martes, 3 de junio de 2014

"Un millón de gotas" - Víctor del Árbol



Éste va a ser, para mí, el año de Víctor del Árbol. En cosa de unos meses voy a leer sus tres últimas novelas: hace poco, en una lectura simultánea, leí la magnífica “La tristeza del samurái”; acabo de leer su última novela “Un millón de gotas” y en julio, de nuevo en una lectura simultánea, leeré “Respirar por la herida”. Me enamoró con La tristeza del samurái y ha vuelto a hacerlo con Un millón de gotas. Ya os adelanto que ambas novelas estarán entre mis mejores lecturas del 2014 y Víctor del Árbol se ha convertido en un autor de referencia para mí

Éstas son mis impresiones 




Víctor del Árbol

(Barcelona, 1968) es escritor de nacimiento.

Es el mayor de seis hermanos y su madre le dejaba en la biblioteca desde la salida del colegio hasta la hora de cenar para poder acudir a su trabajo de limpiadora. Esto le permitió leer multitud de libros que alimentaron su vocación de escritor.

Fue seminarista durante cinco años, en el seminario de Ntra. Sra. de Montealegre, para más tarde cursar estudios de Historia en la Universidad de Barcelona y trabajar, actualmente, de Mosso d´esquadra para la Generalitat, trabajo que le ha permitido acercarse, desde 1992, al aspecto más humano de las personas, a las que describe de forma magistral en sus obras.

Recibió el Premio Tiflos por su primera novela, El peso de los muertos, con un prestigioso jurado formado, entre otros, por Luis Mateo Díez, Soledad Puértolas y Manuel Longares.



Ha escrito:

.- “El peso de los muertos”

.- “La tristeza del samurái”

.- “Respirar por la herida”

.- “Un millón de gotas”



Datos técnicos

Título: “Un millón de gotas”

Autor: Víctor del Árbol

Editorial: Destino, colección Áncora y Delfín

Edición: rústica con solapas

Editado por primera vez el 13 de mayo de 2014

Páginas: 672

ISBN: 978-84-233-4813-8

Precio: 19,90 en papel /12,99 en digital



Argumento

Laura Gil, policía, recibe la noticia de que su gran enemigo Zinoviev ha sido asesinado. El o la asesina se ha ensañado con él, un mafioso ruso que hace unos meses secuestró y mató a su hijo de ocho años. En el pecho la ha grapado la foto del pequeño. Todo apunta a que ha sido Laura la que lo ha matado en venganza. Cuando Alcázar, su jefe, se lo comunica, ella dice que no piensa ir a la cárcel y antes de que puedan ir a por ella, se suicida. El caso queda oficialmente cerrado.

Gonzalo Gil es hermano de Laura. Abogado mediocre a la sombra de su poderoso suegro, uno de los mejores abogados de la ciudad, sobrevive como puede para sacar adelante a su mujer y a sus dos hijos.

La muerte de Laura le cambia la vida. Alguien le pasa el ordenador personal de Laura donde se encuentran las pruebas de una compleja y peligrosa trama mafiosa que su hermana bautizó con el nombre de Matrioska.

Lo que parece ser la simple venganza de una madre que ha visto morir a su hijo, se convierte en una compleja trama que se retrotrae setenta años atrás y que compromete a su padre, el héroe comunista Elías Gil.



Impresiones

¿Puede un autor enamorarte en una primera novela y hacerte saber a ti, lector, que nunca te decepcionará? Puede, claro que sí. Y esto es lo que a mí me pasó con Víctor del Árbol. Cuando leí “La tristeza del samurái” supe que sería lectora suya para siempre porque alguien que sabe tejer historias como aquélla y contarlas de forma tan perfecta, lo hará siempre. Y así ha sido con esta mi segunda incursión en la literatura de Víctor. Tenía las expectativas altas y no se han visto decepcionadas; en absoluto.

Decía en la reseña de “La tristeza del samurái”:

“Son varios los pilares que sustentan una novela que no puedo sino calificar como perfecta: la historia, los personajes y el estilo narrativo del autor.
La historia es apasionante. Una historia compleja, con múltiples facetas y caras que se van desvelando poco a poco, encajando las unas con las otras a la perfección en un puzle magistral. Cuando llegas al final y encajas la última pieza, logrando una visión de conjunto, te das cuenta de la gran complejidad que tiene la trama y de la maestría de la que hace gala el autor al desarrollarla tan bien”.

Pues exactamente eso mismo puedo decir de “Un millón de gotas”: una historia fascinante, unos personajes inolvidables y un estilo narrativo que no puedo calificar de menos que de perfecto.

Aunque las historias de ambas novelas son muy diferentes, lo mismo que los escenarios, he encontrado similitudes entre ellas: una historia que transcurre a través de los años, personajes complejísimos con múltiples facetas (tanto los buenos como los malos), mucho rencor y odio, deseos de venganza, maldad y la fatalidad del hecho de que los hijos no puedan sustraerse a las consecuencias de los pecados de los padres. Yo creo que podríamos hablar de un "estilo Víctor"


Stalin
La trama, al principio, parece sencilla: una madre a la que le han asesinado un hijo, se toma la venganza por su mano y luego se suicida. Algo fácil de entender y a lo que no hay que dar más vueltas. Pero no, sí hay que darlas, porque todo es muchísimo más complicado de lo que parece y detrás de esas muertes hay mucho más. Tanto tanto más que conoceremos una historia que se ha desarrollado a lo largo de más de setenta años

Ahí está Gonzalo, un hombre en principio anodino, para tirar del hilo. Víctor elige un protagonista –aunque es difícil elegir uno solo porque casi todos los personajes de la novela pueden calificarse como protagonistas-, que es lo contrario de un héroe: Gonzalo es un hombre muy normal. Hijo de un héroe republicano, Elías Gil, al que perdió cuando era un niño muy pequeño. Elías Gil era hijo de un minero comunista y fue también comunista durante toda su vida. Muy ligado a Rusia, donde fue a estudiar, recién licenciado. Por una serie de circunstancias, resultó preso y fue deportado a la isla de Názino donde se produjo uno de los episodios más truculentos del siglo XX (y mira que hay dónde elegir). De vuelta en España, Elías desaparece en el año 1967. Su mujer, Esperanza siempre dijo que lo mató la policía y que su cadáver reposa en el lago. Su hija, Laura, publicó años después un artículo periodístico en el que desmitificaba la figura de su padre y, de resultas, su madre dejó de hablarle. Gonzalo adora la imagen de su padre, al que considera un héroe pero, realmente, no sabe nada de él. Es abogado y está casado con la hija de un poderoso abogado que quiere anexionarle. Gonzalo lucha por su libertad pero cada vez lo tiene más complicado, sobre todo cuando los intereses de unos poderosos clientes de su suegro se cruzan con los suyos: su madre es propietaria de una pequeña casa a orillas de un lago y un holding inmobiliaria quiere adquirirla para hacer una urbanización de lujo. Gonzalo y Esperanza se niegan en principio pero los tentáculos del citado holding se extienden por todos los sitios y pueden afectar a Gonzalo en lo más personal.

Su tranquila y anodina vida, se convierte totalmente y tiene que decidir si merece la pena arriesgarlo todo para defender el honor de su fallecida hermana. Decidirá investigar lo que hay detrás, siempre seguido muy de cerca por un policía llamado Alcázar, cuyo padre fue amigo del suyo y al que Esperanza considera responsable de la muerte de Elías. Mafias, corrupción, politiqueo, venganza a través de los tiempos y su padre que lleva más de treinta años muerto pero al que no dejan reposar en paz.

La trama es complejísima. Aquí sólo he apuntado cuatro cosas pero hay muchas más. Es un gran mérito del autor sacar adelante una trama tan complicada como la que contiene “Un millón de gotas” y hacerlo sin dejar ningún fleco, atándolo todo, dando respuesta a las miles de pregunta que los personajes y el lector se hacen según se van desvelando cosas. Porque, como las muñecas rusas, la matrioska, dentro de cada cosa hay otra más, y luego otra, y otra… Cuando se descubre un secreto tan sólo es para comprobar que, éste, a su vez, esconde otro más. Pero poco a poco, Víctor va desvelándolos todos. El libro está, así, lleno de sorpresas por descubrir, que nos mantendrán en vilo. Pero lo bueno –una de las cosas buenas que tiene este autor- es que no engaña, no juega con efectos de luces y sonidos para sacarse cosas de la manga dejando al lector con cara de pasmo. Todo está ahí desde el principio, tan sólo hay que tirar del hilo y el lector lo hará junto a los protagonistas de la novela.


Argèles
Los personajes, más que estar bien desarrollados, están diseccionados con bisturí. Caracterizados a la perfección, so personajes muy complejos. Salvo Igor Stern, el malo malísimo, los demás no son ni del todo buenos ni del todo malos. Todos tienen sus aristas, sus cosas positivas y sus cosas negativas. Gonzalo, Laura (aunque sólo aparezca unas pocas hojas), Elías, Esperanza, Irina, Anna, Alcázar, Igor y algún otro, son personajes que dejan huella y a los que al final acabas por conocer.

La historia se desarrolla en dos tiempos aún siendo la misma; es decir, no son dos historias que acaben por confluir sino la misma historia aunque los personajes se vayan renovando con nacimientos y muertes. La parte principal transcurre en la actualidad; entendiendo por actualidad el año 2002. ¿Por qué? Porque si la hubiese trasladado una década más, sería difícilmente creíble que personajes que vivieron en los años 30 del siglo pasado puedan tener todavía un papel protagonista. Pero, para entender los hechos del presente, el autor tiene que retrotraerse unos cuantos años para analizar la vida de algunos de los personajes actuales en unos casos, y de los progenitores en otros. Porque, como ocurría en La tristeza del samurái, los hechos pasados condicionan los presentes incluso para personas que ni siquiera habían nacido en aquel momento.

¿Qué tipo de novela es Un millón de gotas? Es difícil de clasificarla en un género concreto porque pertenece a muchos. Es una novela negra porque hay asesinatos, mafias, policías que investigan. También es un thriller. Hay historias de amor e historias de secretos familiares. Y hay historia. En la novela se habla de algunos hechos históricos, trágicos siempre como lo fueron casi todos los que se vivieron en el siglo XX. Un siglo muy convulso en el que la humanidad dio de sí lo peor de lo peor. Y Elías vivió muchos de los hechos trágicos que ocurrieron: las deportaciones rusas a Siberia, la guerra civil española, los campos concentración en Francia de los exiliados españoles. Y lo vivió de primera mano, siendo protagonista de muchos de esos hechos. Como siempre con cualquier historia, acabas aprendiendo algo. Antes de que los nazis hicieran tristemente famosos nombres como Auschwitz, Mauthassen, etc…, los rusos ya tuvieron la genial idea de los campos de exterminio: porque de exterminio puede y debe calificarse lo que hicieron en Názino, en Siberia, una isla aislada donde dejaron a miles de personas, sin instalaciones, agua y comida, para acabar con ellos. Un episodio bastante desconocido, que se intentó esconder pero que, gracias a Víctor del Árbol, hemos podido rescatar del olvido. (más información en la Wikipedia)

También conoceremos la situación de los republicanos exiliados voluntariamente a Francia que, tristemente, vieron truncadas sus ansias de libertad, siendo internados en un campo de refugiados en Argeles (si os interesa, podéis informaros en la Wikipedia)

Os podéis imaginar que en la novela se viven historias muy duras. No es Un millón de gotas una novela amable que uno pueda leer para pasar el rato. No lo es porque se relatan hechos horribles, tanto los reales como los ficticios. Pero quizás por ello, es una novela que cala hondo. Sus personajes y sus historias se te meten muy adentro y estoy segura de que será muy difícil sacarlos de ahí. Es una novela que permanece en el recuerdo como todas las que te han removido por dentro.

Como “La tristeza del samurái”, “Un millón de gotas” es una novela muy bien escrita, en la que Víctor del Árbol hace gala de un estilo impecable. Hay escenas duras, muy duras, y hay momentos en las que la novela hace daño. No da respiro con tanta maldad. Pero no es una maldad gratuita ni el autor busca la lágrima fácil; es algo que viene dado por la historia y por los personajes, no puede ser de otra forma, ni siquiera el final. No es algo negativo, por supuesto; no, al menos, en mi caso, es difícil que olvide una novela que me toca la fibra sensible, que me hace sentir. Aunque duela, son las mejores, sin duda.

La novela es muy intensa, no te deja un respiro. No es una novela de ésas de lectura rapidísima; no obstante, tiene un ritmo constante y más bien rápido, pero no vertiginoso a la manera de un thriller. Es una novela que, por un lado, pide ser leída con calma para disfrutar de todos sus matices y del exquisito estilo del autor pero que, por otro, no puedes evitar devorar porque necesitas saberlo todo.

La novela habla de amor y desamor; hay grandes amores, algunos cuya intensidad no he podido comprender del todo porque ¿es lícito querer a alguien cuando descubres que no es cómo creías que es, cuándo hace cosas que no compartes, cuando ataca a quien tú tendrías que defender? También habla de relaciones familiares, de padres e hijos, de secretos bien guardados. De mafia, de venganza a través de los años. Y de maldad, de mucha maldad



Conclusión final

Una gran novela, un novelón. Víctor, una vez más, me ha más que convencido. Junto a La tristeza del samurái, ésta pasa a ser una de mis mejores lecturas del año. Una historia inolvidable, unos personajes que llegan, una novela que se te mete dentro y no te suelta. Una novela que he disfrutado (o “penado” más bien) desde el principio hasta el final

Totalmente recomendable.

Podéis comprarla en Popular libros


48 comentarios:

  1. Estoy deseando leerla pero hasta julio no me pondré con ella que tengo mucho programado este mes. Me he comprado también El peso de los muertos en la última feria del libro de Badajoz, así que con eso ya las leo todas :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Tal y como lo pintas como para no leerlo. jejeje. Lo tengo apuntadísimo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Está claro que la has disfrutado mucho. Tomo buena nota del autor.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola :D
    Pues por la portada jamás imaginé que sería así, de todos modos me ha encantado tu reseña así que apuntado queda.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. Esta es una lectura que me he marcado como segura.

    ResponderEliminar
  6. Con esta reseña difícil resistirse, aún no he leído nada del autor pero tanto esta como las anteriores están en mi lista de pendientes
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ya sabes que la estoy leyendo y me está encantando. Un besote

    ResponderEliminar
  8. Hola, este no es mi estilo pero me alegra que te haya gustado tanto.
    Besitos :D

    ResponderEliminar
  9. Respirar por la herida y La tristeza del samurai los leí el año pasado. Fue mi autor descubrimiento del año, gracias a David de Cruce de Caminos. Ahora acabo de terminar El peso de los muertos, que también me gustó mucho, y no tardaré en leer Un millón de gotas.
    Creo que es un autor que se merece más éxito del que está teniendo fuera de los blogs.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué efusividad! Así es imposible resistirse al poder de tus palabras. Yo aún no he leído nada del autor, pero sin duda me lo llevo apuntado para descubrir si es tan bueno como tantos afirmáis.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Sólo te digo que hoy hago el pedido de este libro! No me lo podré leer hasta julio, pero al menos lo tengo ya.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Tengo muchas ganas de leer a este escritor, espero que de este verano no pase ;) Besotes

    ResponderEliminar
  13. Aún no he tenido tiempo de reseñar La tristeza del samurai, pero me gustó muchísimo. En Julio leeré contigo Respirar por la herida, y supongo que este último caerá más pronto que tarde.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Por esta paso un poco de puntillas, que esta ya la tengo esperando turno :) Me llama más, creo, que "Respirar por la herida". Y también disfruté muchísimo con aquella tristeza del samurái.

    Veo que os va entusiasmando a casi todos, así que voy con ánimos.

    Besines ;)

    ResponderEliminar
  15. Víctor del Árbol es uno de mis escritores pendientes. Espero estrenarme pronto con La tristeza del samurai. Está claro que ya tiene su hueco entre los grandes de la novela negra española. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Lo tengo en casa, y con muchas ganas de leerlo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Leyendo tu reseña se hace muy difícil no leer esta novela :) Habrá que animarse!
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Hola, este género no es lo mio, pero me alegro que te haya gustado tanto.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  19. Tengo muchas ganas de leer algo de este hombre, la verdad es que no sé por cuál empezar, porque todos sus libros me llaman bastante la atención =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. No he leído nada del autor, pero con semejante reseña que no quepa duda que lo voy a resolver pronto :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Tengo la del samurái en casa pero me apetecen todas :D

    ResponderEliminar
  22. Por lo visto esta no puedo dejarla escapar. Se une a mi lista y te pido (te suplico) que dejes de crearme tales ansias con los libros!! ;)
    Un beso Laky.

    ResponderEliminar
  23. Le tengo en mi lista de deseos, espero leerlo pronto...
    Besos

    ResponderEliminar
  24. La tengo, la tengo! Menos mal... uf! ahora solo falta que me ponga a ello, yo al contrario, no leí nada suyo peor ganas le tengo.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Una novela negra que va más allá de su propio género. La buena noticia: que lo tengo. La mala: que a saber cuándo lo leeré.

    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Yo leí La tristeza del Samurái y me encantó. Así que espero leer más de este autor. Besos!

    ResponderEliminar
  27. Tengo muchas ganas de hincarle el diente a esta novela, veo que todos coincidís en lo buena que es y no es cuestión de dejarla pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. pinta bien... yo quiero leer primero la tristeza de un samurai para ver si me gusta como escribe este hombre que no conozco su obra nada más por lo que cuentas en el blog!

    ResponderEliminar
  29. Uff, qué ganas tengo de leer este libro, todo lo que decís de este autor es soberbio, tengo que ponerme con él pero ¡ya! Y menudo reseñón que has hecho, hija mía. Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Hay muchas reseñas por la blogosfera de este libro y mucha gente queriendo leerlo. Será por algo. Me lo apunto. Sé que no lo voy a leer de manera inmediata pero en algún momento caerá seguro.

    Besos!

    ResponderEliminar
  31. Hola soy una apasionada a la lectura, tengo un maravilloso blog también para lectores y escritores y estoy tratando de reclutar mas miembros, si te podrías echar una pasadita te lo agradecería, igual los detalles están ahí mismo, el blog esta centrado en los escritos de creación de cualquier persona, desde reseñas hasta novelas, así que si tienes algunos que desees mandarme estaré esperando tu respuesta.

    BLOG: http://elsurgirdelasnuevascreaciones.blogspot.com/

    Gracias por tu atencion :)

    ResponderEliminar
  32. Hola soy una apasionada a la lectura, tengo un maravilloso blog también para lectores y escritores y estoy tratando de reclutar mas miembros, si te podrías echar una pasadita te lo agradecería, igual los detalles están ahí mismo, el blog esta centrado en los escritos de creación de cualquier persona, desde reseñas hasta novelas, así que si tienes algunos que desees mandarme estaré esperando tu respuesta.

    BLOG: http://elsurgirdelasnuevascreaciones.blogspot.com/

    Gracias por tu atencion :)

    ResponderEliminar
  33. Con cada reseña me convenzo más de que la sinopsis de la editorial no es demasiado buena, porque me desanimé mucho al leerla pero luego leyendo comentarios y reseñas estoy viendo que debo leerlo... YA. Yo también disfruté mucho con 'La tristeza...', no tanto, lo confieso con 'Respirar por la herida'.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Me apetece muchísimo !!! Tengo que ver cuándo firma el autor en la Feria del Libro de Madrid a ver si es alguno de los días que tengo previsto ir y me vengo con él a casa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Ufff como me pones los dientes largos ¡¡¡¡¡¡ jajaja

    ResponderEliminar
  36. Habrá que leerla como sea, porque las reseñas son muy positivas!!

    ResponderEliminar
  37. Deseandico estoy de leerlo Laky!
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Qué buena pinta tiene!! A ver si me hago con él. Respirar por la herida caerá el mes que viene en tu lectura conjunta.

    ResponderEliminar
  39. Pues nada, otro autor apuntado! Muchas gracias :D

    ResponderEliminar
  40. Un autor que me gusta y no decepciona, así que también leeré esta nueva novela que por lo que comentas es igual de interesante que las anteriores,
    besucus

    ResponderEliminar
  41. pues no he leído nada aún pero todos dejáis muy bien sus libros... esperando a la lectura de Respirar por la herida, luego veré si sigo con éste!

    ResponderEliminar
  42. he finalizado el libro, y coincido totalmente contigo. Es conmovedor e impresionante, un 10!

    ResponderEliminar
  43. Voy a por un ejemplar ya!!

    Me ha encantado tu reseña! Un autor desconocido hasta ahora por mi que espero se convierta también en uno de mis favoritos :)

    ResponderEliminar
  44. No lo veo así. No veo novela negra por ningún lado, tal vez las páginas finales y le encuentro fallos de estructura y cerrando los flecos, tal vez por hacer giros inesperados te queda la sensación de donde dije digo digo Diego y ya esta. Pera mi primera novela suya y me ha quedado sabor a decepcion.

    ResponderEliminar
  45. A mi se me hizo muy pesada, sobra texto, ya queria que terminara. No es mala, pero le falta podarla.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario