martes, 19 de enero de 2016

“Redención” - Julio Castedo



Hace como dos años leí una novela que me sorprendió mucho por el tema que tocaba: “El fotógrafo de cadáveres”. En ella descubrí una profesión, una especialidad de la fotografía que jamás hubiera podido imaginar (y que es real como la vida misma). Podéis leer la reseña que hice en su día en este enlace; yo la vuelvo a recomendar

Para mí fue una sorpresa saber que Julio tenía una nueva novela y que la había publicado Planeta (además, en una bonita edición de tapa dura con sobrecubierta). He tardado más de lo deseado en leerla pero, al fin, pude ponerme con ella. Y es de esos caso en los que piensas “¿pero por qué no la leería yo antes?” Y es, que ya os lo adelanto, me ha encantado

Éstas son mis impresiones




Julio Castedo

Julio Castedo Valls (Madrid, 1964) es licenciado en Medicina y especialista en Neurorradiología. Compagina el ejercicio de la medicina con la literatura.

Hasta la fecha ha publicado dos ensayos, Las cien mejores películas del siglo XX y Buen uso del lenguaje en los textos científicos y los informes clínicos, una colección de relatos, La máscara de mi piel, y otra de piezas de teatro breve,Terencio.

Redención es su cuarta novela, y con anterioridad ha publicado El jugador de ajedrez, Apología de Venus y El fotógrafo de cadáveres, con la que obtuvo el reconocimiento de la crítica.



Datos técnicos

Título: “Redención”

Autor: Julio Castedo

Editorial: Planeta

Publicado por primera vez en septiembre de 2015

Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta

ISBN: 978-84-08-14465-6

Páginas: 315

PVP: 19,00 Euros en papel/ 9,99 la edición digital



Argumento

Paul Lancaster, un antiguo policía que trabaja en una agencia de seguros buscando personas desaparecidas para cobrar pólizas, tiene que bucear en el misterio que envuelve la desaparición de la joven Ellen Carter. Detrás de una trama inquietante que hereda lo mejor del thriller anglosajón, palpita la turbadora historia de John Ellerman y su familia. Un conmovedor drama ambientado en Inglaterra y España en torno a la posibilidad de la muerte y la liberación a partir el momento en que alguien rompe con su pasado y con los moldes impuestos por un entorno familiar asfixiante.

Redención es una novela oscura, elegante y brutal, calculada al milímetro y tallada con una maestría literaria capaz de sorprender y estremecer al lector. Una novela negra diferente e imprescindible.



Impresiones

Paul Lancaster es un antiguo policía que ahora trabaja como abogado en una agencia de seguros; su misión es buscar a personas desaparecidas para cobrar pólizas de las que resultan ser beneficiados. La misión que tiene ahora no está resultando nada fácil. Tiene que buscar a John Ellerman, a quien una chica recientemente fallecida ha hecho beneficiado de una fortuna. Además, un padre desesperado le encarga buscar a su hija Ellen Carter. Ésta desapareció hace años y la policía no fue capaz de encontrar ni una sola pista

Paul bucea en el pasado de John Ellerman, lo que le lleva a una población muy cercana a Londres donde la familia Ellerman tenía una granja. Muerta la madre, el padre crió como pudo a sus cuatro hijos, de los cuales John era el pequeño. John fue criado con mano dura, tuvo problemas con sus hermanos mayores y sólo se sintió querido por el tercero de los hermanos que tenía una deficiencia de inteligencia pero que fue el único con el que pudo conectar.

Julio Castedo me convenció con “El fotógrafo de cadáveres” y me ha vuelto a convencer con su última novela. Una novela impecable, compleja y muy bien escrita. En su momento destaqué como puntos fuertes de El fotógrafo de cadáveres la impecable construcción de unos personajes tan complejos como lo eran los dos protagonistas. Igualmente, destaqué la prosa del autor y la originalidad de la trama. Pues bien, vuelvo a incidir en estos tres aspectos, que son los que hacen de “Redención” una novela de diez.

El personaje de John Ellerman es complejísimo y, sin embargo, la construcción que de él hace Julio es perfecta. Le iremos conociendo poco a poco, a través de su propio diario y de lo que el investigador va descubriendo de él. Y nuestros sentimientos hacia él serán constantemente ambivalentes, sin saber en ningún momento si le amamos o le odiamos, si nos causa atracción o rechazo. De primeras, nos sentiremos atraídos hacia un personaje que , desde que su madre murió en el parto, ha sido tratado fatal por su familia; es imposible no sentir cariño hacia él cuando es solo un niño y vemos cómo le tratan sus hermanos mayores e incluso su padre. Después nos surgirán las dudas, ¿hasta qué punto puede su familia tener algo de razón? Porque lo que sí está claro es que hay algo turbio, oscuro, en su interior. ¿Pero muy oscuro o sólo a medias? Personalmente, yo andaba continuamente en ascuas sin tener muy claro si me parecía una mala persona o todo lo contrario. También es normal que conquiste al lector porque es un chico inteligentísimo que sabe cómo atraerte hacia su terreno

El autor acerca al lector al protagonista de dos maneras, a través de dos tramas que se van entrelazando. Una trama está constituida por las memorias de John en las que, con toda sinceridad, nos va contando su vida: los años con su familia, como decidió dejar atrás un futuro que le venía decidido y que a él se le quedaba pequeño, su vida en Londres, su relación con las mujeres… Como son unas memorias, están narradas en primera persona por el propio John quien, sin subterfugios, sin esconder las cosas que son moralmente reprochables, nos abre su corazón. Esta trama, lógicamente, abarca varios años de la vida de John y transcurre de forma lineal desde que era un niño hasta que es un joven.

Por otro lado, tenemos la otra trama, la protagonizada por el investigador Paul Lancaster. Aunque en esta trama él sea protagonista, en realidad quien lleva todo el peso sigue siendo John porque Paul lo único que hace es averiguar cosas de su vida e intentar descubrir qué ha sido de él, donde se encuentra. Lo que no quita para que también sepamos algo de Paul, que es una persona bastante especialita, con múltiples rarezas. La trama de Paul transcurre en el presente

Los personajes están perfectamente construidos aunque la complejidad del personaje de John la iremos conociendo poco a poco, como es normal. Y la vamos conociendo poco a poco, pieza a pieza

El estilo de Julio Castedo es impecable. Su prosa es directa, sincera, sin artificios, cruda a veces. Una prosa elegante, cuidada y reflexiva. En esta novela hay un equilibro entre narración y diálogo y el ritmo es bueno. La prosa te envuelve lo quieras o no y te mantiene en tensión constante porque, si tuviera que adscribir esta novela a algún género, éste sería el de la intriga psicológica. La tensión es constante, más porque realmente no sabes por qué derroteros puede ir la historia; ni siquiera estás convencida de que puedas confiar en el protagonista. Yo, al menos, cambié de opinión mil veces. Todo lo que ocurre es muy intrigante y la novela es altamente intensa por lo que no puedes parar de leer.

Ya veis que no os he hablado mucho del argumento pero es que creo que es mejor leer esta novela sin saber apenas de qué va para que la historia os pueda sorprender tanto como a mí

Y, página tras página, llegamos al final. Un final redondo en el que el autor da respuestas a todas las líneas que ha abierto durante toda la novela (por cuanto que, aunque son dos las tramas principales, hay diferentes subtramas que, de forma secundaria, confluyen en la historia compleja de la que os he hablado desde el principio). Julio cierra todo con tres epílogos. En ellos sabremos qué fue de John, qué fue de Ellen y qué pasó en un pasado del que se nos ha hecho alguna mención pero que teníamos casi olvidado; y es que Julio no deja al azar ni ninguna pregunta sin respuestas. El final, o los finales, te dejan con la boca abierta porque la verdad es que hay alguna cosilla que se puede intuir pero la mayoría son imposibles de adivinar. Y no porque el autor juegue con nosotros o se esconda alguna carta en la manga; no, todo está ahí y todo es lógico pero es posible que no hayamos llegado a pensar en ello.


Conclusión final

“Redención” es una novela muy oscura, con una trama muy compleja e inteligente, que no os podéis perder. Con unos personajes perfectamente construidos, una estructura compleja y original, una prosa elegantísima, multitud de piezas que encajan a la perfección… Sin duda, una gran novela que se merece la máxima calificación.


Podéis comprarla en Popular libros


26 comentarios:

  1. Suelen gustarme este tipo de novelas, me la apunto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La tengo anotada desde que la reseñó Albanta, creo que me gustaría mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Vaya guapa, con los dientes largos me dejas. La quiero leer!!! Con cinco estrellas, ¿quién se resiste? Me la llevo que no he leído nada del autor.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muy buena reseña. Queda apuntado a mi lista de libros. Besos

    ResponderEliminar
  5. Desde que vi la reseña en el blog de Lesincele, la tengo apuntadísima. Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. No termina de llamarme asi que la dejo pasar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hace años que leí el fotografo de cadáveres y me gustó mucho. Ya sabes que este lo quiero . Un besote

    ResponderEliminar
  8. Vale, acabas de crearme una nueva necesidad...
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Coincido en muchas de tus imrpesiones.

    ResponderEliminar
  10. Por tu reseña no me lo puedo perder, me lo llevo apuntado.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Creo que esta es de las mías :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Con esta reseña, para no apuntársela. Me la llevo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  13. Estas cosas no se hacen....por tu culpa mi lista de pendientes se ha incrementado con un par de libros mas.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Ya lo tenía apuntado, pero hoy he leído dos reseñas que me han suscitado más ganas de leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  15. La he visto por multitud de blogs... De momento, la dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola! Gracias por tu reseña, tiene buena pinta, me lo apunto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Este tipo de libros suelen gustarme, puede que lo lea :)
    parece estar medianamente bien
    un beesito

    ResponderEliminar
  18. Me había resistido cuando hablaste de este escritor con El fotógrafo de cadáveres y ahora me lo estás poniendo más difícil. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Hola! No conocía el libro pero parece muy entretenido, a ver si le hago un hueco en mis pendientes que son muchos.

    Gran reseña como siempre. Me alegra que te haya gustado tanto.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. A mí también me gustó y coincido en lo que has señalado. El final me sorprendió, no me lo había planteado
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Pues no me importaría leerlo!
    Pinta interesante =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Tenía ganas de ver tu reseña porque la compré con el Tarro-libros y tengo El lector de cadáveres en la estantería aún. No creo que tarde en ponerme con ella después de leerte :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  23. Sin duda alguna, la leería. Hasta la fecha he leído buenas críticas sobre esta novela. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Me animo, tiene muy buena pinta
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario