miércoles, 7 de enero de 2015

"Ofrenda a la tormenta" - Dolores Redondo

El año 2013 fue grande en cuanto a novela negra española se refiere. Con dos grandes descubrimientos: Dolores Redondo y su trilogía del Baztán y César Pérez Gellida y su trilogía Versos, Canciones y trocitos de carne. Ambas me encantaron y estaba deseando que saliese la tercera entrega de Dolores. Por fin, un año después de “Legado en los huesos”, se publicó “Ofrenda a la tormenta” y no tardé nada en leerla. Además, como éramos varias las ansiosas, lo hice al mismo tiempo que otra blogueras y lo comentamos por Twitter.
Os cuento mis impresiones con detalle pero os adelanto que “Ofrenda en la tormenta” me ha gustado incluso más que las dos entregas anteriores. Me ha encantado. Es un perfecto broche final para una trilogía que he disfrutado como una enana

Dolores Redondo

Dolores Redondo (Donostia-San Sebastián, 1969) estudió Derecho y Restauración gastronómica, y durante algunos años se dedicó a distintos negocios. 
Comenzó escribiendo relatos cortos y cuentos infantiles, y la novela Los privilegios del ángel.

Vive en la ribera navarra.
El guardián invisible es ya un fenómeno editorial con su próxima publicación en diez lenguas y la venta de los derechos cinematográficos al mismo productor que apostó por la trilogía Millennium, de Stieg Larsson.

Datos técnicos

Título: “Ofrenda a la tormenta”
Autora: Dolores Redondo
Editorial: Destino, colección Áncora & Delfín
Edición: tapa blanda con solapas
Fecha de publicación: 25 de noviembre de 2014
544 páginas
Precio: 18,50 euros en papel; 9,99 euros ebook
ISBN: 978-84-233-4868-8


Argumento

Ha pasado ya un mes desde que la inspectora de la Policía Foral recuperó a su hijo y pudo detener a Berasategui. Pero a pesar de que tanto la Guardia Civil como el juez Markina dan por muerta a Rosario, Amaia siente que no está libre de peligro, un desasosiego que sólo Jonan comprende.
La muerte súbita de una niña en Elizondo resulta sospechosa: el bebé tiene unas marcas rojizas en el rostro que indican que ha habido presión digital, y además, su padre intenta llevarse el cadáver. La bisabuela de la pequeña sostiene que la tragedia es obra de Inguma, el demonio que inmoviliza a los durmientes, se bebe su aliento y les arrebata la vida durante el sueño. Pero serán los análisis forenses del doctor San Martín los que convencen a Amaia
Salazar de investigar otras muertes de bebés, que pronto revelarán un rastro inaudito en el valle.
Berasategui muere, entonces, inexplicablemente en su celda, lo que despliega una trepidante investigación que llevará 
a Amaia al auténtico origen de los sucesos que han asolado el valle de Baztán.
Y mientras, desde el bosque, una impresionante tormenta llega para sepultar la verdad más demoledora.

Impresiones

El dicho popular de que “segundas partes nunca fueron buenas”, debería reescribirse porque últimamente, me estoy encontrando con segundas y terceras, y cuartas… partes que son, como mínimo, tan buenas como la primera; si no más. Eso es lo que ocurre en este caso: esta tercera parte no es, como ocurre en otros casos, una forma de estirar el éxito de unos libros que vendían bien sino que tiene entidad suficiente (se nota que desde el principio la autora tenía en mente una trilogía y que no ha sido algo forzado). Además no es que sea tan buena como las anteriores sino que, en mi opinión, es incluso mejor.
Han transcurrido pocas semanas de los hechos que ocurrieron en “Legado en los huesos”. Amaia está tranquila con su precioso bebé y su amante marido y, por supuesto, con su trabajo como inspectora de la policía foral de Navarra. Pero pronto va a surgir otro caso, en el Baztán, complicado como los dos anteriores y que, además, tendrá relación con ellos.
Una mujer denuncia la muerte que la diagnosticada como muerte súbita de su nieta, le resulta sospechosa. El padre, tras el fallecimiento, se ha comportado de forma rara, llegando, incluso, a intentar llevarse el cadáver de la pequeña. Cuando la policía empieza a investigar pronto descubre que hay indicios de que ha sido asfixiada. La abuela les pone sobre la pista del Inguma, un ser mitológico, maléfico, que influye en el sueño de los durmientes, impidiéndoles despertar y haciendo que se asfixien mientras duermen.
En cuanto empiezan a tirar del hilo, Amaia y su equipo comprueban como, a lo largo de los años, han sido varias las muertes de bebés que se tomaron como muertes súbitas del lactante. Pero vistos todos juntos, parece que en ellos hay unas pautas –por ejemplo, que todas son niñas- y empiezan a pensar que hay un asesino que lleva ejerciendo su macabra tarea durante muchos años en Baztán e incluso en localidades de la vecina Guipuzcoa.
Comienza así un caso complicado, que hunde sus raíces en el pasado y que implicará a toda las comisaría del Baztán, a Amaia y al juez Markina que, una vez más, será el instructor del caso.
Pero todavía podremos también asistir a coletazos de los casos anteriores. Así, Berasategui, protagonista del caso anterior, aparecerá muerto en su celda. Y también tendremos noticias de la madre de Amaia a la cual se dio por muerta en la entrega anterior.
Junto al caso policial, el tema personal de Amaia y su familia tendrá, como en las anteriores entregas, una importancia primordial. Sabremos más de su madre y su pasado, de sus hermanas, veremos cómo evoluciona su relación con el bueno de su marido y su hijo, y alguna otra sorpresilla que nos tiene reservada.
Como en la mayoría de las series policíacas, el caso que se investiga es independiente (aunque en algunos aspectos, relacionado) con los que fueron objeto de investigación en la primera y la segunda entrega. El caso se abre y se cierra en cada libro, dejando todo resuelto. O casi. Porque entre el primero y el segundo sí que era más cierto esto pero en este tercero habrá varios recuerdos del segundo que, si no hemos leído aquél, no acabaremos de entender del todo (como lo relacionado con Berasategui) Además, la trama personal evoluciona lo que hace que no sea aconsejable leer este libro sin haber leído los anteriores. Y es que la trama personal tiene en esta trilogía muchísima importancia, más de la que tiene en cualquier otra serie policíaca. Y cuando me refiero a trama personal, no me estoy refiriendo a un punto rosa; a amores y desamores o lo que sea, sino a algo más. Cierto es que sí que hay aspectos que se refieren a la vida personal de Amaia: su vida como esposa, como madre y como mujer que pueda ser deseable para los hombres. Me consta que hay gente que ha criticado la primera novela por este aspecto pero yo quiero romper una lanza a su favor (o veinte, las que sean necesarias). Si bien me gustan las novelas negras más puras, en las que el protagonista es el típico investigador al que nos tienen acostumbradas las novelas americanas, también me gusta (yo diría que incluso lo prefiero), que el policía en cuestión sea una persona más o menos normal, con su vida personal aparte del trabajo, sus alegrías y sus pesares. Me parece que eso le hace más normal, más real y creíble. En este caso, seguimos viendo cómo se las arregla Amaia como esposa y madre trabajadora. Y se enfrentará a alguna que otra “tentación” que nos tendrá en vilo.
Todo el tema relacionado con la historia de la familia de Amaia acaba por resolverse en esta entrega. Aunque ya supimos mucho del tema en la primera entrega y, sobre todo en la segunda, aún quedaban algunos flecos por resolver y algunas cosas por saber. La novela deja todo este tema resuelto, atado y bien atado. Me ha encantado todo el tema relacionado con la familia de Amaia y cómo, al final, acaba todo confluyendo y estando relacionado.
La investigación en sí es de ésas que dejan sin aliento y que te mantienen in albis durante buena parte del libro. Aunque, en esta ocasión, al contrario de las otras dos entregas, sí que pude adivinar por dónde iban a ir los tiros. Hubo una frase concreta, a un tercio más o menos del final, que me hizo pensar “¿y si…?” Y sí, fue cómo yo pensaba. Esto no le quitó ni una pizca de interés a la historia; al contrario, pues a partir de entonces me impliqué en ir buscando pistas que confirmasen mi teoría. Además, por supuesto, faltaba la explicación y tenía que ser muy buena (como fue al final) para que todo cuadrase…
Como en las anteriores ocasiones, me ha gustado mucho la introducción de elementos de la mitología vasca. Por curiosidad y por aprender algo, que nunca viene mal, pero también porque le da un aire muy especial que no he encontrado en ninguna otra novela de este tipo. El lugar se presta a ello, sin duda. Conozco la zona; la conocía de antes pero, tras leer “El guardián invisible”, fui de nuevo a visitarla y, realmente, no concibo otro lugar del mundo dónde pudieran transcurrir las historias que Dolores Redondo relata. Como en el caso anterior, la ambientación está muy conseguida, el lector llega a situarse en el lugar y entender, creo, su particular idiosincrasia. Por si no lo sabíais, debido al gran número de visitantes que recibió Elizondo tras la publicación de “El guardián invisible”, se ha organizado una ruta literaria para conocer los lugares donde trascurre la historia. Yo ya estoy pensando en, de cara al buen tiempo, hacer otra nueva escapada al Baztán para hacer dicha ruta. En esta ocasión, la autora nos habla del Inguma., una fuerza maligna, el peor de los demonios, que se mete en los sueños de la gente y les impide respirar.
Los personajes a estas alturas ya son viejos conocidos. Están caracterizados a la perfección y no son personajes planos sino que tienen mil aristas y recovecos que hacen que nunca podamos prever del todo sus reacciones. Incluso Amaia que es un personaje que me gusta mucho aunque no esté de acuerdo con todo lo que hace. En esta ocasión, aunque la entiendo perfectamente, hace algo que no puedo aplaudir (supongo que ya me entendéis quiénes lo habéis leído). Pero es humana y lo que hace, aunque no lo compartas, puedes llegar a entenderlo porque la autora sabe transmitir el clima de tensión necesaria para que lo que sucede tenga visos de realidad.
La novela me enganchó desde las primeras páginas. Y cada vez me fue enredando más en sus redes de tal manera que, al final, no pude parar de leer. La última parte es de vértigo, de ésas que devoras sí o sí, y mejor que no tengas nada que hacer (como dormir, trabajar o estudiar) porque no podrás hacerlo.

Conclusión final

“Ofrenda a la tormenta” está a la altura de sus predecesoras. Es más, las supera. He disfrutado muchísimo de esta trilogía, a todas las entregas les doy un diez pero esta última me ha gustado incluso más.
Me ha dado una pena tremenda que se acabara aunque tengo la esperanza de que la autora decida hacer una especie de continuación, o un spin-off o algo similar porque hay alguna cosilla que, aún estando cerrado el final, podría ser objeto de mayor desarrollo en otra novela.
Podéis comprarlo en Popular libros

38 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo es un cierre a la altura. Ya veremos si hay alguna novela más protagonizada por Amaia.

    ResponderEliminar
  2. Esta vez paso por encima por la reseña y me quedo con las conclusiones porque solo he leído el primero, a ver si me pongo ya con estos dos que me quedan
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Te diré que tengo la primera parte... Nunca he encontrado tiempo para leerla... Siempre acabo anteponiendo tras novelas... Pero la leeré en verano de un tirón que tengo menos trabajo... No puedo demorarlo mucho más con lo que os gusta a tod@s...

    ResponderEliminar
  4. Justo ayer los Reyes me regalaron el primero de la trilogía y tengo muchas ganas de ponerme con ella :)

    ResponderEliminar
  5. Las primeras dos partes me gustaron mucho, así que espero poder ponerme con ésta cuanto antes. Ya me está esperando. Besos

    ResponderEliminar
  6. También yo he leído las tres novelas y debo decir que la tercera me gustó aun más que las anteriores (tal vez porque se acercaba más al género de la novela negra. Sensaciones mías...)
    Creo que Dolores Redondo volverá con Amaia Salazar como protagonista de alguna novela más e incluso me atrevería a apuntar a dar más relevancia a alguno de los personajes del entorno de Amaia...Ya se verá...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy segura de que recuperará al personaje más adelante, solo hace falta leer la frase final y aunque sea fuera de Batzan seguro que con algo nos sorprende. A mi tambie me gusto mucho esta ultima parte, es muy intensa en cuanto a trama y personajes. Besos

    ResponderEliminar
  8. Paso por encima porque la voy a leer el 12 en una lectura conjunta. Estoy deseando hacerlo y no he querido saber nada de antemano
    Un beso y volveré

    ResponderEliminar
  9. Solo he leído la impresión final,a ver si mi agente de circulo me lo trae pronto.Y dices que incluso supera a los anteriores!!!! Lo que más tengo ganas de comprobar es mi teoría sobre su amigo de Nueva Orleans.

    ResponderEliminar
  10. Pues mira, es el que me falta para concluir la trilogía y ya le tengo ganas, así que hoy también te leo un poco por encima. Pero me anima el hecho de que te haya parecido que está a la altura. Uno de esos "miedos" cuando me enfrento a una trilogía es también ese, que alguna de las entregas decaiga y "arruine" un poco la historia global.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  11. Le tengo muchas ganas a esta trilogía :D

    ResponderEliminar
  12. La estoy leyendo actualmente y me encanta y al tiempo me da pena que se acabe la trilogía!

    ResponderEliminar
  13. Tengo claro que tengo que leer esta trilogía si o si jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Estoy deseando leerla y creo que será mi próxima lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  15. La leí y la comenté en mi blog.
    Totalmente de acuerdo con tus apreciaciones. Genial trilogía cerrada con broche de oro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Tengo muchas ganas de leer esta trilogia que todo el mundo dice que esta tan bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Esta es una de esas trilogías que me entusiasman, pero me gustaría tenerla completa antes de empezarla, a ver si puedo conseguirlas y entonces la empezaré. Gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Si me gusta el segundo, seguiré con éste. Besos

    ResponderEliminar
  19. Ya sabes que me gustó mucho. Un besote

    ResponderEliminar
  20. Todavía no he leído esta trilogía y aunque no me gustan demasiado esta tengo ganas de leerla. Besos

    ResponderEliminar
  21. Es una trilogía que tengo más que apuntada. No me extraña que tantos seguidores se hayan prendado de ella. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Paso de puntillas por tu reseña porque el próximo lunes empezaré este libro dentro de la lectura conjunta que hemos organizado Goi de Cuéntate la vida y yo. Pero me llevo tu opinión de que es un broche final perfecto. Qué ganas de leerlo!

    ResponderEliminar
  23. Disfrute con la lectura de las dos anteriores y después de tus impresiones deseando estoy de empezar con esta, lástima que termine la saga!!!

    ResponderEliminar
  24. Una trilogía que tengo que leer. Espero poder hacerle hueco este año.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  25. Me gustó mucho, me pareció un final perfecto; Ofrenda a la tormenta cierra el circulo de la trilogía del Baztán y a mi personalmente me deja con ganas de seguir nuevas aventuras de Amaia, espero que Dolores Redondo sea buena y nos conceda eso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Hola guapa!
    Tengo muchas ganas de leerlos, así que será una de mis lectura de este año. Besotes

    ResponderEliminar
  27. Le tengo muchas ganas pero de momento no me la han traído los reyes.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  28. Qué te voy a decir que no sepas? La disfruté muchísimo, para mí es la mejor de las tres entregas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Tendré que leer los dos primeros. Espero a terminar la trilogía 'The Century' y luego quién sabe... Me alegro que lo hayas disfrutado tanto.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  30. Lo tengo muy pendiente, este si que tengo que leerlo pronto :)

    ResponderEliminar
  31. Tengo el primero pendiente en casa todavía!!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  32. Me ha gustado mucho este último libro, un broche redondo para esta trilogía

    ResponderEliminar
  33. Los reyes magos me han traído la Trilogia completa así que quiero empezar por le primero este mes :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  34. Paso de puntillas Laky porque no me he leido ni un solo libro de Redondo pero tampoco descarto hacerlo algún día. Así que prefiero conocer solo lo justito. Besos

    ResponderEliminar
  35. Me llama la atención y me queda claro que tú has disfrutado de esta trilogía. Ojalá me haga pronto con todas ellas y pueda disfrutarlas.
    Gracias por tu reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Lo acabé ayer y me encantó. Me parece que la trilogía va de menos a más y en este Dolores se ha superado.

    ResponderEliminar
  37. ¿Acaba con "Ofrenda a la tormenta" la novela negra de label vasco?
    La respuesta es "no". Podéis descubrir porqué empezando por leer una pequeña muestra de "Alcolea" en este enlace incluido en nuestra reseña sobre esa novela: http://hiberniansoldierbooks.com/2015/06/19/the-spanish-corner-ii/
    Luego, como os engancharéis a esta novela, sólo tenéis que seguir las instrucciones que aparecen ahí para conseguir el libro.
    Si tenéis alguna duda escribid a lanovelaantihistorica@yahoo.es o a hiberniapublishingco@gmail.com

    ResponderEliminar
  38. Yo me he leído las dos, "Ofrenda a la tormeta" y "Alcolea" y la verdad es que sí, que para desintoxicar de la de la Redondo la segunda, "Alcolea", está muy bien.
    Y puestos a elegir la portada de "Alcolea" me gusta más que la de la ofrenda. Véase https://www.amazon.es/dp/1522707808

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario