miércoles, 1 de febrero de 2017

“Respira, Rebecca, respira” - Bárbara Alves


Ya sabéis que de vez en cuando me gusta leer novelas ligeras y con un toque de humor. Me viene bien leerlas entre tanto crimen. En ésta me fijé nada más verla: me dio buenas vibraciones. No me equivoqué pues he disfrutado como una enana leyéndola

Éstas son mis impresiones


Bárbara Alves

No voy a explicarte lo que he estudiado y lo que no, no voy a decirte en qué trabajo ni si tengo premios literarios (que no los tengo). En cambio, voy a decirte quién soy. ¿Te parece bien?

Soy Bárbara, tengo tres hijos, un marido, un perro, un gato, un trabajo y mucho, pero que mucho cuento.

Nací en Barcelona, donde actualmente resido.

He sido camarera, dependienta, monitora, secretaria, agente de viajes, teleoperadora y un sinfín de oficios más hasta que decidí volcarme en la escritura, que ha sido mi sueño y mi pasión desde que era niña.

Respira, Rebecca, respira… es mi primera novela, pero amenazo con seguir escribiendo.

Ahí queda eso.



Datos técnicos


Título: “Respira, Rebecca, respira”

Autora: Bárbara Alves

Editorial: Ediciones B

Edición: tapa blanda con solapas

Fecha de publicación: enero de 2017

304 páginas

ISBN: 978-84-666-6056-3

Precio: 16 €



Argumento

¿Te has probado toda la ropa del invierno pasado y solo te sirve la bufanda?

¿Tienes un sueldo asombroso, capaz de dar risa y pena al mismo tiempo?

¿Tus hijos te vuelven loca (y no precisamente de amor)?

¿El grupo de WhatsApp con tus amigas está lleno de calificativos cariñosos como «zorra» o «hija de puta»?

¿Tu marido es un genio del escaqueo?

¿Hay veces que te gustaría desaparecer del mundo con un bote gigante de Nutella?

Si has contestado «sí» a tres o más de estas preguntas, entonces no hay duda: esta es tu novela. Necesitas urgentemente una buena dosis de risas y lectura.

Engánchate al fenómeno #RespiraRebecca.

Rebecca, la protagonista de esta novela, tiene tres hijos, un marido guapísimo con tendencia al escaqueo, una madre pesada y adorable, un trabajo de mierda y un grupo de amigas totalmente locas.

Rebecca piensa que los problemas son muy maleducados. Tienen la fea costumbre de aparecer todos juntos, sin avisar.

Rebecca es imperfecta, malhablada, ingeniosa y sincera.

Tal vez como tú…



Impresiones

Rebecca tiene treinta y ocho años, un marido que la quiere y a quien quiere y tres hijos pequeños a los que adora pero que no le dan tregua. Trabaja por las mañana en la administración de un elitista gimnasio –con una jefa odiosa- y cuando llega a casa se le acumulan las tareas. Pero no se puede quejar, es feliz o al menos eso cree. Aunque no es oro todo lo que reluce. Los embarazos le han dejado unos cuantos kilos de más, la falta de tiempo para sí misma ha hecho que se haya dejado, odia su trabajo, su marido no se implica en el cuidado de la familia... Y, encima, la publicidad nunca se fija en mujeres como ella, mujeres reales. Por si fuera poco, empieza a sospechar que su guapísimo marido, Diego, le engaña


¿Te has probado toda la ropa del invierno pasado y solo te sirve la bufanda? Ummm, casi que sí

¿Tienes un sueldo asombroso, capaz de dar risa y pena al mismo tiempo? No, me temo que no tengo sueldo

¿Tus hijos te vuelven loca (y no precisamente de amor)? Poz zí

¿El grupo de WhatsApp con tus amigas está lleno de calificativos cariñosos como «zorra» o «hija de puta»? No, eso no. Si fuese el caso, aguantaría poco allí

¿Tu marido es un genio del escaqueo? Un poco aunque cada vez menos. Eso sí, de los niños me encargo yo

¿Hay veces que te gustaría desaparecer del mundo con un bote gigante de Nutella? ¿Dónde hay que firmar eso?

Si has contestado «sí» a tres o más de estas preguntas, entonces no hay duda: esta es tu novela. Necesitas urgentemente una buena dosis de risas y lectura. ¿A cuántas contestáis sí vosotras?

“Respira, Rebecca, respira” ha sido un soplo de aire fresco, una novela muy divertida con la que me lo he pasado en grande. Y con la que me temo me he identificado en algunas ocasiones.

Rebecca es una mujer muy normal. Con un trabajo que no le apasiona, un buen marido, tres hijos a los que adora pero que le agotan y no le dejan un momento para sí misma. La novela plantea, de forma muy divertida eso sí, lo difícil que es conciliar casa-trabajo-familia para la mujer de hoy en día. Es imposible leerla y no identificarse con ella. Yo ha habido momentos n que me he visto a mí misma. Por ejemplo, la escena en la que ella se ducha y va al baño todo quisqui. Eso es casi tradicional en mi casa: la niña se planta allí, el niño entra, el perro no puede faltar…, estoy por invitar a los vecinos de arriba a ver si quieren ver cómo me ducho…. O los kilos engordados con el embarazo (o después, como fue mi caso), o el dejarme por no tener tiempo (yo que antes no bajaba ni al portal sin el rímel y toda la parafernalia puesta). Ains, que me he visto reflejada, sí señores. Me temo que no todo acabará tan bien para mí como para Rebecca pero bueno, tampoco me quejaré demasiado jajaja

Rebecca es simpatiquísima. Se come el tarro ella solita y se lo come a los demás. Pero, aunque a veces sea un poco Antoñita la fantástica y se imagine cosas que no son, es muy buena gente y está ahí siempre que se la necesite.

Las escenas con su familia son a veces de traca. Con sus amigas ni os cuento. Las conversaciones en el trabajo con su jefa Sofíiii. O las amistades que hace con mujeres mayores que van siempre en el tren, como ella camino del trabajo.

Con un lenguaje muy coloquial, como corresponde al tono desenfadado que lo impregna todo, no exento en alguna ocasión de algún taco, Rebecca nos irá contando en primera persona sus cosas, sus deseos, sus sentimientos, sus inquietudes… Y asistiremos a una serie de cosas que le pasan en su vida personal y laboral que nos sacarán más de una carcajada. Y es que Bárbara Alves tiene mucha gracia contando las cosas. Los diálogos son chispeantes, hay escenas muy graciosas a las que asistiremos como espectadores porque a mí me ha resultado una novela muy visual. En el libro hay muchísimo diálogo y mucho ritmo. La facilidad de lectura es pasmosa y me leí el libro en dos ratos, sonriendo casi de continúo y soltando alguna que otra carcajada.

Rebecca es la protagonista indiscutible de la novela y además la narradora. Pero junto a ella aparece un elenco importante de personajes que no tiene desperdicio. Su guapo marido Diego, sus hijos Keanu, Uma y Chloé. Su amiga Janet y su amigo y compañero de trabajo Manu, su jefa Sofiii, su guapa y glamourosa madre Lucía, o Susana Echeverría, una influyente empresaria clienta del gimnasio. Cada personaje está bastante bien perfilado dentro de lo que es la historia y, aunque son personajes un poco “de libro” y a veces con sus características un poco exageradas, funcionan muy bien y con ellos la autora consigue reflejar todo lo que le interesa

La historia está francamente bien. Lo que más me ha gustado es, como os he dicho, su normalidad y que me he podido sentir identificada en algunas ocasiones. Aunque la autora busca la risa o por lo menos la sonrisa, en el fondo tiene bastante fondo (perdonadme la redundancia) y guarda un mensaje muy positivo: por muy mal que vayan las cosas, no hay que desesperarse, hay que lucha siempre por nuestros sueños porque todo es posible en esta vida


Conclusión final

“Respira, Rebecca, respira…” es una novela tipo chick-lit y de humor con la que me lo he pasado genial. Divertida, entretenida, ha sido un placer leerla

Podéis comprarla en Popular libros


31 comentarios:

  1. Estos libros son lo mejor para reirte y la portada me parece muy realista, este me lo apunto y viendo que te lo has pasado tan bien, las risas estan aseguradas. Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo no soy muy dada a este género pero en esta ocasión me animé y la verdad es que me lo he pasado bastante bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. He visto varias reseñas y no me importaría leerlo.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  4. Pues aunque parece divertida no me llama la atención.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Vaya, un poco como hablábamos el otro día con el reportaje de Samantha. Parece divertida, aunque este género no me acaba de encajar. Besos

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que se ve divertida, pero con todo lo que tengo no me termino de animar con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ayer mismo la compre para el kindle, me apetecía leer algo divertido en la peluquería, aunque al final no la empecé, es lo que tiene ponerse a hablar... Espero empezarla pronto, más viendo cómo te ha gustado.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  9. La semana pasada leí una reseña en la que no ponían a esta novela muy bien (especialmente por el carácter de la protagonista) El chick-lit me suele gustar bastante, de vez en cuando encalo una de estas novelas. Esta que hoy nos traes, la leeré. Me llama la atención. Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡que ganas tengo de leerlo! la verdad es que he contestado a 4 sí!!!
    En fin... creo que es una novela que ni pintada para mi!! jajajaja.
    MUAS!

    ResponderEliminar
  11. Debe ser muy divertida, de esas en las que te describen totalmente. No me importaría echarle un ojo.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Este tipo de novelas me encantan, son ligeras, fáciles de leer y entretienen a la par que te sacan varias sonrisas. Es una buena elección siempre.

    Un beso
    Yolanda ❤ ❤ ❤

    ResponderEliminar
  13. De vez en cuando vienen bien estas lecturas, para despejarse o buscar ratitos más tranquis =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. No me importaría nada leerla porque de vez en cuando vienen muy bien, besotes

    ResponderEliminar
  15. Lo tendré en cuenta para cuando me apetezca algo así!
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Hola!

    Hoy no me lo llevo, no me llama nada de nada.

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Tiene una pinta estupenda y me encantaría leerla para relajar mente de libros más densos

    ResponderEliminar
  18. A mí sí que me gustan este tipo de novelas, me encanta poder reírme con los protagonistas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Hola! No es mi estilo de lectura pero sin duda se ve divertido así que no lo descarto del todo. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. Sí... se ve desenfadada, muy de la vida real... yo creo que más de una se sentirá identificada con según que situaciones y con la misma Rebeca!! Creo que no ha nada mejor que tomarse con humor el stress del día a día y seguir adelante... ;)

    ResponderEliminar
  21. Reconozco que las novelas chick-lit no me van mucho pero si te ha gustado tanto, la anoto para intentar leerla en verano.

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. La tengo pendiente, a ver cuando puedo hacerle hueco
    Besos

    ResponderEliminar
  23. No es un tipo de novela que me vaya mucho, pero después de leer tu reseña, me he quedado con muchas ganas de leerla.
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Hola!
    He visto opiniones de este libro pero no es de los que suelen gustarme, aun así, gracias por tu reseña, ha estado muy bien
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Este no es para mi. No me llama nada. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  26. No es lo que suelo leer pero si se cruza en mi camino, puede que me anime, que me estáis picando con vuestras reseñas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  27. ¡Hola guapa! Me pasa como a ti, no soy asidua a este tipo de lecturas pero, a veces, vienen genial para desconectar :D.
    La verdad es que el libro parece bastante gracioso :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  28. Para reírse un rato parece que no esta mal, así wud no la descarto para cuando me apetezcan lecturas ligeras. Besinos.

    ResponderEliminar
  29. Por lo que me ha comentado, me parece que a Beatriz no le ha gustado tanto como a ti. Besos.

    ResponderEliminar
  30. He visto alguna otra reseña de este libro y la verdad que, para entre lecturas, me vendría bien. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario