miércoles, 9 de noviembre de 2011

"Jugando con fuego" - Cristina Caviedes

Hoy os traigo una reseña muy especial. Y es especial, no sólo porque el libro merezca la pena sino porque lo ha escrito una persona muy especial; una persona a la que, aunque no conozco personalmente, considero amiga. El blog me ha traído muchas satisfacciones; he conocido a muchos amigos, otros blogs interesentasímos que me han recomendado libros que me han gustado mucho, he encontrado gente con mis mismos intereses con los que poder “hablar” de uno de los temas que más me gustan y he podido departir, de tú a tú, con escritores. Reconozco que tengo un poco endiosados a esas personas que tienen la imaginación y la maestría suficiente para idear y llevar sobre el papel historias que me han emocionado, me han hecho reir, me han sorprendido; en definitiva, con las que he disfrutado un montón. Por eso, poder “hablar” con un escritor, de sus libros y de otras cosas, me hace mucha ilusión. Son ya varios escritores con los que, a través del blog y de facebook, mantengo el contacto; una de ellas es Cristina Caviedes, de uno de cuyos libros os hablo hoy.
Me fijé en su otro libro, “Historias de una gaviota” en el catálogo de la editorial Círculo Rojo. Y es que tiene una portada tan llamativa (una chica con unas enormes alas de pájaro) que es imposible no fijarse en ella. Al poco tiempo, Jesús de La caverna literaria organizó un concurso en el que tuve la inmensa suerte de que me tocase “Jugando con fuego”; a raíz de ello, empecé a interesarme por la autora, descubrí que administraba un blog del cual me hice seguidora y en un concurso que organizó ella misma en su blog, gané su otro libro. Fue en este concurso en el que me di cuenta de la gran persona que era: sorteaba muchas cosas, además de dos libros, algunos de sus cuadros (porque sus facultades artísticas no se limitan al mundo de la literatura) así que hubo muchos ganadores; pero hubo gente, lógicamente, que no ganó y Cristina, en un gesto generosísimo, decidió regalar sus libros, en formato electrónico, a todo el que se lo pidiese. Gestos como ésos los tiene a menudo y, a través de su blog y de su página en facebook ha demostrado que es una persona muy generosa, abierta y accesible. Precisamente, en su blog está publicando, por entregas, la que será la segunda parte de “Jugando con fuego”, que todo el que quiera puede leer libremente.

Cristina Caviedes
¿Quién mejor que ella misma para presentarse? Lo que podéis leer a continuación es lo que ella misma cuenta en una de las solapas de su novela:
Nací en Madrid el 18 de marzo de 1975. Siempre me gustó escribir, pintar y observar el mundo que me rodea, tratando de ver más allá y analizar las causas que nos llevan a tomar determinadas decisiones en nuestra vida. Viví 2 años en Inglaterra, y después volví a España para estudiar Psicología en la Universidad
Complutense de Madrid.
He trabajado en diferentes sitios, como administrativa, comercial... pero hace un año gané un concurso de relatos cortos y me sentí tan bien haciendo lo que realmente me gustaba, que eso me hizo decidirme a dejarlo todo y dedicarme a lo que realmente me apasiona desde niña, que es escribir. Decidí borrar la palabra "miedo" de mi vocabulario y dejé mi trabajo fijo, a pesar de estar en plena crisis, y me volqué de lleno en esta aventura.

Datos técnicos
Autor: Cristina Caviedes Esteban
Colección: Círculo rojo - Novela
Páginas: 252
ISBN: 978-84-9991-023-9
Formatos: Edición rústica con solapas
Editorial: Editorial Círculo rojo
Se puede comprar en la página web de la propia editorial así como en El Corte Inglés bajo demanda.

Argumento
David ha nacido en una familia normal, de clase media acomodada. No tiene problemas económicos, ni sociales, ni de ningún otro tipo; sin embargo, elige vivir una vida marginal: pasar droga.
Claudia es una chica normal, que no destaca por nada en especial. Una buena chica, sin grandes problemas, ni fea ni especialmente guapa, mediocre en los estudios, con una familia normal… que un día conoce a David. Ambos se gustan desde el primer momento y van a empezar una relación de amistad. Durante un cierto tiempo, cada uno sumido en su propio orgullo, van a andar mareando la perdiz, te quiero pero no puedo estar contigo…

Impresiones
La novela va a contar la historia de David y Claudia alternando dos épocas: el pasado (desde 1990) y el presente (2009). En el presente, David se pone en contacto con Claudia y le dice que quiere verla; sabemos ya con ello que, al menos en ese momento, no están juntos por lo que la relación que mantuvieron en su adolescencia no llegó a buen puerto. En el pasado, vamos a asistir al inicio de la relación entre ambos pero no sólo a eso: vamos a ver cómo era la vida de cada uno, sus relaciones familiares, en el colegio, con sus amigos…, unos amigos que tienen una importancia decisiva, sobre todo en el caso de David.
Es una novela que tiene muchísimo diálogo lo que hace que su lectura sea sencillísima y muy amena. Vamos a llegar a conocer muy bien a los dos protagonistas (y bastante bien a los secundarios) así como las cosas que les pasan pero lo conoceremos de una forma muy curiosa: viviéndolo. Al tener tanto diálogo (prácticamente toda la novela lo es), da la impresión de ser una especie de obra de teatro: es una novela muy visual que hace al lector partícipe de lo que ocurre; me dio todo el tiempo la impresión de estar viendo a los protagonistas, de ser una espectadora silencioso de sus conversaciones, de sus actos y sus vivencias. Me ha resultado increíble, que con tan poca narración, la autora haya conseguido transmitir tan bien los caracteres de los personajes. Una no puede evitar meterse de lleno en la historia y vivirla con ellos; en ocasiones, me daban ganas de dar un consejo a Claudia, de hacer de señora mayor y decirle “hija, aléjate de David, ese chico no te conviene, no te va a traer más que problemas”. Y cuando un lector consigue implicarse en la historia, ya sabéis lo que pasa: que ésta cala hondo en él.
La novela toca un tema muy actual (y aún más actual en los años 90): el del mundillo de las drogas. Lo toca, no os preocupéis, de forma “suave”; no es una historia dramática ni que haga daño leerla; tampoco es una historia que pretenda enseñar o advertir, no es una historia moralizante pero, por supuesto, no deja de enseñarnos el efecto que tienen las drogas: en nosotros y en quienes nos rodean. Supongo que todos conocemos a alguien que ha vivido historias parecidas: que ha visto en las drogas una forma fácil de evadirse de sus problemas, de ser el más popular de la pandilla y, en la venta de las mismas, una forma fácil y rápida de conseguir dinero.
La novela gira en torno a Claudia y David; más David que Claudia. Dos personajes a los que, de vez en cuando, me daban ganas de darles un sopapo. Pero el que no comparta la forma en que ambos actúan no significa que no los entienda: no hay que olvidar que ambos están la última adolescencia primera juventud y que historias como la suya, con drogas o sin ellas, son de lo más normales. Sus relaciones con el grupo de amigos también son de lo más normales; hay que aplicar aquí lo de qué importancia tiene el grupo de amigos que siempre nos han dicho nuestros padres: David se rodea de unos cuantos amigos que, más o menos, son como él. Él no llega a ser malo del todo, por eso no nos llega a caer del todo mal. Sus amigos, por regla general, son parecidos a él, salvo Iván, que viene a ser el cabecilla del grupo y el que, más o menos, les mete en todo. Y, como siempre en estos casos, en los que se juega con fuego, alguien acaba quemándose. Real como la vida misma, no creéis?
Como os he dicho al principio, ahora mismo la autora está escribiendo la continuación de esta novela. Con perioricidad más o menos semanal, va publicando en su blog un capítulo de la nueva novela; admite sugerencias y las tiene en cuenta así que, si os animáis, tendréis el placer de participar en la génesis de una novela, algo que no todos los días se puede hacer. Os dejo el enlace . Aunque, para ello, evidentemente, antes tendréis que leer la primera parte.
Primera parte que en cierta forma es autoconclusiva: tiene un final y, si la autora lo quiere, puede perfectamente quedarse así, no necesita segunda parte aunque tampoco está de más. Quiero decir que, al tratarse de la vida de unas personas, puede continuar aunque no es necesario, también podría dejarse como ésta. Pero como mucha gente tiene curiosidad por saber qué pasó con Claudia y David, la autora ha decidido escribir esa segunda parte. Pero, ya digo, si os ha parecido interesante lo que os he contado de “Jugando con fuego” podéis leerla sin problemas, sin pensar que puede haber una segunda parte porque la novela en sí es autoconclusiva. Yo, de hecho, tengo sentimientos encontrados respecto a esa segunda parte: tengo curiosidad por saber qué fue de los personajes pero, al mismo tiempo, me gusta cómo termina esta novela y no me hubiese importado que se quedase así...

Conclusión final
Me ha gustado mucho esta novela. Como todas las publicadas en Círculo Rojo, es una novela autopublicada. Sé que hay gente que tiene prevención contra este tipo de novelas porque se supone que no han sido corregidas, que pueden estar llenas de errores, etc… Bueno, no digo que no pueda ocurrir y que de hecho ocurra en algunos casos (casos que yo de momento no me he encontrado) pero os aseguro que en ésta no sucede: la novela no adolece de ningún fallo, ni tipográfico ni gramatical ni de ningún otro tipo (al menos, yo no lo he visto), cuenta una historia interesante y la cuenta de una forma bonita: que engancha y gusta, que atrapa, que resulta amena y fácil de leer y que deja con un buen sabor de boca.
Así que ya sabéis, totalmente recomendable.

23 comentarios:

  1. Lo tengo pendiente y estoy deseando leerlo. Me gustaría también hacerme con su otro libro, historias de una gaviota jeje.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón...Tenemos un montón de amigotes virtuales y parece que nos conocemos de toda la vida aunque no nos hayamos visto nunca. Respecto al libro no lo he leído pero espero y deseo hacerlo pronto sino lo pondré en la carta a los reyes a ver si me lo traen =)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Fantástica la reseña!! La verdad que me he emocionado con tus palabras. Y es que estoy completamente de acuerdo con lo que dices de Cristina y del libro. Es que con Cristina es muy fácil entablar una conversación y es imposible no sentir aprecio por ella, es un amor. Estoy deseando que llegue el fin de semana para conocerla personalmente.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tendré que leerme entonces la primera parte, que no me he estrenado aún con esta autora que por lo que cuentas tiene que ser un encanto. :-)

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, Laky, estoy emocionada!!!! Muchísimas gracias por tu esfuerzo (¡madre mía que pedazo de reseña!) y muchísimas gracias también por tus palabras... eres un sol. Y el único motivo de que yo sea accesible a todos vosotros es porque un 99% de la gente que he conocido gracias a los blogs habéis demostrado ser maravillosos, siempre con una palabra de ánimo, dando vuestro apoyo sin tener que hacerlo... ¡es imposible no ser agradecida con vosotros! Un beso enorme!!!!

    ResponderEliminar
  6. Estoy segura de que me va a encantar esta novela así que está claro que voy a leerla! Muchas gracias por darnos a conocer a la autora y a su obra! un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  7. Hablas tan bien de ella que dan ganas de ponerse a leer el libro, así que otro título que me apunto!

    ResponderEliminar
  8. Pues yo lo tengo también pendiente, pues gané los dos libros de Cristina en el sorteo de Jesús. La verdad es que el de los relatos es el que menos me apetece (porque es de relatos y porque la portada no me gusta nada, aunque ya sé que no tiene nada que ver la portada para lo que luego haya dentro, pero no puedes evitar fijarte). A Jugando con fuego le tengo más ganas, y debería hacerle un hueco pronto.
    En cuanto a Cristina, a mí también me ha parecido una persona estupenda: cada vez que me he puesto en contacto con ella ha sido muy maja y me parece que es una persona con la que se puede hablar.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  9. @Isi
    Gracias Isi, sabes que yo pienso exactamente lo mismo de ti, y cada correo contigo ha sido fantástico,un abrazo y gracias a todos por comentar y por las cosas que decís!!!

    ResponderEliminar
  10. Espe: pues ya leeré en tu blog tus impresiones cuando lo leas.

    Marina: ya, al final hemor formado una gran pandilla. Yo, a veces, me sorprendo diciendo a un amigo real cosas como "un amigo me ha recomendado..." y se trata de un amigo virtual, de vosotros...

    Margaramon: Cristina es un cielo y éso lo sabe todo el mundo que se pasa de forma más o menos asidua por su blog... Espero que os lo paséis muy bien este fin de semana.

    Espe: pues nada, Espe, a ver si te animas.

    Cristina Caviedes: todo lo que se diga de ti es poco, Cristina; he podido comprobar un montón de veces tu calidad personal. Y ahora también he podido comprobar tu calidad literaria, je, je.

    gem: pues ya nos contarás si te animas.

    Cartafol: ánimo guapa, ya verás cómo te guta.

    Isi: es verdad, no me acordaba de que tú habías ganado el lote completo. Yo también he empezado con Jugando con fuego porque me atraen más las novelas que los relatos pero al final voy a tener que cambiar de opinión. Porque el libro de relatos que estoy leyendo me esetá encantando y porque quien ha leído los dos libros de Cristina suele preferir el de Historias. En cuanto termine el que estoy leyendo de relatos y otro del mismo tipo que tengo pendiente, me pondré con Historias.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena reseña!!!
    Me hizo mucha ilusión ganarlo, así que estoy desando ponerme con él en cuanto termine con todos los que tengo en cola =)

    Besotess

    ResponderEliminar
  12. Me alegro de que te haya gustado! tu reseña es super completa, a mí también me gustó mucho, se lee muy rápido porque Cristina tiene un estilo muy sencillo y fácil de leer y engancha desde el principio, sin duda es una novela muy recomendable
    un beso!

    ResponderEliminar
  13. ¡Fantástica reseña! Y es que esta novela es sorprendente. Engancha de un modo que no puedes soltar el libro. Totalmente recomendable.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Le tengo muchísimas ganas al libro ^^
    La reseña que has hecho es maravillosa, me ha servido para incrementar mis ganas de leerlo :D
    Un besote Laky!

    ResponderEliminar
  15. Menuda reseña! Y claro que la pondré junto a las demás ^^ Al final ya viste que no marcamos ninguna fecha concreta xD

    Me ha encantado! Un beso :)

    ResponderEliminar
  16. Me alegra saber que te ha gustado el libro que ganaste en el sorteo de La Caverna Literaria. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  17. Una autora a la que habrá que descubrir, todavía no he leído nada suyo, pero por lo que te leo a tí y los comentarios posteriores veo que vale la pena, tendré que mirar si tienen alguno de sus libros en la biblio y hacerle un hueco!

    ResponderEliminar
  18. Has hecho una presentación magnífica de esta autora. Y el primer párrafo muy emotivo.
    Después de leer tú opinión del libro que comentas apetece leerlo, para poder continuar con esa segunda parte por entregas en el blog de la autora.
    Y la temática aunque fue más actualidad en los 90, continua siendo algo presente hoy en día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por avisar de que no no has visto errores ortográficos, para las maniáticas como yo esa es información de vital importancia, jajajaja.

    ¡Un saludo!

    Lana.

    ResponderEliminar
  20. Me ha enviado la autora Historia de una gaviota. Quizá después me anime con este otro... Besines,

    ResponderEliminar
  21. Es un libro del que he leído muy buenas reseñas. Yo por el momento no creo que lo lea, tengo mucho pendiente de editoriales, lo que no son editoriales y eBooks.
    ¡Seguiré la pista! ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  22. La verdad es que todo lo que he leído de este libro son buenas palabras hacia él. Yo no distingo entre si está autopublicado o no, porque si no nos perderíamos muchos títulos que como este, merecen la pena leer.

    un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario