lunes, 7 de marzo de 2011

"Los hijos de Ahiris" - Jenny-Mai Nuyen


Después de unas cuantas novelas que se pueden encuadrar en el género juvenil - fantasía – romántica, en esta ocasión, sin alejarme demasiado del género (pues esta novela está catalogada también como juvenil), abordo un género que no suelo tocar: el de la fantasía pura y dura. Son pocas, muy pocas, las novelas fantásticas que he leído. Incluso la que probablemente sea la más conocida “El señor de los anillos”, nunca me ha atraído. Es más, en una ocasión me la prestaron y no pude pasar de la página 50. Y es que me gustan las novelas más realistas.

A pesar de ello, se me planteó la posibilidad de leer y reseñar esta novela para el blog y no supe o pude decir que no. Me alegro de ello, pues la novela me ha gustado. No es la novela de mi vida, ni mucho menos pero le debo el reconciliarme con un género que a priori no me resultaba nada atractivo. No quiere esto decir ni mucho menos que ahora me pongo a leer fantasía como una loca, no. Pero me alegra ver que también puedo disfrutar de géneros de los cuales normalmente me alejo.

Jenny-Mai Nuyen

Jenny-Mai Nuyen es alemano-vietnamita. Nació en Munich en 1988, donde aún reside actualmente. Ha escrito historias desde que tenía cinco años, y terminó su primera novela a los trece. Es fan de la literatura fantástica y ha devorado todos los títulos clásicos del género, desde Tolkien a Christopher Paolini. Comenzó a escribir Niyura a los dieciséis años. En Alemania encabeza las listas de más vendidos.

Ha escrito:

.- "Nijura - El legado de la corona de los elfos"

.- " La Puerta del Dragón"

.- " Nocturna - La noche de las sombras roban".

.- " Raven Moon - El pacto mágico"

.- " Los cazadores de tormentas de Aradon - Feenlicht. Volumen 1".

.- " Los cazadores de tormentas de Aradon - luces Mago. Volumen 2"

.- "Los hijos de Ahiris". El único que, hasta el momento, se ha publicado en España.


Datos técnicos

Editado por Montena

ISBN: 9788484415541

Tiene 528 páginas

Cuesta 19,95 €


Argumento

"Amará a la hija de un rey élfico, la seguirá hasta su reino y provocará el ocaso de todo un pueblo. Con él, los humanos saldrán victoriosos y los demás nos hundiremos en las sombras. Consagrará su vida a la venganza de sus seres más queridos. Será envenenado por sus parientes más cercanos, traicionado por su mejor amigo, apuñalado por su máximo admirador. Esta es la historia de dos hijos de Ahiris: Alasar-Revun y Revyn- Alasar, cara y cruz de una misma moneda, héroes y villanos a un tiempo, condenados a encontrarse, condenados a odiarse y a cumplir un destino que cambiará el rumbo de cuantos les rodean".

Lo anterior es la sinopsis recogidatal y como aparece en la contraportada del libro y resulta, un reflejo fiel de lo que éste va a ser.

Estamos en un mundo imaginario en el que existen dos reinos eternamente enfrentados: Haradon y Myrdhan. La novela empieza con una más de las continuas guerras entre ambos reinos; en esta ocasión resulta vencedor Haradon.

Como en todas guerras, mucha gente muere. Entre ellos, los padres de Alasar, un niño myrdhano de once años. Alasar es el primero del pueblo que se da cuenta de que el ejército haradono se acerca a su pueblo y antes de que éste sea destruído y sus habitantes pasados a cuchillo, Alasar logra convencer a casi todos sus habitantes (en su mayoría niños, algún anciano y unas cuantas mujeres embarazadas) para que se refugien en las cuevas cercanas, que a él le encanta explorar. En días sucesivos van a buscar a otros niños de poblaciones cercanas y así Alasar se convierte en el jefe de todos ellos, los que conoceremos como "los niños de las cuevas".Allí en las cuevas viven cerca de diez años. Alasar se prepara para lo único que le mantiene vivo: la venganza.

Por otro lado, tenemos a Revyn, un joven haradon. Viven en una población con su violento padre, su sometida madre y su adorado hermano mayor. Un día, el hermano se enfrenta a su padre por defender a su madre y resulta muerto. El padre huye y al poco la madre muere. Solo en la casa, Revyn pronto es reclutado por el ejército haradon para entrenar dragones, debido a sus especiales facultades para relacionarse con ellos.Revyn conoce a Yelanah, una chica elfa que es la última de su especie: una cuidadora de dragones. Los jóvenes se enamoran y unen en un afán común: salvar a los dragones de la extinción. Y es que, por una parte, los humanos los están extinguiendo en su afán por utilizarlos como caballerían en sus guerra; y por otra, la llamada de la irrealidad cada vez es más fuerte y los dragones desaparecen misteriosmente, atraídos irremisiblemente por dicha llamada.

En medio tenemos Awrahell, un reino que se encuentra a medio camino entre los dos. En él conviven humanos y elfos: la reina Jale es humana, el rey elfo y la hija de ambos, Ardhes, está destinada a unir ambas especies. Pero los planes de su madre, la reina Jale, una ambiciosa y malvada mujer, especialmente unida al rey haradón, son otros.Cuando la guerra vuelve a estallar, después de diez años de paz, todos nuestros amigos se verán envueltos en ella de una u otra forma…

Género

Como os he dicho al principio, esta novela está calificada como juvenil y, por supuesto fantástica.Como siempre, el hecho de que sea considerada juvenil, no significa que no pueda ser leída y disfrutada por cualquiera. De hecho, si consideráis que, por ejemplo, "Sinsajo" de Suzanne Collins, es apta para adultos, tendréis que pensar lo mismo de ésta porque, salvando las distancias, hay similitudes en ellas, al menos en lo que a guerra se refiere...

Aunque me comprometí a leer y reseñar esta novela, me daba un poquillo de cosa. De hecho, la dejé para el final. Y es que la fantasía pura y dura no me gusta demasiado (por no decir que no me atrae nada). Cierto que últimamente he leído mucha literatura fantástica pero la que podríamos encuadrar en el género juvenil-romántica. Este tipo de novelas, si bien son evidentemente fantásticas (salvo que creáis en vampiros, hombres lobos, ángeles caídos y demás), tienen una base realista. Títulos como “La novia maldita” o “Dark divine”, por poner un ejemplo, quitando la parte fantástica que corresponde al protagonista masculino, el resto tiene una base real: los protagonistas adolescentes pueden perfectamente existir ,acuden al instituto como otros adolescentes de su edad, tienen las inquietudes propias de esa etapa de la vida, etc...

Pero “Los hijos de Ahiris” va más allá: está situada en un mundo imaginario, con personajes imaginarios entre los que se encuentran elfos y dragones… Es una novela fantástica, sin ningún tipo de maquillaje.Así que le tenía un poco de respeto porque es un género que no me va. No sé si habré leído 2 o 3 novelas en mi vida de este género y ninguna me ha gustado especialmente.
Sin embargo, lo cierto es que "Los hijos de Ahiris" me ha gustado mucho. No es una novela perfecta ni va a ser mi mejor lectura del año, pero sí una buena lectura, con la que he disfrutado. Y me ha servido para, una vez más, quitarme de prejuicios absurdos. Con esto he comprobado que si una novela es buena, tiene un buen argumento y está medianamente bien desarrollada, se puede disfrutar por cualquiera, independientemente del tema de que trate.

Estructura y estilo

La novela recurre a la alternancia de historias. Tenemos por un lado la historia de Revyn, por otra la de Alasar. Entre medias, aunque con menos importancia, Ardhes y su reino y Yelanah y los elfos.

Si bien hay gente a la que le repele esta forma de narrar, porque dice que se pierde interés y que muchas veces acabas prefiriendo una historia sobre otra, a mí me gusta, especialmente cuando ambas tramas son igualmente interesantes. Lo que pasa es que, normalmente, los escritores suelen alternar continuamente las historias, dedicando un capítulo a una, el siguiente capítulo a la siguiente y de nuevo vuelven con la primera historia. Así el lector no se olvida de ninguna de ellas. En este caso, sin embargo, la historia empieza con Alasar y dura muchas páginas. De repente, nos olvidamos de Alasar para empezar a conocer a Revyn. La historia de Revyn es tan tan larga que cuando vuelve a aparecer Alasar, ya casi ni nos acordamos de él. No sé si es un truco de la escritora para quenos caiga mejor Revyn -que viene a ser el héroe de la historia- o si, simplemente, lo ha querido hacer así; en este último caso, no me parece acertado porque es que, precisamente, hace que, al ser tan interesante la historia de Revyn, nos olvidemos de Alasar e incluso le cogamos un poco de manía.La narración no es demasiado lineal en su desarrollo, sino que tiene altibajos: a veces te mantiene en vilo y otras te gustaría que corriese un poco más. Sobre todo al final: normalmente, en este tipo de novelas, el final suele ser vertiginoso; se suceden las historias, las tramas se entrecruzan, ocurren muchísimas cosas de tal forma que las últimas páginas siempre se leen de una sentada, como si tuviésemos el libro pegado a las manos. No me ha ocurrido esto con Los hijos de Ahiris ya que, no sólo la parte final, sino también algunas otras pecan de una cierta lentitud. Máxime si consideramos que se trata de una novela calificada de juvenil. En algunos tramos, en mi opinión, le sobran algunas páginas.

Personajes

Hay dos personajes principales: Alasar y Revyn. Dos secundarios como Yelanah y Ardhen y otros más secundarios aún.La mayoría son bastante interesantes y están medianamente bien desarrollados, especialmente los principales: Alasar y Revyn.

Al principio, cuando se nos presenta a Alasar, me cae muy bien, ¿cómo no hacerlo? Un chiquillo de tan solo once años que se queda huérfano y, sin embargo, carga sobres sus espaldas el cuidar no sólo de su hermana pequeña sino también de todo su pueblo. Pero Alasar se va endureciendo y acaba siendo un personaje más bien odioso. Al contrario, Revyn empieza mal con nosotros: con una mala acción que hace que nos caiga mal. Sin embargo, su amor por los dragones, su evolución como persona y el amor por la elfa, hace que al final se convierta en nuestro preferido.

¿Qué más?

El argumento está bastante bien. La trama principal viene representada por la lucha entre dos reinos. Ello supone que la novela tenga mucha parte bélica, sobre todo al final. Las últimas cien hojas son, básicamente, escenas de guerra. Las batallas están bastante bien descritas. Incluso demasiado en ocasiones, llegando a tener alguna escena cruenta, quizás demasiado para una novela juvenil (aunque “Sinsajo” de Suzanne Collins no se queda atrás…).

Esta parte bélica es bastante realista (si obviamos el hecho de que los guerrros van montados en dragones, claro). La parte más fantástica viene representada por los elfos y los dragones… Y ello da lugar a consideraciones ecologistas y anti-racistas. Destila amor por la naturaleza y por los animales y llama la atención sobre el ansia destructiva de los hombres sobre ella. Al mismo tiempo, es un alegato anti-racista; en este caso, los considerados como seres inferiores son los elfos.

Un punto fuerte de la novela es que está bastante bien escrita. Hay muchas descripciones, que hace que nos hagamos una buena composición de lugar: cuando leo un libro tiendo a poner cara a los personajes y a los lugares; a veces es más fácil que otras, como en este caso, dado lo bien que están todos descritos. Los escenarios son, en mi opinión, lo mejor de la novela.Finalmente, no podía faltar una historia de amor: la de Revyn y Yelanat, aunque lo cierto es que es bastante ligth.

Conclusión final

Como ya habéis podido comprobar si os habéis leído todo este tostonazo de opinión, "Los hijos de Ahiris" me ha gustado mucho más de lo que esperaba. Aunque no es una novela perfecta ya que quizás se explaya demasiado en ocasiones y pierde ritmo, no obstante, me ha resultado muy entretenida y la he leído muy a gusto, disfrutándola de principio a fin.

Le doy un 8 y, por supuesto, la recomiendo.

6 comentarios:

  1. Pues nada, ya sabes que la tengo apuntada.

    ResponderEliminar
  2. uhmmmmmmm la tenia prevista para mi hijo y si pasa por casas es facil que al final termine leyendola, como a ti no me gusta la novela fantastica, ni la ciencia ficción, intento no meterme en sus redes, pero nunca se sabe

    ResponderEliminar
  3. Quçe joven y ha publicado una novela!!
    wowª!!!!!


    gracias x la reseña

    ResponderEliminar
  4. He oído muy buenos comentarios de esta novela, yo tampoco soy muy de fantástica pura y dura, aunque sí que terminé El señor de los anillos y me gustó he de reconocer que me costó un poquito. Ya veremos si me animo... Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Ya sabes que coincido bastante con tus apreciaciones sobre este libro. Me gustó mucho el mensaje de amor por los animales.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Realmente la leí por que me lo regalaron de cumpleaños, pero me encanto!!! y tu reseña es excelente para el libro... ¡Muchas gracias! ♥

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario