martes, 8 de mayo de 2012

"Las ranas también se enamoran" - Megan Maxwell

Lo hemos comentado muchas veces: si el autor es desconocido, muchas veces lo que hace que nos fijemos en un libro determinado es su portada y su título. Una portada y un título atractivos o que nos transmitan algo, harán que cojamos el libro, le demos la vuelta y leamos la sinopsis. Es un primer paso para que, quizás, ese libro se convierta en nuestra próxima lectura. Por ejemplo, Anagrama y Tusquets tienen libros buenísimos, de calidad contrastada, pero sus portadas me resultan anodinas y aburridas, no me dicen nada. Por ello, salvo que conozco al autor (Mankell, por ejemplo, publica en Tusquets) o me lo hayan recomendado, difícil es que me fije en un libro de esas editoriales.


Conocí la editorial Versátil a través de las redes sociales y pronto me fijé en lo cuidadas y atractivas que suelen ser sus portadas. Éste es el primer libro de esta editorial que leo y la verdad es que la edición me ha gustado mucho (salvo alguna pequeña errata, de poca importancia, que últimamente parecen proliferar en muchas ediciones –y, lo más grave de todo, en editoriales muy potentes).


Me fijé en esta novela cuando supe de su inmediata publicación en septiembre de 2011. Me fijé, sobre todo, por su preciosa y llamativa portada. Soy consciente de que habrá gente a la que esta portada le eche literalmente para atrás pero no es mi caso; mi punto naif hace que me sienta atraída por este tipo de cosas. En la portada veremos una preciosa rana verde, coronada y con ojos rojos saltones, tumbada en una especie de escenario rojo con lunares blancos y un telón rojo de fondo detrás. En la mano lleva un gran corazón rojo. La portada lo dice todo: la rana saldrá tropecientas veces a lo largo de la novela, el corazón nos da una idea precisa de la temática de la novela y el color rojo con lunares blancos nos evoca los trajes de faralaes que tanto tienen que ver con la historial. El título también me parece precioso.


Aprovechando que en un grupo de facebook al que pertenezco (Algo más que lecturas) se organizó un libro viajero en el que uno de los viajantes iba a ser precisamente éste, me apunté. Ya está leído y hoy os traigo mis impresiones.


Datos técnicos


·         Nº de páginas: 384 págs.
·         Editorial: VERSATIL
·         Lengua: ESPAÑOL
·         Encuadernación: Tapa blanda
·         ISBN: 9788492929467
·         Año edición: 2011

Megan Maxwell

Megan Maxwell nació una fría tarde de febrero en Nüremberg (Alemania). Es hija de una española y un americano. Antes de cumplir su primer año de edad, su madre, una toledana muy guapa, hizo las maletas y juntas regresaron a España.

Concretamente a Madrid, donde su familia las recibieron con los brazos abiertos.

En su niñez siempre le gustó leer libros sobre mujeres decididas, valientes y con carácter. Nunca le gustaron las féminas modositas.

Como Megan siempre dice: “Para mí, escribir es soñar”. Por ello escribe, sueña, inventa y crea historias sobre mujeres de rompe y rasga. Mujeres dispuestas a dejar su pequeña huella en el mundo y demostrar que eso de que somos el sexo débil está obsoleto y anticuado.

Durante años trabajó como secretaria en una asesoría jurídica. Allí escuchó los problemas de muchas personas, hasta que un día decidió hacer algo con su propia vida. El destino le dio una oportunidad y se lanzó a la piscina dispuesta a conseguir su sueño: publicar sus novelas.

Megan Maxwell vive en un encantador pueblo de Madrid, en compañía de su marido, sus dos hijos, sus amigos y su perro Drako.

La novela que hoy reseño ha recibido los siguientes premios:

• PREMIO DAMA 2011 A LA MEJOR NOVELA ROMÁNTICA CHICK-LIT

• PREMIO ROSAS 2011 A LA MEJOR NOVELA CHICK-LIT

• PREMIO ROSAS 2011 A LA MEJOR PORTADA

Argumento


Marta Rodríguez tiene 32 años y una hija de 17 a la que tuvo con 15 y a la que crió sola. Es una mujer fuerte y acostumbrada a sacarse las castañas del fuego.


Trabaja en el taller de moda flamenca de Lola Herrera, con la que le une una relación casi de madre – hija, junto a quienes se han convertido en sus dos grandes amigos: Adrian y Patricia.


No cree demasiado en el amor. El padre de su hija no quiso saber nada de ella y hace poco cortó definitivamente con su pareja, ”el Musaraña”, quien se lo hizo pasar muy mal durante bastante tiempo.
Cuando conoce a Philip, un inglés descolorido al que no duda en calificar como su “rana inglesa” no quiere fijarse en él pero, será porque los polos opuestos se atraen o porque el destino les tiene algo preparado, no pueden evitar caer una y otra vez. No tienen nada que ver el uno con el otro pero….






Impresiones


¿Quién dice que en España no se hace chick-lit? Se hace, por supuesto. El otro día os hablé de “Las tarántulas venenosas no siempre devoran a los dioses griegos” de Raquel Antúnez y hoy os traigo otro libro de este tipo. Megan Maxwell es muy conocida; yo diría, más bien, que como escritora de romántica adulta que como escritora de chick-lit. Por lo que tengo entendido (no he leído ningún otro libro suyo) los demás pueden calificarse de románticos sin más y éste es el primero que explora el chick-lit. Pero su vena romántica se nota y mucho, de tal forma que el libro, en mi opinión, está bastante cerca de la novela romántica.
“Las ranas también se enamoran” es una novela ligerita, fresca, divertida y entretenida. Da lo que ofrece, ni más ni menos. Os gustará si os gustan las historias románticas y las novelas ligeras y no pedís más profundidad.


Los personajes son cercanos y bastante bien dibujados. Al final llegamos a conocerles bastante bien, no sólo a los protagonistas Marta y Philip sino también a los secundarios, Lola, Adrian, Patricia y Vanesa (la hija adolescente de Marta). Todos ellos tienen personalidades muy definidas, con rasgos a veces un poco exagerados pero, bueno, distinguibles perfectamente entre sí.


Marta es una mujer joven y fuerte a la que la vida no le ha tratado demasiado bien pero que ya ha encontrado su lugar en ella. Acostumbrada a vivir sola y a cuidar de su hija, lo mismo cose un traje de faralaes que cambia el grifo de la ducha o desatasca una tubería. No cree en el amor y ha decidido pasárselo bien tomándoselo a la ligera. Pero ella no es así porque, en el fondo, es mujer de un solo hombre. Cuando conoce a Philip saltan chispas: pero no de amor precisamente, sino de enfado. Se llevan fatal desde el primer momento y no paran de discutir aunque, en el fondo, hay una gran atracción sexual entre ellos. Pero, aunque se rinden a ella varias veces, no da ninguno su brazo a torcer. En algunos momentos, la actuación de Marta me ha llegado a resultar cargante, la verdad. Creo que se le dan demasiadas vueltas al tema; está bien un poco de “sí pero no” pero tanto me ha parecido un poco exagerado. Si antes se diese cuenta de lo que los lectores sabemos casi desde el primer momento, mucho mejor en mi opinión.


Patricia es una mujer muy liberada, que va de flor en flor y no quiere atarse a nadie. Adrian es el que me ha parecido más gracioso de todos los personajes y con el que más he sonreído. Lola me ha parecido entrañable (además, desde el primer momento le he puesto la cara de la actriz que lleva el mismo nombre, que me parece muy dulce). Vanesa es la típica adolescente; está en la edad del pavo y, a pesar de que se lleva muy bien con su madre (al fin y al cabo siempre han sido ellas dos solas contra el mundo) las hormonas le juegan malas pasadas y está de lo más rebelde. Y Philip, pues será descolorido, será inglés, estará podrido de dinero…, todo lo que queráis, pero me ha parecido un encanto: nada rana y sí mucho príncipe azul.
En cuanto al estilo, Megan utiliza un lenguaje muy coloquial, de la calle, impregnado de palabras y expresiones andaluzas. “Miarma”, “siquilla”… aparecen desperdigas por aquí y por allí dándole un toque muy folclórico a la novela. Este lenguaje tan coloquial hace que resulte muy fácil leer la novela; no requiere absolutamente ningún esfuerzo. Como comprenderéis, no se hace merecedor de ningún Nobel de literatura pero, bueno, es lo que es y ya sabemos cuando nos acercamos a este tipo de libros lo que nos espera. Aunque en algunas novelas del género el lenguaje y el estilo en general es muy cuidado (Marian Keyes por ejemplo) no es éste el caso. Por lo tanto, el lenguaje y el estilo en general no es muy elevado pero ese punto coloquial y andaluz lo hace muy cercano.


Un punto que acerca más esta novela a la romántica que al chick-lit son las escenas subiditas de tono (que no tienen que envidiar a “Nueve semanas y media” por ejemplo.


Conclusión final
En definitiva, si bien no me ha parecido para echar cohetes, lo cierto es que sí que es un libro muy entretenido, que se lee sin esfuerzo y os hará pasar un par de buenos ratos si estáis buscando historias de este tipo. Me lo imaginaba, eso sí, algo más divertido pero no me he reído. La diversión se supone que llega de la mano de las peleas entre Marta y Philip pero ya os he comentado que al final la actitud de Marta me ha parecido un poco exagerada y cargante por lo que no me ha resultado divertida.
 No es un libro que os vaya a sorprender. Todo el bacalao está ya vendido casi desde el primer momento y en ningún momento me he llevado ninguna sorpresa; en este sentido, se me ha hecho un tanto previsible.
Pero bueno, lo que os digo: para llevárselo a la playa o a la piscina ahora que parece empieza a hacer buen tiempo, está bien.

Un saludo

Podéis comprarlo en Popular libros


51 comentarios:

  1. Bueno, con que sea entretenido no está mal. Lo de los cohetes lo dejamos para las fallas, jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, entretiene mucho. Se pasa un buen rato leyéndolo la verdad

      Eliminar
  2. De verdad que las portadas de Anagrama son aburridas, uff. No me termina de llamar este libro, como me pasa con el chick-lit, que no me llama ninguno, pero bueno, si cae en mis manos, igual hasta lo leo, como tú dices, por pasar un rato entretenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son aburridísimas, si es que coger el libro y darle la vuelta para ver de qué va ya es un triunfo!

      Eliminar
  3. Hace tiempo que tengo ganas de leer algo de esta autora, este es el libro que más me llama la atención y como me gusta el chick lit, seguro que disfruto con su lectura
    besos

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo en que es un libro fresco, divertido y de fácil lectura, para entretener y reír. Sin embargo, tampoco me parece que hay que esperar que un libro de esta características sea demasiado sorprendente o que ofrezca giros inesperados. Como bien dices, es lo que es: una historia romántica, bien escrita y con personajes bien perfilados. Cumple su propósito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. Yo creo que si se tiene claro lo que este tipo de literatura ofrece no te llevas decepciones, verdad?

      Eliminar
  5. Me lo han recomendado mucho y la verdad es que tiene una portada preciosa. Quizás le de una oportunidad para relajarme después de alguna lectura más intensa; como dices, tiene pinta de libro fresquito para disfrutar en la playa o la piscina. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada enamora, está logradísima!

      Eliminar
  6. Yo es que soy muy clásica, y se ve que muy antigua... pero eso del chick-lit he tenido que buscarlo el otro día para saber qué era. ¡Y resulta que yo había leído bastante chick lit sin saberlo!
    Bueno, el caso es que el libro puede no estar mal... pero por ahora no creo que lo lea... tengo mucho delante.
    Gracias por la reseña, es muy útil.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, yo el término lo aprendí hace unos años en otra página de reseñas.

      Eliminar
  7. Tengo muchisimas ganas de leer este libro. El chick-lit es mi género favorito y con la vena romántica de la escritora tiene que ser perfecto.
    BSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se nota mucho que Megan escribe romántica, muchísimo

      Eliminar
    2. jajaja... pues sí. A mi lo que me gusta escribir es novela romántica.

      Eliminar
  8. Yo leí uno de esta autora hace meses, pero no me gustó mucho, la verdad, no me apetece repetir con ella. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Bueno, pues veo que coincidí contigo. Me alegra, pues casi siempre las primeras recomendaciones literarias que sigo son las tuyas, jajaja.
    Sí que creo le daré otra oportunidad a la autora, porque si encima dices que las otras son más románticas,... a mí me cargó un poco el tipo de humor (que sé que a muchísimas personas les encanta).
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUes me alegra que esta vez haya sido al revés, ja, ja

      Eliminar
  10. Me encanta saber que la novela cumplió su propósito y en cierto modo te gustó. Muchas gracias por la reseña y un besote para ti y toda la gente que sigue tu espacio. Muaskis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí Megan. Me gustó sí, es muy entretenida y me lo pasé muy bien leyéndola. Lo único que me había hecho a la idea de que era más divertida que romántica y me encontré con que era más bien al revés.
      Besos

      Eliminar
  11. Pues la siguiente que lo tendrá seré yo y por lo que tu dices, la portada llama a tener ganas de leerlo...ya me tarda su llegada y ponerme con él. ;D
    Siento que no te gustara un poco más,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que mañana ya la debería tener en tus manos...

      Eliminar
  12. Yo la he terminado de leer hoy, y la verdad, como dices este tipo de novelas no suelen ser para echar cohetes, pero sinceramente me distraen mucho, me enganchan, me evaden de los problemas y me hacen reir. Y reconozco que soy muy aficionada a las novelas chick-lit.
    Un beso laky, feliz martes!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, cuando nos apetece algo amable, fresco y divertido, el chick-lit siempre es una buena opción.Besos

      Eliminar
  13. Me llama bastante conocer algo de esta autora, pero éste lo voy a dejar pasar. Sin embargo, estoy de acuerdo contigo en el tema de las portadas, y esta es bastante sugerente, divertida, y original. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una portada muy acertada, preciosa

      Eliminar
  14. No sé si me gustaría esta novela, lo que sí sé es que estoy de acuerdo contigo en lo de las portadas. De hecho, en mi reseña de ayer venía diciendo algo parecido: es lo primero que me llama, mucho antes de la sinópsis. Es cierto que Anagrama y Tusquets podrían ponerse las pilas con respecto al tema de las portadas. Otra que quizá también se está quedando un poco rezagada es Salamandra, aunque menos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, una portada puede hacer que te pares a leer la sinopsis o que la dejes pasar; está claro que, con la cantidad de libros que se editan, una portada atractiva hace mucho.

      Eliminar
  15. Lo tnego en casa desde hace meses, pero por un motivo o por otro no me animo a leerlo. No soy mucho de chick lit y por eso me cuesta ponerme con ella. La portada me parece acertadísima, atractiva y llamativa.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues como supongo que algún día te animarás a leerla, ya nos contarás

      Eliminar
  16. Yo disfruto mucho con sus historias, porque tengo asegurado un rato divertido y romántico.
    Diría que mi favorita hasta ahora es "Te esperaré toda mi vida", una especie de chick kit ambientada en la escocia medieval. Simplemente eso ya hace reir.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí que es curiosa esa mezcla de chick lit y época medieval; me llama la atención la verdad

      Eliminar
  17. Mira que bien yo lo tenía pensado comprar para verano..así que lectura de playita...o por lo menos de calorcito..jeje
    UN beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada más adecuado para llevarse a la playa o la piscina, ya verás.

      Eliminar
  18. Yo estoy probando con esta autora ahora mismo con "Te esperaré toda mi vida" y la verdad es que me gusta su estilo para echar una risas y pasar un ratejo entretenido. Muacks!

    ResponderEliminar
  19. Qué curioso, me alegro que rompas una lanza en favor de la literatura española y nos adelantes que aquí también se hace "chick-lit". Es que siempre tenemos un complejo...
    No creo que lo lea pero la portada es irresistible, como bien comentas. Creo que es importante cuidar las portadas, a veces pesan mucho a la hora de comprar o no un libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, quizás las autoras españolas de este género no son tan conocidas como las anglosajonas pero se van haciendo hueco poco a poco. Megan, al menos, es muy conocida en internet y sus libros se venden muy bien.

      Eliminar
  20. Es que las portadas de Versátil suelen ser monísimas! jejejej
    Tengo ganas de leerlo, aunque seguramente lo haga cuando pase el boom... manías =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. La portada es muy bonita:) Y es verdad que aunque no haya que darle tanta importancia, al final hay novelas que, como tú dices, si no conoces al autor, o te entran por los ojos o ni las ves...

    El libro no me llama mucho la atención porque aunque sé que leo libros de este género,todos suelen ser de Marian Keyes, que me encanta, pero no creo que tenga mucho parecido con esta.

    1beso!

    ResponderEliminar
  22. Pues yo aún no me he estrenado con la autora, pese a que lo tengo en casa. No es mi género favorito y supongo que lo deje para el verano. Me parece más propio... o algo así
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hola. A mi este libro sí que me gustó bastante, me hizo pasar unos buenos ratos y me sacó la sonrisa en varias ocasiones.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Ya le tengo echado el ojo desde hace tiempo, justo por lo que dices, por la portada y el título que me parecen muy llamativos y originales. Como bien dices, ahora que se acerca el veranito, a mi me entran más ganas de leer este tipo de libros. Besos!

    ResponderEliminar
  25. Lo tengo entre mis pendientes, y por lo que cuentas, creo que para el veranito puede caer. Que lo único que espero de este tipo de libros es que me entretengan sin más. Aunque tengo otro de Megan esperando en mi estantería...A ver cuál cae antes...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  26. Las historias románticas, sin otros ingredientes, no son lo mío, como ya sabes. Me alegro de que la hayas disfrutado...
    Besos,

    ResponderEliminar
  27. Por lo que leo creo que me gustó algo más que a ti. De todas formas me alegro que lo hayas disfrutado =)

    ResponderEliminar
  28. Las portadas de Versatil son de premio, pero luego sus contenidos dejan mucho que desear. Ya te dije lo que opinaba en ciao.

    ResponderEliminar
  29. Hace un tiempo que veo este libro por los blogs, y claro, entre el título y la portada es de los que no olvidas. Como bien dices, lectura fresca para el verano.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Le di la misma puntuación que tú. Y creo que coincidimos en casi todas las apreciaciones, incluso también me imaginé (aunque no lo puse en la reseña) a la actriz Lola Herrera que también me parece adorable.

    Por lo demás, y como bien dice Offuscatio (porque ya comentamos esto) el libro cumple su objetivo, el de entretener y creo que el chick-lit no da para mucho más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Este libro me llama la atención desde hace algún tiempo pero como tengo tantos pendientes...ya veremos que pasa en la feria del libro :) bss

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario