martes, 27 de diciembre de 2011

"Los guardianes del libro" . Geraldine Brooks



Como buena lectora que me considero, me encantan los libros que tratan sobre otros libros, o sobre escritores, o sobre lectores. Pero, como en todos los géneros, en éste hay libros buenos y libros malos: entre los primeros, por ejemplo Firmin o Una lectora empedernida; entre los segundos, el malísimo Códice secreto. Por eso, si bien antes me lanzaba de cabeza a por cualquier libro que "oliese" a libros, ahora me lo pienso un poco más. Me enteré de la publicación de esta novela "Los guardianes del libro" al poco de producirse. Lógicamente, con ese título me llamó inmediatamente la atención. No obstante, fui prudente y, si bien la apunté en mi lista, no me atreví a cogerla en la biblioteca hasta que vi una opinión positiva sobre ella -. Lo cogí en la biblioteca y fue uno de los libros que leí en unas vacaciones que pasamos en familia en Manilva (Málaga)

Geraldine Brroks

Es una ustraliana que vive en EE.UU. donde ha trabajado en el Wall Street Journal haciendo crónicas sobre parajes lejanos.
Ha escrito:
.- "El asombroso año de la plaga"
.- "March", que ganó el Premio Pulitzer de Ficción en el año 2006 
.- "Los guardianes del libro"

Argumento

La doctora Hanna Heath, australiana, acude a Sarajevo para comprobar el estado de la Haggadah, un libro religioso judío, que ha aparecido tras años en paradero desconocido.
Las Haggadah son libros religiosos, de rezos. Lo que hace especial a la Hagaddah de Sarajevo es que aparece bellamente ilustrada, lo que la convierte en una auténtica rareza pues, si bien los cristianos, podían representar a la divinidad mediante imágenes -ya sea pintadas, ya esculturas...- los judíos y los musulmanes no podían hacerlo.
Hanna va al Sarajevo de la posguerra y allí, junto al director de la biblioteca, con el que tendrá una historia, analiza y repara los pequeños desperfectos del antiquísimo libro. Se da cuenta de que, entre las páginas del libro, hay una serie de cosas que no deberían estar: un ala de insecto, un cabello blanco, una mancha de vino, sal... Hannah recoge muestras de todo para, después de terminar su trabajo de restauración, tratar, a través de esas irregularidades, conocer algo del periplo histórico del libro.
Su investigación nos llevará a la Sevilla de 1480, la Tarragona de 1492, la Venecia de 1609, la Viena de 1894 y el Sarajevo de 1940.


Mi opinión

El libro me ha gustado pero no me ha entusiasmado; seguramente, porque tratándose de -quizás- mi género literario preferido (los libros sobre libros) me esperaba muchísimo más. Y el libro no es malo y bien merece una lectura, pero he encontrado en él cosas que han hecho que no me haya gustado tanto como hubiese deseado.
Empiezo con el personaje principal, Hannah. No he llegado a conectar con ella en ningún momento. El personaje está bastante bien desarrollado y la vamos a conocer bien, incluso van a desvelarse secretos de su vida que ella misma desconocía. Pero lo que he conocido de ella, no me ha gustado demasiado. Es una mujer bastante fría de sentimientos, muy dura, tanto en su relación con su madre como con los hombres, circunstancias que ha hecho que no me haya encariñado con ella. Y cuando no te encariñas con el personaje principal, malo, no te metes tanto en la historia, no la vives. Los demás, personajes, pocos y muy secundarios tampoco me han entusiasmado especialmente. Los "históricos" porque salen durante tan pocas páginas que poco dan de sí; los actuales, porque tampoco son personajes especialmente atractivos: la madre de Hannah es un ser bastante borde y poco atrayente, el director del museo con el que Hannah se lía puede ser el personaje más interesante de la novela, pero no está demasiado desarrollado, lo encuentro un poco desaprovechado, los demás técnicos a los que Hannah recurre para sus investigaciones, son personajes demasiado secundarios.
La forma de contar la historia es un poco rara. La autora sigue la técnica de mezclar en presente y el pasado. A eso nada que objetar, es una técnica muy usada en literatura, que a determinada gente molesta, pero que a mí no me disgusta. La historia empieza en el presente y alterna, un capítulo del presente, otro del pasado, otro del presente, otro del pasado... Lo que me ha resultado curioso es que el pasado no es lineal sino que va al revés. De lo que se trata es de averigüar la historia del libro, es decir, quién y cuándo lo escribió, por qué manos ha pasado, quién derramó vino sobre él, etc... Pero, en vez de empezar por el principio, como hubiera sido lo lógico, empieza por el final: pasa del pasado más cercano al más lejano; así, el pasado empieza en el Sarajevo de la Segunda Guerra Mundial, cuando el libro desapareció y termina en la Sevilla de 1480, cuando se hizo. Tiene su lógica a la hora de guardar el misterio (que no os desvelo) pero eso no quita para que me haya parecido raro y me haya descentrado un poco, sobre todo al principio.
Las historias del pasado son totalmente independientes entre sí. El único nexo entre ellas es el libro, lógicamente. Por lo demás, la escritora, aprovechando el ala de insecto, el cabello, etc... aprovecha para inventarse la historia de las personas que en diferentes épocas pudieron poseer el libro. Son 5 o 6 épocas, por lo que resultan 5 o 6 historias o relatos independientes. Consecuencia lógica: algunas historias interesan más que otras. Hay algunas que me han resultado bonitas, como la que ocurre en Sarajevo o la de Sevilla, y otras menos interesantes, como la de Viena. Supongo que ese es el peligro de mezclar en una novela diferentes historias. Salvo por el nexo de unión que supone Hannah y el presente, las diferentes historias parecen un conjunto de relatos, que bien podrían haber sido escritas por varias personas a las que se les hubiese dicho: toma, aquí tienes un libro de rezos judíos, tú inventante una historia que tenga lugar en la España de los Reyes Católicos, tú otra que tenga lugar en la época nazi, etc...; luego hubiese venido un escritor diferente que hubiese reunido todos los relatos y les hubiese dado forma, uniéndolos a través de la historia de Hannah.
Esta forma de contar la historia tiene como consecuencia otro punto negativo: que la historia tenga un ritmo bastante irregular. Hay historias que van al grano más rápidamente, otras que dan una serie de vueltas hasta que llegan al meollo del asunto, las vivencias personales de Hannah te pueden resultar más o menos interesantes... Al final, el ritmo de la novela sale resentido, con tanto cambio del presente al pasado, de país y de personajes.
Eso en cuanto a los aspectos negativos que he visto. En cuanto a los positivos, que también los hay, la historia en general es muy interesante. Las Hagaddahs son libros que existen, por lo que lo que se nos cuenta sobre ellas es instructivo; es un libro del que algo se puede aprender.
La ambientación histórica es buena. Simplemente buena, no muy buena. Dadas las pocas páginas que se sitúan en cada época (normalmente menos de cincuenta), a la escritora no le da tiempo a profundizar demasiado en la época. Lo poco que hay está bien pero no consigue trasladarnos al pasado, hacer como si lo estuviéramos viviendo como sí hace, por ejemplo, mi adorada Toti de Lezea. Pero, bueno, dado lo ambicioso del proyecto, que relata no una época sino cinco distintas, no se le puede pedir mucho más.
La historia es imaginativa. Sobre una base real, la escritora teje una serie de historias, de cosas que pudieron ocurrirle al libro que, evidentemente, no tienen base histórica, pero que bien pudieron ocurrirle.
El libro se lee bien. No es de esos que enganchan y no puedes dejar pero tampoco se trata de una lectura difícil o costosa.

Datos técnicos

Editado por RBA en el año 2008. 
Tiene 394 páginas. 
La edición de tapa dura cuesta 19,50 euros  y la edición de bolsillo 9,50 euros.

Conclusión final

He dudado si darle tres o cuatro flores. Al final le he dado tres porque, como ya os he explicado, no me ha acabado de llenar del todo, Pero sé que soy un poco subjetiva y que eso se debe, en gran parte, a que a este tipo de libros sobre libros, les exijo mucho. Son los que más suelen gustarme y, pocos de ellos han bajado de cuatro estrellas. Por eso, dado que el libro es un tanto irregular, he decidido darle tres. No me arrepiento de haberlo leído, en absoluto, y por eso lo voy a recomendar. Pero aviso de que no me ha parecido, ni mucho menos, un libro redondo.


Podéis comprarlo en Popular libros





19 comentarios:

  1. A mí me pasó exactamente lo mismo que a ti, que me encantan los libros sobre libros y les exijo mucho más. Y sí, la historia es buena y original, pero aunque me gustó la novela, como a ti, tampoco me entusiasmó (como a ti, jaja).

    ResponderEliminar
  2. Creo que daré prioridad a otras lecturas entonces. Gracias por comentarlo. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. No me llama especialmente la atención pero tampoco lo descarto, este tipo de libros me suelen gustar todos así que igual coincide y me lo leo. A mí me encantan los libros que combinan una historia pasada con una presente, me resultan muy amenos
    un beso!

    ResponderEliminar
  4. Buenos días. Laky, pues resulta que me pasa lo que a tí, que cualquier libro relacionado con libros o escritores me tiro como loca a por ellos. El guardián de libros lo tengo unos 6 o 7 meses, empecé a leerlo entusiasmada, pero lo tengo paralizadoooo...!!!, la verdad es que no me llena. Lo terminaré no sé cuandooo...ajajajj...
    porque cuando he pasado de las 100 páginas de un libro y no me dice nada, prefiero coger otro. Sé que al final lo leeré porque no me gusta dejar los libros a medias, pero lo que no sé es cuandooo...!!!..
    Un besoo.

    ResponderEliminar
  5. El argumento me llamaba, pero tras ver tu reseña, creo que de momento no lo voy a leer.

    un besote

    ResponderEliminar
  6. Creo que de momento no lo apunto a mis futuras lecturas, aunque, sin duda, el argumento tiene su punto de interés. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  7. Cada vez me pienso más el elegir un libro, ¡hay tanto por leer interesante... que no quiero perder el tiempo en algo que no merezca la pena.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no me termina de llamar demasiado, parece interesante, pero ahora tengo mucho pendiente (cuándo no? jejej).
    Lo dejo pasar =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Siento que no te haya gustado todo lo que esperabas. No lo conocía, pero lo voy a dejar pasar, y eso que a mí también me encantan los libros que tratan de libros. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. No conocía el libro y a pesar de que habla de otros libros (que a mi también me gustan este tipo de libros...) voy a dejarlo pasar porque tu crítica no es demasiado positiva...
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. No conocía este libro, y aunque no va a estar entre los preferentes en mi lista, lo apunto. Que generalmente los libros sobre libros me suelen gustar. Al menos ya estoy advertida y no tengo grandes expectativas. A veces así se disfruta más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. No sabía de este libro, pero me alegro porque si llego a toparme con él (a me me ocurre lo que a ti en cuanto a este tipo de argumentos) seguro que lo hubiese comprado. Y chica, ni está el horno para bollos ni tengo tanto tiempo disponible como para leer todo lo que me atrae aunque sea por el título y la portada. Con respecto a la reseña, es un lujo filipino. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Lo leí hace unas semanas y me pasó como a ti, me gustó pero no me entusiasmo. Se lee fácil pero esperaba mucho más

    D.

    ResponderEliminar
  14. Lo tengo pendiente desde hace tanto que ni me acuerdo ya, pero siempre se le cruzan otros libros, en fin ya veremos porque no lo descarto pero habrá que encontrar el momento oportuno

    ResponderEliminar
  15. No lo conocía y a mi también me gustan los libros sobre libros. Si lo veo por la biblio igual algún día le dé una oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. No me atrae mucho, la verdad. Lo voy a dejar pasar y eso que lo de libros sobre libros me llama de siempre.
    Besos,

    ResponderEliminar
  17. Se ve interesante, y me gustan los libros sobre libros. Sin embargo no sé si lo anote. Quizá si lo veo lo compraré, sin mayores pretenciones. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Esta escritora tiene un conocimiento y documentación de distintos periódos de la historia importante que sabe reflejarlos en el libro. También describe el perfil de mujeres desde puntos de vista distintos. Es cierto, no es un libro para simples.

    ResponderEliminar
  19. Me parecio notable la forma en que describe el mundo de la restauración y las investigaciones desarrolladas a partir de una pieza, en este caso un libro excepcional. Creo que hay que leerlo con atención porque a mi no me paso lo cuentas en la nota, al contrario. Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario