miércoles, 6 de abril de 2016

“Madrid. La novela” - Antonio Gómez Rufo



Hace unas semanas Ediciones B ha publicado una obra muy ambiciosa. Una obra en la que se pretende plasmar, en forma novelada, la historia de Madrid de los últimos cuatro siglos, a través de tres sagas familiares. No dudé en hacerme con ella y leerla enseguida

Éstas son mis impresiones



Antonio Gómez Rufo

Antonio Gómez Rufo nació en Madrid, donde reside. Autor de las novelas La camarera de Bach; La abadía de los crímenes; La noche del tamarindo; El secreto del rey cautivo (premio Fernando Lara); Adiós a los hombres; Los mares del miedo; El alma de los peces; La leyenda del falso traidor; Balada triste en Madrid; Las lágrimas de Henan y Si tú supieras, entre otras, su obra ha sido traducida al alemán, italiano, holandés, francés, rumano, portugués, griego, serbio, polaco y búlgaro.

Guionista de Berlanga y autor teatral, ha sido galardonado con diversos premios literarios y periodísticos. Licenciado en Derecho, fue asesor de la Filmoteca Española y director del Centro Cultural de la Villa de Madrid.



Datos técnicos

Título: “Madrid. La novela”

Autor: Antonio Gómez Rufo

Editorial: Ediciones B

Publicado por primera vez en marzo de 2016

Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta

ISBN: 978-84-666-5575-0

Páginas: 944

PVP: 26,00 Euros en papel



Argumento

Ésta es la gran novela de Madrid. Su historia, su épica, su vida cotidiana.

Siendo de todos, Madrid nunca fue de nadie. De ahí su grandeza y su sencillez, su orgullo y su humildad, su carácter revolucionario y su dignidad.

A través de tres apasionantes sagas familiares, Antonio Gómez Rufo traza el emocionante relato literario de Madrid, desde una mañana de 1565 en que los jóvenes Juan Posada, Alonso Vázquez y Guzmán de Tarazona atraviesan por primera vez la antigua Puerta del Sol dispuestos a probar suerte en la Villa y Corte, hasta los atentados del Once de Marzo de 2004, cuando la tragedia golpea una vez más el corazón de una de las ciudades más hermosas del mundo.

Las personas pasan, los relatos acaban y los ríos se despeñan y apaciguan antes de ahogarse en el mar; pero las ciudades permanecen y su historia no se detiene en su lento viaje hacia la eternidad.



Impresiones


La novela comienza en el año 1565 cuando Juan Posada, Alonso Vázquez y Guzmán de Tarazona entran por primera vez en Madrid dispuestos a iniciar allí una nueva vida y a labrarse un futuro. Como han hecho, hacen y harán miles de personas de todos los lugares y épocas que buscan en Madrid algo más de lo que sus lugares de procedencia pueden ofrecerles.

A través de estos tres personajes y de las sucesivas generaciones –que siempre guardarán entre ellos una buena amistad- asistiremos al devenir de la ciudad, a su crecimiento. Y todo ello hasta que la novela termina el día Once de Marzo de 2004, infausto día en el recuerdo de todos los españoles y, aún más, de todos los madrileños

Podríamos decir que estamos ante una historia novelada que nos cuenta la historia de Madrid pero, de refilón, también de España. Porque durante los cuatro siglos que ocupa la novela, Madrid es la capital del país; allí viven los reyes, allí está el gobierno y, en definitiva, lo que ocurre en Madrid influye sobremanera en todas y cada una de las localidades del país.

En el libro se pueden percibir dos registros: uno más histórico en el que se cuenta la historia de la ciudad poniendo énfasis en acontecimientos políticos, económicos, sociales… Otro más “novelero” en el que los protagonistas serán las tres familias que he mencionado antes. Aunque, en mi opinión, este segundo registro está al servicio del primero que es al que se le da más énfasis e importancia. Las tres familias son meros instrumentos para “humanizar” lo que de otra manera casi podría considerarse una lección de historia. Esto se ve en que los diferentes miembros de las tres familias apenas están caracterizados. Tampoco vamos a conocerles a lo largo de su vida sino que sólo asistiremos a un par de acontecimientos que a cada generación le ha tocado vivir. Por otro lado, nos sirven para ver cómo vivía la gente del pueblo los diferentes acontecimientos históricos: el primer registro sirve al autor para contar cómo fueron los hechos; el segundo para intentar explicar cómo los vivió la gente. Estos dos registros tienen una ventaja evidente (además de la de “descargar” de datos la narración que, de seguirse siempre el primero, podría haber llegado a hacerse pesada): con el primero, el autor ha de ser muy riguroso y comprobar minuciosamente todos los datos que aporta. Mientras que en el segundo se puede permitir alguna licencia y contar cosas que no están del todo demostradas históricamente pero que forman parte de las leyendas y del acervo cultural de Madrid

Como novela histórica es magnífica. Leyéndola casi que no hace falta ya leer libros de Historia sobre la época jajaja. El autor, de forma muy amena, fluida y entretenida, hace un recorrido por los últimos cuatro siglos de historia de Madrid ( y del país). En la novela aparecen reflejados los acontecimientos más sobresalientes de estos cuatro siglos (guerras, diferentes reinados, avances económicos, avances sociales…) pero, y esto es lo que más me ha gustado, además de los datos que podemos encontrar en cualquier libro de historia, en ella encontramos muchísimas anécdotas, “chascarillos” que no son menos históricos y que difícilmente vamos a encontrar en “libros serios”. Y esos chascarrillos son con los que yo he disfrutado como una enana. Nos permiten entender a los madrileños, expresiones tales como “ir al quinto pino”, no sé, cosas de ese estilo. Además, los hay de todo tipo porque no hay acontecimiento importante que no pase por estas páginas, ya en forma de dato histórico, ya en forma de anécdota. Incluso para los aficionados a los toros o al fútbol hay cosas interesantes (como el que el Athlétic de Madrid se creó como filial del de Bilbao, cosa de la que no tenía ni idea)

Me quito el sombrero ante la labor de documentación del señor Gómez Rufo. No puedo ni pensar en la de horas que ha metido para escribir esta novela. Y no por sus casi mil páginas (que también) sino por la labor de investigación que hay detrás. Que no basta con leer unos cuantos libros de historia general, no; que para impregnarse de toda esa información no ya generalista sino muy específica sobre diversos temas, tan dispares entre sí, ha tenido que meter muchísimas horas. Y lo bueno es que luego no se nota porque, si bien es cierto que hay muchos datos (muchísimos), el autor consigue que la novela transcurra de forma muy ágil y entretenida, de tal manera que la lectura no supone mayor esfuerzo. Si que es cierto que en algunos momentos hay excesivos datos de cosas concretas que pueden no interesar a todo lector (confieso que, por ejemplo, lo relacionado con los toros lo he leído en diagonal y lo relacionado con el fútbol también) pero son casos muy puntuales (e inevitables entre tantas páginas).

No soy madrileña y no conozco excesivamente Madrid (he estado varias veces pero siempre un poco de pasada y durante poco tiempo, me temo) pero da igual porque Madrid, en cierta forma, es de todo y no sólo de los madrileños. A ver quién no conoce gente que viva allí. Casualmente, no conozco a ningún “gato”, sino todos los que conozco que actualmente viven allí han nacido en otros lugares. Pero eso es Madrid, una ciudad de todos y para todos a la que es evidente que el autor adora y cuya adoración transciende las páginas.

El estilo de Gómez Rufo es cuidado y elaborado, muy detallista, dibuja perfectamente los escenarios y dota a los personajes de realidad y a las calles y lugares de Madrid de dimensión 3-D: leyendo la novela podemos ver ese Madrid sucio del principio, que incluso llegó a estar amurallado, esas casas que eran poco más de cajas de zapatos distribuidas en calles sin urbanizar y sin organizar; veremos cómo poco a poco fue creciendo y embelleciéndose hasta llegar al Madrid que conocemos que no tiene nada que envidiar a cualquier capital Europea

Y qué decir del final. El autor ha elegido el Once de marzo para terminar la novela. Un día horrible para todos, para los madrileños en especial. Y con ello, si bien nos deja un gusto amargo también logra emocionarnos y sentirnos un poco más parte de todo eso, de lo que ocurrió, de lo que allí se sufrió, y de esa ciudad a la que unos criminales asolaron sin razón. Un final emotivo y sentido que es un perfecto broche final



Conclusión final

Madrid, la novela es una obra muy ambiciosa que el autor sabe llevar a buen término. Una gran novela histórica, que nos cuenta con todo detalle los hechos históricos más importantes ocurridos en los últimos cuatro siglos pero que también está llena de anécdotas interesantísimas que da gusto leer. Que no os asuste lo tocho que es porque l lectura resulta muy fluida y, aunque lleva su tiempo, el resultado es muy satisfactorio.

Podéis comprarla en Popular libros

  1/2

39 comentarios:

  1. Ya sabes que la he disfrutado mucho.

    ResponderEliminar
  2. Me la apunto. Me atrae mucho, es una gran oportunidad para aprender mucho más sobre Madrid y sus costumbres.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mí también me ha gustado y me ha resultado una lectura interesante
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo ganas de adentrarme en la historia de nuestra capital. Besos

    ResponderEliminar
  5. Me está gustando mucho también :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. No tengo muchas ganas de una novela histórica ahora mismo!!!Aunque reconozco que tiene muy buena pinta

    ResponderEliminar
  7. No tengo muchas ganas de una novela histórica ahora mismo!!!Aunque reconozco que tiene muy buena pinta

    ResponderEliminar
  8. No puedo estar más de acuerdo con tus impresiones. He publicado también la reseña hoy y prácticamente tocamos los mismos temas. A mi también me ha gustado mucho esa lección de historia.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues yo sigo con ella, iba la primera y eché el freno en cuanto llegaron las mini vacaciones. Espero terminarla esta semana porque la verdad es que me está gustando mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. A mí me llama menos que las demás novelas históricas del autor, así que si la acabo leyendo, algo que no sé ahora, me temo que pasará un tiempo.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Veo que también la has disfrutado, pero a mí la curiosidad por Madrid no me da para leer tantas páginas.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Una novela que seguramente acabaré leyendo, no solo porque nací en Madrid (no se puede decir que sea gato, porque supuestamente para ser gato tienen que haber nacido en Madrid no solo tú y tus padres sino también tus abuelos, que exquisitos somos lo madrileños jeje, y aunque mi padre y mi abuela sí nacieron en Madrid, mi madre no ainsss :)), sino que la leeré porque me encanta la historia novelada. Me recuerda mucho la novela de London de Edward Rutherford, que tengo en casa y leí hace tiempo. Seguramente acabaré regalándosela a mi suegra, madrileña de nacimiento jeje, que le encanta la historia de Madrid, así la podré leer sin tener que acumular más obras en mis estanterias. jeje. Magnifica reseña

    ResponderEliminar
  13. No la descarto, tiene algo que me atrae ^^

    ResponderEliminar
  14. La tengo apuntada pero la dejaré para el verano.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Cada vez me gustan más las novelas de historia y esta me llama mucho. Yo no soy de Madrid, es lo que dices, Madrid es un poco de todos, y yo sí que conozco mucha gente de allí.
    Muchas gracias por la reseña! Me lo apunto,

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  16. Hola! No conocía el libro y parece interesante aunque con tantos pendientes por ahora tendrá que esperar! Gracias por tu reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  17. Como bien dices, no es solamente una novela para los madrileños, cualquiera se puede sentir atraido e identificado,
    besucus

    ResponderEliminar
  18. Es una lectura que me apetece pero para vacaciones.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. No sabía que lo de mandar al quinto pino era una expresión madrileña. Creo que me gustaría esta novela.

    ResponderEliminar
  20. Pese a que no es una novela al uso, parece que, sin embargo, está gustando. Miedo me da enfrentarme a ella, pero seguro que me pasará lo mismo que a quienes ya la habéis leído: disfrutar con este gran apuesta literaria de Gómez Rufo. Besos.

    ResponderEliminar
  21. A mi me ha gustado mucho más que a vosotras por ser de aquí, la he disfrutado muchiiisimo!
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. No lo descarto, pero para otro momento que esté más libre!
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Me ha gustado muchísimo esta lectura, es un libro que además de disfrutarse queda siempre para consulta.
    A mi se me ha atascado la reseña porque o se me hace muy larga o muy corta....
    Estoy totalmente de acuerdo en que en algun transito de la misma alguna página se avanza en diagonal, pero es las minimas veces y a mi me ha pásado mas con las fechas.
    No se puede negar que es un señor libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Me parece una novela que me podría gustar con un montón de datos interesantes que nos permite acercarnos a esa gran ciudad. Besos

    ResponderEliminar
  25. Una estupenda novela además Antonio Gómez Rufo escribe fenomenal. Es verdad que te traslada a aquel Madrid de una manera increíble. Yo he conocido alguna de aquellas casas antiquísimas que siguen en pie en el Madrid de los Austrias. Esas casas cuya distribución es un verdadero jeroglífico con unos pasillos interminables y algunas de ellas sin ninguna clase de ventilación, o una ventilación mínima a un pasillo o patio. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Ya sabes que lo tengo pendiente de lectura, a ver cuando le puedo hacer un hueco... Un besote

    ResponderEliminar
  27. Me gustaría leerla, pero en algún momento que tenga más tranquilidad. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  28. Por las reseñas que he leído, el autor y su forma de plasmar la información documentada me recuerda a Santiago Posteguillo, otro autor que escribe libros del mismo género y que tiene ese don de hacer comprensible, interesante y fácil al lector lo que está leyendo (lo que se agradece mucho).
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  29. No me termina de convencer, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Le tengo unas ganas tremendas¡¡¡ Un beso

    ResponderEliminar
  31. Está gustando mucho este libro. No me importaría leerlo, pero tendrá que esperar, que sigo quitándome pendientes de la estantería.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  32. Me ha llamado mucho la atención, gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Lo voy a dejar para el verano, que veo imposible llevar este libro en el transporte público.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  34. Vengo de otra reseña diciendo lo mismo, que os ha gustado mucho a todas, pero a mi me da pereza, no solo por el número de páginas si no también porque tampoco es una ciudad de la que esté enamorada, que creo que eso puede hacer mucho, también
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Tercera reseña que leo y digo lo mismo, apuntadísimo, sé que me gustará =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  36. Como madrileño, la parte histórica me ha encantado

    ResponderEliminar
  37. Me gustaría leerla porque siempre está bien conocer la historia de una ciudad, pero la gran carga histórica me echa para atrás. Sé de buena tinta que la habéis disfrutado, pero no sé yo si sería mi caso. Eso y el tochaco hacen que no la apunte en mi lista.
    Gracias por la reseña :)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  38. Tengo que leerla porque soy madrileño de 8 generaciones. De Madrid al cielo.

    ResponderEliminar
  39. Más que una novela es un catálogo de datos. Los diálogos entre los confusos personajes son solo excusas para volcar más datos. Al principio intenté seguir la sucesión de personajes, hasta que me di cuenta de que daba igual. No es necesario, porque no hay caracterización ni acción entre ellos.
    Como recopilación de hechos acaecidos en Madrid puede ser útil.
    La última parte, desde la guerra civil hasta la actualidad es, directamente, un panfleto.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario