miércoles, 27 de abril de 2016

“Encuéntrame” - Gilly MacMillan



Lo mío con este libro fue amor a primera vista. Tras una portada sencilla pero bonita y un título que, en principio, no dice gran cosa, debajo de éste hay una frase que me dejó tocada “Te das la vuelta un momento y tu hijo ha desaparecido”. Cogí el libro por esa sola frase. Y acerté, me ha encantado

Éstas son mis impresiones



Gilly MacMillan

Estudió Historia del Arte en la Universidad de Bristol y cursó un master sobre arte moderno británico en el Courtauld Institute of Art de Londres.

Trabajó en The Burlington Magazine y en la Hayward Gallery. Fotógrafa, imparte clases de fotografía en un instituto de Swindon

“Encuéntrame” es su primera novela aunque en su país ya se han publicado otras dos novelas

Podéis saber más cosas sobre esta escritora en su página web www.gillymacmillan.com




Datos técnicos

Título: “Encuéntrame”

Autora: Gilly MacMillan

Traductora: María del Puerto Barruetabeña Díez

Editorial: Alianza

Publicado por primera vez en abril de 2016

Encuadernación: Tapa blanda con solapas

ISBN: 978-84-9104-286-0

Páginas: 472

PVP: 18,00 Euros en papel/ 12,98 la edición digital



Argumento

Ben Finch tiene ocho años. Desapareció una tarde de domingo, mientras paseaba por el bosque, en un momento en el que se despistó su madre, Rachel Jenner. Desesperada por encontrar a su hijo, Rachel ve cómo su infierno personal se convierte súbitamente en la noticia de cabecera de todos los medios, en la peor pesadilla de toda su vida. El mundo entero se le viene abajo.

Al mismo tiempo que se lleva a cabo la búsqueda, Rachel tiene que enfrentarse no sólo a la ansiedad y al dolor de la pérdida de su hijo, sino también a las sospechas que se vierten en las redes sociales a través de páginas web, blogs, tuits... A Rachel no le queda nadie en quien confiar, ni siquiera su propia familia. Pero, ¿puede la sociedad confiar en Raquel? ¿Qué ocurrió realmente aquella fatídica tarde? El tiempo para encontrar a Ben con vida se agota.

"Encuéntrame" es un apasionante thriller psicológico sobre el poder de las redes sociales; sobre las miserias humanas, incluidas las familiares, pero también sobre la fuerza del ser humano para enfrentarse a la adversidad.



Impresiones

Rachel Jenner estaba paseando, como hacía a menudo, por el bosque con su hijo de ocho años Ben. En un momento determinado, Ben le pidió permiso para adelantarse hasta el claro del columpio. Estaba sólo unos metros más adelante y, aunque a Rachel le daba un poco de apuro, acabó accediendo pues sabía que tenía que fomentar que fuera un niño independiente. Ben y su perra se fueron corriendo todo contentos y Rachel les siguió andando. Pero cuando llegó al claro, el columpio se movía y no había ningún niño en él. Ben no aparecía por ninguna parte y tampoco la perra. Rachel empezó a buscarles pensando que se habían escondido para darle un susto pero no les encontró y empezó a preocuparse. Con motivo: Ben había desaparecido y la perra apareció al poco rato con la pata rota.

Se inicia así la peor pesadilla que puede vivir una madre: la desaparición de su hijo. Y también una minuciosa investigación contra reloj por parte de la policía pues ya se sabe que en los casos de desapariciones de niños las primeras horas son cruciales si se quiere encontrarles con vida.

Empiezo diciendo que el libro me ha encantado. No sólo me ha tenido completamente absorbida los tres o cuatro días que me ha durado la lectura, sino que me ha removido por dentro. Es imposible no leerlo sin tener que hacer frente a tus propios demonios. Porque cuando eres madre empiezas a ser una persona temerosa: no puedes evitar temer que les pase algo a tus hijos. Y lo que le pasa a Rachel es, quizás, la peor de las pesadillas: que tu hijo desaparezca y que, encima, tú te lo reproches. Porque Rachel le dejó solo. Fueron unos minutos, claro que sí, en un lugar conocido, acompañado por su perra…, pero le dejó solo. Y eso Rachel no se lo puede perdonar (como no nos lo perdonaríamos ninguna)

La trama me ha resultado fascinante por lo que he comentado, porque me ha sido imposible no personalizar y ponerme en el lugar de la pobre Rachel. Pero es que, además, es una novela magníficamente escrita. No es la primera novela que leo sobre desapariciones de niños pero sí que es la mejor construida y la que más me ha gustado.

Y digo que está bien construida porque Gilly MacMillan no deja nada por contar. Tiene el acierto de acercarse al asunto desde diferentes perspectivas de tal modo que envuelve al lector quien no puede evitar sentirse parte del elenco de personajes. Cada uno tomará su propio papel: algunos el de la madre, otros el del padre, el del inspector encargado de la investigación, el que sea…, pero entraremos de cabeza en la historia, de eso no me cabe duda. Y es que tal y como está contada, involucra.

La autora utiliza la narración en primera persona. Ya he dicho por activa y por pasiva que me encanta esta forma narrativa por lo que tiene de introspección en la mente del protagonista. Pero tiene una desventaja y es que sólo nos acercamos a los hechos desde la perspectiva del narrador que, en un caso de investigación, a fuerza ha de ser limitada y sesgada. Pero MacMillan lo soluciona perfectamente: habrá dos narradores, ambos en primera persona. Por una parte, tenemos a Rachel, por otra a James Clemo, Jim, el inspector encargado del caso. Ambos nos cuentan cómo viven ellos la historia. Que Rachel nos muestre cómo la vive es casi imprescindible en un caso como éste en el que se quiere dar tanta importancia a la investigación en sí como a las sensaciones de quiénes tienen que vivir el caso. Y, en este caso, los sentimientos más importantes son, sin duda, los de Rachel. No porque no tengan importancia los del padre de Ben (que, evidentemente, la tienen) sino porque es Rachel quien pierde al niño y quien va a tener que asumir las consecuencias de todo ello. Pero también es importante ver cómo se realiza la investigación y no sólo por la actividad en sí sino porque los casos de desapariciones de niños afectan mucho, psicológicamente hablando, a los policías que las investigan. Así que Jim nos contará, no sólo los pasos policiales que se van dando, sino cómo le afecta eso a él. Y le afecta mucho. Muchísimo.

Me ha gustado mucho que la novela no sea la típica novela negra, o policiaca, de intriga o de misterio o como queráis llamarla, sino que se le de muchísima importancia a los sentimientos. La autora hace una definición psicológica magnífica de lo que un hecho como la desaparición de un menor supone para todos los que están a su alrededor: para sus padres, el resto de la familia, amigos, policía y la gente en general. Porque la gente, el público, tiene mucha importancia en esta novela. Y la prensa. Esa prensa a la que se denomina amarilla a la que la autora critica fuertemente. Hay algunas escenas realmente tremendas porque la prensa mueve voluntades, qué duda cabe, y puede conseguir que se llegue a situaciones tan injustas como a hacer parecer culpable a quien no lo es. También es interesante el papel que se da a otras fuentes de información, como puede ser un blog. Un blog que se crea al hilo de la desaparición y en el que se recoge información privilegiada, en el que se vilipendia a ciertas personas… De verdad que todo lo relacionado con ese tema me ha parecido tremendo, muy injusto, pero también muy real. Desgraciadamente, la información sesgada –y la no sesgada, en realidad- puede manipular la voluntad de la gente y hay veces que nos dejamos llevar donde se nos quiere llevar. Es por eso que todos los que tienen la capacidad de mover voluntades deberían tener mucho cuidado con lo que hacen

La prosa de la autora me ha encantado. Me ha parecido una novela de calidad bastante superior a la media (en este género). Una prosa cuidada, precisa pero que sabe llegar al lector e involucrarle. La autora sabe manejar la tensión narrativa y, aunque no es un thriller vertiginoso (tipo , para que os hagáis una idea, a los de Axat o Gómez Jurado) porque la autora prima la trama y los personajes sobre la velocidad y el ritmo, al mismo tiempo no puedes dejar de leer. Es de esos libros que te enganchan pero no a base de trucos (el típico de cerrar un capítulo con un golpe de efecto que hace que tengas que leer inmediatamente el siguiente) sino por el interés de lo que cuenta y de cómo lo cuenta. Y, lo que he dicho antes, involucra al lector, te hace partícipe de la historia, vives el caso, sufres con los personajes… Yo acabé llorando a mares, con eso os lo digo todo



Conclusión final

En fin, me ha encantado este libro. Me dio buenas vibraciones ya desde el primer momento porque pensé que la historia me podía gustar pero no ha sido sólo la historia, ha sido todo: la trama, lo bien que está construida, los magníficos personajes, la crítica a la prensa, la humanización de la policía, la emoción contenida… Todo. Una lectura de diez

Podéis comprarlo en Popular libros


36 comentarios:

  1. Esa frase me pone los pelos de punta y aunque tu reseña me deja con muchas ganas de leerla no sé si llevaría bien eso de enfrentarme a como bien dices los peores temores de una madre.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Laky: te voy a dar... ¡Otro título que me tengo que apuntar, jeje! Tentadora!! ;) Un besazo, guapísima.

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta y viendo tu entusiasmo como para resistirse
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ufffff, trata un tema que podría ser muy doloroso y como madre que soy, con un hijo adolescente, creo que lo dejaré pasar. No quiero pasar un mal rato imaginando.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ainssss, ya la tengo hiperanotada. Sois la leche tu y Albanta. Así no se puede salir de libros pendientes en la vida, jajaja

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que desde vuestros comentarios en twitter la tengo fichada. A ver si puedo leerla. Pinta muy bien y con esa reseña y la de Albanta me tenéis canina.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me llama muchísimo la atención, creo que tiene muchas papeletas para gustarme.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  8. Desde que te leí en twitter ya estaba tentada, pero decidí esperar la reseña.Una pinta estupenda, me lo anoto.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ya sabes que lo tengo desde ayer jajaja. Lo voy a leer lo antes que pueda. Un besote

    ResponderEliminar
  10. Ya tenía ganas de leerla después de la reseña de Albanta. ¡Y ahora tú! ¡No tenéis piedad!
    besos

    ResponderEliminar
  11. Me convenciste con tus comentarios en twitter y ya la tengo anotadisima. Tiene una pinta estupenda.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Si tu dices que es una lectura de diez... ¡Ala otro pendiente! jajaja

    ResponderEliminar
  13. A mí con los comentarios en Twitter ya me tenías convencidísima. A ver si me hago con él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Estoy poniéndome al día con las entradas de los blogs y acabo de ver la de Albanta de ayer, como le he dicho a ella esperaba vuestras reseñas y aunque ya me atraía, con vuestras impresiones más! Me lo llevo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Está recibiendo muy buenas críticas y habrá que tenerlo en cuenta. Si además te ha encantado, razón de más para ir a por él.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  16. He visto ya otras dos reseñas de este libro, muy favorables. tiene buena pinta el libro, la verdad!
    BEsos

    ResponderEliminar
  17. Jolín, como dice Angela, contigo la lista de pendientes sigue creciendo... Muy buena reseña y si le has dado un 5, lo apuntaré.

    ResponderEliminar
  18. La tengo apuntada desde que te vi comentar en Twitter, es más el otro día la tuve en las manos pero no me decidí a comprarla hasta que no vaya despejando pero seguro que la leeré.

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Ya sabes que la he disfrutado tanto como tu.

    ResponderEliminar
  20. Hola! Ya he leído alguna reseña del libro y todo el mundo lo pone muy bien así que lo tendré que apuntar a mi larga lista de pendientes, jajaja! Gracias por la magnífica reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  21. Lo tengo apuntado, me encanta el género y si encima la autora le ha dado mucha importancia los sentimientos mejor que mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Pedazo reseña! Pues espero leerlo pronto que entre tú y Albanta... no puedo resistirme
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Laky, hija, ¡que horror! Yo solo con la frasecita esa de que te giras y tu niño ha desaparecido ya me pongo mala. Este no es para mí, no puedo con las novelas de víctimas infantiles. Ya sé que es ficción, pero es que me mata. Soy una cobardeeeeee. Bss

    ResponderEliminar
  24. Parece que este libro es todo un éxito, todas las reseñas que he leído hablan maravillas.

    ResponderEliminar
  25. La verdad es que no me extraña que te sintieras tentada. El libro tiene una pinta genial y yo también le había echado el ojo. Me encantaría leerlo porque con tan buenas referencias y a mí que también me ha hecho tilín, estoy segura de que me encantaría. besos.

    ResponderEliminar
  26. Ha sido entonces la misma sensación. Yo sentí lo mismo, me llama un montón, y veo por tu reseña que me gustaría muchísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Me gustaría seguro pero taaaanto para leer que lo veo difícil.

    ResponderEliminar
  28. Tiene muy buena pinta, apuntado queda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Esa frase da miedo... Y desde luego el libro tiene una pinta tremenda. Caerá seguro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  30. No sé, tendria que pensarlo, yo de todas formas lo anoto, y ya me lo pensaré. Gracias.

    ResponderEliminar
  31. En principio me había pasado desapercibida, pero después de todo lo que estoy leyendo y lo que estáis contando sobre ella, es toda una tentación. Besos.

    ResponderEliminar
  32. Se nota que lo has disfrutado muchísimo. Me apasionan los thrillers psicológicos y si además de emociones tiene una prosa maravillosa, no puedo dejarlo pasar.
    Besitos

    ResponderEliminar
  33. Pues nada, otro que va a la lista, que remedio con esta reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  34. ¡Yo lo quiero! Me va a encantar, lo sé...
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Pues me lo apunto, que no lo conocía =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  36. A mí no me ha acabado de convencer, lo he encontrado un poco soso :(

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario