martes, 11 de diciembre de 2018

"El peón envenenado" - Ricardo Alía

Hoy os traigo la reseña de una novela que combina la intriga y el ajedrez y que, ya os lo adelanto, me ha gustado mucho

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Maeva
Páginas: 456
ISBN: 978-84-17108-82-3


Sinopsis

La metrópolis de Londres es el tablero y cualquiera puede ser víctima del misterioso jugador que mueve las blancas.

2003: Arturo Muñoz es un Gran Maestro ajedrecista que se enfrenta al peor desafío de su vida. Un asesino en serie apodado Cástor lo ha retado a una partida en Londres, en la que cada pieza capturada implica la muerte de inocentes.

1970: La segunda trama discurre en los años setenta y relata episodios de la niñez y del pasado de Arturo en Monroca, un pueblo de Extremadura, y el descubrimiento de su extraordinario talento para el ajedrez.

1937: Ander Sukalde, un niño vasco, es enviado a Inglaterra por su madre para protegerlo de las represalias franquistas contra su padre, activista contrario al régimen.

Las tres historias confluirán de modos imprevistos hasta llegar al inesperado final.


Impresiones

Un asesino anda suelto por las calles de Londres. La policía pide ayuda a Arturo Muñoz, un Gran Maestro ajedrecista que está luchando por conseguir ser el número uno mundial. Determinadas circunstancias hacen que Arturo sea el único que puede ayudar a la policía a detener al asesino; y es que éste, les ha retado a una peligrosa partida de ajedrez en el que el tablero es la ciudad de Londres y las piezas… imaginaos: peones, caballo, torres, dama…

Esta es la trama principal, la que se desarrolla en tiempo presente y conforma una novela de intriga o misterio. Pero hay dos tramas más que se desarrollan en el pasado. En una de ellas nos trasladaremos a la guerra civil española. Niños vascos son envíados al extranjero por sus padres para mantenerlos a salvo. Entre ellos, se encuentra Ander Sukalde; su padre, republicano, ha perecido en la guerra y su madre, pretendiendo proteger a su hijo, le manda a Inglaterra. Veremos qué fue de Ander y así conoceremos también la situación de tantos otros niños vascos que corrieron una suerte parecida.

Finalmente, tenemos una tercera trama, también situada en el pasado pero unas décadas después, en los años setenta. En este caso, nos trasladamos al pueblo de Extremadura donde nació Arturo Muñoz (el ajedrecista) y viviremos junto a él su infancia y juventud.

No sé jugar de ajedrez más que los movimientos básicos. Pero ello no ha sido obstáculo para disfrutar de la lectura de la novela porque el conocimiento de la técnica tan sólo es necesario para escribirla, no para leerla. Eso sí, me ha gustado mucho esa mezcla de intriga y ajedrez. No es la primera vez que me encuentro esta combinación en una novela –la primera vez fue en “La tabla de Flandes” de Arturo Pérez Reverte- y me ha gustado tanto como en la otra ocasión. Son dos mundos que combinan muy bien. Y más si el autor de la novela conoce ambos perfectamente. Que Ricardo Alía sabe escribir novelas de intriga ya lo demostró con su trilogía anterior (publicada también por Maeva y reseñada en este blog). Y que sabe de ajedrez pues ya lo podéis comprobar tan sólo leyendo la biografía que aporta la editorial.

Como he dicho, no hace falta saber jugar al ajedrez para entender el libro. El autor nos hace partícipes de los movimientos mediante diagramas pero, vamos, que si no sabéis jugar, pues no hace falta ni que los miréis. Si sabéis, pues igual podéis intentar adelantaros a los movimientos de la partida…

Las tres tramas están muy conseguidas. La que más me ha gustado es la del presente por esa combinación de asesino en serie y ajedrez. Pero las otras dos también están muy bien y me ha mantenido intrigada la conexión que pueden tener con los asesinatos del presente. Sí que hay cosas que se pueden intuir pero otras me han sorprendido mucho. La parte de los niños vascos enviados a Inglaterra me ha gustado particularmente. Es un acontecimiento que descubrí recientemente en otra novela y me parece muy interesante que la literatura recupere estos hechos y los traiga de forma novelada al lector actual.

No hay demasiados personajes en la novela y por ello el autor tiene tiempo y oportunidad para dibujarlos bien. Especialmente al protagonista, Arturo Muñoz, un hombre complejo que no siempre nos caerá del todo bien pero al que conoceremos muy bien ya que no sólo vamos a saber cómo es ahora sino también cómo era de niño. Según avance la parte de la infancia de Arturo vamos viendo cómo ciertas cosas que allí pasaron han conformado lo que ahora es.

La novela va alternando entre las tres tramas, dando mayor importancia a la del presente que a las dos del pasado. Es una novela que mantiene constante la tensión narrativa y que avanza con un buen ritmo, deparándonos unas cuantas buenas sorpresas.


Conclusión final

He disfrutado de “El peón envenenado” como ya hiciera de los otros tres libros del autor. Si aún no habéis leído nada de Ricardo Alía y queréis hacerlo pero os da pereza meteros en una nueva serie, “El peón envenenado” es una buena opción ya que es una novela independiente.



Si os ha gustado, podéis comprarla tanto en papel como en digital en el siguiente enlace de Amazon:


21 comentarios:

  1. Estaba esperando tu reseña porque me atrae mucho la trama y me daba un poco de reparo el tema del ajedrez. Veo que no es excusa para disfrutarla.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada del autor, pero no me importaría. Este libro me llama bastante la atención, sobre todo después de ver una entrevista del autor.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Veo que disfrutas mucho con las novelas de este autor. Por lo que nos cuentas en tu reseña estoy seguro que disfrutaría con su lectura. Me la llevo apuntada. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Porque le tengo manía al ajedrez (a las chicas nos obligaban a jugar en el colegio, mientras los chicos jugaban en el patio al fútbol) porque el género y la trama me encantan ¡Venga, fuera miedos, me lo llevo! jajajajaja.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  5. Me llama mucho la atención pero me falta tiempo. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola! No conocía el libro pero parece muy entretenido así que no lo descarto. Me alegra que te haya gustado. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo tenía apuntado a este autor por las buenas sensaciones que despiertas y eso que este sea independiente me ha convencido por completo, me lo llevo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo que la anterior trilogía te gusto mucho también, así que sigo sumando al autor a pendientes sea con este o con los otros ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Estoy con él ahora mismo y por ahora me está gustando bastante. Y tampoco sé mucho de ajedrez...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Descubrí a Alía en la trilogía esta de Donosti. Solo leí el primer tomo y no me gustó nada de nada así que por el momento no me animo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena, yo la trilogía la disfruté mucho, pero ya se sabe, los gustos es lo que tiene 😁

      Eliminar
  11. Paso de puntillas, que lo estoy leyendo ahora. Cuando lo termine te comento en condiciones 😉

    ResponderEliminar
  12. Genial, esperaba ver alguna opinión sobre la novela,ahora tengo claro que quiero leerla. Besos

    ResponderEliminar
  13. No tiene mala pinta, pero ya veremos si me hago con él
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me gusta la ambientación y el género, no me importaría leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Es el primer libro que leo de él y me ha gustado. El personaje es bastante rarito, pero eso hace que quieras saber más. Es verdad que no hace falta saber ajedrez para leer el libro. Yo soy malísima jugando. Cuando pueda me pondré con la trilogía. Siempre la voy aplazando.
    Gracias

    ResponderEliminar
  16. Me gusta que haya más de un hilo argumental, que los personajes estén bien dibujados y principalmente que no sea necesario saber jugar al ajedrez. En sí la novela me llama y tiene buena pinta. Ayer ya leí la entrevista que le hiciste al autor... En fin, que no me importaría echarle un ojo solo que más adelante. Besos

    ResponderEliminar
  17. Muy buena reseña, no me importaría leerla.Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario