miércoles, 8 de febrero de 2017

“Lo último que verán tus ojos” - Isabel San Sebastián



Esta semana se me han juntado dos reseñas de novelas que tienen como telón de fondo la Segunda Guerra Mundial. Y, sin embargo, son dos novelas que no tienen nada más que ver entre sí que esa localización de base porque por lo demás son historias completamente distintas. La de ayer fue una novela romántica y la de hoy es un thriller pseudo-histórico

Éstas son mis impresiones



Isabel San Sebastián

Isabel San Sebastián (Chile, 1959) es periodista todoterreno. Ha trabajado en prensa (ABC, El Mundo), radio (Ser, Onda Cero, RNE, Cope, ABC Punto Radio) y televisión (TVE, Antena 3, Telecinco, Telemadrid y 13TV), actividades a las que roba tiempo para dedicarse a su pasión de escribir.

Autora de diversos ensayos, ha publicado en La Esfera de los Libros La visigoda (2007, Premio Ciudad de Cartagena), Astur (2008) e Imperator (2010).

Sus dos últimas novelas, Un reino lejano (2012) y La mujer del diplomático (2014), se han publicado en Plaza & Janés. Todas ellas han gozado de gran éxito, superando los 300.000 ejemplares vendidos.


Datos técnicos

Título: “Lo último que verán tus ojos”

Autora: Isabel San Sebastián

Editorial: Plaza y Janés

Publicado por primera vez en octubre de 2016


Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta

ISBN: 978-84-01017421


Páginas: 400


PVP: 22,90 Euros en papel /10,99 en digital



Argumento

La dignidad de un hombre se mide por cómo hace frente a la muerte.

Un valioso Greco del que no se tenía noticia sale a subasta en Nueva York. Carolina Valdés, sofisticada marchante de arte, recibe en su hotel la visita de Philip, un rudo taxista de Brooklyn, quien la embarca en una peligrosa aventura destinada a demostrar que el cuadro, robado por los nazis a su familia, le pertenece.

Arranca así una investigación trepidante que llevará a la extraña pareja desde la Budapest del Holocausto, donde el diplomático español Ángel Sanz Briz salvó a millares de judíos, hasta el Madrid de la Segunda Guerra Mundial, repleto de alemanes, con el salón de té Embassy convertido en epicentro del espionaje internacional.

Juntos harán frente a terribles secretos del pasado, mientras va creciendo entre ellos una intimidad capaz de vencer sus ancestrales prejuicios.



Impresiones

Un valioso cuadro del Greco, desconocido hasta la fecha, ha salido a subasta en Christie’s. Philip, un taxista de Nueva York, lee la noticia en un periódico y se queda estupefacto al reconocer el cuadro como el que aparecía en una antigua fotografía que su abuela le enseñaba cuando era pequeño. Era la foto de la familia Sofer, compuesta por Judah, su mujer y sus dos hijos (el niño, el padre de Philip). La familia posa en el salón de su casa y el cuadro está colgado en la pared. La familia de Philip tuvo que huir de Budapest so pena de ser asesinados por su condición de judíos. Sólo Judah, el abuelo de Philip, se quedó y, efectivamente, lo llevaron a un campo de concentración donde murió.

P
Ángel San Briz
hilip decide seguir la pista del cuadro y reclamarlo y para ello acude donde Carolina Valdés, experta en el Greco, que es quien ha firmado la autenticidad del mismo.

Aunque al principio la historia que le cuenta le parece inverosímil, Carolina decide ayudarle y ambos volarán a Europa para intentar conocer la procedencia del caso y, si se da la ocasión, ver por qué no está en las manos de la familia que lo poseía en el año 1944.

La novela comienza con un Preludio –que ocupa unas 25 páginas- que es la única parte de la novela situada en el pasado, en concreto, en noviembre del año 1944. Un alemán acude a la residencia de Judah Sofer para detenerle; su delito, ser judío. La razón de fondo de la detención: las ganas que tiene ese alemán de quedarse con el cuadro que cuelga en el salón.

Luego ya nos trasladamos al capítulo 1 y al presente, tiempo en el que transcurrirá el resto de la novela.

No había leído nada de esta autora, a pesar de que me llamaban la atención la mayoría de sus libros. Pero éste me acabó de conquistar por el período histórico en el que transcurre. He dicho por activa y por pasiva que me atraen mucho las novelas situadas en la Segunda Guerra Mundial. Y, además de las atrocidades humanas que cometieron los nazis, también se columpiaron en muchos otros temas, como el robo a gran escala de obras de arte. No es la primera novela que leo que tiene como fondo el expolio de obras de arte y, en este sentido, no es que sea el libro más original del mundo pero lo cierto es que Isabel San Sebastián sabe buscar su hueco y hablarnos de cosas que yo desconocía y que me ha gustado conocer.

P
Budapest
or ejemplo, ha traído a la palestra a auténticos héroes españoles que son, desgraciadamente, bastante desconocidos. Como Ángel San Briz, conocido como “el ángel de Budapest”. Fue un diplomático español destinado en Budapest. Durante el año 1844, parece que actuando extraoficialmente o, al menos, en los márgenes de la oficialidad, consiguió salvar a un montón de judíos húngaros (se estima que unos cinco mil) proporcionándoles pasaporte español. En principio, el gobierno de Franco había autorizado la concesión de pasaportes españoles a judíos que pudieran demostrar su origen sefardí pero San Briz hizo una aplicación bastante laxa de la ley e, incluso, aumentó el número de personas a salvar por la vía de incluir en cada pasaporte no a una persona sino a una familia entera. Se jugó su trabajo e incluso su vida sin más motivo que su humanidad. En España creo que no se le ha reconocido pero el estado de Israel sí que le reconoció como “justo entre las naciones”.

Me ha encantado descubrir a este personaje y el hecho de que la autora lo traiga a la palestra tantos años después como homenaje póstumo. También habla de otros pequeños grandes héroes como los propietarios del Embassy, la famosa cafetería madrileña.

P
Judería de Toledo
ero no sólo se dedica Isabel San Sebastián a hablar de las cosas buenas que hicieron los españoles durante una contienda en la que permanecieron neutrales, sino que también nos habla de esas otras cosas no tan buenas. Y es que el gobierno de Franco, neutral pero amigo de los nazis, ayudó –una vez perdida la guerra- a muchos de éstos a huir . España se llenó de nazis que utilizaron el país como parada hacia un destino allende los mares pero otros se quedaron gozando de las delicias de las costas españoles camuflado con otra identidad. Así que una de cal y otra de arena.

Es una novela en la que los escenarios tienen una gran importancia. Junto a Carolina y a Philip nos moveremos de la moderna Nueva York, a la preciosa Budapest, a Madrid y al barrio judío de Toledo. Sin dar demasiadas notas, consigue evocar lugares preciosos y os aseguro que dan muchas ganas de ir allí para descubrir los lugares que describe.

La historia resulta muy entretenida. Hay mucho ritmo y movimiento, secretos por descubrir, alusiones a la obra del Greco y al Holocausto judío… Sin duda, Isabel San Sebastián sabe cómo hacer una novela entretenida que da gusto leer.

Los personajes principales son Carolina y Philip. Dos personas que no tienen nada que ver en principio. Ella es una española especialista en Arte y, más aún, en la pintura del Greco. Una mujer muy culta y educada, con mucho dinero. Él es un americano rudo y patán (incluso me parece que la autora carga excesivamente las tintas en este aspecto, haciendo de Philip un personaje cuyas reacciones me han parecido en algunos casos excesivas, exageradas). Por eso la historia personal que va a surgir entre ellos no me ha acabado de convencer, por el rechazo que me producía Philip, al que no he entendido que llevase tanto el asunto a su ámbito personal. Pero bueno, es un matiz que tampoco tiene demasiada importancia porque todo el resto me ha encantado.

L
Cuadro de El Greco
a novela está muy bien ambientada y escenificada, denotando un arduo trabajo de documentación tras ella. Con un estilo cuidado y elegante pero de lectura fluida, amena y sencilla, la autora consigue que el lector se meta en la historia y que disfrute con ella.



Conclusión final


“Lo último que verán tus ojos” ha resultado ser una novela muy amena y entretenida, que nos trae una historia de secretos y maldades relacionada con un cuadro desconocido del Greco y que aprovecha para reivindicar el papel de Ángel San Briz y algunos otros héroes (casi) anónimos que consiguieron salvar la vida de muchos judíos

Podéis comprarlo en Popular libros


35 comentarios:

  1. Me lo apunto. Gracias un dia mas por tus reseñas. Felices lecturas.

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda, ya le había echado un ojo cuando la publicaron y ahora tu me la has recordado, me la apunto porque me parece que puede ser una historia que me guste.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta y no me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  4. Esperaba alguna opinión porque el libro me atraía mucho tanto en lo referente a su ambientación como en lo relacionado con el arte. Ahora tengo claro que quiero leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ya me había fijado en ella y por lo que cuentas creo que me gustará
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo en este caso sufro un serio problema de prejuicios, de ésos que a veces cuesta sacudirse. Supongo que como parece que la novela es buena y entretenida, al final me convenceréis pero por el momento, la voy dejando pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta la temática, así que no lo descarto ^^

    ResponderEliminar
  8. Yo también le había puesto la vista encima y no me importaría leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues me apetece mucho todo lo que cuentas, tiene un montón de ingredientes atractivos y creo que podría disfrutarla. Me la llevo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Desde que oí una entrevista que le hicieron a la autora en la radio, que tengo ganas de leerla :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Me ha llamado la atención lo que nos has contado, buscaré más información, besotes

    ResponderEliminar
  12. A mí me pasa como a Mara tengo prejuicios sobre la autora, y no me gusta mucho la temática de la II Guerra Mundial,no como a ti... pero como sí me gusta lo del expolio del arte acabaré cayendo en sus redes. jeje.
    Un apunte, me imagino que no te has dado cuenta pero se te ha escapado un 1844 cuando hablas de Angel Briz, por un 1944, no creo que viviera tanto tiempo el pobre, jeje.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Yo tengo el problema de dos de las comentaristas anteriores, me pueden los prejuicios con su autora y creo que me costaría mucho sacudírmelos.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Tengo ganas de leerlo, la verdad, la autora como periodista me gusta, a ver que tal como escritora. Me fío de ti...

    Un besito.
    Yolanda ❤❤❤

    ResponderEliminar
  15. Mi sobrino (mi cuñado más bien porque él tenía 3 años) me regaló hace un par de años un libro de la autora, Imperator, pero no lo he leído aún. Tendré que hacerlo porque por lo visto te ha gustado cómo escribe. Este también me llama la atención pero tendrá que esperar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Yo no me decido que aunque la temática es de las que me gustan, no creo que disfrutara con esta autora xD

    ResponderEliminar
  17. La temática es de las que me gustan y podría disfrutarlo, pero la autora no me gusta nada.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  18. Está entre mis próximas lecturas, así que te he leído un poco por encima. Yo tampoco he leído nada de esta autora pero tengo unas ganas tremendas, y más viendo que te ha gustado. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Lo tengo en casa así que lo terminaré leyendo ¡Espero que sea pronto!

    ResponderEliminar
  20. También me pueden los prejuicios con su autora, pero vas a hacer que pase de ellos, porque me gusta la temática y me has convencido con tu reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  21. No me había parado ni a mirar de que trataba este libro y oye, la trama me parece muy atractiva. Me has tentado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Tengo un dilema con esta novela, me gusta la trama del cuadro pero que tenga relación con la segunda guerra mundial me echa para atrás, así que por el momento lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  23. Otra más a la que le pueden los prejuicios con esta autora pese a que las novelas ambientadas en la II G.M. me atraen y, por esa misma razón, lo dejo pasar ya que hay muchos otros libros.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. La conozco mucho a la autora pero nunca leí nada de ella.

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola!
    Que portada más bonita^^ Me llama bastante el libro.
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Me encanta las historias que hablan sobre la guerra, pero además se añade el tema de la pintura que otro de los temas que más me apasionan. Lo tendré en cuenta sin dudarlo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Aunque la autora me cae fatal por lo que la he visto en la tele, la novela tiene buena pinta. Besos

    ResponderEliminar
  28. Este libro no creo que lo lea, no me termina de convencer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Hola! No conocía el libro pero su argumento me ha atrapado y la ambientación también así que me lo llevo apuntado! Excelente reseña como siempre.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  30. Resulta interesante que las novelas históricas rescaten hechos y personas prácticamente desconocidos, por lo poco que se ha escrito de ellos en los libros de historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. No he leído nada de esta autora y esta novela tiene una pinta estupenda, no me importaría animarme con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Esta es una de aquellas ocasiones en que me habría encantado no conocer la opinión política de la autora ni oírla en tertulias. Precisamente por ello no quiero leer nada de ella y por más que tenga buena pinta, que la tiene, este libro no lo leeré.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  33. No sabía qué pensar sobre la novela. Me ha gustado lo que has contado sobre ella. Por cierto, creo que sería 1944 en vez de 1844 :D
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. ¡Hola guapa! Creo que esta novela me gustaría mucho. Tiene pinta de ser justo de las tramas que me enganchan :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  35. Yo este espero leerlo. Me gustó mucho el anterior de la autora y sin duda este abarca una época que me encanta y ese personaje Ángel Sanz del que ya leí y me fascina. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario