martes, 9 de junio de 2015

"Un hijo" - Alejandro Palomas

Hace unos dos años leí “El tiempo que nos une” de Alejandro Palomas. Una novela que me recomendaron con mucho entusiasmo y que me encantó. Con ella lloré y reí y, sobre todo, disfruté mucho. Por lo que no dudé en leer –hace aproximadamente un año- con la última “Una madre”,; la cual, como sabéis, me encantó. Tenía muchas ganas a “Un hijo”, su más reciente publicación y tuve la suerte de ganarlo en un concurso que organizo Pero qué locura de libros, a quien agradezco mucho sus gestiones porque, una vez más, Alejandro me ha conquistado.
Éstas son mis impresiones


Alejandro Palomas

Alejandro Palomas (1967) es licenciado en filología inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco.
Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de autores como Katherine Mansfield, Willa Cather, Oscar Wilde, Jack London, Gertrude Stein o Françoise Sagan.
Ha publicado, entre otras, las novelas
.- El tiempo del corazón (por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac),
.- El secreto de los Hoffman (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009)
.- El alma del mundo (finalista del Premio Primavera 2011)
.- El tiempo que nos une
.- “Una madre”
.- “Un hijo”
Su obra ha sido traducida a ocho idiomas.

Datos técnicos

Título: “Un hijo”
Autor: Alejandro Palomas
Editorial: La Galera, colección Bridge
Páginas: 288
Edición: rústica con solapas 
ISBN: 9788494185755
Precio: 17,95 euros

Argumento

Guille es un niño introvertido con una sonrisa permanente, y es un lector empedernido con mucha imaginación. Solo tiene una amiga. Hasta aquí, todo en orden. Pero tras esta máscara de tranquilidad se esconde un mundo fragilísimo, como un castillo de naipes, con un misterio por resolver. El rompecabezas lo configuran un padre en crisis, una madre ausente, una profesora intrigada y una psicóloga que intenta armar el puzle que está en el fondo. Una novela coral que respira sentimiento, ternura, vacíos, palabras no pronunciadas y un misterio sobrecogedor.


Impresiones

“Un hijo" es una novela sobre un niño; una novela que podríamos considerar infantil o juvenil (ya os diré más adelante si estoy o no de acuerdo con esto); pero una novela que es muy grande, grandísima, de esas que nos llegan al corazón y que permanecen durante largo tiempo en nuestra memoria. Las novelas que más me gustan son las que me hacen sentir: tristeza, alegría, miedo, tensión…, depende del género, lo importante es que me transmitan algo, que no me dejen indiferente. Por ello, Alejandro Palomas se ha convertido en uno de mis escritores de cabecera. Porque él, como nadie, desnuda el alma, expone los sentimientos y hace que la historia que lees te remueva por dentro. Hay que ser muy insensible para no sentirse “tocado” por sus novelas.
Como ya lo hicieron “El tiempo que nos une” y “Una madre”, “Un hijo” me ha transmitido muchísimas cosas, emociones encontradas, risas y lloros. Es una novela que he disfrutado y sufrido en la misma proporción. Me ha llegado, me ha emocionado, me ha hecho sonreír y me ha hecho llorar. Y me ha encantado.
Guille es un niño feliz. Introvertido. Estudioso, gran lector, aplicado. En su clase no tiene más amigos que una niña india que vive cerca de él. Pero a su profesora le preocupa. Su madre se ha ido hace unos meses a Dubai. Su padre se quedó sin trabajo y ella tuvo que aceptar un puesto de azafata allí. Sólo es por unos seis meses y es por el bien de la familia. Pero Guille no habla de su madre. La profesora le deriva a la orientadora del centro y ésta, mediante sus conversaciones con Guille y los dibujos que éste le hace, empieza a vislumbrar que algo raro ocurre.
Alejandro es un maestro a la hora de desnudar el alma. Y le da igual que ésta sea la de un hombre, la de una mujer o, como en esta ocasión, la de un niño. Es un autor tan empático que no tiene dificultades para ponerse en la piel de cualquier persona y llegar a lo más hondo.
Como en sus anteriores ocasiones, estamos ante una novela de personajes. Más que los hechos en sí (que ocurren cosas y puede haber alguna promesa), lo que tiene un papel primordial en la historia no son éstos sino los personajes que los protagonizan. El papel estelar lo tiene, sin duda, Guille. Un niño que inspira una grandísima ternura y al que estoy segura de que todo lector amará sin reservas. El autor se mete en la cabeza y el corazón de un niño, asume su manera de expresarse y de pensar, de tal manera que lo que dice Guille resulta creíble y perfectamente adecuado a un niño de su edad.
Junto a él tenemos a su padre. A éste le conoceremos un poco menos, fundamentalmente a través de Guille y de las conversaciones que va teniendo con la profesora y la orientadora del colegio de su hijo. Es un hombre que, de repente, se ha visto solo para cuidar a su hijo. Antes era su madre la que se ocupaba prácticamente de todo lo relativo a Guille y a madre e hijo les unía una relación muy especial de la que el padre se sentía un poco exclusivo. Pero la madre ha tenido que ir fuera a trabajar y al padre no le queda otro que arrear él sólo con la educación del niño. No le resulta fácil pues hay actitudes de Guille que, como hombre, no le parecen adecuadas y lo lleva mal. Además, ha perdido su trabajo y echa muchísimo de menos a su mujer, por lo que está deprimido. Es un hombre triste que lleva mal todo lo que está viviendo. ¿Podrá ayudar en estas circunstancias a su hijo?
Junto a estos dos personajes principales, tenemos a tres secundarios de lujo. La profesora y la educadora son dos profesionales como la copa de un pino que no tardan en darse cuenta de que algo marcha mal en casa de Guille y no dudan en, muy preocupada, intentar averiguar qué es para, lógicamente, ayudarle en lo que puedan. Y tenemos también a la amiguita india de Guille. Una niña que, a pesar de vivir en Madrid, no puede sustraerse de las costumbres de su familia por lo que es muy probable que también necesite ayuda
Los personajes están construidos con mucho mimo. Todos ellos resultan cercanos y reales y a todos les he cogido mucho cariño. Especialmente a Guille, claro
La novela está narrada en primera persona. Toda ella pero por diferentes personajes. Por todos los personajes que protagonizan la novela: Gulle, su padre, la educadora y la profesora. Todos ellos nos cuentan, en primera persona, lo que van viendo. Es de lo más interesante porque lógicamente cada uno tiene su perspectiva y su forma de ver las cosas. Con la visión de cada uno se va formando un puzle que, al final de la novela, nos permitirá saber exactamente cómo son las cosas.
El estilo de Alejandro es muy cuidado, elegante y emotivo. Es un autor que sabe meterse en la piel de sus personajes y adaptarse a cada uno de ellos, dándoles la voz que le corresponde. En este caso, asume la voz de un niño entre otras voces y lo hace perfectamente. Como cuando se mete en la piel del padre de Guille o de las profesionales del colegio. En cada caso se adapta al lenguaje y la forma de expresarse que esperaríamos de cada uno de los personajes: infantil en un caso, profesional en otros, etc…
Hay muchísimo diálogo, lo que hace que el libro vuele entre las manos. Lo que da muchísima pena porque no querrías que terminara nunca. Sin embargo, me duró apenas un día y medio. De verdad que no quería devorarlo pero es que no podía parar de leer
Aunque he experimentado alguna sorpresa, lo cierto es que ya casi desde el principio me imaginaba lo que había pasado o lo que iba a pasar. Lo cual no le ha quitado ni una décima de interés al asunto ni ha evitado que sintiera un gran pellizco en el corazón cuando todo queda terminado. Con lágrimas en los ojos terminé el libro; lágrimas de pura emoción.
Quizás penséis –como yo al principio- que “Un hijo” es la continuación de “Una madre”. Por la similitud de títulos lo parece. Además, hay que recordar que a la madre la conocíamos precisamente desde la perspectiva del hijo. Pero pronto me di cuenta de que no, de que estábamos ante una novela completamente distinta e independiente de la anterior. Son dos novelas que nada tienen que ver en cuanto temática. Incluso, ésta se califica de juvenil. Realmente no estoy muy de acuerdo con esta clasificación. Cierto que Guille es un niño y que gran parte de la historia transcurre en un colegio pero no estoy segura de que vaya dedicada al público más joven (o, al menos, sólo a ellos). Sin duda, es una novela muy recomendable para adultos. Cuando leo una novela juvenil (me pasó, por ejemplo, hace unas semanas con “Impostores” que claramente es juvenil) me suele pasar que me sabe a poco, que se me queda corta, que noto que ya no tengo edad para leer esas cosas (impresión personal mía que ya sé que hay gente echada en años que adora la literatura juvenil); pues nada de esto me ha pasado con “Un hijo”. Es más, tengo un hijo que la semana que viene cumplirá doce años y no tengo nada claro pasarle aún este libro para que lo lea. ¿Qué opináis quienes ya lo habéis leído? ¿Se lo recomendariais a un niño de esa edad?


Conclusión final

En fin, que por si no os ha quedado claro, os diré que el libro me ha encantado. La historia, los personajes, el estilo del autor… Un libro precioso, que da gusto leer. Una historia y unos personajes con lo que es fácil empatizar. Un libro que me ha hecho sonreír a veces y llorar en otras; un libro que ha desatado en mí miles sensaciones y una ternura infinita
Y un libro con una preciosísima portada, que todo cuenta aquí
Sin duda, un libro muy especial y muy recomendable.


Un hijo (Libros digitales)

40 comentarios:

  1. Lo tengo en casa, me lo han regalado y es una de las lecturas que haré en vacaciones
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Una delicia de libro, muy entrañable. Guille es un amor, cuánta ternura en esta historia que vuela en las manos. Alejandro es un gran escritor y todas sus obras son muy sentidas y emocionantes para el lector. Como tú me encantan los libros que transmiten y dejan huella, este sin duda es uno de ellos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo que conseguir sea como sea... Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Como ya te he dicho varias veces lo tengo más que apuntado y estaba agotando la vía de los sorteos porque la economía se resiente con tanto libro, pero tengo claro que voy a ir a por él. Tus cinco estrellas me dicen que es imprescindible!!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Que ganas de leerlo, menos mal que no voy a tener que esperar ya demasiado y estoy segura de que también me va a encantar
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Sabes que lo gané en un sorteo y lo estoy esperando, a ver si me llega hoy jejeje. Un besote

    ResponderEliminar
  7. Este tengo muchísimas ganas de leerlo. No solo por las estupendas reseñas que estoy leyendo en la blogosfera ni porque sea de Alejandro Palomas (que también), sino porque además me gustan mucho las novelas narradas desde la perspectiva de una voz infantil. Bss

    ResponderEliminar
  8. Es una historia entrañable y conmovedora. Totalmente de acuerdo con tu opinión.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Me encanta como se expresa Guille,pues eso,como un niño de su edad.El último capítulo lo leí sin parar de llorar,aunque también me reí muchas veces durante su lectura.
    Tampoco tengo nada claro que sea literatura juvenil,mi sensación fue que estaba leyendo un libro para adultos.Pero,en cuánto lo terminé,le dije a mi hija que este verano lo leyera,porque creo que le va a gustar mucho,aunque claro,ella ya tiene 16.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Quiero ponerme primero con "Una madre" para descubrir a Palomas. Que a parte de ser anterior (y eso de sentir la evolución de un autor entre páginas siempre me gusta) creo que se amolda un poco más a mis gustos lectores. Esta, con esos elementos un punto más juveniles, creo que la dejo para más adelante. Aunque Guille promete buenos ratos :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Y yo sin leer nada de este autor. Definitivamente, tengo que ponerle remedio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Qué ganas de hacerme con él!

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. A mí también me gusta que los libros transmitan sensaciones, sean las que sean. Pero que no me dejen indiferente.

    ResponderEliminar
  15. A mi también me encantó, es que no sé como consigue que la forma de escribir te recuerde a una conversación con un niño de 9 años... es tan fantástico. Ahora tengo Una Madre por leer, no tardaré mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Lo gané para la lectura conjunta de Marga y Marisa y espero ponerme con él hoy mismo porque le tengo muchísimas ganas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Jo, que ganas tengo de leerlo, estoy esperándo que me llegue y no paro de leer buenas reseñas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Tengo que hacerme con él , es lectura buena segura gracias a su autor :D

    ResponderEliminar
  19. Me gustó muchísimo, es una historia muy bonita, me alegro que también te haya gustado.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  20. Estoy muy ansiosa por leerlo, este y Una madre; tengo los dedos cruzados porque lo traigan a la feria de mi ciudad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Sabía que te iba a encantar. De verdad, que es una joya literaria y está claro ya que lo estamos diciendo gente que leemos mucho. En cuanto a que lo lea un niño de 12 años, yo creo que para entenderlo del todo, tendría que ser un poco más mayor. Besos!

    ResponderEliminar
  22. A mi me pasa lo mismo que a ti con la literatura juvenil, pero no dudo que en este caso se trata simplemente de una etiqueta que le han puesto (vaya usted a saber los motivos) y que me voy a encontrar al Alejandro Palomas de siempre, al que me conquistó desde que leí El tiempo que nos une. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Tengo ganas de leer a este autor aunque quiero empezar primero por una madre, un beso

    ResponderEliminar
  24. Me han entrado unas ganas tremendas de leerlo, Laky...

    ResponderEliminar
  25. Es un libro fantástico. No tenía ninguna duda de que lo ibas a disfrutar plenamente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Es que Guille es un regalo de personaje para los lectores. Una maravilla de libro, la verdad es que sí.

    bsos!

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Hola!!! Yo también lo he leído y es maravilloso!! Uno de esos libros que te llega al corazón y nunca olvidarás. Y llorar... muchísimo!! Es el primer libro que leo del autor y por supuesto que no será el último. Y tampoco creo que sea un libro para un niño de 12 años, pero eso depende de ti, que eres su madre. Saludos.

    ResponderEliminar
  29. No he leído nada de él pero la verdad es que me llama mucho la atención, tanto este como los anteriores.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  30. Pues aprovechando que firmaba en la feria del libro, y que tenía muchísimas ganas de leer "Una madre", me hice con ella. Aún no la he leido pero lo haré pronto.
    En cuanto al escritor, es encantador.
    También me apetece "El tiempo que nos une".
    Besos!

    ResponderEliminar
  31. Ya te lo dije. Que te iba a gustar mucho.

    ResponderEliminar
  32. Lo tengo apuntadísimo, aunque antes leeré Una madre
    besos

    ResponderEliminar
  33. Me tocó en un sorteo y tengo ganas de que acaben mis oposiciones para echarle mano!

    ResponderEliminar
  34. Paso de puntillas Laky que lo leo yaaaa!! Me he retrasado un montón. Besos.

    ResponderEliminar
  35. Hola! La verdad es que tiene muy buena pinta y no he leído ninguna reseña negativa, lo tengo apuntado!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  36. Un libro muy especial. Es lo primero que he leído de Alejandro pero no va a ser lo último. Me ha encantado la historia y como está escrita. Un besazo!

    ResponderEliminar
  37. Una novela muy emotiva, a mi tb me encantó, y es que Alejandro Palomas es un maestro de los sentimientos. Un beso

    ResponderEliminar
  38. Creo que acabaré leyéndolo.
    Estupenda reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  39. Totalmente de acuerdo con tu reseña. Me lo leí ayer por la tarde de un tirón. Como tú, desde el inicio intuí lo que ocurría, pero disfruté con las páginas. Me gusta el estilo ágil y fluido de Alejandro. Sus personajes de carne y hueso, repletos de emociones, sus dialogos, la ausencia de descripciones. Me ha encantado, aunque no es de esos libros que me ha dejado marcada 100%. En cualquier caso, muy recomendable.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario