martes, 11 de septiembre de 2012

"Snobs" - Julian Fellowes


Os traigo hoy la reseña de una novela típicamente inglesa. No centrada en la sociedad inglesa en su conjunto sino en una pequeña parte de ella: la alta sociedad, a la que describe de aquella manera, con todos sus aciertos y miserias –sobre todo éstas- al descubierto.

Por eso, ésta será mi aportación a la semana British de Carmen y amig@s
“Esnobs” es la primera novela de Julian Fellowes. Seguramente este nombre no os diga nada pero sí que lo hará si os digo que es el guionista de “Downton Abbey”, ¿a qué sí os suena? Y es que Fellowes es un hombre polifacético que tanto actúa como escribe guiones de cine o novelas. 

Julian Fellowes

Julian Fellowes (Egipto, 1949) creció en Inglaterra y estudió en Cambridge. Actor en más de cuarenta películas y series de televisión, director, guionista —obtuvo un Oscar al Mejor Guion Original por Gosford Park— y creador de exitosas y reconocidas series como Downton Abbey (13 millones de espectadores en Reino Unido y 3 millones en España) yTitanic, nos presenta su segunda novela, Pasado imperfecto, tras el enorme éxito obtenido con Esnobs, publicada en catorce países y número uno en las listas de Ingla¬terra y Estados Unidos, entre otros.

Libros publicados: 
.- Pasado imperfecto
.- Esnobs


Datos técnicos

Autor: Julian Fellowes
Editorial: Suma de Letras 
ISBN: 9788483653654
Género: ComediaPrecio: 15 euros; disponible en ebook al precio de 6,99 euros 
Fecha publicación: mayo 2012
Precio: 15 euros



Argumento

Un narrador omniscente –un actor, quizás un alter ego del propio escritor-, nos cuenta la ascensión social de Edith Lavery. Edith es una chica londinense, muy guapa e inteligente a la que su madre, muy ambiciosa, ha “entrenado” para aspirar a lo más alto de la escala social. Cuando conoce a Charles, conde Broughton y heredero del marquesado de Uckfield, soltero y un partidazo, no duda que la suerte ha llamado a su puerta. Charles es un hombre sencillo y amable que cae rendido a los pies de Edith y no duda en pedirle matrimonio. Edith pronto se acostumbra a su nuevo estatus de lady pero la vida que tan idílica le parecía resulta no serlo tanto. Y es que la vida en el campo, en las propiedades de la familia de su marido, la asistencia a comités benéficos, la recepción de visitas en la mansión familiar, le aburre soberanamente. Así que cuando conoce a un guapísimo actor, todo lo conseguido parece que corre peligro. ¿Qué hará Edith?





Impresiones

“Esnobs” es una comedia y, al mismo tiempo, una amarga sátira de una parte de la sociedad inglesa: la alta sociedad. Fellowes nos presenta las peculiaridades y rarezas de una clase social cerrada, peculiar y risible en muchos aspectos. Y no sólo eso sino que también vamos a tener acceso al mundo del celuloide, no menos peculiar y extraño. Se nota que Fellowes conoce perfectamente ambos mundos y nos da su peculiar visión de ellos, una visión aguda, hilarante, incisiva y crítica.
Hay varias cosas que destacan en esta novela. Una de ellas, la primera que salta a la vista, es la bonita edición que nos ofrece Suma de letras. Con una impecable traducción y labor correctora, nos presenta un libro agradable a la vista. Una portada sencilla que nos presenta tres campanillas con las que llamar a los sirvientes. Y una serie de capítulos divididos en tres partes y un epílogo. Cada parte viene precedida de un dibujo en blanco y negro que luego se va a repetir, en pequeñito, en todas las hojas impartes en cuya parte superior aparece el nombre del autor junto al citado dibujo. Tendremos, así, un diván, la parte superior de un esmoking con su camisa y pajarita, unos stilettos y unas gafas.
Otra es que la historia nos es relatada por un narrador en primera persona; un narrador que no sería más que un personaje secundario de la historia, a la sombra de la protagonista, Edith Lavery. El narrador es un actor de ascendencia aristocrática por lo que tiene acceso tanto a la alta sociedad inglesa como al mundo del cine y el teatro. Es amigo de Edith y, por sus orígenes, no tendrá tampoco problemas para hacerse amigo tanto de Charles como de su estirada madre, lady Uckfield, Así, será el mejor observador de todo lo que ocurre, lo cual nos cuenta, de forma bastante objetiva pero dando también sus impresiones de lo que acontece. Me ha resultado bastante curiosa la técnica narrativa elegida por Fellowes. La protagonista de la novela es Edith Lavery; la novela cuenta su vida y milagros y toda la historia gira en torno a ella. Sin embargo, no es ella quien relata los hechos en primera persona (recurso cada vez más frecuente) ni se ha elegido una tercera persona externa, un narrador - escritor. No, el narrador, el que nos cuenta cómo ocurrió todo, es uno de los implicados en la trama: un amigo de Edith y también de algunos de los otros personajes del libro. Él no es importante, de hecho, creo que ni se menciona su nombre (o, si se hace, no lo recuerdo); él importa en la medida que está más o menos implicado en las cosas que le ocurren a Edith pero su papel es, repito, el de narrar la historia. Me ha resultado diferente, curiosa y original la elección de esta forma narrativa. ¿A vosotros?
La historia transcurre poco a poco, en una línea temporal lineal. No es una novela de ritmo vertiginoso por lo que no es de ésas que se pegan a las manos. Sin embargo, el buen hacer de su autor y el punto irónico y divertido que tiene hace que se lea muy a gusto. Es una novela que requiere su tiempo; no se hace pesada en ningún momento pero no es de ésas que se leen en un boleo, sin el mínimo esfuerzo. Y es que es bastante detallista y se para un cierto tiempo para explicar cada uno de los hechos. Con ello, si bien se pierde un poco de ritmo, se profundiza más en la acción de tal manera que parece que la estemos viviendo a tiempo real.
Los personajes están perfectamente perfilados; sus personalidades están trazadas a la perfección dotándoles de entidad suficiente y haciendo que el lector crea conocerles y entender sus motivaciones y forma de actuar. Julian Fellowes se nos presenta como un gran psicólogo y sociólogo que hace una incisiva disección, tanto de los personajes principales, como de un cierto sector de la sociedad, lo que resulta de lo más interesante.
La protagonista es, como ya he señalado, Edith Lavery, una chica perteneciente a una familia de clase media con ínfulas de grandeza. Su madre siempre ha querido medrar en la sociedad y ha trasladado estas aspiraciones a su hija. Edith es una chica guapa e inteligente que no tiene problemas en relacionarse en sociedad. Charles, un noble perteneciente a una familia de rancio abolengo, no puede evitar enamorarse perdidamente de ella. Y Edith se enamora de lo que Charles representa. Se casa con él, por supuesto, y se desenvuelve muy bien en su nueva función de condesa; pronto parece que lleve siéndolo toda su vida. Pero..., siempre hay un pero, claro. Y, si queréis saberlo, tendréis que leer la novela porque yo ya no cuento más.
Junto a ella tendremos a Charles, el noble cazado. Un buenazo, la verdad. Aristócrata, inglés y esnob pero, a pesar de estos terribles defectos, no podemos evitar cogerle aprecio. En su inocencia casi infantil -que denota, más bien, una mente no demasiado amueblada- se hace de querer. Y como Edith nos llega a parecer una bruja, Charles acaba convirtiéndose en nuestro preferido.
La madre de Charles, lady Uckfield es uno de los personajes que da más juego. Es aristócrata de pura cepa -y a mucha honra- y borda su papel. Ese hermetismo inglés, ese mirar por encima del hombro, ese no dejar saber que se piensa o se siente están descritos a la perfección. Es uno de los personajes que más me han gustado.
Tenemos también otros personajes como la madre de Edith, Isabel y David Easton (vecinos de los Uckfield, inmensamente ricos pero no aristócratas por lo que no consiguen que se les abran las puertas de la mansión ) , la hermana de Charles y su espantoso marido, Simon (el actor que tanto papel va a tener en esta representación...)
Tan protagonista como estos personajes individuales lo es un personaje colectivo: la alta sociedad inglesa. Una clase social, rancia, arcaica, que el autor no duda en criticar sutil -y no tal sutilmente-. Nos acerca un poco a la forma en la que viven los que viven bien y nos hace ver que su vida no es tan perfecta como podría parecer.
Una alta sociedad exclusiva: "Los ingleses de cualquier clase son adictos a la exclusividad. Mete a tres ingleses en una habitación y se inventarán una regla para impedir que se les añada un cuarto"
Una alta sociedad que donde más a gusto se encuentra es en el campo: "Es difícil encontrar un aristócrata que sea feliz en Londres; al menos es difícil encontrar uno que lo admita".
Una alta sociedad en la que sus miembros son conocidos con apelativos absurdos: "Cuqui", "Pocholo", "Cuca"... (os suenan, ¿verdad?). Eso es, según el libro, una forma más de excluir a los recién llegados. ¿A ver quién es el osado que se atreve a llamar Cuca a la duquesa de Devonshire por ejemplo? Sólo los ricos de toda la vida tienen tanta familiaridad como para hacerlo.
Uno de los peores errores que puede cometer en Inglaterra un arribista social es la generosidad excesiva. Cosas como llegar a una casa cargado de regalos o invitar a todo el mundo a una ronda, _"son para los Elegidos un claro signo de que el espléndido es un recién llegado a su mundo, tanto como si lo llevara escrito en la frente"
Hablando de costumbres sociales, incluso se atreven con las españolas: sabiais que _"en España es motivo de ostracismo social utilizar el cuhillo para comer un huevo?"_ (vosotros lo sabiais? Yo no aunque, ahora que lo pienso, como los huevos fritos con pan y tenedor y los huevos duros directamente con la mano..., ¿será que estoy emparentada con la aristocracia...?)

Conclusión final

En definitiva, “Esnobs” es una novela divertida, satírica, crítica e incisiva, que se lee muy a gusto y deja un buen sabor de boca.
A mí me ha gustado bastante. En el caso de "Charlotte street" (que hace poco reseñé) comentaba que no me había llegado ese supuesto humor que destila la novela; afortunadamente, no ha sido así en este caso. Hay también humor inglés, típicamente inglés, irónico, fino y sutil que sí que he conseguido captar en esta ocasión. No es que me haya hecho reir en ningún momento -tampoco creo que pretenda éso- pero me lo he pasado bastante bien leyéndola.
En cuanto a la nota, he estado dudando entre las tres y las cuatro estrellas. Al final me decido por tres y media pero rozando las cuatro

Podéis comprarlo en Popular libros por 15 euros


 1/2

34 comentarios:

  1. A mí me gusta mucho el humor inglés y ya conocía al autor, así que posiblemente me anime con esta novela.

    ResponderEliminar
  2. No conocía el autor...y aún no he visto la serie...
    Pero no me ha disgustado tu reseña.
    Me lo voy a pensar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Es la segunda reseña que leo del libro, y las dos son positivas. Ya lo tenía apuntado, como escriba libros tan bien como los guiones de la serie, me gustará seguro.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No lo descarto, me ha gustado la reseña; que sea del guionista de D. Abbey y que esté llena del típico humor inglés es un valor seguro! Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Hace mucho tiempo que no leo una buena comedia; y tu entrada deja la puerta abierta. ¡Muchas gracias por descubrirme esta divertida novela! Besos.

    ResponderEliminar
  6. Estaba esperando a leer alguna reseña de este libro, ya que me lo tropecé en la librería y me llamó poderosamente la atención: al ver que te ha gustado, me lo apunto directamente; creo que esta visión irónica sobre la alta sociedad me puede gustar mucho. 1beso!

    ResponderEliminar
  7. Me gustan mucho las novelas inglesas y si van cargaditas de humor inglés aún más! Genial iniciativa la de Carmen la de La semana british!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Qué casualidad! Yo lo compré este verano en un arrebato después de ver la portada y leer sobre que iba, tenía el pálpito de que me gustaría. Después de leer tu reseña creo que acerté y me gustará. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Tu reseña es estupenda, no te has dejado nada pero no me termina de llamar esta novela y habiendo tanto pendiente, pues no creo que me anime con ella
    un beso!

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo pendiente en casa desde antes del verano, pero aun no ha llegado su oportunidad, espero que caiga pronto porque le tengo muchas ganas. Besos

    ResponderEliminar
  11. Me encanta lo que comentas!
    Lo tendré en cuenta, es una novela que no conocía y creo que puede gustarme =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Pues no la conocía, así que la apunto, casi más para mi marido que para mí, porque conecta más con el humor inglés que yo. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Yo tampoco conocía al autor, pero con tu estupenda reseña me han entrado ganas de leer esta comedia.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Tenía muchas ganas de leer este libro. Ahora que he leído tu reseña la subrayo en la lista de los deseos porque creo que me hará pasar un buen rato.

    Genial tu aportación a la Semana British.

    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  15. Parece entretenida, pero no sé... Gracias por darla a conocer, al menos a mí! :-)

    ResponderEliminar
  16. mmmm, como dice Saramaga parece entretenia, pero no me llama. Me está encantando la semana British, estoy aprendiento mucho del islote británico.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  17. No conocía esta novela, pero ya mismo estoy apuntándola. El humor inglés me gusta y su forma de hacer sátira, de hacer ironía también. Así que no tengo duda alguna de que en algún momento leeré este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Pues esta también me llama la atención. Esta tarde me estoy pasando por todos los blogs y con tanta reseña de novelas interesantes no voy a tener sitio en la estantería!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Me gusta su ambientación y la temática.

    ResponderEliminar
  20. Estupenda y muy British aportación a la semana, Laky. Como te puedes imaginar, me lo anoto, of course!
    Kisses,

    ResponderEliminar
  21. Sí, parece una novela entretenida y divertida por todo lo que nos cuentas pero de momento no lo anoto ya que tengo muchas lecturas pendientes. Lo tendré en cuanta para más adelante =)

    ResponderEliminar
  22. Quizá esté cometiendo un gran error, pero es que a mi el tema inglés no me llama. Y mira que me planteé apuntarme a esta iniciativa de Carmen, de hecho, esta segunda vez, no lo hice por falta de tiempo. Pero luego, leyendo vuestras reseñas y comentarios tampoco es que me arrepienta mucho porque no hay ninguna novela que me llame especialmente la atención.
    En referencia a la novela que tú nos presentas, seguramente la disfrutaría por el hecho de que parece entretenida y que ese humor del que hablas es muy agradecido.
    Abrazos
    Lupa

    ResponderEliminar
  23. Tu reseña es muy buena, aun así, no creo que me anime a leerla. Tal vez más adelante.

    Un beso.

    maribel.

    ResponderEliminar
  24. Ya había fichado esta novela cuando salió. Me gusta lo que has contado de ella, muy british parece XD así que la tendré en cuenta.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  25. Lo tendré en cuenta. Por cierto, muy buena reseña :)

    Saludos gatunos. Miaaau!

    ResponderEliminar
  26. Me lleva tentando un tiempo, si te digo la verdad... cuanto más veo de él más me gusta.
    Caerá
    Besos

    ResponderEliminar
  27. No me sonaba de nada...y la verdad es que pinta bien. Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  28. Este libro no me termina de llamar la atención... lo dejo pasar, que mi lista lo agradece.

    besos

    ResponderEliminar
  29. Me gustan mucho las novelas irónicas. Me la apunto.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  30. Me apetece ver Dowtown Abbey, pero las series me dan mucha pereza. El libro tiene buena pinta aunque por ahora creo que no lo leeré porque tengo muchos pendientes.

    Besos!

    ResponderEliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  32. acabo de leerlo y me ha encantado....te hace pensar en las relaciones de "conveniencia"...y si en realidad de una u otra forma, todas nuestras relaciones al final son de conveniencia (unas veces en sentido negativo y otras en el más amable de los sentidos....; además tiene una ironía que,como bien dices, no te hace reír , pero a mí me ha tenido buena parte de la lectura con la sonrisa en los labios...
    Es una novela que te hace pensar...

    ResponderEliminar
  33. Yo acabo de ganarlo hace pocos dias en un blog,deseando que me llegue a casa,y mas ahora aun muchisimoo mas despues d eleer tu magnificaa reseñaa, que bieen que ganaas,y que a ti tambien te gustaan,me encanta que tenga opiniones positivas..

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario