martes, 31 de mayo de 2022

"La mujer de rojo" - Alex Beer



Hace año y medio leí “El segundo jinete” de Alex Beer (reseña). La leí pensando que era una novela autoconclusiva por lo que hace unas semanas me sorprendió ver que Maeva publicaba la que se convertía en segunda novela de la serie: “La mujer de rojo”

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Maeva
Páginas: 352
ISBN: 978-84-19110-16-9



Si
nopsis

Viena, 1920. La ciudad del inspector August Emmerich es un lugar de extremos donde la población vive entre grandes penurias, inestabilidad política y una vida nocturna muy activa. Mientras sus colegas trabajan en un caso mediático, el asesinato del popular concejal Richard Fürst, Emmerich y su asistente Ferdinand Wintertienen que hacer de «niñeras» de una famosa actriz que teme por su vida. Mientras la protegen no solo encuentran una siniestra conexión con Fürst, sino que también descubren un rebuscado plan de asesinato. Comienza así una dramática carrera contrarreloj que permitirá al lector adentrarse en los abismos de la ciudad y sus habitantes.

Impresiones

Estamos en Viena en el año 1920. August Emmerich es ya inspector de policía aunque aún no le han encargado ningún caso importante y , junto a su ayudante, no va más allá de investigar pequeños crímenes.

En estos momentos sus compañeros trabajan en un gran caso: el asesinato de Richar Fürst, un popular concejal de la ciudad, amado por todos (sobre todo por los más menesterosos). A él y a su ayudante, en cambio, les encargan atender las quejas de una actriz que cree que en el rodaje de su película están ocurriendo sucesos extraños, quizás paranormales. Tienen suerte y consiguen solucionar pronto el asunto y Emmerich pide al comisario que le deje investigar el caso de Fürst. Un caso que ya ha sido cerrado por sus compañeros pero con cuya solución August no está de acuerdo. El comisario les da tres días y Emmerich y Wintertienen se ponen manos a la obra en una investigación paralela y contrarreloj.

Lo primero, decir que esta novela se puede leer independientemente de la anterior “El segundo jinete”. Los casos son totalmente independientes y, si bien es cierto que hay algunas cuestiones personales que arrastran de la primera novela, también lo es que la autora da unas notas para poner en situación al nuevo lector (y también a quienes, como yo, aún habiendo leído la primera novela, no se acuerdan de nada).

En esta ocasión, Emmerich y su ayudante ya tienen un puesto de trabajo fijo en la policía de Viena. Son los últimos monos de la comisaría, eso es cierto, y todos se burlan de sus defectos: ambos fueron a la guerra y ambos volvieron vivos pero heridos: uno es cojo, el otro manco (la "patrulla de los tullidos" les llaman). Sin embargo, Wintertienen, joven y bisoño, tiene muchas ganas de aprender y Emmerich es perro viejo y se las sabe todas. Incluso sabe discernir cuándo la policía se está equivocando buscando la solución más fácil o tratando de endilgar el muerto a un inocente.

“La mujer de rojo”, como la primera novela, aúna la investigación criminal y la novela histórica, dos de los géneros que más me gustan. La ambientación espacio temporal es realmente buena. Hace solo un año del fin de la Primera Guerra Mundial y Austria es un país destruido, perdedor. El hambre y la pobreza campan a sus anchas aunque siempre hay quien sabe salir aún más fortalecido (con más dinero y poder) de las desgracias. No es el caso de Emmerich, no: tras la pérdida personal que sufrió en la novela anterior, el inspector de policía vive prácticamente en la indigencia y, de hecho, pernocta en un albergue para menesterosos. ¿Cómo es eso posible? Obviamente, sólo se explica situándonos en un país perdedor de una gran guerra pocos meses después del fin de esta. En esta novela, como en la anterior, se nos explica bien cómo estaba la capital del país y cómo se vivía allí. Un país en el que habían desaparecido casi las clases sociales y sólo había muy poderosos y muy pobres, sin términos medios.

La investigación se realiza a la manera clásica, moviéndose los policías de aquí para allá, preguntando mucho, arriesgándose si es el caso… La trama se despliega poco a poco, haciendo que la novela tenga un ritmo medio. No me parecía que fuese a haber grandes sorpresas pero, sí, algunas cosas del final han logrado sorprenderme.

Los personajes están descritos en su justa medida. De hecho, de ellos se dan muy pocas notas, sólo las que requiere la historia, siendo Emmerich quien mejor dibujado está. Es un personaje interesante, parte viva de la Historia.

Conclusión final

Me ha gustado “La mujer de rojo” como en su día me gustó “El segundo jinete”, ahora ya, sabiendo que es una serie, estaré atenta por si hay una tercera entrega.



Si os ha gustado mi reseña podéis haceros con el libro a través de los siguientes enlaces:


9 comentarios:

  1. Menos mal que has avisado que se pueden leer independientemente porque esta la tengo pero la anterior no 😅😅😅
    Y es que me gusta bastante.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Hola. Pues lo único que me llama la atención es el lugar donde se desarrolla. Por lo demás, no la veo para mí.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pinta bien, pero siendo serie, la segunda entrega ya... me parece que no me animo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues no he leído el anterior todavía. Y creo que me podría gustar esta serie, pero entre tanto pendiente, a ver si cae...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. En esta ocasión no me animo, no me termina de atraer la trama :)

    ResponderEliminar
  6. No he leído el primero de la saga, así que para leer el segundo tendría que leer el primero antes. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Le había echado el ojo. A ver si me animo a leerlo que he leído la sinopsis y me llamó la atención.

    ResponderEliminar
  8. No me importaría leerla, si surge la oportunidad. Es de agradecer que se pueda leer de forma independiente a la anterior, porque no soy partidario de sentirme obligado a seguir una serie desde el primer título. Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario