viernes, 16 de enero de 2015

"Invierno en París" - Imogen Robertson

Hace unas semanas, desde la editorial me ofrecieron esta novela que me llamó ya la atención desde el mismo título –me encanta París- y la portada, tan oscura, tan victoriana. Luego leí la sinopsis y ya no hubo remedio: tenía que leerla. Máxime cuando empezaron a salir reseñas, a cada cual más positiva
Al poco de tenerla, Carmina de De tinta en vena convocó una lectura conjunta y aproveché para leerla junto a otras blogueras. La fuimos comentando por Twitter, con lo que se disfruta doblemente.
Éstas son mis impresiones

Imogen Robertson

Imogen Robertson (Darlington, Durham), es una escritora y periodista británica.
Estudió Filología rusa y alemana en Cambridge. Trabajó en radio, cine y televisión antes de dedicarse por entero a la literatura. Además de la narrativa, cultiva la poesía y la crítica literaria.
Desde sus inicios como escritora ha cosechado los mejores elogios de la crítica y de los lectores.
En 2007 ganó el premio convocado por el diario The Telegraph «Las primeras mil palabras de una novela», con el comienzo de su primera obra, Los instrumentos del mal (Instruments of darkness, 2009), celebrada unánimemente por la crítica inglesa, que ha dado paso a cuatro nuevas historias situadas en la Inglaterra georgiana y protagonizadas por la extraña pareja que conforman Harriet y Gabriel, un dúo tan magnético que ha sido comparado con Sherlock Holmes y su inseparable Watson.
Ha sido seleccionada en dos ocasiones como candidata a los premios que conceden las asociaciones británicas de escritores de Novela Negra: el CWA Ellis Peters Historical Awards, en 2011, y el CWA Dagger in the Library Award, en 2012.

Datos técnicos

Título: “Invierno en París”
Autor: Imogen Robertson
Traductora. Paloma Tejada
Editorial: Alianza
Publicación: octubre de 2014
Encuadernación: rústica con solapas
ISBN: 978-84-206-9068-1
Páginas: 480 
PVP: 18,00 Euro

Argumento

París, en el duro invierno de 1910. Maud Heighton sueña con ser pintora. Estudia en la selecta Academia Lafond, pero mientras que los que la rodean disfrutan de los placeres de la Belle Époque, Maud ve cómo su situación económica se deteriora, el patrimonio heredado no le llega para pagar las clases y poder sobrevivir. Consigue un trabajo bien remunerado: acompañar e iniciar en la pintura a Sylvie Morel una inglesa de situación acomodada que vive con su hermano Christian.
Aunque descubre algunos de sus secretos inconfesables, la vida parece que empieza a sonreírle a Maud: mientras se va adentrando en el selecto y deslumbrante mundo de los Morel, el dinero que le pagan le permite vivir y seguir con sus clases de pintura.
Todo se va a desmoronar cuando los Morel son acusados de impostores y ladrones, y la propia Maud es imputada en el robo de unas joyas. Sólo podrá escapar recurriendo a todas las artimañas que se le ocurren entre gentes para los que la vida no vale nada.
"Invierno en París" es una novela histórica, de aventuras, de intriga, negra..., rocambolesca. Una novela de mentiras y traiciones, enigmática y elegantemente evocadora, que recrea de manera sin igual aquel París de fin de época, con sus luces y sombras, en el que el arte y la bohemia convivían entre la decadente aristocracia de media Europa y ambiciosos sin escrúpulos, maestros de la apariencia, que no dudaban en recurrir a las mayores vilezas para mantener su estatus.

Impresiones

Empiezo diciendo que “Invierno en París” me ha parecido una novela muy bonita y he disfrutado mucho leyéndola.
La acción se sitúa en París en invierno del año 1910. Maud Heighton es una joven inglesa que se ha trasladado a París para estudiar en la selecta Academia Lafond. Ella es pintora y ha aprovechado la exigua herencia que le dejó su padre para ampliar sus estudios ya que quiere dedicarse a pintar. Pero su patrimonio es escaso y París es una ciudad muy cara por lo que aquel merma y merma cada vez más. Una compañera de clase, la adinerada Tanya Kolstova la pone en contacto con los Morel quien están buscando una especie de señorita de compañía para Silvye Morel, hermana pequeña de Christian Morel. Éste es un caballero amable y educado que, al quedar huérfano, se ocupó de la educación de su hermana, la joven, bella y etérea Silvye. Maud se encargará de enseñarle los rudimentos de la pintura y de mejorar su inglés. Para ello, se trasladará al palacete que los Morel tienen alquilado en una de las mejores zonas de París lo que, unido al cuantioso salario que le pagarán, le permitirá no sólo seguir viviendo en París sino también ahorrar para el futuro.
Pero tras unos meses de quietud y paz, todo se le complica a Maud y es acusada de robar la diadema llena de diamantes de una americana rica. Tras ser rescatada del río, casi muerta y darse cuenta de que los Morel son la fuente de todos sus problemas, Maud decidirá, con la ayuda de Tanya e Yvette –una modelo de la academia- vengarse de lo que le han hecho. Sólo así podrá recuperar la paz.
La historia transcurre en París, una ciudad que siempre me ha parecido fascinante. Me encanta leer novelas situadas allí y este caso no ha sido una excepción. Máxime cuando, además, la acción se sitúa durante la''' Belle Epoque''', una época brillante pero sólo para algunos pues la novela nos mostrará las dos caras de la bella París. Por un lado tenemos el mundo de lujo y glamour que rodea a Tanya y a los Morel. Un mundo de fiestas, palacetes, sedas y diamantes. Por otro, el sórdido mundo de Yvette y los barrios por donde se mueve. Me ha encantado este contraste entre el París más brillante y el París más oscuro. Ambos están reflejados a la perfección y crean un contraste tremendo; un contraste en el que Maud será una especie de moderadora o puente pues ella se sitúa entre ambos mundos, sin pertenecer a ninguno de los dos, viéndolos desde fuera y relacionándose, por determinadas circunstancias, con miembros de ambos.
La novela transcurre durante un año especialmente duro que los parisinos recuerdan por la inundación que sufrieron al desbordarse el Sena. Si tecleáis en google “inundación París 1910”, os encontraréis más de 3000 entradas, lo que da una idea de la magnitud de la catástrofe. Tras una temporada de lluvias continúas, el Sena se desbordó, inundando la capital francesa y algunas otras localidades por las que cruzaba. En la capital el agua llegó a las calles a través de túneles subterráneos, desagües y alcantarillas- El 21 de enero, día en el que transcurre una parte importante de la novela, el río creció mucho más rápido de lo normal. Muchos edificios tuvieron que ser cerrados y muchos parisinos evacuados. Siguió creciendo hasta el día 28 de enero en el que las aguas alcanzaron su nivel máximo: 6 metros por encima de lo normal. Según la wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Inundaci%C3%B3n_de_Par%C3%ADs_de_1910) los daños causados se estimaron en más de 400 millones de francos aunque, afortunadamente, no se cobraron ninguna vida.
Este episodio aparecerá reflejado en la novela de forma bastante cruda pues algunas de las escenas más interesantes y de más tensión de la novela transcurren durante los momentos de la inundación.
Preguntaba a las demás integrantes de la lectura conjunta en qué género encuadrarían ellas la novela (no por un afán especial en encuadrarla en un género concreto sino porque, de cara al reto genérico, me suscitó curiosidad ya que no es una cuestión fácil de resolver) Y en eso estábamos todas de acuerdo: es difícil encuadrar esta novela en concreto porque tiene un poco de varios géneros y un mucho de ninguno. Al final, llegamos a la conclusión de que lo que más le iba es narrativa a secas. Sin embargo, al menos en mi opinión, la histórica es la parte más importante de la novela, la que más destaca. Por un lado porque la ambientación es histórica. Como he dicho, transcurre durante la Belle Epoque y nos muestra –a la perfección, a mi entender-, cómo se vivía en París en la época. Pero no sólo la vida lujosa y de riqueza, la vida alegre y despreocupada que asociamos a esta época, sino también el otro lado más oscuro: el de los suburbios, el de la gente pobre, el de esos barrios peligrosos en los que mejor no entrar si tenías intención de volver a salir. Es un contraste enorme, muy bien llevado por la autora que nos enseña un París de luces y sombras que a mí me ha encantado.
Los hechos que narra la novela son ficticios sobre uno: la inundación. Los personajes también son ficticios salvo uno: Suzanne Valadon, la que será casera temporal de Maud y que aparece en un par de escenas del libro vivió realmente en la ciudad en el año 1910, modelo y pintora, musa de Toulouse-Lautrec.
Es “Invierno en París” una novela de personajes femeninos. La presencia de los hombres es, salvo la de Christian Morel, casi testimonial porque quienes llevan la batuta de la historia son, sin duda, las tres mujeres que la protagonizan: Maud –protagonista principal- y Tanya e Yvette –casi a su mismo nivel-. Un poco por debajo de ellas se sitúa Sylvie, que queda un tanto desdibujada pero eso es algo buscada por la autora a mi entender. Son mujeres fuertes, de ésas que calan hondo en el lector. Maud es la que más páginas ocupa y respecto a la cual gira todo pero, aún gustándome, es la que menos me gustó de las tres. Quizás porque había algunas veces en las que no acababa de entender su forma de actuar. Aún así, me parece un buen personaje, que se tiene que enfrentar a una situación difícil y decide hacerle frente y responder a la afrenta que se le ha hecho. Yvette y Tanya, sin embargo, me parecen más interesantes por la evolución que experimentan en la novela y porque al final reaccionan de forma distinta a la que en un primer momento hubiera sido de esperar. Yvette es modelo de la academia Lafond. Viene de un mundo sórdido, de los peores barrios de París y lo más fácil hubiera sido seguir la senda marcada por la pobreza y la delincuencia; pero no lo hace. Tanya viene de un mundo opuesto: es la joven heredera de una adinerada familia rusa y se encuentra en París bajo la custodia de sus tías para estudiar pintura. Al principio parece una persona frívola y caprichosa que sólo puede pensar en fiestas, vestidos y casarse bien. Pero al final acaba demostrando que tras una espectacular y preciosa fachada, se encuentra una gran persona.
Los tres personajes femeninos están trazados con mimo. Sus caracteres están bien desarrollados y el lector llega a conocerles bastante bien. Me ha encantado la relación que se forma entre las tres mujeres; unos personajes tan diferentes que, en teoría nunca deberían haberse conocido porque no tienen nada en común, se convierten en amigas y se ayudan entre sí, arriesgándose incluso cuando no tienen nada que ganar.
La novela está dividida en dos grandes partes y cada una de ellas en capítulos no demasiado extensos. En la primera parte, realmente no ocurre gran cosa. Es una parte de presentación de los personajes y de la situación. El ritmo no es rápido pero me sorprendió muchísimo lo rápida y fácilmente que se leía. A pesar de no pasar cosas de ésas que te mantienen en vilo, algo te incita a seguir leyendo. Supongo que es el estilo de la autora, sencillo y envolvente. Pero en el último capítulo de la primera parte ocurre algo que le da un giro totalmente inesperado a la historia y que hace que, ahora sí, tengas que seguir leyendo, casi compulsivamente, para descubrir qué ha pasado y qué va a salir de todo esto. La segunda parte es mucho más interesante que la primera; en ella pasan más cosas, tiene más ritmo, los personajes evolucionan más, hay algunas sorpresas y giros argumentales.., en definitiva, engancha mucho más. Sigue, evidentemente, siendo una lectura sencilla, amena y entretenida pero, en este caso, además el ritmo se acelera por lo que se lee aún más rápido
Finalmente, tengo que señalar que a lo largo de la novela aparecen descripciones de cuadros. Descripciones exhaustivas y profesionales como las que se contendrían en el catálogo de una exposición pictórica. De hecho, eso es lo que son o lo que parecen ser. Son cuadros relacionados con la historia y que, sinceramente, al principio pensé que existían de verdad. Pero al buscar en google dos o tres de ellos y no encontrar nada, me di cuenta de que eran un recurso literario que ha utilizado la autora. Y me ha parecido de lo más original y atractivo

Conclusión final

En definitiva, “Invierno en París” es una novela interesante y bonita, que muestra unos personajes dotados de alma, que nos habla de la amistad, de traición y venganza. Una novela con gusto a otra época
Podéis comprarla en Popular libros



40 comentarios:

  1. También disfruté de su lectura. Me gustó mucho la ambientación.

    ResponderEliminar
  2. Tengo ganas de tenerla yleerla. A ver si cae :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me gustó mucho y en general coincido con todo lo que has señalado
    Besos

    ResponderEliminar
  4. A mi también me gustó mucho . Un besote

    ResponderEliminar
  5. Me quedé con las ganas de poder participar en la lectura conjunta pero me gustan mucho las sensaciones que os está dejando y sé que antes o después la leeré.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Tiene muy buena pinta, sin duda. La inundación de París la conocí hace poco a través de la novela "El robo de la Mona Lisa" que también te recomiendo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. No me importaría nada leerla, por las reseñas que voy leyendo se que me gustaría,besotes

    ResponderEliminar
  8. hola he visto que la gente está disfrutando de esta historia tal vez yo me decida gracias por la reseña chao

    ResponderEliminar
  9. Me gustaría leerla. Después de leer ya varias reseñas positivas, tengo aún más ganas de esta novela. Besos

    ResponderEliminar
  10. Has escho una estupenda reseña y tienes razón, el lado histórico quizás sea el que más destaque.
    Yo disfruté mucho con su lectura,más por ser conjunta y poder compartir opiniones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Sólo leo comentarios positivos de esta novela. ¡Qué ganas de hincarle el diente!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me llama muchísimo la atención! Seguro que me gustará un montón!

    ResponderEliminar
  13. Me arrepiento un poco de no haber participado con vosotras, la verdad es que tras algunas reseñas estoy segura de que la hubiera disfrutado. Ahora que da apuntada para un futuro, espero que no muy lejano. Besos

    ResponderEliminar
  14. Me estais poniendo los dientes largos con tantas buenas opiniones... Que envidia!!

    ResponderEliminar
  15. Hola!!!
    Te he nominado a un premio :)
    Aquí te dejo el link http://latintadeloslibros.blogspot.com.es/2015/01/premios-one-lovely-blog.html
    Felicidades :D

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa!
    Tengo muchas ganas de leer esta novela, he visto ya varias reseñas muy positivas sobre ella. Besotes

    ResponderEliminar
  17. Me gustó mucho a mi también, y también considero mejor la segunda parte :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!

    La tengo en la lista, casi todas las reseñas que he leído para ella coinciden con la tuya, así que creo que la disfrutaré.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Estoy ahora leyéndolo, tuve que dejarlo durante unos días, y lo estoy terminando, mañana lo termino, yo todavía no he llegado a la inundación... a ver que me depara.
    Por ahora estoy disfrutando mucho de la lectura.
    Y me has dejado un poco tocada con lo de los cuadros, yo pensaba que si existían, fíjate! xD ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. En general me ha gustado, aunque creo que un poco menos que a ti. La ambientación sin duda alguna es lo mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Salvo algunas cosillas que no me convencieron del todo creo que es una novela muy recomendable y que se lee con mucho gusto. Creo que de todos los personajes me gustó más Tanya que Maud. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Le eché el ojo en cuanto lo vi entre las novedades de la biblioteca, pero en ese momento no lo pude coger. He ido viendo que hice bien en apuntármelo y mal en no llevármelo en ese momento, pero seguro que lo acabaré leyendo. Besos

    ResponderEliminar
  23. Tiene muy buena pinta y no lo conocía. Me lo apunto en mi lista de pendientes.
    Netikerty del Blog Anden 27

    ResponderEliminar
  24. Hola, me apetece mucho leerlo!!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  25. Tengo la portada de esta novela incrustada en mi retina... No puede ser más bonita y encima de todo lo que decís... Pues que me la leeré en cuanto pueda!

    ResponderEliminar
  26. Me gustaría leerlo, a ver si tengo ocasión.

    ResponderEliminar
  27. La disfruté mucho, sobretodo la ambientación. Maud me sacó un poco de quicio en algún momento pero las otras dos protagonistas me conquistaron
    besos

    ResponderEliminar
  28. Tengo muchas ganas de leer este libro, me llama mucho la atencion.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  29. Me ha encantado la reseña y le tengo ganas al libro. Besos

    ResponderEliminar
  30. Es una novela que me llama la atencion y que tengo ganas de leer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Me gustó también, sobre todo por su magnífica ambientación.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  32. A mi también me gustó muchísimo! e iba a añadir lo mismo que Margari, que me encantó la ambientación!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  33. A mi también me gustó bastante :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Vaya es la tercera reseña que leo y sí no saldrá de mi lista. Tiene muy buena pinta.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  35. No me atraía mucho, pero con cada nueva reseña que leo, me apetece más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  36. Lo tenía echado el ojo, pero no sé por qué no lo apunté en mi lista de futuras adquisiciones. Gracias por recordarme por qué me había llamado la atención. Tu reseña no hace más que confirmar que este libro es de los míos
    Besos

    ResponderEliminar
  37. No sé las reseñas que he leído hoy sobre esta novela... pero me tengo que hacer con ella =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  38. Cada vez tengo más ganas de leerlo. ¡Habrá que poner remedio! Un beso, Patri.

    ResponderEliminar
  39. Lo que más me gustó de la novela la ambientación de Paris ese recorrido que hace por sus calles, por las clases altas y bajas, por esa forma de vida desenfadada cuando las clases más pobres a penas subsistian. En cuanto a los personajes fuertes Maud terminó hastiandome hacía el final del libro, todo lo contraio que Ivette que termino enamorandome. Me llevo el enlace para el resumen de la lectura simulanea conjunta

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario