éstas ni la vida personal del protagonista es tan complicada como para hacernos sentir que nos hemos perdido algo.
Las tres primeras novelas de la serie transcurren en Sevilla, de donde es el inspector Jiménez. Así que aprovecharemos la ocasión para dar una cuenta por la capital hispalense y conocer algo más de sus calles, sus monumentos y sus gentes. Algunos nos suenan a todos; otros –tipo bares por ejemplo- sólo los conocerán los que son de allí. Para mí no conocer los lugares y, supongo, no enterarme de algunos giros, no ha supuesto ningún obstáculo para divertirme un montón. Pero me imagino que los sevillanos o los que conozcan bien la ciudad y sus costumbres, disfrutarán la novela aún más que yo.
Como en la cuarta entrega, tenemos aquí un asesino en serie a la que no le gustan las moderneces. A él dadle comidas, ropas, construcciones tradicionales. Porque las modernas le repatean tanto que puede llegar incluso a asesinar al cocinero, modisto, arquitecto causante de “afear” su ciudad y sus costumbres.
Setas de la Plaza de la Encanación (Sevilla)
Jiménez, ayudado por Villanueva, un inspector madrileño que ha acudido a la comisaría en socorro de los policías sevillanos no acostumbrados a los asesinos en serie, tendrá que recorrer la ciudad en busca de un asesino despiadado. Un asesino que utiliza un arma la mar de curiosa: una regañá. ¿Y qué es una regañá? Porque igual vosotros las conocéis o incluso las habéis comido pero yo no las conocía (al menos con ese nombre, que dulces similares ya he visto en otras partes). Pues, según la Wikipedia es: “una especie de torta dura y muy fina de pan, típica de Córdoba y varios lugares de Sevilla. Su textura es similar a la del pico o rosco de pan, y se suele servir como acompañamiento para diferentes platos o aperitivos.
Existen de varios formatos, así como sabores, con ajonjolí, artesanales, etc.; suelen ser fabricadas por los panaderos y venderse en las panaderías, y existen máquinas específicas para fabricarlas!
Ya veis que el arma del crimen no puede ser más original.
Con estas premisas, es evidente que “El asesino de la regañá” es una novela policíaca: hay un criminal, que además es un asesino en serie, y unos policías encargados de darle caza. Pero claro, no es una novela policíaca al uso porque está revestida de humor; un humor muy andaluz y muy sevillano. Que os guste más o menos supongo que depende de lo que os guste o no ese tipo de humor; a mí me encanta así que el libro me ha gustado. Todo está contado con mucha gracias y, aunque resulte un poco escatológico, no puedes evitar sonreír al imaginarte los cadáveres y los escenarios de los diferentes crímenes. También al saber cuál es el motivo del asesinato jajaja ¡Pobres!
Capilla de San Onofre (Sevilla)
El inspector Jiménez es un auténtico salado. Tira de chistes –a veces facilones pero siempre resultones- constantemente y, casi más que averiguar quién está detrás de los crímenes, me interesaba saber con qué me iba a salir este peculiar policía jajaja. Villanueva anda el hombre medio alucinado. Estos días en Sevilla no tienen nada que ver con su día a día policial en Madrid jajaja; y es que Sevilla no sólo tiene una luz especial; también, por lo que parece, una idiosincrasia especial. Además de ellos dos, aparecen una serie de personajes secundarios de lo más conocidos (aunque no se les llama por sus nombres, no es difícil identificarlos) como Vitorio y Luccino, José Manuel Soto, Vicky Martín Berrocal, los Morancos, el presidente del Betis, etc…
Aún así, aunque haya mucho humor, mucho chiste y mucha risotada, como novela de misterio también está bien. El caso investigado es original y curioso. No deja de ser un asesino en serie y una investigación para cazarlo (otra cosas son las razones que tiene el asesino para matar jajaja). Aunque haya chistes por medio, la investigación está bien llevada
Es un librito muy corto: no llega a las doscientas páginas. Hay mucho diálogo, lo cual agiliza muchísimo la lectura. Y con la ayuda de los chistes, la verdad es que el libro no ser lee rápido sino a la velocidad del rayo. Es corto pero se me ha hecho aún más corto de lo que lo he disfrutado
Como en la anterior ocasión, en el libro se recogen una serie de tweets de la cuenta del rancio, la mar de divertidos.

Conclusión final

En definitiva, esta primera parte de esta divertida serie policial, me ha gustado mucho. Quizás me gustó más la cuarta entrega, pero esta primera no está tampoco nada mal. Una novela en la que se conjuga una buena trama policial con un toque de humor castizo y sevillano.
Podéis comprarlo en Popular libros

28 comentarios:

  1. No es una novela que me apetezca de forma especial.

    ResponderEliminar
  2. Este no me lo llevo... No creo que lo disfrutara demasiado... Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Esta serie tengo ganas de leerla. Tengo un compañero sevillano en la oficina y su mujer es fan incondicional del autor y no para de hablarme de las delicias de estas historias. Me ha servido de recordatorio.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Al igual que el anterior, no me importaría leerla...
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. No la conocía pero me la apunto ya.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. He leído buenas reseñas, pero aún así no me llama ^^

    ResponderEliminar
  7. A mi sí me llaman mucho la atención, los tengo en mi lista de pendientes desde hace tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  8. Este título y El crimen del palodú los tengo más que apuntados. Seguro que se pasa un buen rato con su lectura, como ya lo anticipas en esta reseña. Besos.

    ResponderEliminar
  9. A ver si encuentro ocasión de leerlos, pues me llaman mucho desde que empecé a verlos por la blogosfera :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Lo leí hace tiempo y me gustó, aunque de los dos géneros que toca me quedo con el de humor, mucho más logrado.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Estuve viviendo 1 año en Sevilla y cuando llegue no tenia ni idea de lo que era una regaña!!!Ahora las como cada día!Lo tengo en mi estantería pendiente de leer!!

    ResponderEliminar
  12. Yo lo pasé muy bien leyendo el libro, los dos hacen un dúo perfecto!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Tengo unas ganas locas de leer algo del autor, pero locas de verdad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Aun no he leído nada de este autor, a ver si le hago un huequito pronto
    Besos

    ResponderEliminar
  15. No he leído ninguna de la serie pero por alguna razón son unas novelas que no acaban de llamarme la atención
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Espero poder leerlos pronto, me resultan muy curiosos, besotes

    ResponderEliminar
  17. Lo tengo en el kindle y me encantaría leerlo.

    ResponderEliminar
  18. Hoy no me lo llevo, lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. No me gustan muxo este tipo de novelas,pero me encanta leer tus reseñas jejeje.
    Lo dejo pasar,besosss

    ResponderEliminar
  20. Pues tiene toda la pinta de ser un libro perfecto para el veranito, lo tendré en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Parece muy divertido. Tomo nota.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Este tiene muy buenas opiniones en general =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  23. Amo esta saga y al autor *-*
    Solo tengo el cuarto en papel porque lo lleve para que me lo firmara pero a ver si me hago con la colección completa ^^
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Hola! La verdad es que no me llama mucho la atención!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  25. Me gustó mucho toda la serie, son muy divertidos y fáciles de leer

    ResponderEliminar
  26. No se como llegué aquí (bueno, si, buscando info de Muñoz Gijón y su 4to libro) asi que cuento que disfruté muchísimo con esta novela y El crímen del Palodú, estoy leyendo El Prisionero de Sevilla Este y ya buscando el último de la saga. Lo que por ahi no comparto contigo es que el protagonista principal sea Jiménez, para mi la historia (por lo menos en las primeras dos novelas) se basa mas en Villanueva, aunque son ambos protagonistas... Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
  27. Te partes de risa y con la serie de televisión igual.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario