miércoles, 4 de julio de 2018

“Pasaje al nuevo mundo” - Tània Juste

Las novelas que publica Maeva en su colección Grandes Novelas siempre me resultan atractivas. Los viajes en transatlántico del siglo pasado también. Así que entenderéis que tuviese que leer esta novela

Éstas son mis impresiones

Tània Juste 


 Tània Juste (Barcelona, 1972) es licenciada en Historia por la Universidad de Barcelona. Ha publicado cuatro novelas en catalán: A flor de pell (2009), ambientada en la Barcelona de los años 1920, en plena dictadura de Primo de Rivera; Els anys robats(2012), un homenaje a los aviadores republicanos durante la Guerra Civil; L’hospital dels pobres (2014), ambientada en los primeros años del siglo XX yTemps de familia (2015), ganadora del premio Néstor Luján


Datos técnicos

Título: “Pasaje al nuevo mundo”

Autora: Tània Juste

Editorial: Maeva

248 páginas

ISBN: 978-84-17108-51-9

Precio: 19 €


Argumento

Una apasionante travesía en un transatlántico a principios del siglo XX decidirá el destino de una joven barcelonesa.

Puerto de Barcelona, mayo de 1918. Berta Casals es una joven de veinte años que se embarca en el transatlántico Reina Victoria Eugenia rumbo a Argentina, adonde se dirige para contraer matrimonio con Julio Mitchell, un acaudalado ganadero de la Patagonia y amigo de la familia a quien apenas conoce. Tras la muerte de su madre, Berta ha decidido aceptar la propuesta de matrimonio para dar un nuevo rumbo a su vida, lejos de una Europa que se desangra por la guerra. Durante su travesía, Berta se aburre de las formalidades y rígidas normas de los elitistas pasajeros de primera clase. Su única confidente en el barco será Irina, pues ambas muchachas comparten su rechazo a los usos y costumbres encorsetados de sus compañeros de travesía, y pronto se verán unidas por una fuerte amistad. Al llegar a América, las dos amigas deciden dar un paso que transformará sus vidas para siempre. 


Impresiones

Berta Casals perdió a su madre hace unos años. Su padre se volvió a casar y ella no se lleva bien con su madrastra. Por eso, cuando recibe una propuesta de matrimonio de Julio Mitchell, un rico ganadero que vive en la Patagonia y que se relaciona por negocios con su padre, decide aceptar la proposición. Se embarca en el Reina Victoria Eugenia rumbo a Argentina en un camarote de primera clase. Pero allí se encuentra como pez fuera del agua; a pesar de que su familia vive bien, está lejos de la riqueza -y la tontería- de las acaudaladas familias que viajan en primera y con las que no tiene nada en común. Salvo con Irina, hija de una famosa cantante retirada, con la que entablará una gran amistad.

La historia comienza en mayo de 1918, en plena Primera Guerra Mundial. España, como sabemos, fue neutral por lo que no es por la guerra por lo que Berta decide emigrar a Argentina sino para cambiar de aires y encontrar su lugar en el mundo. En el siguiente capítulo se traslada a la Hacienda Mitchell, en Patagonia, año 1987. Allí conoceremos a una Berta ya anciana y a su nieta Valentina que se ha trasladado para pasar allí una temporada con su abuela. Abuela y nieta hablarán largo y tendido y Berta le contará una gran historia: la de cómo llegó a Patagonia y cómo se casó con su abuelo Julio.

La novela se estructura en dos tramas, la del pasado y la del presente, dando mucha más importancia a la del pasado. De hecho, la del presente, viene a ser simplemente la que da pie a la del pasado. La parte del pasado está relatada por la propia Berta en una especie de diario de bordo que escribe durante su travesía a bordo del Reina Victoria Eugenia. Es por ello que está narrada en primera persona por Berta utilizando el pretérito perfecto de indicativo, ya que se supone que Berta escribe en su diario por las noches relatando lo que ha acontecido durante la jornada. La parte del presente, por el contrario, nos la cuenta un narrador omnisciente utilizando el pretérito indefinido de indicativo.

La novela es una historia de ficción situada en un escenario real. El Reina Victoria Eugenia existió realmente y empezó a funcionar en 1913, cinco años antes de que Berta se embarcase en él. Hacía la ruta regular entre el puerto de Barcelona y Montevideo-Buenos Aires y era un trasatlántico de lujo. Obviamente, además de camarotes de primera clase, también los había de segunda y tercera mucho menos lujosos.

Aunque la novela no es propiamente histórica pues apenas se hacen referencia a hechos históricos más que la guerra como fondo lejano, la ambientación sí que es histórica y, en concreto, nos permite conocer cómo eran los viajes hacia Sudamérica y las diferencias de clase en un escenario tan recogido como es un barco por grande que sea. Y lo hace a través de Berta que, si bien viene de una familia acomodada, no es rica y viaja en primera gracias a la generosidad de su futuro marido. Por este hecho, tendrá que relacionarse con los ricos y nobles que viajan con ella; personas con las que no tiene nada en común. Por otro lado, en el barco se reencuentra con un joven que fue amigo suyo en sus vacaciones veraniegas y que vuelve a Argentina donde lleva afincado varios años. Él viaja en segunda y le mostrará las condiciones en las que viajan los no tan favorecidos. Tània Juste nos muestra este pequeño microcosmos donde se dan, a pequeña escala, las mismas desigualdades que en el mundo real; en este sentido, podríamos calificar la novela de costumbrista.

Además de todo esto, la novela guarda un secreto que tendréis que leer para descubrir. He de decir que me lo imaginé bastante pronto pero que esto no ha perjudicado mi lectura pues, al fin y al cabo, no es una novela de misterio en la que haya que guardar la intriga hasta el final.

En la novela predomina claramente la narración sobre el diálogo. Toda la parte del pasado es narrativa pues, como he dicho, adopta la forma de diario escrito por Berta. Sólo en la parte del presente podemos encontrar algo de diálogo pero esta parte es mínima comparada con la otra. El hecho de que sea prácticamente toda narración no implica lectura lenta o aburrida; nada más lejos de la realidad: la lectura es ágil y muy amena. Sin tener un ritmo acelerado -no es esa clase de historia- lo cierto es que la lectura resulta sencilla y entretenida. La autora utiliza una prosa cuidada y elegante que da gusto leer.


Conclusión final


“Pasaje al nuevo mundo” nos lleva en primera a bordo del trasatlántico Reina Victoria Eugenia desde Barcelona hasta Argentina. Una historia de amistad que encierra en su interior un gran secreto, ¿queréis descubrirlo?

  1/2


Podéis comprarla en el siguiente enlace de Amazon:


17 comentarios:

  1. No me importaría leerla. Es de las que suelo disfrutar.

    ResponderEliminar
  2. Pues la primera sorprendido soy yo, pero tengo que decir que me gusta, no me lo esperaba pero me gusta todo lo que has contado 😅 la leería muy a gusto.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. Cuando la vi por primera vez me llamó mucho la atención, después se ha ido quedando entre tanta lectura que me gustaría. Si llega a mis manos la cogeré con ganas. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha parecido muy Titanic (peli) en parte. Lo del viaje en barco tiene su gracia pero la historia no me llama especialmente, se me parece mucho a otras muchas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La leería. Me gusta lo que noos cuentas de esta novela. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola! No lo conocía pero me atrae la ambientación así que no lo descarto. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. No la conocía. Y creo que es una historia que disfrutaría, pero no me llama tanto como para lanzarme a por ella. Si se cruza...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. A mí tampoco me importaría leerla :)

    ResponderEliminar
  9. NO tiene mala pinta, aunque veo que tampoco te ha entusiasmado. Lo leería por lo del viaje cruzando el ATlántico en un barco de lujo y ver como se vivía esa experiencia.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Aunque esa travesía y cómo discurría la vida a bordo de un barco de esas características y esas diferencias de clases que refieres me atraen, en su conjunto no me tira tanto como para añadirla a la larga lista.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. No me termina de convencer, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Esta vez no me llama lo suficiente, lo voy a dejar pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  13. No tiene mala pinta, me parece interesante pero para ahora mismo no la veo. Quizás más adelante si me la cruzo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Pues sí la ambientación tiene muy buena pinta. ¡¡Nunca he leído nada de Maeva!! Besos

    ResponderEliminar
  15. Me tientas, me tientas mucho... Besos

    ResponderEliminar
  16. Me seduce el ver la vida en ese barco y el viaje, pero no me veo leyéndolo, y además sin tiempo. No creo que lo lea.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. ESta nueva novela de Tania también me la apunto. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario