miércoles, 22 de abril de 2020

"Nuestra señora de París" - Víctor Hugo

Tenía muchas ganas de leer este clásico, tarea que tenía pendiente desde hacía muchísimos años. Y, como me daba pereza, decidí buscar ayuda: siempre es mejor leer en grupo porque unos nos animamos a otros. Convoqué una lectura conjunta que, en este caso, se realizó en un grupo privado en facebook. Ahí íbamos leyendo libro a libro (digo libro a libro porque la novela se divide en “libros” –once exactamente- y no en partes). Gracias a ello he conseguido llevar a buen término la lectura

Hay muchísimas ediciones de esta novela. Yo elegí dos: la ilustrada por Benjamín Lacombe de Edelvives -de la cual tengo el primer tomo en francés- y la de bolsillo de Alianza editorial con traducción –impecable- de Carlos Dampierre.

Traductor: Carlos Dampierre

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Alianza
Páginas: 704
ISBN: 978-84-206-7162-8

Sinopsis

En el París del siglo XV, con sus sombrías callejuelas pobladas por desheredados de la fortuna y espíritus atormentados, la gitana Esmeralda, que predice el porvenir y atrae fatalmente a los hombres, es acusada injustamente de la muerte de su amado y condenada al patíbulo. Agradecido por el apoyo que en otro tiempo recibió de ella, Quasimodo, campanero de Nuestra Señora, de fuerza hercúlea y cuya horrible fealdad esconde un corazón sensible, la salva y le da asilo en la catedral. "Nuestra Señora de París" ha dado lugar a numerosos libretos de ópera y a varias versiones cinematográficas

Impresiones

Nos encontramos en París en el siglo XV. En un París más oscuro y pobre que el que ahora conocemos viven personajes de todo tipo: la nobleza por una parte, el pueblo llano por otra, ladronzuelos y gente de mal vivir por otro lado. En París vive también una preciosa gitanilla, una “egipcia” que junto a su listísima cabrita baila por sus calles.

En Notre Dame, la preciosa catedral que ya entonces presidía la ciudad, vive un ser deforme, sordo, jorobado: Quasimodo. Es el campanero de la ciudad y vive allí protegido por su mentor: el canónigo Frollo.

La historia de “Nuestra señora de París” es de sobra conocida. Incluso aunque no hayamos leído el libro, estoy casi segura de que casi todo el mundo ha visto alguna adaptación cinematográfica; aunque sea El jorobado de Notre Dame, la amable adaptación obra de Disney. Yo ví una película hace muchos años y la de Disney años después, también hace muchos. Así que me acerqué a la novela casi sin saber de qué iba pues aparte de Quasimodo y Esmeralda, no me acordaba de nada más.

Para leer “Nuestra señora de París” hay que armarse de paciencia y ganas. Es muy buen libro; yo diría más: es una obra de arte. Pero la lectura se hace cuesta arriba en muchas ocasiones. No porque sea dificultosa. No lo es. Yo he leído la primera parte en francés y lo he entendido perfectamente. Sí que había alguna palabra, sobre todo adjetivos (que abundan en el texto,) que no entendía Pero , vamos, la parte que he leído en español no tenía ninguna dificultad. La dificultad viene de lo densa que es la narración en muchas ocasiones. Se suceden páginas, capítulos e incluso libros sin que pase realmente nada transcendental para la trama. De hecho, al principio es difícil ver cuál es la trama verdadera porque tarda páginas y páginas en llegar a plantearla. Hay capítulos totalmente prescindibles. Incluso podríamos saltarnos algún libro entero y no pasaría nada (de hecho, creo que hubo alguna edición con nueve libros y no once como la actual). Hay, por ejemplo, un libro con dos capítulos: en uno de ellos describe París, en otro la catedral. Ambos están divinamente escritos y en ellos Hugo demuestra una erudición tremenda. Pero, claro, igual no nos interesa leer cincuenta páginas sobre la catedral, ¿no?

He de reconocer dos cosas: he leído en ocasiones en diagonal, saltándome algún capítulo y he estado tentada de abandonar la lectura. Si no fuera porque participaba en una lectura conjunta –que, además, convocaba yo- igual la hubiese abandonado. Y habría hecho mal porque, me ha costado en ocasiones, sí, pero al final ha sido una lectura que ha merecido mucho la pena. Hasta en los pasajes más aburridos, me incitaba a seguir el hecho de ser consciente de estar leyendo una verdadera obra de arte. Que todo hubiese sido más fácil si, entre tantos conocimientos, Monsieur Hugo hubiese conocido también el significado de la palabra “resumir”, pues sí; hubiese sido mucho más fácil y más placentero, sin duda. Pero aún así, aún requiriendo un pequeño/gran esfuerzo, la lectura merece mucho la pena. Porque Víctor Hugo escribe de una forma maravillosa, porque hace gala de una erudición tremenda: sabe de escribir, por supuesto, pero también de historia, urbanismo, conoce su ciudad a la perfección… Su riqueza de vocabulario es increíble y la forma de expresar las cosas a veces te deja sin aliento. Así que, sí, paciencia y esfuerzo pero al final el lector sale recompensado.

Como he leído el libro en dos ediciones, os hablo un poco de ellas. La de Edelvives ilustrada por Lacombe es una auténtica joya. Lacombe es un ilustrador que me fascina y ha sabido captar totalmente el tono de la historia. Por otro lado, la edición es magnífica: en dos tomos, con tapa dura, acotaciones…, una maravilla. La de Alianza Editorial que yo tengo es sencilla pues es una edición de bolsillo (Alianza tiene otra, ilustrada, que es más bonita). Lo que sí he podido comprobar, sin embargo, es las buenísima traducción de Carlos Dampierre. Daos cuenta que la primera mitad la he leído en francés pero con el libro en español al lado por si había alguna cosa que no entendía. He ido comparando algunos párrafos y el trabajo del traductor es impecable.

Conclusión final

“Nuestra señora de París” es una novela densa, muy descriptiva, en la que abunda la narración y en la que hay partes que se hacen un poco pesadas. Por todo ello, requiere un esfuerzo lector: paciencia y tiempo. Pero el esfuerzo es recompensado porque es una auténtica joya, Gracias a ella he recordado por qué en mis tiempos leía literatura clásica francesa sobre (casi) cualquier otra.
No puedo sino recomendaros esta lectura. A muchos os dará pereza y más después de deciros que me ha costado pero creo que merece la pena. Si no os atrevéis os aconsejo hacerlo como yo: acompañada.


Si os ha gustado, podéis comprarla a través de los siguientes enlaces de Amazon:


26 comentarios:

  1. Excelente momento para leer esta novela, exactamente cuando se cumple un año del incendio que arrasó Notre Dame.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Uffff, creo que este lo dejaré pasar. Juan Carlos tiene razón, es un buen momento para leerla. Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bien que la hayas terminado! Yo he dejado apartada por el momento esta lectura, no porque no me esté gustando sino porque me he encontrado entre otras lecturas. Espero encauzar la lectura en breve
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Buenos días:
    ¡Enhorabuena por tu lectura! Virtor Hugo es un imprescindible de la literatura y, aunque cuesta esfuerzo leer su obra por su densidad, la recompensa merece el esfuerzo.
    Te felicito también por tu estupenda reseña!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Tengo este clásico entre mis eternos pendientes, en mi adolescencia lo apunté en una libreta de libros que quiero leer y ahí sigue... Seguro que algún día lo leeré, igual que me animé con Los Miserables pero ahora mismo no es el momento. Me alegro que la hayas disfrutado aunque te haya costado a veces.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Tenía en mente comprar los dos tomos de Edelvives para leer este clásico, pero ahora me da un poco de miedo, jeje. Sé que las ilustraciones no me van a defraudar, pero me asusta empezar a leer y aburrirme como una ostra. Me has hecho dudar... En cualquier caso, gracias por una reseña tan sincera.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. De Víctor Hugo leí hace años Los miserables, que fue la primera reseña que publiqué en mi blog. Me encantó, aunque también tiene fases cuya lectura se hace muy cuesta arriba, y también por lo espeso de algunas descripciones y pasajes que se me hicieron prescindibles en la historia. La edición que tengo es la de la Editorial Verbum, pero no es tan extensa como la de Alianza, porque tiene 550 páginas. Ahora hay que buscarle el momento adecuado para leerla. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola, esta novela la tengo pendiente desde hace un montón de años y supongo que en algún momento me pondré con ella, no se porque me da miedo, y mira que me encantan los Miserables que la he leído varias veces, pero esta ahí sigue, sin leer. Sin embargo viendo tu opinión, la sube varios puestos para cuando pueda hacerme con él libro. Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Sin duda debe ser una joya, pero ahora mismo no es una lectura que me atraiga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. La recuerdo de clase, trabajamos mucho en ella, en francés, un curso entero prácticamente con ella. Al igual que tú, adoro los clásicos franceses 🥰
    Mira, sin embargo no la he releído en casi treinta años 🤔

    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  11. Yo tampoco la he leído o no recuerdo haberlo hecho.
    DE animarme lo haría con el ilustrado de Lacombe, que me encantará y me dará menos pereza en dos volúmenes.

    Ánimo con los volúmenes que te faltan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola! Siempre he querido leer a Victor Hugo pero al final siempre me da pereza, espero animarme algún día como has hecho tú. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Lo tengo pendiente desde hace muchos años, a ver si me animo y lo leo. Un beso

    ResponderEliminar
  14. La leí hace unos años y la disfruté mucho, pese a que como dices, hay pasajes que pueden resultar aburridos. Pero el resultado final merece muchísimo la pena.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Reconozco que los clásicos son mi gran asignatura pendiente, me dan muchísima pereza. Hace más de un año empecé El Conde de Montecristo y lo tengo abandonado. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Super pendiente, me gusta lo que has dicho sobre la traduccion es lo que mas miedo me da cuando se leen este tipo de libros.
    besotes

    ResponderEliminar
  17. No se te ha dado mal, aunque hayas tenido altibajos, el resumen es una lectura buena. Supongo que este libro tengo que darle una oportunidad pero me da que va a ser algo duro de realizar. Bueno con paciencia y tiempo puede ser. Besos

    ResponderEliminar
  18. Este libro no es para mi, lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. No lo he leído. Pero prefiero empezar por Los Miserables. Victor HUgo es único.

    ResponderEliminar
  20. Hola :D
    Hace un tiempo que quiero leer este libro pero lo he ido postergando principalmente por ser tan lento de leer. Espero pronto darme ánimo como tu y empezarlo ;)
    Besos!

    Jocelyn | Blog Ave Lectora

    ResponderEliminar
  21. No, yo no pude con ella, lo intenté hace años y un par de veces y me pudo. Es de esos libros que no he conseguido terminar. Demasiadas descripciones por leer.
    Me alegro que lo hayas terminado, que te haya gustado y que haya sido en un grupo, eso es siempre más motivador.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Me temo que la narrativa de este libro no sería para mí, prefiero libros más ligeros o de lectura más rápida pero quién sabe si algún día me animaré con él.

    ResponderEliminar
  23. Yo lo empecé cuandoo empezasteis los de la lectura conjunta para animarme y... No pude con él. Soy muy impaciente y no entraba en materia.

    ResponderEliminar
  24. Aplaudo tu iniciativa. Me pareció fantástica pero no para mí en estos momentos. La verdad, es que me ha quedado muy claro qué puedo esperar de este libro. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola!
    No lo he leído pero también es uno de mis clásicos pendientes, así que caerá en algún momento, seguro. Y sí, me esperaba una reseña como esta, es decir, lo que cuentas sobre que Víctor Hugo se emociona describiendo y pasando hojas sin que ocurra nada trascendental, pero vamos, que aun así te ha parecido una obra de arte, o sea, que hay que leerlo XD
    Ya me gustaría tener la edición de Lacombe^^
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  26. Lo empecé y abandoné, y tengo que volver a intentarlo, no era el momento, desde luego. Pero es que es un escritor TAN denso... uf.

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario