martes, 17 de junio de 2014

"Assur" - Francisco Narla

Ya era hora que publicase yo la reseña de “Assur”, libro que leí, nada más y nada menos, en febrero. Desde entonces que tengo la reseña pendiente, ya me vale. Pero este mes tenía que salir sí o sí, que para eso es el mes de la novela histórica y pocas novelas más históricas que ésta.
Os adelanto que me ha encantado y que, sin duda, figurará entre las lecturas más destacables de este año
Éstas son mis impresiones.

Francisco Narla


Francisco Narla (Lugo, 1978) es escritor y comandante de línea aérea.
A pesar de su juventud, a lo largo de su ya extensa carrera literaria, se ha atrevido con todos los géneros. Ha publicado novela, relatos, poesía, ensayos técnicos y artículos, estos últimos relacionados fundamentalmente con su profesión, pero también con sus aficiones y filias, entre las que encontramos actividades tan dispares como los bonsáis, el tiro con arco, la pesca con mosca o la cocina.
Polifacético donde los haya, Francisco Narla ejerce también como orador. Así, ha participado en diferentes foros, como centros universitarios o programas de radio y televisión (Cuarto milenio, El guardián de la noche o Milenio).
Comprometido también con la defensa de la cultura, ha abanderado proyectos como Lendaria, destinado a recuperar, proteger y divulgar la tradición mágica de su tierra, Galicia.

Su obra:
.- En 2009 publica su primera novela, Los lobos del centeno, tras cuyo éxito en España es editada en México para toda Latinoamérica.
.- Caja negra, su segunda obra de ficción, ve la luz en noviembre de 2010. E inicia 2012 publicando un tratado de aerodinámica, Canon de performance: masa y centrado, y planificación de vuelo.
.- Assur es su tercera novela, la que le hizo famoso
.- Ronin es su última novela

Datos técnicos

Título: “Assur”
Autor: Francisco Narla
Editorial: Planeta
Edición de tapa dura con sobrecubierta 
Página: 960
ISBN: 978-84-9998-131-4
Precio: 23,90 euros / también disponible en edición de bolsillo por 12,95 euros
Publicado en junio de 1012

Argumento

Año del Señor 968. Atraídos por las riquezas de los reinos cristianos de la península ibérica, una flota de terribles guerreros nórdicos amenaza la floreciente Compostela, baluarte de la Iglesiay la corona. A su paso sólo queda desolación. Y a medida que remontan los ríos con sus rápidos drekar, buscando su presa, tras ellos dejan aldeas devastadas y cenizas humeantes. Como Outeiro, el pequeño pueblo en el que vive Assur, un muchacho al que, después de la trágica muerte de sus padres, no le queda otra opción que refugiarse en la esperanza de reencontrar a sus hermanos, capturados por los terribles invasores.
Gutier de León, infanzón del conde Gonzalo Sánchez, se cruza en el camino del joven y lo acoge bajo su tutela. Así conoce a Jesse ben Benjamín, un bondadoso médico judío, y a Weland, un mercenario normando al servicio de los cristianos. Junto a ellos, Assur aprende todo lo necesario para encarar su destino: adquiere conocimientos de la ciencia de su tiempo y se adentra en el arte de la guerra. Sin embargo, cuando intenta rescatar a su hermano, en la gran batalla que se libra en el estrecho de Adóbrica contra los invasores norteños, es apresado y arrastrado hasta las heladas tierras de sus enemigos, donde tendrá que hacer uso de toda su voluntad y coraje para conseguir escapar.
Como esclavo fugado, Assur sobrevivirá convertido en ballenero, y la fortuna lo esquivará hasta que, como recompensa a una increíble hazaña, consigue enrolarse a bordo del navío que capitanea el renombrado Leif Eiriksson, hijo del fundador de las colonias de Groenland. Junto a él, Assur viajará hasta Vinland, la desconocida tierra de poniente, y habrá de sobrevivir a los más inesperados peligros. Assur será traicionado, sufrirá los más crudos inviernos, luchará por el amor de una mujer, se enfrentará a enemigos desconocidos, y buscará incansablemente a sus hermanos desaparecidos, pero, por encima de todo, mantendrá viva una única esperanza: el regreso.

Impresiones

“Assur” es una gran novela, tanto en el sentido literal como en el sentido figurado.
En el sentido literal, son casi mil páginas de letra más pequeña que grande. Lo que se dice, un auténtico tocho; pesa un quintal (mi edición es la de tapas duras) y es difícil de llevar de un sitio a otro, incluso de sostenerla en las manos mientras estamos leyéndola sentados en el sofá. Y, sin embargo, se me ha hecho corta.

Soy consciente de que mucha gente tiene respeto, por no decir miedo, a tochos como éste. Cuando nuestras listas de pendientes y las de deseos son tan kilométricas como las de cualquiera de los lectores empedernidos en la que la mayoría de los que me leéis os incluís, da un poco de apuro coger un libro como éste que sabes que te va a mantener ocupado bastantes días (por no decir semanas). Podemos pensar que por el precio de uno, tenemos tres: tres libros de unas trescientas páginas se pueden leer en el tiempo que nos cuesta la lectura de “Assur”. Y, sin embargo, es difícil que nos den la satisfacción que a mí me ha dado este libro. Si bien tardé en leerlo bastante tiempo (porque, como sabéis, leo tres libros a la vez y éste no era lectura principal sino secundaria), una vez que llegué al final me dio mucha pena que se terminara; no me hubiese importado nada seguir unas páginas más en compañía de Assur y su familia y amigos.
Por otro lado, al menos en mi caso, los libros tocho son los que más poso suelen dejar en mí. Si pienso en libros que recuerdo a través de los años, la mayoría son libros de un volumen considerado Tiene su lógica, ya que son libros con los que pasas una buena temporada. Un libro corto, por intenso que sea, vive poco tiempo con el lector por lo que muy especial tiene que ser para que cale tan hondo como sí lo hace un tocho que realmente nos haya llegado.
“Assur” es una novela histórica. Pero que no os asuste ese apelativo que, insisto, la novela histórica no tiene por qué ser aburrida (no sé de dónde le viene esa fama, porque la inmensa mayoría de novelas de este género que he leído yo, sin duda, no lo son); y menos cuando estamos ante todo y sobre todo ante una novela de aventurascomo ésta.
La acción se sitúa en la época de la Reconquista y cuenta unos hechos que yo desconocía: los ataques de los vikingos o, como se les llamaba entonces, los normandos. Transcurre el año 968 y Outeiro de Rei, el pequeño pueblo lucense donde vive Assur, aún un niño, es atacado por los normandos. Periódicamente, se dan ataques como éste, pues los normandos intentan llegar a Santiago de Compostela, atraídos por la riqueza que, se supone, reina en la ciudad. Como os podéis imaginar, arrasan con todo lo que encuentran: hombres, mujeres y niños son cruelmente asesinados o apresados para ser vendidos como esclavos. Assur se libra, por suerte, al encontrarse fuera del poblado junto con su lobo domesticado Furco, pero sus padres y algunos de sus hermanos son asesinados. Assur consigue encontrar a su pequeña hermana Ilduara para perderla al poco tiempo. Desde entonces, su objetivo será encontrarla, así como a su hermano mayor Sebastian, que él cree que sigue vivo.

Un afortunado encuentro con Gutier, un caballero que será su salvación y le toma bajo su protección, cambiará su vida. Bajo su protección vivirá un tiempo en el castillo de Sarracín, donde entablará amistad con el médico judío Jesse y el mercenario nórdico Weeland. De ellos aprenderá muchísimo, forjándose una preciosa amistad entre los tres aguerridos nombres y el niño.
La vida de Assur estará llena de aventuras. Resulta apresado y llevado a los países nórdicos donde descubre que los demonios del norte, son personas normales que viven en casas, en poblados, se casan, tienen familia… Groenlandia, Canadá, Inglaterra, España… son algunos de los lugares por donde transcurrirá su azarosa vida.
“Assur” resulta ser una novela apasionante y la mar de entretenida. Aprendes, porque es histórica (y de unos hechos que yo, ya os lo he dicho al principio, desconocía por completa) pero, sobre todo, te entretienes. Porque sí de algo se puede calificar a “Assur” es de novela de aventuras. No da tregua: no paran de pasar cosas y el ritmo es constante. Es difícil mantener el interés en novelas tan largas como ésta, siempre hay baches o situaciones que nos gustan menos, pero no me ha pasado nada similar con ella; al contrario, cada situación por la que pasa Assur es, sin cabe, más interesante que la anterior por lo que el interés y la atención del lector se mantiene constante a lo largo de las casi mil páginas que nos mantendrán en vilo.
Para ser una novela tan larga, no hay excesivos personajes. Haberlos haylos, claro, pero no muchos. Varios de ellos se mantienen a lo largo de toda ella y lo que van surgiendo son algunos secundarios de menor importancia. Podemos considerar “Assur” como una novela de personajes, pues éstos tienen mucha fuerza y están descritos minuciosamente. Me han encantado todos y cada uno de ellos. Assur el que más (siempre me pasa lo mismo cuando conozco al protagonista siendo niño y en una situación en la que sale a aflorar mi instinto maternal). Es un niño, luego un joven, finalmente un hombre, de los de verdad. De los que caen bien; de los que, a pesar de que se hayan podido ver obligados a hacer cosas que no hubieran querido hacer, tienen un gran sentido de la moral, la lealtad y el honor. También me han gustado mucho Lutier, Jesse, Weeland o Thyre. Son todos personajes a los que llegamos a conocer muy bien y que, cada uno en su estilo, se hacen de querer. Todos, incluso Furco (el lobo), mi preferido junto a Assur.
La ambientación espacio-temporal es exquisita. Los lugares donde transcurre la acción –que son varios, Galicia, Groenlandia, territorios allende los mares (que creo resultan ser Canadá), Inglaterra, están muy bien descritos. El autor dedica tiempo a describir cada escenario, de tal manera que muchas veces nos da la impresión de estar viendo los poblados y las ciudades donde Assur pasa su vida
Lo mismo los datos históricos. Se nota que el autor es ha documentado profusamente sobre la época; tanto sobre los hechos históricos en sí como, sobre todo, la forma de vida de la gente normal de la época (entendiendo por tales, los campesinos, los habitantes de los pueblos y ciudades, los soldados…).

La mayor parte de los personajes son ficticios y, por tanto, también los hechos que les ocurren pero están bien incardinados con hechos históricos y personajes que existieron. Por ejemplo, se describe la época en la que reinó Ramiro II, coronado rey cuando era un niño pequeño, siendo su tía Elvira la que ejercía la regencia en su nombre. Otro personaje famoso que aparece en la novela es el famoso vikingo (aunque este nombre es posterior, utilizarlo en aquella época es realmente un anacronismo, pero creo que nos entendemos mejor si digo vikingo que normando…) Erik el Rojo. El autor es bastante fiel a la realidad histórica, aunque se toma algunas licencias que explica en la nota final. Por lo que, en este sentido, la novela resulta instructiva.
La historia está narrada en tercera persona, muy bien escrita, con una mezcla perfecta de narración y diálogo. Utiliza un lenguaje cuidado, preciso y exacto en las descripciones. Pero todo esto no está reñido con el entretenimiento. La novela es, a todas luces, puro entretenimiento. Es una novela llena de aventuras, en la que continuamente pasan cosas, no da un respiro, no hay partes más lentas o menos interesantes que otras, sino que el interés se mantiene desde el principio hasta el final. En una novela tan larga, hay tiempo y espacio para todo: amores, amistad, lealtad y traición, guerra, intrigas políticas… Una novela completísima.

Conclusión final

Supongo que ya os ha quedado claro que la novela me ha encantado pero, por si no fuera el caso, insisto: tenéis que leerla, es imprescindible. Que no os asuste que sea un tocho, porque se os hará corta; que no os asuste que sea histórica porque es la mar de entretenida, es una novela de aventuras llena de acción. Una gran novela, muy bien escrita, que estoy segura de que os va a encantar.

Podéis comprarla en Popular libros en edición de tapa dura y de bolsillo


30 comentarios:

  1. Coincido contigo en que la novela histórica no es para nada aburrida. A mi personalmente, junto con la novela negra, es la que más me gusta y si se mezclan ambas cosas aún mejor. Ésta la tengo requeteapuntada, pero lo de siempre, alguna lectura conjunta o simultánea (y no quiero señalar) se me cuela por medio y no me pongo con ella.

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. La tengo esperando entre los libros pendientes que tengo. Veo que la voy a disfrutar tanto como tú porque tiene todos los ingredientes para que me guste.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. A mí ya sabes que me encantó, y además Francisco ya no es sólo uno de mis escritores favoritos sino un gran amigo.

    ResponderEliminar
  4. Hola :D
    La novela histórica no es mi fuerte, pero me alegra que te haya gustado.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. Joer... si es que la dejas tan bien que no sé como no corremos todos a comprarla ya... me reconozco cuando dices que da un poco de "cosa" meterte en una lectura de casi 1000 páginas que sabes que te mantendrá días y días en ella con una lista de pendientes larguísima... pero todo lo que has escrito sobre él... es que de verdad dan ganas de empezarlo ya! aix, lo pongo en libros a leer, va!!

    ResponderEliminar
  6. Otro para mi lista de pendientes, tiene una pinta estupenda. Un besote

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Con esta reseña me has dejado con la curiosidad me hare con ella!
    Un besoo

    ResponderEliminar
  8. La tengo apuntada, al igual que Ronin. A ver si saco huecos y más huecos para leerlas. :-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Sí que se nota que la has disfrutado, yo la tengo pendiente en la estantería y tras leer Ronin ya tenía claro que me gustaría, pero viendo tus impresiones no me quedan dudas
    Besos

    ResponderEliminar
  10. coincido contigo, me encantó y se me hizo corta!! descubrí a Francisco con Assur y no me voy a perder nada suyo !!!

    ResponderEliminar
  11. Esta no me llama mucho la atención y con todo lo que tengo la dejaré pasar.

    ResponderEliminar
  12. La tengo en cuenta desde que salió, yo tampoco sé de donde saca la gente la idea de que la novela histórica es aburrida, a mi todas las que he leído me han encantado, son del corte de la que nos traes, siempre repletas de aventuras. Me ha recordado un poco a Prométeme que serás libre. La leeré más adelante. Besos

    ResponderEliminar
  13. Pues sí que has tardado en hacer la reseña, sí, en cuanto al tocho que te voy a decir yo que pensaba que me iba a dar más prisa y terminé leyéndolo una buena temporada en el transporte público. Estoy de acuerdo contigo en todas las apreciaciones que haces de este libro a mi también me gustó mucho y esa mezcla de novela histórica con novela de aventuras creo que la hace todavía más atractiva. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Me está picando la curiosidad. Sois ya varios los que coincidís en que, pese a la extensión (a mí es más eso que el género en sí lo que me frena a veces) se hace muy llevadera, y creo que eso dice bastante de la labor del autor en estos casos. Voy a darle unas cuantas vueltas, a ver si me animo :)

    Besines!

    ResponderEliminar
  15. No me llama mucho....Pero me alegra que la hayas disfrutado
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  16. Ya te comenté que tiene muy buena pinta, pero que sea tan gordo me hecha mucho para atrás. Supongo que me la leeré, pero creo que será más adelante. Me alegro mucho que te haya gustado tanto... y opino lo mismo la histórica no es aburrida!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hace meses que apunté este libro tras la reseña de Francisco, de Un lector indiscreto. Sé que lo leeré, pero esas 900 páginas pesan, literal y figuradamente hablando ;)
    Fantástica reseña. Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Este libro lo dejo pasar. No me llama mucho pese a tu entusiasta reseña y los comentarios posteriores :) No nos puede gustar todo...
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  19. Lo tengo apuntado desde hace un monton de tiempo a ver cuando me hago con el, un beso

    ResponderEliminar
  20. La tengo pendiente para el reto alfabético, espero poderla acabar, será señal de que me gustaba. Besos!

    ResponderEliminar
  21. Desde luego que Assur es una novela que impone respeto cuando la ves por primera vez pero, una vez empiezas a leerla, te olvidas del número de páginas que tiene. Assur es de esos personajes que siempre recordaremos, sin olvidarnos, por supuesto, de su fiel perro Furco. Me alegro de que hayas disfrutado con su lectura. Besos, Paco.

    ResponderEliminar
  22. Lo tengo pendiente en casa desde hace mil!

    Besotes

    ResponderEliminar
  23. Tengo unas ganas tremendas de leer este libro; quizás su gran extensión me frena pero estoy segura de que acabaré leyéndolo...
    Besos !

    ResponderEliminar
  24. Hola me llamo Silvia y tengo 12 años y AMO leer en mi salón soy la que más leo. Mi mamá, mi abuela, mis tíos, un primo de 7 años, la MAYORIA de mi familia le gusta leer y yo herede esa costumbre que amooooo mucho. De navidad pedí los libros de la Saga de Crepúsculo, de pronto piensen que no son buenos pero a mi me encantaron, y de cumpleaños pedí los reyes malditos, una gran saga se los recomiendo a los interesados en la historia.

    ResponderEliminar
  25. Tambien les recomiendo "El Perfume, historia de un asesino" Es un gran libro, este libro se ve interesante me lo quiero leer ya.

    ResponderEliminar
  26. Es una gran historia, toda una aventura que se disfruta. Creo que el lobo es todo un símbolo y desde luego no se puede negar que no despierta sentimientos la novela.

    ResponderEliminar
  27. Qué casualidad! Yo ayer publiqué la reseña de Ronin, otro libro del autor, que también leí en febrero! Y sí, también es un libro grande, en todos los sentidos, jejeje! Por supuesto, dado lo mucho que me gustó Ronin, leeré sin duda Assur, que espero tropezármelo más temprano que tarde. 1beso!

    ResponderEliminar
  28. Lo tengo prestado, en cuantito me lo devuelvan creo que me pongo con él porque ya le tenía ganas antes y ahora con reseñas como esta tuya aún se me antoja más si cabe.

    ResponderEliminar
  29. Una novela de la que se va a hablar durante bastante tiempo, yo la leí hace un año y todavía la recuerdo,
    besucus

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario