miércoles, 9 de marzo de 2016

“La lengua de los secretos” - Martín Abrisketa



Hace unos seis meses empecé a ver reseñas de este libro en varios de los blogs que sigo y cuyos gustos comparto. Me llamó la atención esta novela porque, en general, las historias guerreras me suelen gustar. El que el protagonista fuera un niño y la localización geográfica cercana hicieron que mis ganas de leerla fueran en aumento hasta que el mes pasado por fin me decidí a hacerlo. Ya os digo que me ha encantado y que estará entre mis mejores lecturas del año

Éstas son mis impresiones



Martín Abrisketa

Martín Abrisketa nace en Bilbao en 1967. Cursa estudios de Periodismo y Realización Audiovisual y comienza su carrera profesional como redactor de prensa. Posteriormente da el salto a la televisión, primero como guionista y luego como reportero gráfico. Cree entonces que con una cámara al hombro es feliz. Sin embargo, en enero de 2011 una necesidad interior le empuja a escribir de nuevo, esta vez una novela. Tiene algo importante que contar.



Datos técnicos

Título: “La lengua de los secretos”

Autor: Martín Abrisketa

Editorial: Roca

Publicado por primera vez en marzo de 2015

Encuadernación: Tapa blanda con solapas

ISBN: 9788499189154


Páginas: 528

PVP: 19,90 Euros en papel



Argumento

Basada en hechos reales, La lengua de los secretos narra la Guerra Civil desde un punto de vista muy original: el de Martintxo, un niño de diez anos que nos ofrece una fantasía entre rural y mágica. Martin Abrisqueta nació en un queso: su Arrigorriaga natal estaba perforada por las minas que llevaron a tanta gente a trabaja r a una tierra donde sus habitantes aun cuidaban vacas y hablaban la lengua de los secretos. Siendo aun niño, verá como también la guerra perfora su pueblo con las bombas de los pilotos alemanes. Pero el, que no tiene miedo y no corre a esconderse en el refugio, llega a conocer a uno desde el aire. Hasta que, separados de sus padres, debe ponerse al frente de sus tres hermanos y huir de la devastación; primero a Santander, con un hambre tremenda, mezclados con los refugiados que llegan de toda España huyendo de los rebeldes. Los cuatro hermanos deben embarcarse en Asturias rumbo a un pueblito de los Alpes franceses, ya como niños de la guerra.



Impresiones

Martín Abrisketa (no el autor sino su padre), Martintxo, era un niño de diez años cuando la Guerra Civil estalló. Él vivía tranquilo con sus padres y sus hermanos pequeños en un caserío de Arrigorriaga (Vizcaya), sin más preocupaciones que pensar qué nueva trastada hacer y cómo escaquearse del cuidado de las vacas.

P
Caserío vasco
ero los pilotos alemanes que habían acudido en ayuda de los nacionales empezaron a sobrevolar la zona con sus “moscas” y a bombardear Bilbao y pueblos cercanos. Algunos habitantes del pueblo se refugiaron en las minas donde hasta entonces habían trabajado. La familia de Martín, sin embargo, decidió abandonar su casa para trasladare al caserío de unos familiares, situado en una zona supuestamente más tranquila y alejada de posibles objetivos militares. Martintxo, su madre y sus hermanos pequeños dejaron al padre con sus vacas pues éste no quería perder su medio de vida y decidió acudir andando al lugar de destino y se marcharon de su casa. Pero al poco tiempo de estar viviendo con sus tíos y primos, la madre cae enferma y es ingresada en un hospital de Santander. Sin padre y sin madre y sin noticias de ninguno, los pequeños deciden ir a Santander para averiguar, el menos, qué ha sido de su madre. Pero allí se encuentran solos y tienen que arreglárselas para sobrevivir. Hasta que, sin saber muy bien cómo, les meten en un tren que se dirige a una población francesa cuyo alcalde ha decidido acoger refugiados españoles que huyen de la guerra.

Historias sobre la guerra civil hay muchas, como sobre la Segunda Guerra Mundial. Es lógico pues fueron dos acontecimientos que trastocaron la vida a muchas personas pero en las que pasaron tantas cosas, tantas historias diferentes, que pueden dar lugar a muchas novelas. Lo bueno es que pocas veces se repiten. Bien porque cambien los escenarios, bien porque se fijen en un acontecimiento concreto no muy conocido, bien por los protagonistas…, casi todas las novelas de esta temática tienen algo que aportar al género. Lo que aporta “La lengua de los secretos” es la mirada fresca de un niño.

Martintxo es un niño de diez años que sólo piensa en jugar y en divertirse. Dotado de una gran imaginación, se monta historias en la cabeza fruto de los libros que lee - como el flautista de Hamelín o Peter Pan- . Su vida es muy normal: vive en un caserío de un pueblo cercano a Bilbao con sus padres y sus cuatro hermanos pequeños (las dos mayores ya están casadas), va al colegio y cuando termina tiene que ayudar a su padre en el cuidado de las vacas, que es el medio de subsistencia de la familia. Pero la guerra civil lo trastoca todo. No al principio pues incluso la guerra, los bombardeos, todo sigue siendo un juego para el trasto de Martintxo. Y así, entre tanta tragedia y entre tanta emoción, también hay momentos para la risa y, aún sin quererlo, en algún momento he tenido que reirme (también he llorado, no os vayáis a creer)

Niños acogidos en Tenay
La historia la firma Martín Abrisketa, el hijo del otro Martín Abrisketa, Martintxo, el protagonista de la novela. Martín, ya adulto, y Martintxo están emocionalmente separados y Martín, a modo de catarsis, decide escribir esta novela basándose en los recuerdos de su padre y de otros familiares que vivieron todo aquello. Utiliza el autor la técnica de la narración en tercera persona pero enfocando toda la historia en Martintxo y su punto de vista. De vez en cuando, hay algún capítulo “bis” en el que Martín junior toma la palabra para, en primera persona, contar sus propias impresiones sobre lo que ha narrado en el capítulo en cuestión, hablarnos de sus impresiones, de sus recuerdos, de su relación con su padre y con el resto de la familia, etc…

Martintxo es un personaje que se hace de querer. Es inocente como sólo un niño puede serlo, juguetón, trasto y un poco sinvergüenza, con un corazón que no le cabe en el pecho. Todo lo convierte en un juego, incluso cuando los mayores huyen a esconderse, a sus amigos y a él no les importa estar en la trayectoria de los aviones enemigos imaginándose mil y un batallas. Muchos de las personas con los que se encuentra son para él personajes de cuento y la magia impregna muchas de las páginas de esta preciosa novela.

Sus hermanos son también para abrazarlos y no soltarlos; especialmente me han gustado Mati y su muñeca; qué ternura me han producido. Sin duda, estamos ante una visión diferente de la guerra civil. Una visión mucho más positiva, inocente y divertida de lo que suele encontrarse en literatura; y también mucho más emocional.

E
Martín y Martintxo (fuente: Diario Vasco)
n esta época en la que, desgraciadamente, la problemática de los refugiados está tristemente de moda, es bonito recordar iniciativas como la del alcalde de Tenay, localidad situada en los Alpes franceses que, por pura bondad, decidió ofrecer su pueblo para alojar a españoles que huían de la guerra y ofrecerles, no sólo ayuda material sino también mucho cariño y amistad. Es cierto que no todos los refugiados españoles en Francia tuvieron la misma suerte que Martín y sus hermanos y que muchos fueron llevados a campos en los que las condiciones de vida eran penosas, pero lo que hicieron en Tenay es verdad y Martintxo lo vivió.

“La lengua de los secretos” es en cierta forma una novela histórica porque cuenta unos hechos que ocurrieron y todos los personajes que en ella aparecen son reales. Pero el autor no pretende contar hechos objetivos, no da fechas, ni habla de batallas; él toma un punto de visto absolutamente subjetivo y habla de sentimientos y de sensaciones. Es un libro intensamente emocional que nos mantiene en todo momento en vilo, al borde de la risa y del llanto.

A pesar de que ésta es la primera novela de Martín Abrisketa, se nota que tiene oficio en esto de las letras y que sabe no sólo como entretener al lector sino también emocionarle y llevarle a su terreno. Utiliza Abrisketa una prosa fluida y muy amena, llena de diálogos internos –de esos insertados en la propia narración- que dan muchísima agilidad a la historia. Sabe ponerse en la mente de un niño pequeño y contar las cosas con ese punto de inocencia e imaginación que tenía su padre cuando todo aquello pasó. Como he comentado más arriba, aunque todo está enfocado en la figura de Martintxo, el narrador es un narrador omnisciente que, en contadas ocasiones, da voz al propio protagonista quien, en unas pocas líneas, nos cuenta alguna cosa en primera persona (alguna carta por ejemplo). Además, en capítulos “biseados” es el propio escritor quien también nos cuenta sus pensamientos o sentimientos –igualmente, en primera persona-.



Conclusión final

He disfrutado muchísimo de esta preciosa historia llena de ternura, magia y emoción. Una visión diferente de la guerra civil, mucho más tierna y positiva de lo habitual, que es difícil no llegue al lector al corazón.

Nota: por si alguien se pregunta el porqué del título, os diré que se refiere al euskera, idioma no hablado por todos –prácticamente se reservaba para la intimidad- con la que se podían decir aquellos secretos que no querían los protagonistas que otros supieran.


Podéis comprarla en Popular libros


38 comentarios:

  1. Me alegra que te haya gustado tanto. Más o menos estamos de acuerdo en impresiones.

    ResponderEliminar
  2. A ver si me hago con él. LO tengo superanotado desde que te lo vi nombrar.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. La tengo pendiente para el reto serendipia 😊

    ResponderEliminar
  4. Yo lo tengo pendiente desde hace meses, a ver si por fin me decido que sé que me gustará
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues con éste tengo delito porque lo tengo en el ebook y se me ha ido quedando atrás. Me has despertado las ganas de nuevo.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo la verdad es que no lo disfruté tanto como tú. Por un lado me costó muchísimo conectar con el niño protagonista y, por otro lado, me sentía en todo momento excesivamente dirigida sobre lo que debía sentir, como si el autor intentara decirme dónde emocionarme y dónde no, es difícil de explicar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No me gusta esta tematica pero la verdad que este libro me ha atraido desde el titulo. Besos

    ResponderEliminar
  8. Ya sabes que lo tengo pendiente de lectura, a ver si le puedo hacer un hueco pronto. Un besote

    ResponderEliminar
  9. La tengo pendiente de lectura, pero no encuentro el momento claro para leerla. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Había visto otra reseña menos entusiasta y lo había descartado, no sé, por lo que cuentas quizás le de una oportunidad!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. La leí el año pasado pero recuerdo que no me inspiro como para dedicarle una reseña. Me gustó mucho la trama. Como bien dices, las guerras nos dejado muchas historias, a lo mejor su única herencia positiva, y sería estupendo poder conocerlas todas. Pero me costó hacerme con la manera de narrar del autor. Será una cosa mía pero me hizo la lectura un poco cuesta arriba. Aunque, sin duda, es una novela inolvidable.
    besos

    ResponderEliminar
  12. Me gusta leer sobre la Guerra Civil, así que me lo apunto.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  13. Igual que me gusta la segunda guerra mundial, la guerra civil no está entre mis temas favoritos de lectura.
    Creo que lo dejo pasar.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  14. No me acaba de convencer, al menos en este momento. Un beso )

    ResponderEliminar
  15. Hola! No conocía el libro pero la verdad es que pinta muy bien así que no descarto leerlo!

    Excelente reseña. Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Jo pues pinta muy pero que muy bien. Me lo apunto sin duda. Muchas gracias y me alegro que te haya gustado tanto. Bss

    ResponderEliminar
  17. Pues lo había descartado y ahora me haces dudar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. No lo conocía, pero me resulta muy interesante ver el conflicto desde el punto de vista de un niño. Apuntado queda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Zelako baserri! Pa mí lo quisiera... jajaj.
    Lo compré en ebook pero aún no lo he leído, la verdad...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola!
    Creo que no podría leer este libro, no sé lo veo muy duro para mi.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Paso de puntillas que lo tengo en el lector esperando

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Con este libro parece que sí hay unanimidad: gusta mucho a todo el mundo. ¡Habrá que leerlo!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  24. Pinta bien. Me recuerda a una de mis últimas lecturas La ladrona de libros. Por cierto, si puedes hacer para que podamos comentarte con nombre y url. No me deja con wordpress que es el blog que yo tengo. Gracias

    ResponderEliminar
  25. No termino de animarme con esta novela. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Pufff qué ganas de leerlo... tenía dudas, pero últimamente me estoy animando más a leer este libro... a ver si me hago con él
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Las historias ambientadas durante la Guerra Civil me gustan mucho pero si además la protagoniza un niño ya son lectura indispensable. Me la apunto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Gracias por la reseña, parece un libro interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Hola,
    No me va demasiado la guerra civil, no sé si porque ya se ha explotado bastante en el cine, pero que sea desde el punto de vista de un niño parece diferente. Tal vez más adelante...
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. No lo conocía y no me importaría leerlo
    veremos a ver :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  31. Esta novela me llama mucho. Y con vuestras reseñas, más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  32. La leeré próximamente¡¡¡ Tu reseña confirma que debo leerla. Un beso

    ResponderEliminar
  33. Pues pinta muy bien!
    Por lo que cuentas merece la pena =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  34. He leído buenas críticas, a parte de la tuya, pero este tema no es para mí. Besos.

    ResponderEliminar
  35. Has dicho Guerra Civil y ya me he quedado pillada. Me encanta el tema y el punto de vista me parece curioso. Creo que he leído poco sobre el tema desde esa perspectiva. Me lo anoto. Besos

    ResponderEliminar
  36. No conocía este libro, la verdad que no pinta mal, me lo apunto.
    Es interesante leer algo sobre la historia, siempre se aprenden cosas nuevas. Muchas gracias por la reseña, Un saludo!! :)

    ResponderEliminar
  37. no me importaría leer esta novela, pero creo que es de esas para las que tienes que esperar al momento adecuado.

    besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario