martes, 10 de diciembre de 2013

"E-king" - Javier Díez Carmona

El miércoles pasado, la editorial Erein me invitó a la presentación de “E-king” de Javier Díez Carmona. El libro pertenece a su colección Cosecha roja, la sección de la editorial dedicada a la novela negra que, como sabéis, es mi género preferido. Allí estuve, conociendo al autor, quien habló en tales términos de su libro que salí, no sólo con él bajo el brazo, sino con unas ganas tremendas de leerlo. Cosa que, por cierto, hice enseguida, en el mismo autobús que me condujo de vuelta a casa.
Aunque el libro pedía a gritos ser devorado de tirón, no pude hacerlo por falta de tiempo. No obstante, en cuanto encontré un hueco libre, lo hice y aquí os traigo mis impresiones.

Javier Díez Carmona

Licenciado en Ciencias Económicas.
En el campo de la literatura cultiva tanto el relato como la novela y la novela juvenil.
En relato ha participado en diferentes antologías del género además de haber sido premiado en más de setenta certámenes.
En literatura juvenil ha publicado dos novelas breves con la editorial Libresa, de Ecuador: La Casa de los Gentiles y La Gruta del Diablo,inspiradas ambas en la historia y la mitología vascas.

Ha sido finalista de los certámenes de novela “Felipe Trigo”, de Villanueva de la Cañada, y “Dulce Chacón”, de Brunete, en este caso con E-King.
En 2012 publicó Correr a Ciegas, su primera novela no dirigida a un público juvenil.


Datos técnicos

Título: “E-king”
Autor: Javier Díez Carmona 
Editorial: Erein; colección Cosecha roja nº 11
Edición: rústica
Páginas 196
ISBN: 978-84-9746-855-8
Publicado el 29 de octubre de 2013
Precio: 15 euros



Argumento

Adela Martínez es una mujer de unos cincuenta años. Hace un año su marido la golpeó con tan mala suerte que resultó gravemente herida y estuvo una larga temporada en el hospital. Tras ser dada de alta, con un divorcio a sus espaldas y una orden de alejamiento a sus espaldas, malvive con la exigua pensión que su marido le pasa junto a sus dos hijos adolescentes: Montserrat, estudiante universitaria y Miquel, un joven que vive en su propio mundo cibernético.
Una noche, su hija vuelve a casa tras asistir a sus clases y no la encuentra allí. Al principio le extraña pero no le da mayor importancia; se encierra en su cuarto para chatear, ver las últimas noticias de sus amigos en Facebook, etc… Miquel, como siempre, está encerrado en su cuarto, con sus cosas, y no se da cuenta de nada. A las pocas horas, Montserrat está muy preocupada. Un comportamiento así no es normal en su madre; una mujer anodina, que no parece tener vida más allá de su casa, sus labores y sus tardes de telenovela y sofá.
Llama a la policía y, aunque han pasado pocas horas desde la desaparición, enseguida le hacen caso y es que la existencia de una orden de alejamiento siempre hace sospechar que pueda haber ocurrido algo siniestro.
La veterana Roser Colom y el novato Xavier Font serán los mossos encargados de llevar adelante la investigación. Su primer objetivo es el marido: Roser, la experta, considera que cuando una mujer maltratada desaparece, el culpable siempre es el marido. Y hacia él se encaminan todas las sospechas y pesquisas.
Pero en este caso, enseguida empiezan a surgir pistas que hacen pensar que el asunto pueda ser mucho más complicado…
. Si una mujer amenazada desaparece, no pienses en asesinos en serie, en fugas con su príncipe azul, en accidentes inexplicables. Siempre es él. Pero, a lo largo de una investigación desarrollada con la urgencia de la incertidumbre, una investigación salpicada de violencia de género, redes sociales, espionaje y fogonazos de un pasado reciente, ambos descubrirán que las verdades absolutas nunca son tales y, en ocasiones, las apariencias son apenas la fachada de realidades más siniestras y oscuras.

Impresiones

Decía el autor en la presentación que lo que había pretendido hacer era una novela para devorar. Y puedo jurar que lo ha conseguido. Es ésta una novela que, si tenéis tiempo, pide ser leída de tirón; en una tarde de invierno, sentados en el sofá con una taza de café o té en la mano. Sus escasas páginas –no llega a las 200- su ritmo constante y creciente y el interés de su trama, lo pide a gritos.

Decía también el autor que era una novela negra clásica y, al mismo tiempo, no lo era. Y también eso es cierto. Tiene muchos elementos de los que podemos encontrar en las mejores novelas del género pero, además, presenta elementos nuevos, modernos, que la hacen distinta y muy actual. El problema de la violencia doméstica, el uso de las redes sociales, los adolescentes encerrados en un caparazón virtual…., son elementos de total actualidad que le dan un aire diferente.
La novela parece, en principio, que va a centrarse en la violencia doméstica –una de las peores formas de violencia- pero enseguida veremos que no es exactamente así. Al saber la policía que la mujer desaparecida fue víctima de un episodio de violencia de género y conocer la existencia de una orden vigente de alejamiento respecto al ex marido, lo primero que piensan es que éste la ha secuestrado o, quizás, matado. Porque, como dice Roser:
"Si una mujer amenazada desaparece, no pienses en asesinos en serie, en fugas con su príncipe azul, en accidentes inexplicables. Siempre es él. "
Pero pronto veremos que ésa es la solución fácil, la más obvia, pero que también hay que mirar debajo de lo aparente para ver las cosas como son. Y es que, a poco que investigan, descubren que la desaparecida no llevaba una vida tan anodina como sus hijos pensaban. Cuando encuentran a una persona relacionada con ella, muerta en su casa, el asunto se complica mucho y los mossos tienen que pensar en otros posibles culpables.
Me ha resultado muy interesante lo que el autor plantea respecto al total desconocimiento que muchas veces los hijos tienen de las vidas de sus padres. Da la impresión de que nuestros padres no han tenido vida antes de tenernos a nosotros (¿os los podéis imaginar siendo jóvenes, saliendo de fiesta, ligando…?) y, por supuesto, que no tienen más vida, después de tenernos, que la de vivir para criarnos. Cuando, algunas veces, descubrimos que son personas de carne y hueso, con sus anhelos, sus deseos, sus pasiones quizás, a veces nos quedamos patidifusos. Eso es lo que le pasa a Montserrat, la hija de Adela. Descubre que su madre hacía algo más que levantarse, prepararse el desayuno, ir a la tienda, prepararles la comida, limpiar la casa y ver la televisión y al principio no se lo puede creer. Le parece mentira vivir con ella y no conocerla. Y es que, en algunos casos, hay hijos –sobre todo adolescentes o muy jóvenes- que, más que vivir con su familia, parece que simplemente compartieran piso con ella. .. Y eso respecto a la hija que si hablamos del hijo…
El hijo, Miquel, es un adolescente huraño y retraído en sí mismo. Vive en un mundo virtual formado por juegos de ordenador y de rol y de ahí no sale. Se encierra en su cuarto o en el cibercafé del barrio con la única compañía de su portátil del que no se separa ni para dormir. Y de su familia ni sabe nada, ni quiere saberlo.
El tema de los hijos le da un cariz muy interesante a la novela, original y diferente, pero también nos plantea cuestiones que hacen reflexionar.
La novela se sitúa en Barcelona. Más en concreto, en los barrios de la Barceloneta y del Raval. Como ya he comentado en varias reseñas, Barcelona es una ciudad muy literaria. Son muchísimas las novelas que transcurren allí y negras ni os cuento. Pepe Carvallho o el inspector Méndez, nos han presentado la parte más sucia y peligrosa de la ciudad, Ruiz Zafón la más evocadora y mágica…. Díez Carmona nos presenta una Barcelona más normal; unos barrios donde vive gente normal, con sus problemas y su vida habitual. Familias normales, con los problemas y vidas que más o menos tenemos todos.
El estilo es el típico de la novela negra más ágil y “atrapante”. La novela se divide en capítulos muy cortos –en muchas ocasiones, tan sólo tienen dos páginas, y alterna escenarios: en uno de ellos tenemos a Adela, en otro la investigación o la familia de Adela. Narrado en tercera persona, el autor utiliza una prosa sencilla, sobria y directa. Va al grano aunque, a pesar de ello, consigue apuntar una trama paralela; la referente a Xavier a quien el tema investigado le toca especialmente.
Los personajes no están especialmente desarrollados. Tampoco lo exige la historia. Se dan las notas justas para hacernos una idea cabal de quién son y cómo son.

La lectura es ágil y sencilla. Para que os hagáis una idea, os dejo un link para que podáis leer los primeros capítulos:
http://issuu.com/erein/docs/e-king

Es una novela de ésas para ser leídas de un tirón. Muy entretenida y, cómo no, con alguna sorpresa. La verdad es que, a unas 30 o 40 páginas del final, creí haberlo adivinado todo. No me importó, no por ello la novela me hubiera gustado menos. Pero una se considera una lectora avezada de novela negra (44 son las que he leído este año) y cree ya poder adivinar las intenciones del autor… ¡Qué va! Nada más lejos de la realidad; como siempre, la trama guarda sorpresas. Y hasta aquí puedo contar…

Conclusión final

Muy interesante esta primera novela que leo de Javier Díez Carmona. Me ha gustado mucho, me ha resultado entretenida y, sin duda, recomiendo su lectura.
Nota: respecto al título tan extraño que tiene..., tiene su explicación pero, para saberla, tendréis que leer la novela...




17 comentarios:

  1. No tiene mala pinta en absoluto pero no si ahora me apetece meterme en un tema tan delicado.

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo no nos llama el tema, pero gracias por presentárnoslo, porque ni siquiera conocíamos al autor.

    ResponderEliminar
  3. Pues parece bastante interesante. Una novela que engancha y que sea fácil de leer viene bien de vez en cuando. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Pues ya que es cortita, ¿por qué no? Me la apunto y a ver si coincido contigo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. eso de que se puede leer de un tiron me gusta

    ResponderEliminar
  6. Me suena, creo que he leído alguna reseña sobre ella y la verdad es que me gusta el argumento. Me lo apunto
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Tiene buena pinta y me gusta encontrar elementos actuales en mis lecturas por lo que siendo tan cortita no me importaría leerla
    besos

    ResponderEliminar
  8. Para tratarse de novela negra, que no es mi fuerte, tiene bastante buena pinta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Me he quedado con las ganas de saber que le ha pasado a Adela...

    ResponderEliminar
  10. Me presentas esta novela. Y por lo que cuentas, muy buena pinta que tiene. Apuntada me la llevo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que el título no es muy atractivo pero luego lees el argumento y sí que parece enganchar. Me parece un libro que me gustaría mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Si viene de ti con la experiencia en el tema que tienes debe de ser realmente buena

    ResponderEliminar
  13. Mmmm... pues me dejas en duda. No sé.

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Un libro que me descubres y me quedo pensando... :)
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario