miércoles, 4 de abril de 2012

"El efecto Star lux" - Juan Ballester




Hace un par de meses, creo, me llegó una información al correo: la editorial Arola (que no conocía hasta ese momento) me informaba de la publicación de una novela, “El efecto Star Lux” y la puesta en marcha de un concurso para su promoción: había que enviar una reseña de la misma antes del 31 de marzo; entre las recibidas, elegirían tres finalistas, a los que convocarían a una fiesta-lectura. El que resultase elegido ganador (por un jurado) ganaría un viaje a uno de los destinos que se mencionan en la novela. Para facilitarme la labor, la editorial me ofreció enviarme el ejemplar. El título y la portada me llamaron la atención, lo mismo que la sinopsis, así que dije que sí. Con el tiempo justo, terminé de leerlo antes de que llegase el final del plazo aunque, desgraciadamente, no me dio tiempo a escribir la reseña. Pero bueno, qué le vamos a hacer…



Juan Ballester

Juan Ballester Colomer nació en Valencia en 1959 pero desde hace ya más de un cuarto de siglo vive afincado en Tarragona. Empezó su andadura literaria con Qué haces con tus pies en mi piscina, y posteriormente con numerosas colaboraciones en ediciones de libros infantiles

Apasionado jurista, viajero y filántropo, realiza un retrato, en esta su segunda novela, de temas como la muerte o la amistad, con dosis de exquisita ironia y espiritualidad.

Su amor por el mar se refleja constantemente en cada párrafo, la novela está tiznada de un intenso color azul que es reflejo de su pasión por la navegación.

Escritor de numerosos artículos periodísticos en diferentes medios, hace que su visión sobre la actualidad sea feroz e incisiva y ello se percibe en su novela El Efecto Star Lux, en la que consigue tratar, con humor y gran ingenio, temas muy propios de nuestra generación como la definición sexual, la inmigración, la violencia de género, la preocupación por la economía, la ecología, los divorcios exprés, la vida nocturna, la fragilidad de los valores éticos y morales y otros que dejo en el tintero...


Datos técnicos

Título: El Efecto Star Lux
Autor: Juan Ballester
Editorial: Arola
Edición: gran tamaño, tapa blanda
Año de publicación: 2011
Páginas: 421
ISBN: 9788415248415
Precio: 14,95 euros


Argumento

Germán Casanova Casa-Ángel es un médico forense que se ve abocado a algo muy ingrato y que nunca hubiese querido hacer: practicar la autopsia a su mejor amigo, Tino Polo. Hace unos años que Germán pidió traslado de destino a Vinaroz, el pueblo de Valencia en el que pasó sus veranos infantiles. Desgraciadamente, Tino Polo se ha suicidado colgándose de la torre del campanario de la iglesia, forma tradicional de suicidio en el pueblo. A medida que va retirando la ropa del cadáver, va a descubrir hasta un total de diez tatuajes en el cuerpo, con mensajes que le van a permitir mantener con su amigo una conversación, diciéndose cosas que nunca se habían dicho y que era necesario decir.

Así, mediante flashbacks al pasado iremos conociendo la vida de Germán, de Tino Polo y de algunas otras personas que se relacionaron con ellos: el primo de Tino Tito Carreras, la bella Esmeralda, Rumore y Extravagance… Asistiremos a su infancia, época en la que se fraguó la amistad entre los chicos, a su adolescencia y primera juventud, a sus primeros trabajos y amores… y todo ello en busca de una explicación al suicidio de Tino Polo

Impresiones

Si tuviera que definir “El efecto Star lux” con una sola palabra, creo que lo haría diciendo que es diferente. No sabía a lo que atenerme con él, la verdad. Ni la sinopsis, ni el título, ni la portada dan una idea cabal de cuál pueda ser realmente su contenido. La portada me resulta curiosa, llama la atención. Como podéis ver, sobre fondo rojo –y una franja verde en la parte superior- podemos ver una mujer peinada al estilo años 70 agarrando una mano que sale de una cazuela. ¿Os dice algo esta imagen? No, verdad? A mí tampoco. Pero el aire vintage de la imagen me resulta atractiva. El título es también curioso. Es Star lux y no Starlux; vamos, que hace referencia a las conocidas pastillas de caldo. El título tiene su razón de ser pero para conocerla tendremos que leer la novela. Pues así, sin saber muy bien qué me esperaba con esta novela, decidí a mediados de marzo adentrarme en ella. Y lo que vi, en un primer momento, no me gustó. Las primeras páginas se hacen duras, difíciles de leer. Es una pena que el inicio sea un escollo que hay que salvar para adentrarse en lo que finalmente resulta ser una buena novela; y digo que es una pena porque habrá gente que se quede ahí y considere que no merece la pena el esfuerzo (ya he leído la reseña de una chica que dejó el libro a medias por esa razón). El principio es confuso, no acabas de aclararte de lo que te quieren transmitir y exige un esfuerzo de tiempo y concentración que en muchas ocasiones no estamos dispuestos a gastar con tanto libro pendiente que tenemos. De hecho, yo misma estuve tentada de dejarlo estar. No lo hice porque me habían enviado el libro de una editorial y me gusta cumplir mis compromisos. Y, sabéis, qué? Me alegra haber seguido leyéndolo porque, repito, “El efecto Star lux” es una buena novela que bien merece el esfuerzo que su lectura supone.

Al principio se hace duro porque no conocemos a los personajes y éstos no nos son presentados de forma convencional sino que vamos a ir conociéndolos a medida que somos partícipes de sus vivencias. También porque la novela mezcla presente y pasado sin solución de continuidad. Las escenas de uno y otro tiempo no están separadas en capítulos o tan siquiera en subcapítulos sino que se entremezclan, casi en el mismo párrafo, lo que hace que en la mayor parte de los casos, y hasta que le cogemos el truquillo, no sepamos muy bien dónde estamos. Además, el estilo del autor es muy elaborado, tanto que no es precisamente fácil de leer. Lo más duro son las, digamos, treinta primeras páginas. Luego mejora un poco pero cuando realmente empezamos a meternos en la historia es a partir de la página ciento y pico. Yo leí hasta la página 100, con gran esfuerzo como digo, y ahí lo dejé: busqué lecturas más livianas y fáciles, más entretenidas. Y me leí otras dos o tres novelas en el interín hasta que, finalmente, decidí retomarla y ya la leí de un tirón en cuatro o cinco días.

Estilo 

La novela está estructurada en un Prólogo, que lleva por nombre Suelo, tres partes cuyos títulos son La vida, El amor y La muerte y un epílogo titulado El cielo. Con un total de 421 páginas, muy llenas de letras, con no demasiado margen, sin páginas en blanco ni separación entre párrafos. Es una novela extensa. Además, hay muchísima más narración que diálogo lo que acrecienta esta sensación. Es una novela que requiere su tiempo, olvidaos de pretender leerla en dos sentadas.

Está narrada en primera persona por Germán, el protagonista principal. Por lo tanto, nos va a dar su versión de todo lo que ocurrió, todo visto desde su punto de vista, aunque no sólo nos va a contar su historia sino la de toda la pandilla y, sobre todo, la de Tino Polo que es casi más protagonista que él.

El momento presente se sitúa en el momento en que Germán hace la autopsia Tino Polo. Va a descubrir tatuajes con mensajes en diversas partes del cuerpo que hace que se retrotraiga en sus recuerdos y nos vaya a contar la historia de una cuadrilla de amigos. El pasado depende: las escenas más lejanas se sitúan en la infancia de los protagonistas, cuando se conocieron. Germán era un niño rico que veraneaba en Vinaroz. Tino Polo y los demás eran oriundos de la población. Al principio no se llevaban nada bien ya que los chiquillos se burlaban de Germán pero algo pasó que los unió para siempre. Luego la acción del pasado va hacia delante – no siempre de forma lineal- y asistimos al momento en que los chicos son adolescentes, jóvenes, tienen su primer trabajo, su primer amor, etc… Los saltos en el tiempo son constantes lo que, repito, al principio despista mucho. Peor luego ya le coges el truco y no molesta demasiado.

El estilo del autor es muy cuidado y elaborado. A veces demasiado, con palabras y expresiones no utilizadas cotidianamente lo que hace que la lectura cueste. No es un libro, en todo caso, de ésos que se leen sin esfuerzo, sin casi darte cuenta. Tampoco un libro que enganche. No hay grandes misterios ni grandes sorpresas (aunque sí que, desde el principio queremos saber, lógicamente, qué llevo a Tino Polo a suicidarse pero no se puede decir que devoremos páginas para descubrirlo). Lo que nos empuja a continuar leyendo es ver que estamos ante una prosa bonita. Juan Ballester escribe muy bien, recreándose en el lenguaje, como podemos recrearnos los lectores al leerlo. Pero, por ello, entiendo que no es una novela para cualquier lector; gustará o no depende de lo que pidamos a un libro y, seguramente, del momento en el que la leamos: requiere concentración y mucho tiempo, no es una novela para leer en épocas de estrés o de cansancio.

Os dejo una frase entresacada al azar de la novela para que os hagáis una idea de su estilo: “La verdad es que siempre que somos estamos y no tiene sentido que la legalidad se aparte del lenguaje por esas dos insignificantes excepciones”

Los personajes están muy bien desarrollados. Sobre todo los dos protagonistas Germán y Tino Polo a los que realmente acabamos conociendo muy bien; eso sí, a los dos desde el punto de vista de Germán. Son personajes complejos, nada planos, con muchos matices y aristas. Creo que el tema de los personajes es, junto a la riqueza de la prosa de Ballester, uno de los puntos fuertes de la novela.

“El efecto Star lux” es una novela que habla del amor y de la amistad, de las ilusiones y desilusiones, de la búsqueda de la felicidad y de lo complicada que es en muchas ocasiones la vida. Todo ello en un escenario marítimo, el de la preciosa localidad valenciana de Vinaroz, aunque no duda tampoco en trasladarnos a distintos lugares de África, a Nueva York o a París (incluso hay una referencia a mi ciudad, San Sebastián).


Conclusión final

Tras un mal inicio durante el que me planteé dejar la novela, con un gran esfuerzo la retomé y conseguí terminarla. No me arrepiento de haberlo hecho. Es una novela diferente, a veces extraña, casi siempre desconcertante que requiere un gran esfuerzo del lector. Pero, a pesar de ello o quizás por ello, merece la pena. No es una novela para cualquiera, eso que vaya por delante: hay que saber lo que es y aceptarlo porque, si no, puede llevar a chascos y decepciones. Si queréis leerla, sabed que requerirá bastante de vuestro tiempo, que al principio andaréis confundidos y perdidos, que a veces desconectaréis y os plantearéis si merece la pena pero, en mi opinión, sí que la merece pues la buena prosa del autor es remarcable. Uno se da cuenta al leerla que está leyendo una buena novela. No es divertida ni entretenida, no engancha como esos thrillers que tanto me gustan pero hay un tiempo para cada cosa y si cogéis este libro en el momento adecuado, probablemente lo disfrutaréis.

Es una novela que trata sobre la vida misma y, por lo tanto, sobre temas que nos podemos encontrar en el día a día: la amistad, el amor, la infidelidad, la traición, la sexualidad, la homosexualidad. Sus personajes son complejos, humanos, reales. La prosa es elaborada, a veces demasiado, con palabras que no había oído en mi vida (y llevo bastante oído y leído); sin embargo, una vez que se le coge el truco, gusta.

En mi opinión, merece la pena.

Podéis comprarlo en Popular libros


38 comentarios:

  1. Ya me acuerdo cuando al principio me dijiste que te estaba costando un poco hacerte con ella. Pero por lo que veo, al final ha merecido la pena no dejarla a medias... Por cierto, tienes un regalito esperándote en la taberna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ha merecido la pena.
      Luego me paso, muchas gracias

      Eliminar
  2. Creo que en su momento he comentado que leí los primeros capítulos y, tal como tu, no terminaba de encontrar placer en dicha lectura. Sin embargo, lo interrumpí más bien por las lecturas conjuntas que se han lanzado en la blogosfera el mes de febrero y ya después no reuní fuerzas para retomarlo. Puede que algún día lo vuelva a intentar.

    En cualquier caso, una pena que no hayas podido participar en el ambicioso concurso que estuve en marcha estos meses. ¡Buenas vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO que tú lo intentaría. Creo que puede ser un libro de tu estilo

      Eliminar
  3. La tengo pendiente en la estantería, no sé cuando le llegará el turno pero está claro que una vez la empiece llegaré al final porque tengo tengo la extraña manía de leer entero todo lo que empiezo, a pesar de que no me esté gustando. Pero bueno, sabiendo que luego mejora es un aliciente para avanzar
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO es, en realidad, que mejore. Si bueno es desde el principio. Creo que el problema es que no estamos acostumbrados a leer este tipo de libros y se nos hace cuesta arriba. Todo cambia cuando nos hacemos con el estilo narrativo...

      Eliminar
  4. Lástima que no hayas podido llegar a tiempo al concurso porque con este pedazo de reseñón tendrías muchas papeletas para ganarlo. Qué acertado cuando dices que es una novela diferente, densa y que no se puede leer de una sentada o dos, lo cierto es que en la literatura actual abundan las novelas fáciles y cuando encontramos algo complejo tendemos a dejarlo de lado quizá por falta de tiempo y podemos perdernos buenas novelas. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, has dado en el clavo. Normalmente, andamos tan estresados que buscamos novelas fáciles (incluso facilonas) por lo que cuando nos encontramos algo más elaborado, se nos hace un poco cuesta arriba...

      Eliminar
  5. Me alegro de que te gustará, yo no me decidí a probar con él, no me convencia. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea un libro para cualquier lector...

      Eliminar
  6. Al igual que tu no llegué al concurso en el que tenía ganas de participar. Leí al igual que tu varias reseñas que decían que era algo denso y me echó para atrás el empezarlo y al final lo dejé tanto de lado que no me llegué a poner aún con el. De todas formas me alegro de que se agilice un poco a medida que transcurren las páginas porque tengo toda la intención de leer aunque no por el momento. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si escoges bien el momento, probablemente te gustará.

      Eliminar
  7. La verdad es que no me llama la atención. Lo dejo pasar

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no me llamó en su momento ni ahora xD.
    UN saludo!

    ResponderEliminar
  9. A mi antes me llamaba más la atención pero después de haber leído más reseñas y opiniones sobre él, la verdad es que dejó de interesarme...

    :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo he leído unas cuantas reseñas que lo ponen muy bien...

      Eliminar
  10. Este no me llama y como tengo muchos pendientes lo dejaré pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a por otro que te llame más la atención Mila

      Eliminar
  11. Al principio me llamaba bastante este libro, pero eso de que se empiece a poner interesante a partir de la página 100... no, creo que no es para mí. A pesar de lo que comentas de que es una novela diferente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que ponerse interesante, la cuestión es que cuesta cogerle el truco al estilo narrativo.

      Eliminar
  12. Desde luego, tanto el título como la portada son diferentes...

    ResponderEliminar
  13. No sé, me apetece leerlo: k sea diferente, su portada tan original hace que me anime a su lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que la disfrutes mucho y que luego nos cuentes

      Eliminar
  14. Al fin, tanto dar vueltas el título y no veía opiniones.
    La verdad que no termina de atraerme, tiene algo que no me cuadra y, si encima hay que armarse de valor para seguirlo... no creo llevar una buena predisposición.
    La reseña es magnífica, enhorabuena.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que pienso que a tí sí que podría gustarte mucho...

      Eliminar
  15. Lo tengo en la estantería esperando, que también tuve la suerte de que me lo mandara la editorial, aunque les comenté que no me llamaba mucho el libro. Pero después de leer tu reseña, creo que le daré su oportunidad antes de lo previsto, que me has dejado con la curiosidad. Y sabiendo que mejora a medida que avanza... ¡Fantástica reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que lo leas pronto que estoy deseando saber tus impresiones.

      Eliminar
  16. Se ve simpático, pero no creo que sea mi estilo. Leí la reseña completa, detenidamente, a ver si cambiaba de idea. Pero no, no me llama.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todos no nos puede llamar lo mismo, está claro.

      Eliminar
  17. Llevaba tiempo viendo este libro por la red, me había enamorado de su portada y su título la verdad. Pero sinceramente, creo que yo sería una de esas personas que a las treinta páginas cerraría el libro y lo olvidaría en la estantería, porque ahora mismo no estoy en una época de mi vida que me apetezca leer este tipo de cosas. Necesito historias que me enganchen, que me entretengan y me hagan olvidar un poco el estrés del día a día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Rachel, ahora mismo quizás no sea la lectura más adecuada para tí. Igual más adelante...

      Eliminar
  18. Una estupenda reseña que me deja con ganas de encontrarme con el frente a frente.
    A mi suelen gustarme este tipo de lecturas en el que no predomina la acción pero se disfruta simplemente con la narración, con las palabras.
    Es cuestión de encontrarle el momento mas adecuado en el que puedas dedicarle un tiempo tranquilo y disfrutarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces no lo dudes, Paloma. Y, sí, el momento es fundamental en la mayoría de los libros y más en libros especiales como éste.

      Eliminar
  19. Lo empecé ya hace tiempo pero era un poco denso, sin diálogos.. Le daré una segunda oportunidad un poco más adelante. Puede que el problema fuese no la novela sino el momento...
    Besos,

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que he leído muy buenas críticas en general, pero tiene algo que no me termina de llamar.
    Así que creo que lo dejo pasar... =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario