miércoles, 3 de junio de 2015

"El mal camino" - Mikel Santiago

El verano pasado disfruté como una enana de “La última noche en Tremore beach” y acabo de volver a hacerlo con la última novela de Mikel Santiago; ésta que hoy os comento y que, precisamente, se publica hoy mismo. No puedo sino agradecer a Ediciones B que me enviase una edición anticipada para poder leerla en primicia y a Mikel Santiago la afectuosa carta que acompañaba al libro
Éstas son mis impresiones

Mikel Santiago

Mikel Santiago nació en un pueblo marinero de Vizcaya en 1975. El piano de su hermana, que siempre resonaba por la casa, despertó en él un apetito muy temprano por la música. De sus primeras lecturas recuerda las obras de Sherlock Holmes, Los Cinco y Edgar Alan Poe.
Ha vivido en Irlanda, de donde sacó las ideas para escribir esta novela, y actualmente reside en Ámsterdam, donde trabaja en el mundo del software. Cuando no está entre ordenadores, se dedica a escribir y a tocar la guitarra con su banda de blues-rock.
La última noche en Tremore Beach, su debut literario, se ha convertido en un fenómeno antes de su publicación y ha hecho que se le compare con maestros como Stephen King, Jöel Dicker o John Connolly.
En junio de 2015 publica “El mal camino”

Datos técnicos

Título: “El mal camino”
Autor: Mikel Santiago
Editorial: Ediciones B
Formato: rústica, con solapas
Páginas: 432
Fecha de publicación: junio de 2015
ISBN: 978-84-666-5704-4
Precio: 19 euros

Argumento

Tras convertirse en un fenómeno internacional con La última noche en Tremore Beach, Mikel Santiago se consagra definitivamente como un maestro de la intriga con su segunda novela, aún más adictiva y llena de suspense que la anterior.
En una carretera rural del sur de Francia, un hombre surge de la oscuridad y desencadena una serie de extraños acontecimientos, convirtiendo en una pesadilla las vidas del escritor Bert Amandale y su amigo Chucks Basil, una estrella de rock en horas bajas.
Santiago se sirve de un escenario idílico e inquietante, en el corazón de la Provenza, para atraparnos en una historia que se lee compulsivamente y en la que late, de fondo, el destino de unos personajes marcados por sus errores.

Impresiones

Me ha encantado “El mal camino”; un thriller absorbente y apasionante que, en mi opinión, tiene mucho que ver con “La última noche en Tremore beach” por lo que, si os gustó aquella novela, estoy segura de que os gustará también ésta
Bert Amandale es un escritor inglés que lleva un año viviendo en la Provenza francesa con su mujer y su hija. Un amigo suyo de la infancia, Chucks Basil, estrella del rock en horas bajas –pero que espera remontar con el nuevo disco que está grabando-, vive en una casa muy cercana a la suya
Los problemas de Bert con su hija adolescente y con su mujer, parece que han quedado dormidos en este idílico y tranquilo lugar
Pero pronto todo empieza a torcerse. Una noche, como otras, Bert y Chucks quedan en un bar para tomar algo. Al día siguiente, Chucks le llama para decirle que cuando volvía a casa atropelló a un hombre. Vio que estaba muerto y se dio a la fuga. Pero a las pocas horas se arrepintió, volvió y se encontró con que no había nada: ni cadáver, ni huellas de frenada, nada de nada. Aún así, él sabe que le ha matado y decide entregarse en la policía. Allí investigan pero no encuentran nada tampoco y deciden no creerle. Chucks tuvo algunos problemas hace años y todo el mundo, incluso Bert al principio, creen que ha vuelto a las andadas.
Mientras tanto, Bert y su familia acaban de integrarse en la localidad, entablando amistad con vecinos ricos como los que tienen una clínica para gente adinerada que quiere desintoxicarse de sus variadas adicciones en las cercanías.
Decía al principio que esta novela tiene mucho que ver con la anterior y es que yo creo que podemos hablar de un “estilo Mikel Santiago”. A mí, desde luego, durante toda la lectura la novela se me daba un aire a "La última noche en Tremore beach"
Por ejemplo, como la anterior, la historia está narrada en primera persona por su protagonista Bert Armandale. Ya he comentado en muchas ocasiones que me encanta esta forma narrativa, que me acerca mucho más al protagonista y consigue implicarme más en lo que me están contando. Máxime cuando el protagonista es alguien con quien puedes conectar, que te cae bien, que te interesa que llegue a buen puerto. Su personaje es el que mejor perfilado está pero también los demás personajes –que no son muchos y todos tendrán su lugar en la función-, están bien caracterizados y con entidad propia. Esta técnica tiene sus problemas y sus hándicaps porque puede haber escenas que se escapen a la voz narrativa en primera persona pero Mikel Santiago es un maestro a la hora de llevarla a buen término, de forma pausible y creíble y sin incoherencias.
Como en la anterior novela y como casi en cualquier thriller que se precie, hay bastante diálogo y mucho, mucho, pero que mucho ritmo. Desde el principio hay algo oscuro en el ambiente que hace que quieras -¡que necesites!.- seguir leyendo para ver qué es lo que se esconde tras esa fachada tan idílica. El libro engancha desde la primera hasta la última página y, como suele ser normal, el final es de los que ya no puedes parar de leer.
La ambientación es exquisita. Mikel Santiago describe a la perfección los escenarios en los que transcurre la historia, permitiendo que el lector los “vea” en su imaginación. En esta ocasión nos traslada a la idílica Provenza francesa. A una zona bucólica con casas preciosas, rodeadas de jardines y de manzanos. 
Realmente nos hace soñar con esa zona y al lector le entran unas ganas tremendas de coger la maleta e irse a pasar allí el verano. Pero, a pesar de tanta bucólica belleza, quizás porque ya iba avisada de la novela anterior (en la que pasa lo mismo), desde el principio sentí un gran desasosiego. Sabía que todo no podía ser tan bonito, que tenía que haber algo oscuro ahí fuera y que algo malo no iba a tardar en pasar. Así que iba pasando las páginas con una tensión creciente sabiendo que en algún momento no muy lejano me iba a encontrar con alguna sorpresa. ¿Cómo consigue Mikel, entre tanto campo, jardín, manzano y sol crear esa atmósfera angustiante? Ni idea, no parece fácil la tarea, pero él lo consigue; a la perfección
Tiene en común esta novela con la anterior la buena caracterización de los personajes. Por encima de todos, el protagonista quien, al ser el narrador, nos desnuda su alma. Pero también los demás están caracterizados bastante bien y dan sensación de realidad y posibilidad. Eso sí, les conoceremos desde su punto de vista por lo que algunos estarán en sombras hasta que el mismo Bert llegue a conocer cómo son en realidad.
Especialmente interesante me ha parecido uno de los temas que plantea. Lo fácil que es hacer parecer loca a una persona. No es la primera novela que toca un tema similar y a mí siempre me ha puesto los pelos de punta. Imaginaos el caso: una persona dice haber visto algo y no hay pruebas de ello. La gente no le cree aunque él está convencido, por más que insista. Si encima el hombre es alcohólico, o ha tenido problemas mentales en el pasado, el cuadro está completo. Creo que llegará un momento que hasta él mismo dude si realmente vio lo que vio o si todo es un producto de su imaginación. ¿No os parece horrible? ¿Y si nadie nos cree? Qué duro, ¿verdad?
“El mal camino” es un thriller que no da tregua. El ritmo se mantiene constante y sin altibajos, lo mismo que la tensión narrativa. El autor escribe bien, acercando los hechos, los escenarios y los personajes al lector dando la sensación de que todo está ocurriendo tal y como lo relata. La facilidad de lectura es asombrosa; lo lees sin esfuerzo y casi sin parar.

Conclusión final

Si buscáis un thriller que os atrape desde la primera hoja hasta la última, que os presente unos buenos personajes, una buena localización, que esté bien escrita y que, en definitiva, os haga disfrutar como enanos, “El mal camino” no os defraudará.


Podéis comprarlo en Popular libros

37 comentarios:

  1. Lo de los personajes es algo que ya me pareció muy acusado en Tremore Beach, un protagonista con muchísima voz y unos secundarios que para mi gusto se quedaban algo faltos de profundidad. Eso sí, fue una novela que sólo por la ambientación valió la pena leer. Creo que esta es más "marchosa" y que me gustará más, a ver si puedo leerla pronto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Por lo que nos cuentas, cierto parecido con su anterior novela si que le encuentro. Espero que en este libro Mikel se supere, porque La última noche me supo a poco.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Bueno, pues no tengo perdón de dios. No he leído aún la primera novela y no sé a qué espero, jaja Por lo que cuentas ésta segunda también la tengo que leer, así que me espera un atracón. Siempre voy con retraso, jaja

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Hemos coincidido en nuestras apreciaciones sobre ella. Decimos lo mío de forma distinta

    ResponderEliminar
  5. Estoy deseando leerla porque tiene una pinta buenísima, tengo que ponerme con esta y con la anterior ya
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Veo que has disfrutado mucho.Estoy segura que yo también lo haré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído la primera y me ha encantado. Acabó de empezar la segunda y ya estoy enganchada

      Eliminar
  7. Veo que estoy tardando en leer las novelas de este autor. En el lector tengo "La última noche en Tremore Beach".
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Justo vengo de la reseña de Albanta y si ya me había convencido, pues ahora más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. ¡Lo quiero! El argumento me gusta y por tu reseña sé que me gustaría. Apuntadísimo desde ya. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Paso por encima de tu reseña que lo quiero leer, a ver si me da tiempo de comprarlo o mañana jejeje. Un besote

    ResponderEliminar
  11. Guapa vaya reseña más buena!!! Por si no tenía ganas de leerlo le das tus cinco estrellitas que las tienes muy reservadas para lo mejor de lo mejor...jajajaja...apenas pueda lo leo. Ya tengo previsto ponerme con él sobre el día 20 y leerlo junto con Ines y quien se apunte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Me paso de puntillas por tu reseña porque leeré esta novela para la semana que viene. Veo que os está gustando mucho. A ver si me ocurre lo mismo.Besos.

    ResponderEliminar
  13. Parece que te ha gustando tanto como a mi, la verdad es que está genial.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  14. La última noche me encantó :) me muero de ganas por leer esta también.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Pues nada, a ver si me estreno con el autor y me leo primero su novela anterior.

    ResponderEliminar
  16. Leí la otra novela y me encantó, así que seguro que esta me gustaría. Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola!
    No suelo leer muchos thrillers pero este tiene bastante buena pinta asi que me lo apunto.
    Un beso :))

    ResponderEliminar
  18. Abrá que ponerse con el autor pues ;D

    ResponderEliminar
  19. Yo también lo he disfrutado muchísimo, el libro no da un respiro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Yo ya me he convertido en una incondicional de este autor. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Hoy os habéis puesto todos de acuerdo para convencerme... y mira que no hacía falta mucho porque después de leer el anterior tengo ganas de leer algo más de este autor... Tiene una pinta estupenda y me haré con él pronto!
    un beso

    ResponderEliminar
  22. Jope, cuánto entusiasmo y cuánta unanimidad!

    Quiero empezar con Mikel por "La última noche en Tremore Beach", pero es un autor que sin duda caerá en breve. Tiene casi de todo para gustarme. Incluso la ambientación, que por la zona también me he dejado caer.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  23. Segunda reseña que leo hoy y segunda vez que me doy cuenta de que tengo que hacerle hueco a este autor pero YA! Un besazo!

    ResponderEliminar
  24. Segunda reseña que leo hoy y digo lo mismo: me lo apunto =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. Pues vaya, voy a anotar el título de su primera novela para no olvidarla ya que veo que todo el mundo opina de manera positiva.

    Y ya por el simple hecho de que creciera con Sherlock y Los cinco me cae bien este imparableee escritor ^^ y encima Irlanda, Ámsterdam y blues-rock... estupendo.

    ResponderEliminar
  26. Pues me apetece mucho leer a este autor, sobre todo si dices que se compara a Stephen King o a John Connolly, pero es que aún tengo pendiente su primera novela!! Que desastre, se me acumulan las lecturas que da miedo!!

    ResponderEliminar
  27. Dientes largos sobre todo a no tener la novela. A ver si No dejo para muy tarde descubrir a este autor

    ResponderEliminar
  28. Me habéis puesto los dientes largos, lo quiero, lo quiero, lo quiero!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Hola! Gracias por la reseña, no tiene mala pinta! Me lo apunto!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  30. Aquí otro que acaba de leerlo, disfrutarlo y reseñarlo. Me encanta cómo Santiago nos adentra en un universo de misterio del que es imposible salir hasta el final.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  31. Pues tiene una pinta buenísima. Se nota que lo has disfrutado. Habrá que hacerle hueco.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  32. Me está gustando mucho aunque la veo un poco más relajada en ritmo que la anterior. Besos.

    ResponderEliminar
  33. Voy a leerlo en breve, me apetece un montón.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  34. Tan bueno como el anterior, muy recomendable

    ResponderEliminar
  35. Rubén
    A mi la primera novela me supo a poco, que no mala. A veces, se crean tantas expectativas que acaba por parecerte todo demasiado poco. Este libro promete y espero que no me pase lo mismo.......

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario