jueves, 7 de noviembre de 2019

"El mañana sin mí" - Emili Bayo

Hoy os traigo la reseña de “El mañana sin mí” de Emili Bayo, novela galardonada con el último premio Alfons el Magnanim de Narrativa

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Versátil
Páginas: 368
ISBN: 978-84-17451-67-7

Sinopsis

Nadie espera nada del cínico sargento Abel Claramunt, desterrado al callejón sin salida de los casos sin resolver.

Sabe que tiene los días contados como policía cuando Elena Izbasa es encontrada muerta en el cementerio de Lleida, con un impacto de bala de un arma antigua. Días después, su amante, un pintor de talento maldito, aparece colgado en su estudio.

Dos muertos y un sospechoso demasiado evidente, el marido de Elena, el anticuario Justo Aragay, un prohombre de la ciudad, que utiliza sus contactos en las más altas instancias para que Claramunt, al que había conocido en una partida de póquer, quede al cargo de la investigación.

Aragay no es el único que guarda un as en la manga, también juega al despiste la hija de ambos, Laura, que puede perderlo todo si no tiene una buena mano.

Al sargento Claramunt se le acaba el tiempo. No quiere despedirse sin dejar resueltos los misterios que sus últimos días le proponen. Pero debe darse prisa. Mucha prisa.

Impresiones

Elena Izbasa es una mujer de origen rumano casada con el anticuario Justo Aragay. Un día aparece muerta en un cementerio. Le han disparado un tiro con lo que luego se descubrirá es una pistola antigua

El comisario de los Mossos de Lleida encarga la investigación a Claramunt, un policía con pocos amigos, “escondido” en el departamento de casos sin resolver. Lo hace a petición expresa del marido de la fallecida, a quien conoció en una partida de póker. En la investigación le ayudará la agente Azucena, una familiar lejana suya que trabaja en la misma comisaría

El autor va relatando cómo se desarrolla la investigación en la que pronto surgirá como claro sospechoso el marido de la víctima.

Al mismo tiempo y en capítulos alternos, se nos transcribe la declaración de Laura Aragay Izbasa, hija de la víctima y de Justo Aragay

Antes de trasladaros mis impresiones sobre esta novela, dejadme deciros que el protagonista, Abel Claramunt, ya salió en la anterior novela del autor, “Tan tuyo como tu muerte”. No obstante, no es imprescindible leer la primera para entender esta segunda. Yo sí he leído la primera novela; fue hace dos años y podéis leer la reseña aquí. Me gustó muchísimo aquella novela y, sin embargo, al empezar ésta no caí en que formaba parte de una serie. Así que podéis empezar directamente por ésta aunque sí podéis, siempre mejor leerlas en orden; entre otras cosas porque “Tan tuyo como tu muerte” es una magnífica novela que estoy segura que vais a disfrutar.

La novela está narrada en primera persona por dos voces distintas: el propio Claramunt, que nos lleva de la mano en la investigación y Laura Aragay cuya narración adopta la forma de declaración ante la policía. Aunque desde el principio sabemos que ambas narraciones –podríamos llamarlo, con matices, dos tramas- tienen que estar relacionadas (al fin y al cabo, Laura es hija de la víctima y está prestando declaración policial), no sabemos qué nexo de unión tienen. Laura cuenta su vida desde el mismo momento en que huyó de casa a los dieciséis años hasta el momento actual, tres años después. Gracias a su narración iremos conociendo las intimidades de la familia. Y, por supuesto, iremos conociendo a Justo Aragay a quien su hija odia. En este sentido, vamos un paso por delante de Claramunt. Las dos tramas se van alternando en los diferentes capítulos, ocupando la investigación policial algunas hojas más

La novela comienza el día 12 de febrero de 2013 con el levantamiento del cadáver de Elena y termina el 15 de febrero; ocupa por tanto tan sólo tres días de un frío mes de febrero, los días que tarda en llevarse a término la investigación. La novela se estructura en 16 capítulos más un epílogo. La mitad de esos capítulos son la transcripción de la declaración de Laura que, curiosamente, comienza por la segunda parte y va avanzando para, en el último momento, ofrecernos la primera parte de la declaración. El autor utiliza la técnica que ya usó en la primera novela y que tan bien le funciona. La narración en primera persona es un acierto y Emili sabe dar voz a dos personajes tan diferentes como el cínico Abel Claramunt y la joven Laura Aragay

La novela sigue las pautas de una novela policíaca de estilo clásico y, en algunos aspectos, me ha recordado a la famosa serie de Lorenzo Silva (sobre todo en la relación entre el experimentado Claramunt y la novata Azucena que recuerda a las primeras investigaciones de Bevilacqua y Chamorro). El estilo del autor es más que correcto, la novela está escrita con cuidado y atención sin dejar de lado el entretenimiento.

La novela goza de un ritmo adecuado, medio tirando a rápido. Hay mucho diálogo y fluidez, resulta entretenida e interesante. Aparece salpicada de frases para subrayar aquí y allá, prácticamente todas provenientes del cínico Claramunt. Como ejemplo: “Dicen que hasta la muerte todo es vida” o, un chiste forense: “- ¿Puede decirme alguna cosa, doctor?- pregunté. --Me sé unos cuantos chistes de forenses. – Sobre el muerto. – Hace demasiado poco que está muerto como para que hayan hecho chistes sobre él. –Los patólogos tienen un humor diferente. –Sí, supongo que es patológico”.

Los personajes son muy interesantes. Especialmente el inspector protagonista, Abel Claramunt. Un policía resabiado, de vueltas de todo, poco sociable. Y, algo que lo hace diferente: enfermo terminal de cáncer de colon. El cáncer le está matando pero él prefiere seguir peleando, al pie del cañón. Junto a él tenemos a Azucena (que también salió en la primera novela): una chica sanota, sociable y afable. Novata pero con muchas ganas de aprender. Y luego tenemos a los personajes nuevos de esta entrega; pero de esos no hablo ya que el misterio girará en torno a ellos, siendo uno de ellos la propia víctima y otro la segunda narradora

Conclusión final

Me gustó muchísimo “Tan tuyo como tu muerte” y me ha gustado igualmente “El mañana sin mí”. Una novela policíaca con un protagonista tan antipático como simpático (al estilo del Sebastian Bergman, ya le conoceréis los fans de la serie sueca). Una novela ágil, bien armada, que no dudo en recomendaros.



Si os ha gustado, podéis comprarla en el siguiente enlace de Amazon:


14 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Me gustan mucho las novelas policíacas, así que me apunto los 2 a mi lista.
    ¡Nos vemos! :)

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes:
    Después de leer tu reseña no me queda más que apuntarme este título y el anterior de la saga de este detective.
    Muchísimas gracias por traerlo, y por tu estupenda reseña!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el autor, hasta hace poco no lo había leído en castellano y ahora quiero leerlos todos 😁

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  4. Qué buena pinta tiene! Voy a tener qeu buscar la anterior novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. La leería, si surgiera la oportunidad, aunque no como para darle preferencia sobre otras lecturas que tengo pendientes. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola! No conocía este libro pero lo cierto es que parece muy interesante así que me lo apunto ya que además es un género que suele gustarme. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Aunque no sea imprescindible haber leído la primera a mí me sirve de excusa perfecta para no llevarme un libro más y es que, a pesar de tus buenas impresiones, prefiero ir sacando pendientes salvo aquellas cosas nuevas que me resulten imprescindibles.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola, en las series soy muy maniática y prefiero empezar por la primera, así que me llevo ambas. Luego veremos. Besinos.

    ResponderEliminar
  9. No he leído ninguna, no conocía esta serie, tiene muy buena pinta, aunque me da un poco de pereza ponerme con otra serie. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Tendré en cuenta las dos, aunque ya no doy a basto con tanto del género ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. No me voy a animar esta vez, al menos de momento que tengo acumulación.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Ahora mismo no me apetece una policíaca, que con La noche del ocho ya voy servida (no me está haciendo mucha gracia). Creo que mi próxima lectura será de temática opuesta XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario