martes, 13 de diciembre de 2011

"Las estrellas se pueden contar" - Giulia Carcasi


Este libro llegó un día por sorpresa a mi buzón (muchas gracias, Planeta). Cuando lo recibí, lo primero que me fijé fue en la preciosa portada. No vamos a elegir nuestras lecturas por las portadas, ni por el título, pero está claro que si ambos son bonitos, atrayentes, el libro tendrá más posibilidades de que lo cojamos en las manos, que le demos la vuelta, que leamos su sinopsis y, si nos resulta tan atractiva como su título o su portada, nos lo llevemos para casa. Las editoriales lo saben y cada vez se lo curran más. Hay portadas bonitas y hay portadas que, además de bonitas, son originales, se salen de lo común: como ésta. Sobre un fondo azul intenso, azul noche, un montón de estrellitas en amarillo fluorescente (brillan en la noche); unas cuantas de ellas forman un corazón y en el centro del mismo se puede leer un título –también precioso, en mi opinión- “Las estrellas se pueden contar”.

La contraportada no dice mucho; únicamente que se trata de una novela de amor pues contiene las siguientes frases “Alice. Carlo. Dos miradas. Dos maneras de vivir. Un solo amor” y, desperdigadas por el espacio, adjetivos relacionados con el amor como apasionados, enamorados, comprometidos, etc…

Tenemos ya que leer una de las solapas para darnos cuenta de que se trata, no sólo de una historia de amor, sino de una historia de amor entre adolescentes, esto es, una novela juvenil. Y ahí es cuando me entraron las dudas: yo descubrí la literatura juvenil tarde, ya de adulta, con la lectura de la saga Crepúsculo. En mi época no había demasiados libros pensados especialmente para el público juvenil así que, una vez leídos libros como Puck, Los Hollister, Los cinco, etc…, pasé directamente a la literatura de adultos con autores como Alberto Vázquez Figueroa, Agatha Chritie, Victoria Holt, etc… Con casi 40 años ponerme a leer libros juveniles me parecía raro; sin embargo, me arriesgué dadas las buenas críticas de Crepúsculo y he de decir que disfruté como una enana. No será la mejor escritora del mundo pero hay que reconocer que con sus libros se disfruta; al menos yo, me lo pasé genial. A raíz de ello, leí otras cuantas novelas juveniles, algunas con mayor entusiasmo que otras, y la experiencia no ha sido mala. Sin embargo, no apunto en mi larga lista cualquier novela de este tipo, sólo las que vienen avaladas por su éxito entre los lectores. Así que la lectura de este libro me daba un poquito de miedo. Pero empezaron a salir reseñas –muchas- y todas ellas lo ponían muy bien; tanto reseñas escritas por blogueros jóvenes como por blogueros más añosos. Así que el viernes la cogí sin miedo. Y la terminé el domingo; así que ya podéis imaginar que no me ha costado nada leerla. Y que la he disfrutado.



Giulia Carcasi


Giulia Carcasi vive en Roma. Las estrellas se pueden contar, su primera novela, se publicó en Italia en 2005 y cosechó un gran éxito de ventas y de crítica. También es autora de las novelas Io sono di legno (2007) y Tutto torna (2010).
           

Datos técnicos


Editado por Planeta en su colección Planeta Internacional, edición de gran tamaño, tapa blanda con solapas.

Traducción: Maribel Campmany

Tiene 331páginas


ISBN: 978-84-0810488-9


Publicado en septiembre de 2011


Cuesta 17,50 €

Argumento


Alice y Carlo van al último curso en el instituto. Son los últimos meses antes de la temida Selectividad. Cada uno por su parte, en los pocos meses que contempla la novela, van a experimentar un mundo de sensaciones: la amistad, el primer amor, la primera decepción…

Alice es una de las mejores estudiantes de su clase. También es una chica con las ideas muy claras, que no se deja llevar por la corriente. Yo me hago caso toda entera. Y cada vez que tengo que tomar una decisión se convoca en mi una reunión de vecinos: corazón, cabeza, cuerpo y alma quedan y se consultan: Normalmente a quien hago más caso es a la cabeza porque me parece que sus ideas son mejores”. Carlo no es, precisamente, el chico más cool del instituto: no viste a la moda, se esconde detrás de sus gafas… y no se atreve a confesarle a Alice su amor por ella.

Ambos chicos, cada uno por su lado, van a descubrir el primer amor

Impresiones

“Las estrellas se pueden contar” es una novela juvenil que, sin embargo, puede perfectamente ser leída y disfrutada por lectores de más edad. Es una novela sencilla, fresca, divertida, bien escrita, con algunas frases para subrayar. Y un ejemplo de que no hace falta recurrir a vampiros, zombies, ángeles ni demás seres sobrenaturales para encandilar a los más jóvenes.

Cuenta una historia sencilla y lo hace de forma también sencilla. Pero no penséis que sencilla equivale a simplona porque estaríais muy equivocados. Giulia Carcasi no se complica la vida y elige para su primera novela –escrita con tan sólo 20 añitos- un tema típico y podríamos decir tópico, pero le da una pátina distinta. Porque es increíble lo joven que es esta escritora y, sin embargo, lo claras que tiene sus ideas y lo bien que sabe transmitírnoslas. Es una escritora a tener en cuenta porque, si sin experiencia literaria previa y sin casi experiencias vitales, ha sabido escribir esta novela, no quiero pensar lo que podrá escribir con unos cuantos años más a sus espaldas.

Utiliza un lenguaje directo, con muchísimo diálogo y frases cortas, a veces casi telegráficas. El lenguaje es adaptado a la edad de los personajes pero, al mismo tiempo, es un lenguaje cuidado: falto de artificios pero bonito. Y a lo largo de la narración se van dejando caer pequeñas perlitas en las que no puedes dejar de fijarte. Os dejo algunas:

.- “De pequeña pensaba: cuando encuentre el amor lo podré hacer todo, incluso podré contar las estrellas… .-Y ahora? .- Ahora pienso que hay demasiadas estrellas”

.- El tiempo vuela y no te avisa, no te dice que está a punto de alcanzarte y que te va a adelantar.
.-Mira Alice, hay amores, los equivocados, que son como el tabaco: es mejor dejarlo… Lo sabes cuando respiras aire puro y lo sientes dentro de ti, sabe bien, es diferente al humo…. ¡Y te das cuenta de que lo que quieres es aire puro!
.- Y pienso que sería bonito que la vida fuera como las creps, que las puedes rellenar como quieras. ¿Qué quieres cacahuetes? Te ponen cacahuetes. ¿Qué quieres coco? Te ponen coco. Pero la vida es una comida precocinada, alguien ya ha escogido los sabores por ti. Y tú, ¿qué puedes hacer?
.- Mi cabeza encaja a la perfección en su hombro; ése es su sitio. Los cuerpos no están hechos para estar solos, el amor un juego de encajes. Hay que encontrar la pieza adecuada, hay que tropezar y seguir buscando, como el mar, que abraza a su playa, porque sin ella, él no existiría.
.- Las historias son como la personas. No están hechas para estar solas. En alguna parte del mundo hay alguien que vive una historia que se refleja en la tuya. Mira a tu alrededor. Ese alguien no está tan lejos de ti. Es la otra mitad del libro. No pierdas el tiempo escribiendo más páginas. ¡Búscalo! El resto lo escribiréis juntos. Porque no hay nada más perfecto que dos historias que se entrelazan
La novela tiene muchísimo ritmo. Dada la gran cantidad de diálogo que hay, se lee en un suspiro y con un mínimo esfuerzo. Es de esos libros que coges para leer un ratito y, cuando te quieres dar cuenta, te has leído 100 páginas.
Es novedosa o más bien original la estructura narrativa por cuanto que la novela está dividida en dos grandes partes: una primera parte narrada por Alice, desde su punto de vista, que ocupa poco menos de las 200 primeras páginas. Y una segunda parte narrada por Carlo, algo más corta, pues ocupa unas 140 páginas. En ambas partes se narra lo mismo, pero visto desde dos puntos de vista diferentes. Me ha gustado mucho esta forma de enfocar la novela porque muchas veces, sobre todo cuando se trata de novelas de sentimientos, nos quedamos con la cosa de qué es lo que pensaría la otra parte. Aquí no, tendremos que esperar a terminar la historia de Alice para saber lo que piensa Carlo, pero lo sabremos. La segunda parte de la historia es, así, en cierta forma, repetición de la primera: los tiempos son los mismos (los últimos meses del curso escolar previo a la selectividad) y los personajes también (los compañeros de clase) pero en un caso veremos cómo ve el asunto Alice y en el siguiente como lo ve Carlo. Personalmente, me ha gustado más la parte de Alice, quizás por ser la más extensa, quizás por ser chica como yo, quizás por ser la novedad (mientras que la de Carlo es, en cierta forma, repetición); pero, vamos, ambas partes están bien y se complementan a la perfección.
Ambos personajes son igualmente entrañables. Durante todo el tiempo no he podido evitar comparar esta novela con las de Federico Moccia. Sólo he leído una novela de este autor (la de Babi y Step, ahora no recuerdo el título) y me pareció malísima, tanto por cómo estaba contada como por la historia en sí. No se trata de ponerse moralista, que parezco mi madre –o, peor aún, mi abuela-, pero como madre me preocupa las lecturas que en su día tengan mis hijos. Y, así como no les recomendaría jamás que leyesen a Moccia, no me importaría nada que leyesen a esta escritora. No es una mojigata, no rehúye escenas de sexo (aunque narradas de forma sutil, elegante y delicada) pero las supedita al amor: para los protagonistas de la novela no hay sexo sin amor y eso, a estas alturas de la película, qué queréis que os diga, me gusta. En este sentido, me parece esta novela muchísimo más recomendable para lectores jóvenes que las de Moccia; además, que está mil veces mejor escrita.
Tanto Alice como Carlo son dos jóvenes de nuestra época, con las preocupaciones típicas de cualquier chico de 18 años: los estudios, el integrarse en el grupo, los miembros del sexo contrario (no necesariamente en este orden, je, je.) y nos demuestran que se puede ser tú mismo y mantener tus ideas y tus creencias a pesar de todo. Me ha gustado.

No es una historia original. Para nada. Y quizás ése sea su encanto, porque lo que cuenta seguramente, en mayor o menor medida, lo habremos vivido todos: el primer amor, la primera decepción, la amistad, el grupo, el colegio, la presión de los exámenes… ¿quién no ha pasado por eso? Creo que su normalidad es lo que gusta. Añadémosle unos buenos personajes, que se hacen de querer, mucho ritmo, facilidad de lectura y unas cuantas perlas desperdigadas por el texto y ¿qué tenemos? Pues tenemos una novela que no va a ser la novela del año, está claro, pero que seguramente disfrutaréis tanto como yo si decidís leerla.

He estado dudando un poco respecto a la valoración que le he dado. Al final le he dado cuatro estrellas (éste es el año de los cuatro) y os explico por qué: cuando valoro no estoy pensando en el libro en general sino dentro de un contexto: por ejemplo, si es de un escritor del que he leído más libros (por ejemplo, si se trata de una saga policíaca) lo valoro en relación con los demás libros suyos; si se trata de una novela de un género determinado, lo valoro en relación a novelas de ese género. No sería justo valorar cualquier libro relacionándolo, por poner un ejemplo, con El Quijote, no creéis? Este libro lo he valorado comparándolo con otras novelas juveniles y, en este sentido, se merece con creces las cuatro estrellas que le he dado (bueno, si lo comparase exclusivamente con Moccia, se merecería por lo menos 14, je, je..)

Podéis comprarla en Popular libros


28 comentarios:

  1. Qué bonito fragmento: "De pequeña pensaba: cuando encuentre el amor lo podré hacer todo, incluso podré contar las estrellas… .-Y ahora? .- Ahora pienso que hay demasiadas estrellas". Yo acabo de leerme otro de literatura juvenil, por acaso, y tampoco puedo decir que es mi género literario. Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo contigo en la valoración que haces de los libros de Moccia.

    ResponderEliminar
  2. He visto ya un par de reseñas en la misma linea, y lo tengo apuntado para futuras lecturas. Me han gustado mucho los párrafos que has seleccionado

    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  3. A mi tambien me llamo la atencion lo primero su portada jeje. Por otra parte, al ver que era juvenil no le habia prestado demasiada atencion, aunque ahora lo mirare con otros ojos. Yo tambien hago algo parecido para las valoraciones, asi que esas 4 estrellas no estan nada mal. Besos!

    ResponderEliminar
  4. No lo he leído y era un libro que no me llamaba mucho la atención pero he visto tantas reseñas que han despertado mi curiosidad, si puedo le daré una oportunidad
    un beso!

    ResponderEliminar
  5. De esta novela me pareció muy curioso y original el planteamiento, y ya que lo recomiendas no descarto hacerme con ella pronto, ¡gracias!

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  6. Yo hace tiempo que salí de la adolescencia pero aún así me sigue gustando la novela juvenil. Tampoco leo demasiada pero la que leo lo hago sin miedo y con ganas :-)

    Yo tuve la misma sensación de que la parte de Carlo es un poco repetición, pero aún así me gustó el libro.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. A veces tenemos prejuicios contra la literatura juvenil y de hacerles caso nos perderíamos cosas como esta joya. Cierto que ya sólo la portada llama la atención.

    ResponderEliminar
  8. Pues le tenía ya echado el ojo porque es cierto que entre el título y la portada el libro gana mucho y si encima dices que es bueno, mejor que mejor. Me lo apunto =)

    ResponderEliminar
  9. Tengo la novela en casa hace creo que ya un par de meses pero aún no me he puesto con ella.

    Yo no soy mucho de juvenil pero esta novela ha tenido muchísimas buenas reseñas así que me animé.
    A ver si la disfruto tanto como tu.-

    Un beso
    Dácil

    ResponderEliminar
  10. Me voy encontrando esta novela por todas partes y la verdad es que me llama la atención, es muy posible que termine por leerla.

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Sin duda es llamativa y está recibiendo muy buenas críticas. Seguramente la lea si se cruza en mi camino.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Le tengo ganas a esta novela, lo único que me echaba para atrás es que le veía cierta similitud con las de Moccia, pero si dices que está mejor escrita y que la historia es mejor pues ya queda apuntada definitivamente.

    Saludos!!.

    ResponderEliminar
  13. Fantástica lectura.
    http://twitter.com/#!/MRMandarina

    ResponderEliminar
  14. De vez en cuando también me gusta leerme una novela juvenil... Aunque hace años que pasé la edad de este tipo de lectura. Pero es verdad que a veces se encuentra buenas novelas, o novelas que resultan muy entretenidas y que vienen bien para desconectar. Y a ésta precisamente le tengo ganas, que he visto muy buenas reseñas por la blogosfera. Y ahora con la tuya le das un buen empujón... La apuntaré en la carta de los Reyes Magos...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. La portada es preciosa y el título también. Este libro no me llamaba demasiado la atención, pero en unos días es la segunda reseña que leo y me ha gustado. Así que en cuanto pueda le daré una oportunidad. Muy bonitos los párrafos que has seleccionado.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Pues uno más para la lista de pendientes.

    ResponderEliminar
  17. A mí las historias juveniles, especialmente las románticas, siempre me han gustado mucho, de joven y ahora también, este libro lo disfruté muchísimo, es cierto que se lee en un suspiro. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  18. La verdad, que hay unas novelas juveniles muy divertidas y de lo mejor.

    ResponderEliminar
  19. Le tengo muchas ganas a este libro n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Pues coincidimos en prácticamente todo =)

    La verdad es que según abrí el paquete pensaba que era un libro de autoayuda xDD Hasta que lo vi de noche!!! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. No me termina de gustar este libro, y eso que no hago más que ver buenísimas opiniones. Supongo que la portada... no me gusta nada y eso influye.
    Lo pensaré.. no prometo nada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Estoy convencida de que me va a gustar un montón, que ya sabes que yo no tengo nada en contra de las historias románticas juveniles!

    ResponderEliminar
  23. Es un libro que está entre literatura juvenil y adulta. Por lo menos en las librerías lo tienen en la sección de adultos, igual que los de Moccia. Pero es un tema atractivo para la gente joven. Y como nosotras tenemos el espíritu joven disfrutamos con estas lecturas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Pues con tu reseña dan ganas de leerla, la verdad es que si, yo con ver las florecitas en el fondo...este es el año de las flores!! ;D

    ResponderEliminar
  25. a mí me apetece este libro, es verdad que una portada bonita no lo es todo, pero ayuda, y esta es preciosa y original. yo también descubrí la literatura juvenil ya de mayor, je je, me pasó como a ti, en mi época no había tantos libros de este tipo, y después de los hollister, puck, los cinco y demás ya pasé a la adulta. Bsos

    ResponderEliminar
  26. Tiene muy buena pinta la verdad. Me gustan mucho las novelas de amor juveniles... creo que nunca voy a crecer en ese sentido... jajajaja Lo tengo super apuntado en mi lista ya que también me parece super bonita la portada.
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Creo que puede gustarle mucho a mi hija , me la apunto.

    ResponderEliminar
  28. Ya me lei el libro este es muy bonito pero la verdad es que tiene algunas partes fuertes yo no lo recomendaria para menosres de 11 años pero aun asi el libro esta WAPASIMO Y SUPER BONITO

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario