miércoles, 16 de diciembre de 2020

"Rey blanco" - Juan Gómez Jurado



Habiendo disfrutado tanto con “Reina roja” y “Loba negra”, no podía dejar pasar el fin de la trilogía. La dejé para el puente pensando que me duraría los cuatro días festivos pero, imposible, me enganchó de tal manera que el lunes ya estaba empezando otro libro.

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Ediciones B
Páginas: 528
ISBN: 9788466668545


Sinopsis

Cuando Antonia Scott recibe este mensaje, sabe muy bien quién se lo envía. También sabe que ese juego es casi imposible de ganar. Pero a Antonia no le gusta perder.

Después de todo este tiempo huyendo, la realidad ha acabado alcanzándola. Antonia es cinturón negro en mentirse a sí misma, pero ahora tiene claro que si pierde esta batalla, las habrá perdido todas.

-La reina es la figura más poderosa del tablero -dice el Rey Blanco-. Pero por poderosa que sea una pieza de ajedrez, nunca debe olvidar que hay una mano que la mueve.

-Eso ya lo veremos-, responde Antonia.

EL FINAL ES SOLO EL PRINCIPIO

Impresiones

A ver cómo reseño yo este libro sin desvelar nada de los anteriores. Porque esto no es una saga en la que haya un hilo conductor que una las diferentes entregas pero siendo éstas más o menos independientes, historias que se abren y se cierran. No, esto es una trilogía en sentido estricto; hay que leer las dos entregas anteriores para poder entender y disfrutar “Rey blanco”. Y, viceversa, no basta con leer las dos primeras y no leer la tercera porque nos quedaremos a medias. Lo que empieza en “Reina roja” y sigue en “Loba negra” termina en “Rey blanco”. Esta novela es el final de una historia dividida en tres. Esto no quiere decir que no haya la posibilidad de más novelas protagonizadas por Antonia y Jon pero, si las hay (ojalá), aunque estén relacionadas con éstas sí que formarán parte ya de otra historia diferente.

Un pequeño inciso: el autor se empeña en decir que esta trilogía está relacionada con “El paciente” y “Cicatriz” pero yo, que leí estos dos últimos libros cuando se publicaron, no veo mucho la relación. Probablemente haya olvidado casi todo de esas novelas, quizás si las leyese ahora sí que encontraría la relación pero tal y como he leído los cinco (en el mismo mes o al mes siguiente de su publicación) soy incapaz de encontrarla.

Del argumento no voy a comentar nada. Sólo os diré que “Loba negra” tiene un final de infarto; de esos que si al llegar a la última página te encuentras con el autor, haces lo que sea para que te diga cómo continúa. Y justo ahí, momentos después de terminar “Loba negra” empieza “Rey blanco” ¡Por fin nuestra curiosidad será saciada!

La novela, como las anteriores, es un thriller que no da un respiro. Ritmo rápido no, lo siguiente: vertiginoso. Es un no poder parar de leer. Además, yendo la historia a contrarreloj como va, parece que el mismo lector se mete prisa para leer de la misma manera. Y es que en esta historia el tiempo es determinante: la pareja protagonista tendrá que superar una serie de pruebas, a cada cual más difícil. Y, además, lo deberán hacer en un tiempo determinado. Esa prisa que los protagonistas se dan parece que influye en el lector, que también lee deprisa. Eso y que, como todos los libros de Juan Gómez-Jurado, el libro se lee solo. Mucho diálogo –en ocasiones chispeante-, vueltas y revueltas, incógnitas, sorpresas y un ritmo endiablado: el placer lector está servido.

Por supuesto, nos encontraremos a los personajes de las entregas anteriores: Antonia y Jon pero también a Mentor, el misterioso señor White, etc… A Antonia la hemos ido conociendo poco a poco. Pero si en las entregas anteriores hemos conocido, más bien, sus portentosas capacidades intelectuales, en esta novela vamos a conocer más de su persona: cómo se convirtió en reina roja, cosas de su familia, etc… Es la novela más personal por lo que a Antonia se refiere. Jon seguirá en su línea. Es mi personaje preferido no os lo voy a negar; me encantan sus salidas y su forma de ser.

Hablando de salidas, hay que destacar ese toque de humor que impregna todo; aunque sea de forma leve, siempre está ahí. Sobre todo por parte de Jon aunque Antonia parece que se está abriendo y no tomándose las cosas de forma tan literal. Esos diálogos chispeantes, esas frases que te hacen reír y que, sobre todo, relajan un poco la tensión y te permiten soltar un poco de adrenalina.

Conclusión final

“Rey blanco” es un digno final para una trilogía hecha para el disfrute lector. Si aún no la habéis leído, tenéis ya los tres disponibles y leerlos de seguido tiene que ser una auténtica maravilla.

 1/2

Si os ha gustado, podéis comprarlo a través de los siguientes enlaces de Amazon:


16 comentarios:

  1. Buenos días, Laky:
    No me mates, pero aún no he comenzado con la trilogía. Ya sabes que me cuestan las sagas. Pese a ello la anoto con letras de oro.
    Un abazo y muchas gracias por la estupenda reseña!!

    ResponderEliminar
  2. Creo que te he dicho alguna vez que este autor no me tienta.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Esta trilogía está por todas partes y me hace desear saber que esconde para tanto boom pero es que el género y yo estamos un poco reñidos, nunca me ha logrado transmitir lo que otros temas =)

    ResponderEliminar
  4. Yo he disfrutado un montón de la trilogía y con esta novela en concreto. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco veo relación suficiente con El paciente y Cicatriz para considerar que sean cinco novelas vinculadas. Por lo demás ya sabes que a mí ni esta entrega ni la anterior me ha parecido que estuvieran al nivel de Reina roja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, solo he leído Reina Roja y a mi no me convenció del todo, pero en casa tengo Loba Negra y pienso continuar la serie. Besinos.

    ResponderEliminar
  7. No he leído aún esta trilogía. La verdad es que de este autor sólo he leído un libro, que me gustó bastante. A ver si me animo con él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Aún lo tenemos por leer y no tenemos muy claro quién de los dos hará la reseña; aunque no me tocara, me lo leería después, por supuesto 😉💋

    ResponderEliminar
  9. A mi también me ha gustado mucho, estoy deseando leer el próximo libro de Antonia y Jon. Un beso

    ResponderEliminar
  10. La voy a leer la próxima semana y espero disfrutarla tanto como tu. Besos

    ResponderEliminar
  11. Tengo muchas ganas de leerlo y me alegra mucho ver que te ha gustado y que es un final digno! Gracias por la reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Estoy segura de que si te encuentras a Gómez Jurado en la calle no le sacas ni mijita. Pero sí es cierto que tiene su aquel que solo una persona sepa cómo continúa. La verdad es que a mí estas series me dan mucha pereza, no tengo paciencia y me da rabia quedarme sin saber qué va a pasar. Aunque el final ya lo he leído.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. El anterior no me pareció tan bueno como Reina roja, pero aun así quiero leer este para cerrar la trilogía
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Nos estamos pisando los talones en lecturas y reseñas. Lo acabé hace un par de días y lo estoy procesando. Lo he disfrutado, me ha gustado, no, adoro a Jon y Antonia tiene un pasado muy particular. No sé si es que con Reina roja fue la explosión, que los dos posteriores los he notado un pelín más flojos.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. La tengo pendiente de lectura. Paso de puntilla. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario