martes, 29 de mayo de 2018

“Los perros duros no bailan” - Arturo Pérez Reverte

Hace muchos años, Arturo Pérez Reverte fue mi escritor favorito. Era la época de novelas como “La tabla de Flandes” o “El club Dumas”, que me gustaron mucho. También me gustaban sus artículos de El Semanal (con los que no siempre estaba de acuerdo, pero me gustaban); incluso tengo dos de los libros que los recopilaron. Pero luego empezó a aburrirme: durante años se dedicó a escribir sobre los temas que a él le gustaban (algo lógico, por supuesto) como la guerra o el mar que, da la casualidad, son temas que a mí no me gustan nada y me aburrió. Incluso dejé a medias la serie de Alatriste con lo que me gusta a mí la época. Pero hace años que parece que, de nuevo, ha vuelto a cambiar el tenor de su obra y las últimas novelas me llaman mucho la atención (sobre todo las de la serie Falcó). Pero, como me daba miedo lanzarme a la piscina, decidí “reestrenarme” con don Arturo con una novelita corta que tenía visos de gustarme porque iba de perros: ésta que hoy comento

Éstas son mis impresiones


Datos técnicos

Título: “Los perros duros no bailan”

Autor: Arturo Pérez Reverte

Editorial: Alfaguara

Edición: de gran tamaño, tapa dura con sobrecubierta

Páginas: 168

ISBN: 9788420432694


PVP: 16,90 € en papel



Argumento

«Nací mestizo, cruce de mastín español y fila brasileña. Cuando cachorro tuve uno de esos nombres tiernos y ridículos que se les ponen a los perrillos recién nacidos, pero de aquello pasó demasiado tiempo. Lo he olvidado. Desde hace mucho todos me llaman Negro.»

Hace días que en el Abrevadero de Margot, donde se reúnen los chuchos del barrio, nada se sabe de Teo y de Boris el Guapo. Sus colegas presienten que detrás de su desaparición hay algo oscuro, siniestro, que los mantiene alerta. Lo ocurrido no puede ser nada bueno; lo sospechan todos y lo sabe su amigo el Negro, luchador retirado con cicatrices en el hocico y en la memoria. Para él es cuestión de instinto, de experiencia sobreviviendo en las situaciones más difíciles. Eso lo lleva a emprender un peligroso viaje al pasado, en busca de sus amigos.

En esta asombrosa novela negra, divertida, tierna y sobrecogedora de principio a fin, Arturo Pérez-Reverte narra con increíble maestría la aventura de un perro en un mundo diferente al de los humanos, donde rigen las mejores reglas -lealtad, inteligencia y compañerismo- y están desterradas toda corrección política o convención social. Un mundo en el que a veces hay clemencia para los inocentes. Y justicia para los culpables.


Impresiones


Negro es un perro mestizo, cruce de mastín español y fila brasileño. Un perro grande, robusto y mayor a quien su dueño dedicó hace años a peleas de perros. Ahora está ya medio jubilado, se dedica tan sólo a guardar la finca del amo y tiene tiempo para vagabundear por los alrededores de su casa. Uno de los sitios donde siempre va es el Abrevadero de Margot, donde se reúnen los colegas a tomar algo y a ladrar de sus cosas. Pero hace unos días que su mejor amigo Teo y Boris el Guapo no aparecen por allí y Negro está preocupado. Preguntando aquí y allá, Negro averigüa que han sido secuestrados y se arroga la misión de salvarlos

Es ésta una novela en la que los perros están “humanizados” pero sin dejar de ser perros; una mezcolanza podríamos decir. Por un lado, tienen comportamientos humanos como reunirse para tomar algo y ladrar de sus cosas; por otro, no dejan de ser animales y su instinto sale a relucir en varias ocasiones.

La novela está protagonizada por perros y narrada por uno de ellos: el protagonista, Negro. Será éste, en primera persona, quien nos hará partícipe de sus investigaciones y aprovechará para darnos el punto de vista perruno de determinadas cosas tales como el abandono de mascotas por sus dueños, la fidelidad que los perros tienen hacia sus dueños no siempre correspondida, el mundo de las peleas de perros, etc…

Es una novela en la que hay una parte importante de crítica social. Pérez Reverte aprovecha la historia para criticar las aborrecibles peleas de perros que, pese a estar prohibidas por la ley, parece que tienen lugar más frecuentemente de lo que quisiéramos. También el abandono de mascotas por sus dueños pues unos cuantos de los compañeros de Negro fueron abandonados por sus propietarios.

Es la primera novela del autor en el que los animales tienen un papel tan importante pero, en el fondo, el tema del que habla es muy similar al de muchas otras de sus obras. De hecho, podríamos sustituir a Negro por un hombre, a sus camaradas caninos por otros y, cambiando algunas cosas, tendríamos una novela bastante similar. Podríamos decir en este sentido que “Los perros duros no bailan” es una gran metáfora, una especie de fábula. Pero es cierto que el hecho de que esté narrada y protagonizada por perros le da un aire diferente que, personalmente, me ha gustado mucho

Pensé que iba a ser una novela dura; me habían avisado de que, muy probablemente, tendría que echar mano del pañuelo. Y es verdad que hay algunas escenas durillas pero no me lo han parecido en exceso. Por un lado porque el autor no incide demasiado en ellas pero, por otro, porque también impregna toda la novela un cierto toque de humor que la aligera. Humor negro, por supuesto, al que el autor nos tiene bastante acostumbrados

Los personajes son todos perros -salvo algún humano que aparece de forma totalmente secundaria y cuyo nombre ni siquiera llegamos a saber-. No son personajes especialmente desarrollados pero tampoco hace falta. Pero sí que el autor aprovecha para hablar de la relación de los perros con los hombres -dejando a éstos en bastante mal lugar, la verdad sea dicha- y mostrándonos que los perros nos dan mil vueltas en valores como la lealtad, la fidelidad y la honestidad

La novela está escrita de una forma sencilla y con la clara finalidad de entretener. En ella hay mucho diálogo y agilidad lo que, unido a su corta extensión, hace que sea lectura de un solo día. 
El lenguaje se “perruniza” en determinados momentos, con palabras y frases adaptadas a los personajes . No es la mejor novela de Pérez Reverte pero es una novela amena y entretenida que disfrutaremos especialmente los amantes de los perros. 

Una novela en la que no faltan referencias cinematográficas, especialmente a la película Gladiator que, en mi opinión, pretende homenajear. Pero también se pasean por sus páginas Charlize Theron, Rofolfo Valentino -digo Perrostino- , etc…


Conclusión final

Me ha gustado reencontrarme con Pérez Reverte en esta novela corta hecha para el disfrute. Una novela sobre perros, protagonizada por perros y contada por un perro que me ha resultado muy entretenida




Podéis comprarlo en el siguiente enlace de Amazon


28 comentarios:

  1. Algun día volveré a leer a este autor que me encantaba en sus inicios pero no será con esta novela aunque me parece original no me llama la atención.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo al contrario que te ocurre a tí no me llevo bien con este autor. Esta la dejo pasar.

    ResponderEliminar
  3. No es un autor que me guste especialmente, más bien todo lo contrario y, en cualquier caso, no creo que esta novela sea para mí. Ya solo lo de perros humanizados hace que no me atraiga.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Aun no he leído nada de Arturo, a ver si algún día me animo :)

    ResponderEliminar
  5. Pérez-Reverte es un apasionado de los perros, tengo muchas ganas de conocer su visión humanizada de estos perros. Hace unos años leí el libro "De perros e hijos de perra" (o algo así), y sus artículos son fantásticos.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No me llama mucho la historia y hace tiempo que dejé de leer obras de este autor, lo dejo pasar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho, a mí Reverte siempre me gusta con sus más y con sus menos, pero siempre me gusta, sabe cómo llegarnos, cómo hacer que la historia que quiere transmitirnos se nos quede grabada... a mí me encanta leerlo, lo disfruto muchísimo, este libro me ha encantado, me ha recordado tanto a las fábulas de Esopo 😉

    Besukis 💋💋💋

    ResponderEliminar
  8. No me gusta demasiado el autor ni me llama esta novela. Al contrario que a ti si hay animales como protagonistas lo descarto de inicio.
    uN beso ;)

    ResponderEliminar
  9. No me llama mucho la atención, por lo que no creo que la lea.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me gusta mucho la crítica social que realiza pero la historia no la veo para mí, no acaba de atraerme. Además no he leído nada de él y no creo que sea la mejor historia para estrenarme ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Reverte es muy especial,o lo adoras o lo odias, este creo que me gustaría. Su relación con los perros y ese humor me llaman.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me gusta mucho Pérez Reverte pero con esta novela no me termino de animar. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Entre este autor y yo no hay muy buena relación, por lo que descarto su lectura. Besos

    ResponderEliminar
  14. No la veo para mí, pero me he partido de la risa con tu reseña y tus vocablos como que la novela se "perruniza". Qué arte el tuyo para darle ese toque distintivo a algo que yo no hubiese sabido ni cómo reseñar 😂😂😂
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola! No conocía el este libro de Arturo pero tiene una pinta estupenda así que me lo anoto. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Me gustaron sus primeras novelas hasta que llegué a La piel del tambor, que se me atravesó y ni logré terminar. Luego me reconcilié con Alatriste, aunque sus últimas novelas tampoco me entusiasmaron mucho. De las últimas solo he leído El asedio y porque se desarrolla en Cádiz. No me entusiasmó. Entre términos de guerra y términos de barco... Así que no he vuelto a leer nada suyo. Parece que ya es hora de que vuelva a darle una oportunidad. Y no me importaría dársela con esta novela que nos traes hoy.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasó como a mi, tanta guerra y tanto barco acabó cansandonos

      Eliminar
  17. Yo sólo leí La tabla de Flandes que me gustó pero no me entusiasmó. Como articulista me encanta pero no volví a leer nada de él. Me gustaría leer El tango de la vieja escuela, no sé si lo leíste. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, pero es uno de los que me llaman la atención

      Eliminar
  18. No es un escritor que me guste, peor a lo mejor me animo con este libro. Un beso

    ResponderEliminar
  19. Como a ti, me gustaron El CLub Dumas y La Tabla de Flandes...pero me aburrió soberanamente con Territorio Comanche y lo dejé. Aun así no me veo lanzándome con este, quizá con Falcó...

    ResponderEliminar
  20. Me gusta el autor, pero la verdad es que este no me atrae demasiado...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Yi también he tenido mi época del autor con la tabla de Flandes sobretodo me dio muy fuerte, pero interesante empezar la carta esférica y no pude. Puede ser que este libro se para mi lo que ha sido para ti. Le daré una oportunidad. Besos

    ResponderEliminar
  22. no soy muy de Pérez-Reverte, pero igual es el momento de retomarlo

    ResponderEliminar
  23. Ostras, me ha sorprendido tu reseña porque me imaginaba, por el título, que sería un compendio de artículos de opinión de Pérez Reverte sobre perros o un ensayo o algo así... Y resulta que es una novela protagonizada por perros. Este escritor se atreve con cualquier cosa. Habrá que echarle un ojo :-))) Besos.

    ResponderEliminar
  24. A mi también me pasó lo mismo. Yo me quedé en La tabla de Flandes y en Cachito pero también pienso que con este libro puedo volver a leerlo. Me gustan los perros y creo que lo podría disfrutar mucho. Besos

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola!
    Reverte me enganchó durante la ESO con la saga Alatriste, que me encanta, pero no he leído nada más de él. Ésta de la que hablas me llama mucho la atención, además he visto por twitter que es un enamorado de los perros y twitea todo lo que le piden sobre abandonos o desapariciones. Me lo apunto.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  26. El martes 5 de junio reseñé la novela en mi blog. No había leído la tuya. Me ha encantado y veo que coincido en casi todo con lo que tú dices. Coincidir contigo me enorgullece porque tengo en muy alta estima tus opiniones literarias.
    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario