martes, 17 de noviembre de 2015

“Días de perros” - Gilles Legardinier

Estamos, una vez más, ante una novela que decidí leer por la portada. Yo soy más de perros pero no pude resistirme a ese lindo gatito que me miraba con cara de “yo no he hecho nada” mientras posaba para la típica foto de detenido policial. Al autor ya le tenía fichado por su anterior novela, que me quedé con ganas de leer. Además, también ayudó a decidirme el hecho de que me atrae mucho la literatura francesa. Así que decidí leerla y el resultado ha sido muy satisfactorio
Éstas son mis impresiones

Gilles Legardinier

Gilles Legardinier ha trabajado en el cine como pirotécnico, tanto en Francia como en EEUU, y ha dirigido anuncios y documentales a nivel internacional. Actualmente trabaja como responsable de comunicación en varios estudios, labor que compagina con la escritura.
Legardinier empezó su carrera como escritor en el terreno del thriller con los libros L’Exil des Anges (Prix SNCF du polar 2010) y Nous étions les hommes (2011), hasta que en 2011 escribió una comedia, que se convertiría en todo un fenómeno en su país, Demain j’arrête! Desde entonces, Legardinier se ha convertido en uno de los autores más vendidos en su país.

Datos técnicos

Título: “Días de perros”
Autor: Gilles Legardinier 
Traductor: Juan Camargo
Editorial: Planeta
Publicado por primera vez en octubre de 2015 
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-08-14654-4
Páginas: 400
PVP: 18,90 Euros en papel/ 12,99 la edición digital

Argumento

Cansado de vivir en un mundo en el que no encuentra su lugar, y triste por la pérdida de sus seres queridos más cercanos, el riquísimo Andrew Blake decide dar un giro radical a su vida y desaparecer. Así, el día que le van a otorgar el Premio a la Excelencia Industrial, como mérito a toda una carrera como empresario, deja su Londres natal y se marcha al campo en Francia… ¡a trabajar como mayordomo! Cuando llega a Beauvillier se da cuenta enseguida de que la mansión ha perdido el alma que tuvo antaño…
Entre sus habitantes están Nathalie, su patrona viuda y de horarios y exigencias extrañas Odile; una cocinera refunfuñona; Manon, una joven que no sabe lo que quiere, y Philippe, el jardinero y manitas que vive en la casita del jardín y se pelea con todos… La relación entre todos es un caos, y está llena de malentendidos y situaciones absurdas, así que Andrew no tiene otra opción que intentar poner orden en esta caótica casa…Ah, ¡y hacerse amigo de Méphisto, el gato de Odile!

Impresiones

Andrew Blake es un multimillonario inglés que está un poco harto de su vida, especialmente desde que murió su adorada esposa. Tiene una hija pero, debido a sus obligaciones profesionales, se perdió su día a día y ahora ella vive en otro país con su marido y, aunque se quieren, están emocionalmente alejados. A Andrew no le motiva nada y el día que le van a dar un importante premio en reconocimiento a su carrera como empresario, decide dar un giro radical: lo abandona todo y se traslada a Francia, al campo. Pero no va a descansar, no, ni a darse la gran vida sino que va a trabajar como mayordomo en una casa señorial propiedad de Nathalie, una viuda un poco excéntrica.
Allí pronto entablará relaciones más o menos cordiales con los miembros de la casa: su patrona Nathalie, la refunfuñona cocinera Odile, la sirvienta Manon y el jardinero Philippe. Ah, y el gato de la portada, que se llama Mephysto. Para ellos, Andrew viene a ser una especie de ángel de la guarda que, al mismo tiempo que cambia su vida, les ayuda a mejorar la suya.
Este libro ha debido ser un gran éxito de venta en Francia, donde ha vendido más de dos millones de ejemplares y donde su autor, Gilles Legardinier está muy bien considerado. En la publicidad se dice de él que ha hecho reír a millones de lectores.
Bueno, lo primero que os diré es que a mí no me ha hecho reír pero sí disfrutar de un rato muy entretenido. Sí que tiene toques de humor –un humor refinado e inteligente- pero no son, en mi opinión, excesivos y, desde luego, no es un libro para partirse de risa (o no lo ha sido en mi caso). Pero sí es una comedia ligera, un libro amable y encantador lleno de “charme”, perfecto para cuando nos apetecen libros sin complicaciones, enternecedores, de fácil lectura, de ésos que ya sabemos de antemano que no se van a convertir en el libro de nuestra vida pero que nos van a hacer disfrutar con una historia bonita y sin complicaciones. Si eso es lo que buscáis, “Días de perros” es perfecto.
El protagonista principal es Andrew, un tipo encantador. Asumiendo el papel que los ingleses bordan –el de mayordomo inglés- pasa de dirigir una gran empresa con mano férrea, a dirigir una mansión francesa venida a menos. Parece que es dejar su empresa y su país y convertirse en otro tipo: un tipo amable, siempre dispuesto a ayudar a los demás (bueno, quizás también era así en su país pero no sé por qué nunca me he imaginado así a un gran empresario de éxito). Andrew es un hombre que profesionalmente lo ha conseguido todo. También personalmente pues tenía una mujer y una hija a las que adoraba. Pero su mujer murió hace unos años y está emocionalmente alejado de su hija. El trabajo ya no le llena y es por eso que decide hacer un cambio radical: de dirigir una gran empresa, de ser el gran jefe, pasa a ser un empleado (de categoría, sí, pero empleado al fin y al cabo). Y lo curioso es que va a descubrir que le gusta. En la mansión francesa en la que trabajará, entablará una buena relación con todos sus habitantes y trabajadores. Con todos, incluso con los dos que más se le resistieron al principio: Odile, la gruñona cocinera, y Mephisto, el gato que muestra hacia él un profundo desdén. Todos en esa casa tienen problemas y Andrew va a convertirse en una especie de ángel salvador pues va a tomar como misión personal ayudarles a resolverlos; especialmente, ayudará a la señora con sus problemas financieros y a Manon con sus problemas amorosos.
Los personajes están un poco estereotipados al principio pero ésa es la primera impresión resultado de la pose que adoptan. Porque luego, a medida que Andrew va estrechando lazos con ellos y ellos entre sí, parece que se van relajando y van mostrando su verdadera personalidad.
Me ha gustado mucho la forma que tiene Legardinier de contar las cosas. Con un humor muy sutil, la novela rezuma amabilidad y buen rollo. Es de esos libros que te hacen sentir bien, que lees a gusto y que te dejan una sonrisas y muy buen sabor de boca. Además, es una novela muy entretenida, muy fácil de leer debido a la abundancia de diálogo, con varias sorpresas… Una novela que me ha parecido ir de menos a más.
Un inglés en Francia…, Legardinier aprovecha para hacer algunos chistes en torno a esa situación. Las relaciones entre Inglaterra y Francia han sido históricamente tensas y, desgraciadamente, no tenían a un Andrew que acercase sus posturas; pero estas relaciones dan un cierto juego que el autor no duda en aprovechar. No son chistes difíciles de entender pero me imagino que harán más gracia a un francés que a un español
Siempre he pensado que mis lecturas se relacionan unas con otras sin yo buscarlo expresamente y sin que, al principio, cuando las elijo vea ninguna conexión entre ellas. Este libro me sirve perfectamente como ejemplo. Un día me estoy paseando por la campiña inglesa en “Daringham hall” y conociendo que es lo importante en la vida para Eloy Moreno y cómo cambiar para buscar nuestros sueños, y al siguiente me traslado a la campiña inglesa con un hombre que ha decidido dar un giro radical para encontrar sentido a su vida. ¿A vosotros también se os interconectan de algún modo vuestras lecturas?

Conclusión final

En definitiva, “Días de perros” es una comedia amable y entretenida que, si bien no me ha hecho reír, sí me ha hecho pasar un muy buen rato. Una lectura perfecta para intercalar con otras más densas, oscuras o complicadas

Podéis comprarlo en Popular libros

 1/2



32 comentarios:

  1. Me cuesta hacerme con este tipo de historias. No creo que termine por leerla.

    ResponderEliminar
  2. Parece una lectura muy entretenida, pero normalmente este tipo de historias no suelen gustarme ni en cine ni en literatura, me suelen parecer un tanto forzadas y exageradamente amables.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que, a pesar de esa portada tan cuqui, este libro no es de los mios.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Esta vez no me convence. Sabes que el humor literario no es lo mío así que voy a quitarme algunos de los pendientes. Me alegra que hayas disfrutado con él.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No me llama mucho esta vez, así que lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  6. De este autor leí Mañana lo dejo y a mi por lo menos me resultó muy divertida (reconozco que me reí varias veces) Asi que este libro sí lo quiero leer.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No me llama la atención , así que lo dejo pasar. Un besote

    ResponderEliminar
  8. Lo dejo pasar. A pesar de que tu reseña es positiva, no me dice "corre a por él", y con todo lo que tengo pendiente últimamente voy dejando pasar las lecturas "entretenidas".
    Muchas gracias por tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  9. He visto ya varias críticas de este libro y no descarto leerlo en un futuro.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  10. Me la apunto, ahora mismo necesito libros así, besotes

    ResponderEliminar
  11. Me lo ofreció la editorial y desestime la idea, no me atrajo su argumento
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Pues no sé, Laky, entre que tampoco te ha parecido una maravilla y que no me gustó nada su anterior novela (que ni la pude terminar), "Mañana lo dejo", pues... Pues que no me convence y no me la llevo. Besotes.

    ResponderEliminar
  13. No me termina de convencer del todo, así que lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Este no me llama... lo dejo pasar =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Hola!!

    Ya he leído alguna reseña de este libro, y tiene pinta de ser divertido ^^

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Veo que no te ha entusiasmado, así que me parece que voy a dejarla pasar finalmente, lo que viene muy bien a mi lista de pendientes.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. Me da la impresión que esperabas más de ella, por lo que en esta ocasión la dejo pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Tengo tantisimo pendiente y al no atraerme lo suficiente, este no se va a venir a mi lista. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Por ahora no me animo, aunque es un libro que quiero leer... son libros que hacen que desconecten, te entretienen y ya está. Por ahora no creo que lo lea, pero no lo descarto próximamente.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Pues lo tengo pendiente y espero que me guste ^^
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  21. A mí también me atrae la literatura francesa, sobre todo las autoras, y de este autor no he leído nada, pero este libro no termina de convencerme tanto como para ir a buscarlo y colarlo entre mi montón de pendientes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Tenía ganas de leer este libro incluso antes de que supiera que era el mismo autor de "Mañana lo dejo", novela que no he leído pero que me apetece mucho. De todas maneras, voy avisada de que no es tan divertida como la pintan.

    ResponderEliminar
  23. La portada me ha encantado y coincido contigo en que también soy más de perros que de gatos. En cuanto al contenido de la novela, creo que no la leeré. A mí me llama más el libro que me hace reír, y si es posible a carcajadas y sin poder evitarlo. Y realmente pocos lo consiguen.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Este escritor tiene un humor muy especial, que quizás los españoles no sepamos entender del todo, jajaja ! A mi me ocurrió exactamente lo mismo con otro de sus libros: Mañana lo dejo.
    Besos !

    ResponderEliminar
  25. Me parece original la historia y hasta me intriga, jaja Si se me cruza, anotado queda :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola! Coincido totalmente con tu opinión del libro, yo tampoco me reí pero me lo pasé muy bien, desconecte un rato y eso es lo bueno de esto.
    Curioso lo de conectar lecturas.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  27. Hola! Había visto el libro pero es la primera reseña que leo. La verdad es que no termina de convencerme.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  28. A mí es muy raro que me haga reír un libro, con que me entretenga me conformo.

    ResponderEliminar
  29. Hoy mismo acabo de leer en el periódico sobre este libro y creo que por lo que he visto en ambos sitios, le daré una oportunidad.
    Un saludo desde 'Marcapáginas'!! :)

    ResponderEliminar
  30. No creo que me anime. Yo me leí el anterior y aunque me gustó me ha pasado como a ti con esta, así que de momento lo dejo estar. Besos

    ResponderEliminar
  31. Hola! pues yo lo compre por la portada, adoro a los gatos y me hizo gracia, leí el argumento, que me pareció algo simple, pero buscaba algo sencillo para los días de verano y me decidí a probar. Me ha encantado. Es tierno, es bonito. Tiene golpes de humor, no es una novela de humor, pero sí te hace sonreír y hasta soltar una carcajada de vez en cuando. Pero es su equilibrio entre lo ameno y lo que emociona lo que me ha llenado. Te hace pensar en las relaciones humanas, te metes en la piel de los personajes y sientes cosas muy cotidianas y muy cercanas, lo mismo te sonríes que se te llenan los ojos de lágrimas... No es una novela que marque tu vida, pero sí deja una sensación agradable y ganas de encontrar más historias así, humanas, bonitas, tiernas y sencillas. Aunque me gustaron más, me pasó lo mismo con "La Evolución de Calpurnia Tate", de Jacqueline Kelly y con "El jardín secreto" de Frances Hogdson Burnett, son libros que pertenecen a la que yo llamo "categoría de libros bonitos".

    ResponderEliminar
  32. Very interesting information! Perfect just what I was looking for! My site: online casino

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario