jueves, 2 de julio de 2015

"El amante japonés" - Isabel Allende

Descubrí a Isabel Allende hace muchos años, cuando publicó “La casa de los espíritus”. Tanto me gustó aquella novela que he leído prácticamente toda su obra. Así que entenderéis que no me pudiera perder su nueva novela, la recientemente publicada “El amante japonés”

Éstas son mis impresiones.   



Isabel Allende

Nació en Lima mientras su padre se desempeñaba como embajador de Chile en Perú. Sus padres se separaron en 1945, su madre retornaba a Chile con ella y sus dos hermanos donde vivió hasta 1953. Entre 1953 y 1958, su familia residió sucesivamente en Bolivia y Beirut (Líbano). En Bolivia frecuentó una escuela estadounidense y en Beirut estudio en un colegio privado inglés. En 1958 retornó a Chile y se reencontró con Miguel Frías, con quien contrajo matrimonio en 1962. Desde 1959 hasta 1965 trabajó en la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Santiago de Chile. En 1963 nació su hija Paula. Los años siguientes pasó largas temporadas en Europa, residiendo especialmente en Bruselas y Suiza. De retorno a Chile en 1966, nació su hijo Nicolás.

A partir de 1967 tomó parte en la redacción de la revista Paula, al tiempo que publicó artículos sobre diversos temas. Posteriormente realizó diversas colaboraciones para la revista infantil Mampato y publicó dos cuentos para niños La abuela Panchita y Lauchas y lauchones y una colección de artículos titulada Civilice a su troglodita; además trabajó en dos canales de televisión chilenos.

En 1973 estrenó su obra de teatro El embajador.

Ese mismo año, se produjo el golpe de Estado encabezado por el general Pinochet, en el que murió su tío.

En 1975 se autoexilió con su familia a Venezuela. Allí permaneció 13 años trabajando en el diario El Nacional de Caracas y en una escuela secundaria hasta 1982, y publicó su primera obra teatral La casa de los siete espejos (1975).

En 1981, teniendo su abuelo 99 años y estando el mismo a las puertas de la muerte, comenzó a escribirle una carta que se convirtió en un manuscrito. La casa de los espíritus (1982), su primera novela y, su obra más conocida. Ésta suscitó un gran interés y más tarde fue adaptada al cine (por Bille August) y al teatro.

En 1984, publicó De amor y de sombra, la que rápidamente se convirtió en otro gran éxito y que también fue llevada al cine.

Los viajes constantes que emprendió promocionando sus libros hicieron que su matrimonio con Frías llegara a término. Divorciada de su marido, se casó con Willie Gordon el 7 de julio de 1988 en San Francisco. En 1988, concurrió a votar en el plebiscito que hizo dimitir al General Pinochet. En 1990, con el retorno de la democracia en Chile, fue distinguida con el premio Gabriela Mistral por el presidente Patricio Aylwin.

Tras la muerte de su hija Paula, Allende publicó el libro de memorias Paula (1994). Éste está escrito en forma de carta dirigida a su hija, cuando ésta se encontraba en coma en un hospital de Madrid. Son una memoria de sus años de niñez y de exilio. Paula murió de porfiria en 1992.

Actualmente reside en San Rafael (California). Ha sido distinguida en la Academia de Artes y Letras de Estados Unidos.
    Datos técnicos

Título: “·El amante japonés”Autora: Isabel AllendeEditorial:  Plaza y JanésEdición de tapa dura con sobrecubierta
Páginas: 352ISBN: 9788401015724Precio: 21,90 euros en papel / ebook 11,99 eurosPublicado en mayo de 2015 Argumento

La historia de amor entre la joven Alma Velasco y el jardinero japonés Ichimei conduce al lector por un recorrido a través de diversos escenarios que van desde la Polonia de la Segunda Guerra Mundial hasta el San Francisco de nuestros días

«A los veintidós años, sospechando que tenían el tiempo contado, Ichimei y Alma se atragantaron de amor para consumirlo entero, pero mientras más intentaban agotarlo, más imprudente era el deseo, y quien diga que todo fuego se apaga solo tarde o temprano, se equivoca: hay pasiones que son incendios hasta que las ahoga el destino de un zarpazo y aun así quedan brasas calientes listas para arder apenas se les da oxígeno

 Impresiones

Cuando el estilo de un autor te gusta, es raro que alguna de sus obras te decepcione. Muy raro si sigue fiel a ese estilo y no se desvía de él. La decepción es más posible cuando, como Isabel Allende, experimenta con diferentes géneros (realismo mágico, sin duda, pero también policíaco, novela culinaria, cuentos, novela juvenil, narrativa a secas…). Sin embargo, quitando la primera novela de su serie juvenil (que no me gustó demasiado), todo lo que he leído de ella me ha gustado mucho. Algunas novelas más que otras, sin duda, pero todas las he disfrutado. Las que más me han gustado son las que pueden encuadrarse en ese género que se ha dado en llamar “realismo mágico”, donde ella destaca como ninguna. Así, mi preferida es, sin duda, “La casa de los espíritus”. Aunque también disfruté (si puede llamarse así ) con la lectura, en dos ocasiones, de la sentida “Paula”. Incluso su incursión en el género policíaco que no a todos convención, a mí sí. “El amante japonés” , ya os lo adelanto, me ha gustado mucho también.

La novela se sitúa en San Francisco (Berkeley) en el año 2010. Irina Bazili, una joven de veintitrés años, acaba de ser contratada en una residencia de ancianos llamada Lark House, la casa de las alondras. Irina tiene mucho equipaje detrás, algo que le ocurrió en el pasado, que le hace ser desconfiada y que ha hecho que cambiara muchas veces de residencia. Pero en Lark House va a sentirse muy a gusto, con sus ancianitos. Pronto se convierte en la empleada preferida de todos; entre ellos, de Alma Belasco, una anciana adinerada que vive en la zona de la residencia donde residen los que están mejor, los más independientes, los que necesitan menos cuidados. Alma le va a contratar para que le ayude a poner en orden sus cosas. El nieto de Alma , Seth, queda prendado de Irina y, para poder estar más tiempo con la esquiva muchacha, decide escribir una especie de memorias de su abuela. Irina pronto se involucra, más cuando descubren que Alma recibe unas misteriosas cartas. Cartas de amor, ¿de un amante?

“El amante japonés” es, básicamente, una historia de amor. Una bonita historia de amor que perdura a través de los tiempos, las separaciones y las dificultades. La historia de amor y Alma Belasco e Ichimei Fukuda. Y, al mismo tiempo que conoceremos su historia de amor, conoceremos la historia de sus protagonistas y de sus familiares. Una historia que comienza cuando Polonia fue anexionada por Hitler y los padres de Alma, judíos,  tuvieron la precaución de enviar a su hija con sus parientes americanos. Una historia que transcurrirá durante la Segunda Guerra Mundial y nos hará ver que no sólo los alemanes tuvieron campos de concentración. También los americanos y en ellos obligaron a vivir a los numerosos japoneses afincados en Estados Unidos. Era éste un aspecto de la Segunda Guerra Mundial que yo desconocía. Parece mentira que, por muchas novelas situadas en ese período que lea, siempre aprenda algo nuevo. Evidentemente, los campos de concentración americanos para japoneses nada tuvieron que ver con los alemanes para judíos, pero no deja de ser curioso y deprimente que el pueblo defensor de la libertad por encima de todos, privara de libertad injustificadamente, durante un cierto tiempo, a todo un colectivo.

Alma e Ichimei son protagonistas de la novela. Pero también lo es y en la misma medida o quizás más –porque al final y al cabo todo se describe desde la perspectiva de Irina- la propia Irina. Una joven que ha vivido mucho y que tiene muchos secretos, terribles secretos, por descubrir. Y aprovecha Isabel su historia para sacar a la palestra un tema horrible del que nada más os diré para no descubriros nada.

Aunque Isabel Allende es conocida, especialmente, por su realismo mágico (que me encanta), en esta novela no lo vamos a encontrar (quizás un detallito pero justo al final). Sin embargo, considero a esta autora tan buena narradora que realmente no me importó que no lo hubiera porque la historia o las historias que “EL amante japonés” recoge son francamente bonitas.
Quizás al decir que “El amante japonés” es una historia de amor, eche para atrás a algunos no aficionados al género romántico. No lo hagáis. No es una historia empalagosa, ni dulce, ni almibarada. Al contrario, es muy contenida e incluye muchos aspectos colaterales que harán las delicias de casi cualquier lector. Es una historia familiar, una historia con un punto bélico, una historia de lucha, una historia de vida en definitiva. Una vida larga, pues Alma e Ichimei se conocen cuando ambos eran tan sólo unos niños y, con altibajos, con separaciones, con la irrupción en sus vidas de otras personas, la historia se prolonga hasta la ancianidad.

Además de una gran narradora, Isabel se caracteriza por la perfecta caracterización de sus personajes. Normalmente con un cierto papel principal de las mujeres, pero sin dejar de lado a los hombres. Los personajes de “El amante japonés” están dibujados con mimo. No hay demasiados y casi todos tienen un papel parecido. Alma e Ichimei, Irina y Seth son los más importantes pero los que podemos denominar secundarios (básicamente, los familiares de ambos) están descritos con el mismo cuidado y realismo. Al finalizar la lectura, te da la sensación de haber conocido a unos personajes reales.

Una gran parte de la novela transcurre en la residencia de ancianos Lark House. Sin abundar en descripciones, al final nos da la impresión de “verlo” en nuestra imaginación. Otros escenarios son la casa de los tíos de Alma. Pero también hay espacio para el viaje pues partes del pasado transcurrirán en el extranjero, en lugares como Polonia o Moldavia.

En cuanto al estilo, es una novela “muy Isabel Allende”. Las tramas que dibuja esta mujer te envuelven y atrapan. Sin ser novelas con ritmo vertiginoso ni en las que pasen miles de cosas sorprendentes, a mi no me cuesta ni medio minuto meterme en la historia, hacerme con sus personajes y sus escenarios, interesarme por todo lo que ha ocurrido…, en definitiva, engancharme a la novela. La historia está narrado por un narrador ominisciente que, desde fuera, nos va mostrando las diferentes perspectivas y a los diferentes personajes. Aunque es una novela lineal en cuanto al presente, hay saltos continuos al pasado para contarnos la historia de Alma Belasco e Ichimei e, incluso, el pasado de Irina. Además, dispersas a lo largo de las páginas, podemos encontrarnos unas cuantas de las cartas dirigidas por Ichimei a Alma.

 Conclusión final

Una vez más Isabel Allende me ha conquistado con su bonita prosa, con el mimo con que describe a sus personajes y con una bonita historia, salpicada de diferentes géneros, que hacen de “El amante japonés” una novela muy entretenida.

Podéis comprarla en Popular libros


30 comentarios:

  1. A mí también me ha gustado mucho esta novela. Al principio eché un poco de menos el realismo mágico pero después no.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta bastante la autora aunque me cansé un poco del atracón que me pegué...además de esta novela solo leo cosas positivas, me acabaré animando.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Libro muy interesante, ya cuando lo vi me llamó la atención por el nombre y al leer de que iba, sabía que tenía que leerlo, aún no lo he hecho pero en cuanto lo compre, me pongo rápido! muy interesante tu reseña!

    ResponderEliminar
  4. Ya está en mi lista de pendietes que no para de crecer jejeje. Un besote

    ResponderEliminar
  5. A pesar de ser Isabel Allende una de mis escritoras favoritas no me termina de convencer el que este libro esté catalogado como novela romántica
    Besos

    ResponderEliminar
  6. La tengo en el ebook así que es impredecible cuando le meteré mano, jaja Esto de los ebook es un lío y acabas olvidando lo que tienes dentro pendiente :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta mucho también esta autora y esta novela estoy deseando leerla, seguro que también la disfruto
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo en la estantería, a ver cuando me decido con él.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  9. A mi también me gustó su novela policíaca, y con esta espero poder ponerme pronto :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Tengo a Isabel Allende en mi lista de autores pendientes ya que nunca he leído nada de ella. De todos los libros de la autora con los que me he topado, creo que El Juego de Ripper es el que más me ha llamado la atención, sin embargo de La Casa de los Espíritus es del que mejores críticas he leído, con esto y tu reseña... No sé muy bien que camino tomar xD Así que seguiré meditándolo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Tengo mucho pendiente, pero si me van a hacer un regalo lo pondré en la lista :)

    ResponderEliminar
  12. Hola preciosa!
    Yo lo tengo pendiente entre mis próximas lecturas. Besotes

    ResponderEliminar
  13. Creo que posiblemente me decante leyendo esta novela a ver si es verdad lo que todos contáis de ella. La casa de los espíritus es mi eterno pendiente, pero no termino de decidirme a leerlo o no.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Por más buenas reseñas que veo, a mí no me llama nada x)
    un besote

    ResponderEliminar
  15. Completamente de acuerdo con tu reseña, esta novela me ha gustado mucho y siento también como si me hubiera reencontrado con lo mejor de Isabel, lo que es genial.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Sólo he leído Paula que me gusto, me lo apunto para leerlo, besotes

    ResponderEliminar
  17. Tengo que retomar la lectura de esta escritora y quizás este sea una buena opción para ello. Besos.

    ResponderEliminar
  18. no pinta mal, sigo con ganas de leer a la autora, a ver cuando puedo...Besazos

    ResponderEliminar
  19. Yo estoy con El cuaderno de Maya, que me está gustando mucho. Para El amante japonés estoy apuntada a la lista de espera de la biblioteca y espero que me toque pronto. Es una escritora que me encanta y a la que conozco casi como si fuera familia. Nunca me decepcionó, aunque no leí todo de ella. Besos!

    ResponderEliminar
  20. Me saturé hace unos años de la autora y no he vuelto a leer nada de ella. Tampoco este me dan ganas locas de ir a por el
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Me has convencido!!! Ya tenía ganas de leerla y conforme voy viendo reseñas me apetece más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. No me acaba de convencer la trama, pese a que veo que te gustó la novela. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Y yo sin estrenarme con la autora! Parece que este libro tiene lo mejor de Allende, así que me lo apunto. 1beso!

    ResponderEliminar
  24. No descarto para nada su lectura. Yo también descubrí los libros de Isabel a través de La casa de los espírotus, y luego le siguió Retrato en Sepia (que casi me gustó más), y muchos otros.
    Pero también es cierto que le he "fallado" en los úlitmos años y he dejado de leer sus últimos trabajos (cierto que, como comentas, las reseñas de su libro en otros géneros no han ayudado mucho en el tema.
    Espero, como te he comentado, hacerme con este libro y disfrutarlo, como has hecho tú.
    Besos !

    ResponderEliminar
  25. Hace como mil años que no leo a Allende... a ver si retomo con ella.

    Besotes

    ResponderEliminar
  26. Hola! Tengo muchas ganas de leer el libro, me alegra que te haya gustado, gracias por la reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  27. Lo tengo en mente porque, como bien dices, Allende rara vez decepciona.

    ResponderEliminar
  28. No puedo estar más de acuerdo con tu reseña. Allende me ha conquistado con algunos libros pero con otros ha supuesto una decepción. El Amante Japonés ha supuesto un reencuentro muy agradable con el estilo de la autora.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Tanto me gustó "La casa de los espíritus" que leí varios de los libros que publicó luego.Creo que ninguno de los que leí luego está al nivel de su primera novela; sin embargo, disfruté la lectura de "Paula", "Mi país inventado", "Retrato en Sepia". Me han gustado menos "El zorro" y "El amante japonés", que acabo de terminar.Encontré que parte de la trama de "El amante japonés" es en algunas partes muy previsible y en otros forzada; sin embargo, merece ser leída.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario