miércoles, 22 de abril de 2015

"Las sombras de África" - Bianca Vinsonneau

En este mes de la novela exótica y landscape, os traigo la reseña de un libro exótico por el lugar en el que transcurren los hechos, Ghana.


Bianca Vinsonneau

Es una joven escritora, hija de padre español y madre francesa, nacida el 18 de diciembre de 1983 en Alicante.
Cursó estudios superiores diplomándose en Óptica y Optometría y en Magisterio de Lengua Extranjera.
Ha colaborado como voluntaria en varios proyectos en el continente negro, relacionados, principalmente, con la educación infantil, la sanidad y el empoderamiento de la mujer.
Perfeccionista e inquieta, está decidida a exprimir la vida y disfrutar de todo los que ésta ponga a su alcance.
Su primera novela, Las Sombras de África, nace de esos intensos viajes por cuatro de los cinco continentes y el crecimiento personal que le aportan las experiencias vividas.
En 2014, Ediciones Cardeñoso publica su relato corto titulado Fantasmas. Actualmente es miembro de La Tertulia Literaria de Guardamar del Segura (Alicante) y se encuentra inmersa en su próxima novela.

Datos técnicos

Título: “Las sombras de África”
Autora: Bianca Vinsonneau
Editorial: Círculo Rojo
Edición : tapa blanda con solapas
Páginas 326
ISBN: 978-84-9076-761-0
Precio: 14,95 euros
Publicada en septiembre de 2014


Argumento

A finales del s. XVIII, en remotas tierras africanas, la aldea de Kofi fue salvajemente atacada y él capturado para ser convertido en esclavo. Gracias a un inesperado giro del destino, burló a la muerte librándose de ser embarcado rumbo a las plantaciones del nuevo mundo, a cambio de permanecer prisionero en el Castillo de Cape Coast. Desde allí, arriesgando su vida, consiguió mantener una correspondencia secreta con el amor de su vida. Doscientos años después, la antropóloga Claudia Carpio es enviada a la que un día fue conocida como la Costa de Oro. Está inmersa en la publicación más importante de su carrera, cuando las misteriosas cartas llegan a sus manos. Inquieta por su brusco y desconcertante final, se ve empujada a investigar el turbio pasado para descubrir qué es lo que le ocurrió a Kofi y por qué dejó de escribir, sin sospechar que ciertas páginas de la historia no se han cerrado y la envolverán en un peligroso juego.
Una novela que nos transportará a exóticos lugares en un intenso viaje a través del tiempo y de las emociones humanas más profundas.


Impresiones

Para cuando la autora de esta novela me la ofreció para leer y reseñar en el blog, ya había leído unas cuantas reseñas –de blogueros con gustos parecidos a los míos- y me había llamado la atención así que no tuve dudas en aceptar. 
Aprovechando el mes temático de la novela exótica y landscape, me la llevé en la maleta a pasar mis vacaciones de Semana Santa. Hoy os traigo su reseña y, ya os adelanto, me ha gustado mucho
Castillo de Cape Coast
La novela cuenta con dos líneas argumentales, una situada en el pasado, otra en el presente que, por supuesto, acabarán confluyendo de una forma u otra.
En el presente, tenemos a Claudia Carpio, una joven antropóloga que trabaja como investigadora en la universidad. Resulta elegida para redactar un artículo sobre la esclavitud en Ghana y se va allí a pasar una temporada. Mientras el profesor Orduro, que es el reputado especialista en la materia que se ha comprometido a ayudarla, no se encuentra en la ciudad, su ayudante Akassie será su cicerone. Si bien al principio los jóvenes no se llevan especialmente bien, al final acabarán haciéndose amigos y Akassie le hará partícipe de la existencia de un diario secreto escrito hace dos siglos por un antepasado suyo llamado Kobi
La otra línea argumental nos sitúa a finales del siglo XVIII. Kobi y algunos de sus vecinos son atacados cuando se encuentran fuera de su aldea y son hechos prisioneros. Son llevados al castillo de Cape Coast para, en condiciones infrahumanas, permanecer encerrados a la espera de que llegue el barco que les trasladará a las colonias de ultramar; como esclavos, por supuesto. Pero Kobi tiene la suerte de que William Hawkins, un capitán de la guardia destacado en el castillo, se apiada de él y pide que se lo asignen como esclavo personal. Con Hawkins Kobi aprenderá a leer y a escribir y también conocerá que no todos los blancos son esclavistas y que algunos están trabajando para abolir la esclavitud.
Es de sobra conocido que el continente africano surtió de mano de obra barata las plantaciones americanas. Los esclavistas capturaban hombres y mujeres en los diferentes territorios africanos e incluso pactaban con las tribus para que fueran ellos los que capturasen y les vendiesen a los miembros de otras tribus enemigas. Tal y como la autora nos comenta en la nota final, se estima en más de once millones los africanos vendidos como esclavos. Una cifra que pone los pelos de punta. Realmente, creo que a cualquier persona normal le repugna la idea de que un hombre pueda ser propietario de otra y hacer y deshacer con él como si de un objeto se tratara, disponiendo de su trabajo, de su integridad física e incluso de su vida. Pero a mí hay algo que siempre me ha chocado un montón. La idea de la esclavitud me repugna pero puedo llegar a “entenderla” en un contexto social y económico muy diferente del actual (tampoco quedaba tan lejos el sistema feudal donde los siervos de la gleba no se encontraban en una situación tan tan diferente respecto a sus señores…). Pero, leyendo novelas sobre el caso, siempre me ha dado la impresión de que por aquel entonces se justificaba la esclavitud en el hecho –entre otros- de que no se consideraba a los negros personas. Animales más bien. Y, sinceramente, me parece increíble e imposible de sostener. ¿Que te aprovechas de alguien porque lo has hecho prisionero en guerra, lo has capturado o lo has comprado? Pues vale. Pero que encima pienses que puedes pegarle o matarle, separarle de sus hijos, etc… porque no es persona, porque no tiene sentimientos… Por mucho que sea otra época, otra cultura, otra forma de ver las cosas, no acabo de entenderlo. Me parece una justificación barata. Por eso, me parece genial que vengan libros como éste a recordar unos hechos no tan lejanos en el tiempo (en Inglaterra la esclavitud se abolió en el año 1807 aunque en otros países hubo que esperar aún muchos años más). Como en el caso del Holocausto judío, creo que hay hechos históricos que no deben barrerse bajo la alfombra por vergüenza, sino que deben recordarse continuamente, aunque sólo sea como homenaje a las víctimas.
“Las sombras de África” es un libro de ambientación histórica por cuanto que, si bien los personajes principales no existieron ni tampoco los hechos relatados como tal, si existieron los escenarios, el hecho de la esclavitud en sí y alguno de los personajes secundarios como el gobernador Miles.
Los escenarios son uno de los puntos fuertes de la novela. Se nota que la autora los conoce de primera mano y hay momentos concretos en que, describe también el lugar donde ocurre ciertas cosas, que nos da la impresión de estar viéndolo. Me ha llamado especialmente la atención el castillo de Cape Cod que sigue en pie (aunque parcialmente en ruinas) y que incluso puede visitarse.
Resulta muy interesante todo el tema de la captura de esclavos (en este caso, por otros pueblos –los Ashanti- para venderlos a los blancos), también la forma en la que los mantenían hacinados a la espera de ser trasladados (al menos podían cuidar “la mercancía” ya que habían sido vendidos ya, ¿no?); cómo estaba organizado todo el asunto.
Cuando hay dos líneas argumentales se corre el evidente riesgo de que una de las historias nos enganche más que la otra. Aquí, fácil es imaginárselo, la historia del pasado es más potente que la del presente, tiene más fuerza. Sin embargo, no me ha ocurrido eso de estar deseando pasar los capítulos dedicados al presente porque éste, aunque menos, también me ha parecido interesante. La autora utiliza dos estilos diferentes para ambas líneas. La parte del pasado está narrado en primera persona por Kobi (no deja de ser un diario y unas cartas). El estilo es más reflexivo y más dramático, tiene más fuerza. Incluso la letra es diferente pues los capítulos del pasado están escritos en cursiva. La parte del presente también está escrita en primera persona, en este caso por Claudia. En ella hay más diálogo y la narración resulta más ágil y sencilla. Para dotarle de interés, la autora ha introducido un toque romántico y un toque de misterio y de traición que hace que se mantenga el interés en todo momento.
Es increíble que ésta sea una primera novela. La autora escribe bien, tiene una historia consistente que contar y lo hace de forma adecuada. Mantiene el interés, el ritmo y la tensión narrativa en todo momento. Y el libro resulta de lectura ágil y sencilla. Además, la autora no se recrea en el drama ni en los pasajes crueles. Los hay porque la idea de base es cruel pero es un acierto no insistir demasiado en ello y no demonizar tampoco a todos los blancos. Aunque el comercio de esclavos se encontraba en su apogeo en ese momento, ya se levantaban voces en su contra y la autora nos introduce en el movimiento de abolición de la esclavitud

Conclusión final

Sin duda, “Las sombras de África” es una novela cuya lectura merece la pena. Por el tema de base pero también por la historia en sí que os mantendrá entretenidos desde el principio hasta el final


Para finalizar, os pongo unos enlaces donde podéis comprar el libro y os comento que parte de los beneficios de su venta irán a parar a un proyecto en el continente africano.
Página de la editorial

Amazon:




27 comentarios:

  1. Disfruté mucho con esta novela y me alegra saber que también te ha gustado.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría leerla. A ver si me hago con ella.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo este no lo he leído, pero estoy segura de que también me gustaría mucho. Es un libro de los que con solo ver la sinopsis y la portada ya tienes ganas de tener en tus manos. Me alegra que lo hayas disfrutado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo sin leer, a ver si lo leo la semana que viene y me da tiempo a reseñarlo. Lo veo difícil, pero lo intentaré . Un besote

    ResponderEliminar
  5. A mí también me gustó mucho esta novela, en general por los mismos puntos que señalas
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me llma mucho la atención, no lo conocía

    ResponderEliminar
  7. Es una historia que me atrae porque se ve que la autora plasma bien en su novela lo que nos quiere narrar sobre la esclavitud. Ya me la compré y está esperando su turno en mi kindle. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Estoy con esta lectura y no sólo me está gustando, es que me está llegando muy dentro...la historia de Kobi duele...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hace tiempo que tengo ganas de leerlo :)

    ResponderEliminar
  10. A mí no termina de llamarme la verdad así que en esta ocasión lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. hola guapa no se si recordaras que realizaste sorteo de esta novela me toco pero no me ha llegado, queria saber si ha habido algun error o se ha extraviado por el camino, porque de Correos no te puedes fiar. GRACIAS

    ResponderEliminar
  12. Me apetece mucho este libro, lo tengo apuntadisimo!
    besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Patricia Navascues:
    Voy a ver qué ha ocurrido con el ejemplar enviado y te digo algo pronto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A mi también me gusto mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. La tengo en el lector esperando, pero después de leerte me apetece leerla mucho más.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. La tengo pendiente. A ver cuando me pongo con ella. Un beso!

    ResponderEliminar
  17. A mi también me gustó mucho, coincido a grandes rasgos con lo que dices.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Pues sí que suena exótico, desde luego.

    ResponderEliminar
  19. La verdad es que me llama mucho la atención, besotes

    ResponderEliminar
  20. No la he leído pero por lo que cuentas creo que me gustará. Tomo nota. Besinos.

    ResponderEliminar
  21. Lo dejo pasar que no me llama la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Tengo pendiente la reseña, que me faltan algunas cositas para terminarla. Pero en general coincido contigo. He disfrutado mucho con esta lectura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  23. Coincido en que es una lectura que merece la pena¡¡ Me ha sorprendido gratamente. un beso

    ResponderEliminar
  24. Me encantaría leer este libro, desde que supe de este título que me parece de lo más apetecible.

    ResponderEliminar
  25. Ya la tenía apuntada, ¡esta no me la pierdo! Besos.

    ResponderEliminar
  26. Pues mira que no estaba e mi punto de mira, pero voy a cambiar de opinión =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario