martes, 4 de septiembre de 2018

"El pantano de las mariposas" - Federico Axat


Hace dos años me quedé impactada con “La última salida”, la primera novela que leía de Federico Axat. Por lo que, cuando se me ofreció la posibilidad, no dudé en leer “El pantano de las mariposas”. Ya os adelanto que también me ha gustado mucho y que estoy deseando leer “Amnesia”, que se va a publicar en breve.

Éstas son mis impresiones


Ficha técnica

Editorial: Destino bolsillo

Páginas: 496

ISBN: 978-84-233-5035-3

PVP: 9,95€


Sinopsis

Las desapariciones de personas en confusos episodios se suceden año tras año en Carnival Falls. Pero donde algunos ven tragedias sin conexión, otros aseguran que existe un patrón común, y que detrás de ellas hay algo más oscuro que simples accidentes. 


En 1985, Sam y Billy tienen doce años y se preparan para lo que suponen será un verano grandioso: excursiones por el bosque, largos paseos en bicicleta y la postergada construcción de la casa del árbol. Sin embargo, la llegada a la ciudad de una niña de clase alta llamada Miranda, cuya belleza no les dejará indiferentes, lo trastocará todo. Juntos transitarán ese intrincado paso de la niñez a la adolescencia, un camino de aprendizaje y revelaciones, y se embarcarán, casi sin proponérselo, en una aventura que podría llevarlos a conocer la verdad detrás de las desapariciones. 

Un pacto de amistad los guiará en un verano imborrable, un tiempo de metamorfosis que marcará el inicio de muchas cosas, y también el final de su infancia.

Novela de crecimiento y suspense con sugerentes incursiones en lo fabuloso, El pantano de las mariposas sumerge al lector en una rara fascinación para conducirlo con hábil pulso hasta un sorprendente giro final. 


Impresiones

La historia transcurre en Carnival Falls, una pequeña ciudad estadounidense bastante tranquila sino fuera porque, de forma periódica, ocurren accidentes o desaparecen personas. Como el accidente que sufrió Sam cuando era un bebé de sólo un año y viajaba con su madre. Él se salvó milagrosamente y la madre murió pero su cadáver no pudo ser encontrado. Uno de los habitantes del pueblo, relativamente famoso por sus investigaciones, cree que hay algo más que la casualidad detrás de tantos accidentes.

Cuando Sam tiene doce años y vive en la casa donde fue acogido al quedarse huérfano, va a conocer a una preciosa niña de su edad que ha venido a vivir a una de las mejores casas de la ciudad. Es Miranda y Sam se enamorará perdidamente de ella desde que la ve. Junto a su amigo Billy, vivirán un verano que nunca podrán olvidar. Un verano de crecimiento en el que descubrirán cosas sobre sus respectivas familias y sobre sí mismos.

Es ésta una novela de catalogación un tanto difícil. Yo diría que es un thriller psicológico aunque no lo sea exactamente. Tiene un fuerte componente de narrativa pues se centra en la amistad, en el paso de la niñez a la adolescencia y en el descubrimiento de quiénes somos. También tiene un punto cercano a la fantasía. He de reconocer que este punto fue el que más dudas suscitó en mí porque la fantasía no me suele gustar y ese tema en concreto del que trata la novela tampoco pero, una vez leído, he de reconocer que no había que tenerle ningún miedo porque el toque es ligero y, sobre todo, porque está muy bien llevado y convencerá a los más recalcitrantes realistas.

Toda la novela gira en torno a Sam, quien a sus doce años vive en una casa de acogida. Una casa en la que viven más huérfanos por lo que la convivencia será difícil en ocasiones. De esto nos hablará la novela. También de la amistad que mantiene con Billy, de sus paseos en bicicleta, de sus problemas con otros chicos, de sus conversaciones, de sus sueños… en fin, de la niñez. Y del primer amor. Ese amor encarnado en una niña que para Sam es mezcla de ángel y princesa. Una niña que nada tiene que ver, sobre todo en cuanto a extracción social, con Billy y, sobre todo, con Sam. Aún así, los tres entablarán una interesante amistad. Y en sus correrías, acabarán descubriendo cosas

Sam siempre ha pensado que tenía un recuerdo del accidente. En sus sueños ve cómo viajaba en el asiento de atrás del Pinto que se acababa de comprar su madre; cómo se le caía su osito, cómo su madre alargaba la mano para cogerlo, cómo casi tiene un accidente y logra enderezar el coche, cómo de repente ven unas luces blancas y cómo el coche queda del revés. Cree recordar ver a su madre muerta en el asiento delantero. Pero su madre nunca apareció y él sólo tenía un año, ¿es posible que pueda recordar algo?

Qué pasó con su madre es algo que no le deja vivir y algo que ocurre ese verano va a hacer que todo reviva y que junto a sus amigos pueda descubrir qué ocurrió realmente.

Los personajes son entrañables. Sam nos caerá bien ya desde la primera hoja. También Billy, totalmente diferente a Sam, el contrapunto perfecto. Y Miranda. Los tres están muy bien desarrollados y su amistad resulta creíble. La relación entre los tres es preciosa y veremos cómo se mantiene a través de los años.

La novela comienza con un prólogo situado en el año 1974, unas pocas páginas que te dejan con el corazón en vilo. A continuación vienen cuatro partes: la primera y la tercera, las más extensas, se sitúan en el año 1985 (cuando los niños tenían doce años). La segunda y la cuarta en la actualidad (año 2010). Toda la historia será narrada por Sam. Quizás choque que no tenga la voz de un niño ya que su forma de expresarse es típica de una persona culta y con una cierta educación pero veremos que eso es porque la historia la cuenta desde el presente

Y luego tenemos el epílogo que, en tan sólo hoja y media, deja todo patas arriba. La sorpresa del último párrafo es totalmente inesperada, imposible de prever. Te das cuenta de cómo das las cosas por supuesto; no es el autor quien te engaña sino tú misma quien te dejas engañar, quien sólo se fija en lo obvio. De verdad que me quedé con la boca abierta. Me dieron ganas de volver a empezar el libro y leerlo sabiendo ahora todo lo que sé (y, no os engaño, para intentar pillar al autor en algún renuncio porque me parece francamente difícil llevar a buen término una historia de quinientas páginas sin meter nunca la pata en "eso")

La novela avanza a un ritmo sostenido, ni muy rápido ni lento. Contada de forma sencilla pero cuidada, resulta entretenida y de fácil lectura 


Conclusión final

A este paso Federico Axat se va a convertir en el autor de los finales apoteósicos. Aún recuerdo la zarigüeya de La última salida y es difícil que se me olvide el sorpresón de El pantano de las mariposas. Ya sólo por eso merece la pena leer sus novelas.


Podéis comprarla en el siguiente enlace de Amazon:


27 comentarios:

  1. Solo quedan unos días para su nueva novela. Que ganas.

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía el libro pero tiene muy buena pinta, me lo apunto. Me alegra que te haya gustado. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Yo también he leído " La última salida y tengo apuntada "Benjamin". Esta la dejo en cuarentena. Felices lecturas

    ResponderEliminar
  4. Me dejó la misma sensación el final. La de querer empezarlo de nuevo a ver si lo pillaba.

    ResponderEliminar
  5. La última salida me flipó así que no me importaría nada leerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Publicaré mañana la reseña pero coincido contigo punto por punto, incluso el tema sobrenatural también me daba cierto miedo pero queda perfecto con este estilo de trama. Y el final es increible, como cambia todo cuando lo vemos desde otra perspectiva.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Creo que este año me está poniendo librazos en bandeja jeje
    Me ha encantado tu reseña y sobre todo el libro, es que es de los que me gustan a más no poder.
    Me lo apunto sin duda porque promete; tan solo hay que leer lo encantados que quedáis todos con él.
    Gracias por compartirlo porque no lo conocía.

    Besetes!

    ResponderEliminar
  8. La he disfrutado mucho y coincido en impresiones, pero quizás por haber oído hablar tanto del final... pues que quieres que te diga, sí, pero esperaba lago distinto. Creo que si no hubiera sabido nada, mi sensación hubiera sido muy distinta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. No he leído nada de Federico, pero le tengo el ojo echado desde hace mucho.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  10. Cada vez tengo más ganas de pillar esta novela. Me gusta mucho la época de la vida de los personajes que aborda y la parte fantasía me llama especialmente, seguro que me gustaría que hubiera aún más. A ver qué tal.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. No hay más que hablar, me has convencido totalmente 😊 lo leeré fijo.

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  12. De este autor tengo pendiente de lectura La última salida. Veo que esta novela está gustando mucho, y en todas las reseñas se menciona el final. Ya la tengo apuntada, porque veo que es un autor que merece la pena tener en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Leí La última salida y me gustó, así que no me importaría leer esta novela y la próxima.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola guapa!

    La zarigüeya nos marcó a más de una jajaja pero creo que este final es incluso mejor; de acuerdo con tus impresiones, estoy deseando que llegue Amnesia a mis manos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!

    No he leído nada de este autor pero no me desagrada la idea de la que parte, esa amistad entre los niños y el paso a la adolescencia y de ahí a la vida adulta... y ese componente de thriller he de reconocer que me intriga.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  16. Leí esta novela antes de tener el blog y la verdad es que es alucinante. Y sobre todo cómo el final hace que te replantees todo otra vez.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Hola! a mi me gustó mucho La última salida, también recuerdo la zarigüeya jeje así que esta me la llevo y por supuesto espero ansiosa "Amnesia".
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. La última salida me gustó mucho, a ver si puedo leer este antes de leer Amnesia. Un beso

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja, sabía que te gustaría y esa parte de fantasía, como bien dices, está tan bien llevada que a mí tampoco me pareció que desentonara con el resto de la historia. La leí hace años pero es curioso que leyendo vuestras reseñas veo que me acuerdo bastante bien de todo. La sorpresa final es que es brillante. Deseando leer Amnesia.

    ResponderEliminar
  20. Es y será siempre una novela que recomendaré porque su final me descolocó tanto que no me lo podía creer. Besos

    ResponderEliminar
  21. Todavía no le he hecho un hueco a este autor a ver si le pongo remedio pronto. Un beso

    ResponderEliminar
  22. Me gustó mucho, me dejó muy descolocada, y tengo unas ganas tremendas de ver qué nos propone en Amnesia
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Preparándome estoy para el final de Amnesia porque está claro que Axat volverá a dejarnos pasmadas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Tengo muchas ganas de leer algo suyo! Me llama un montón la atención la obra del autor =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. Hace tiempo que me la recomendaron pero todavía no he podido leerla, así que quizás pronto pueda hacerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. No he leído nada del autor, pero tengo "La última salida" en la estantería casi desde que salió pendiente de lectura... empezaré por ese, pero si me gusta no dudaré en lanzarme a por este también.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  27. Todo el mundo hace tantos elogios a este autor que parece que habrá que haceros caso. Me lo apunto! Buena reseña.
    Besotes!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario