martes, 18 de agosto de 2020

"La casa del azúcar" - Ángeles Gil

Hay libros que entran por los ojos y éste fue un auténtico flechazo. No conocía a la autora (algo normal pues ésta es su primera novela) pero la preciosa portada, el título, la sinopsis y el hecho de que estuviese dentro de la colección Grandes Novelas de Ediciones B hizo que me decidiera a leerla. ¡Y qué buena decisión fue!

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Ediciones B
Páginas: 512
ISBN: 9788466667531


Sinopsis

Una joven sirvienta en una propiedad vinícola

A principios del siglo XX , entre los verdes campos de los viñedos aragoneses, se alza la noble casa de la familia Prado de Sanchís. Cuando Manuela empieza a trabajar como sirvienta, sabe que esta es su única oportunidad para escapar del destino miserable que le ha sido impuesto por su origen humilde.

Un romance secreto rodeado de intrigas familiares

Entre los celos y los conflictos familiares -y esquivando la mirada vigilante de la señora de la casa-, Manuela se entrega a un amor prohibido que dará un vuelco a su vida y la obligará a luchar más que nunca para labrar su propio futuro.

Un secreto del pasado que podrá cambiarlo todo

Años después, cuando Manuela parece haber superado sus difíciles recuerdos de juventud, un gran secreto saldrá a la luz. Será entonces cuando ella deba desenterrar un pasado lleno de esfuerzo, amor y pasión

Impresiones

Manuela tiene tan sólo dieciséis años cuando empieza a trabajar como criada en la Casa Grande, la mansión donde viven los Prado de Sanchís. Para ella es una gran oportunidad y se esfuerza por hacerlo todo lo mejor posible. Pero lo que no puede controlar es su corazón: Manuela se enamora de quien no debe y ahí empiezan todas sus desgracias. Porque doña Amelia, la dueña de la casa, no admite ese amor y, tras despedir a Manuela, hará todo lo posible por destruirles, no sólo a la joven sino a toda su familia. Despide también a su padre y se encarga de que nadie les de trabajo.

La novela comienza en julio de 1936. Eso nos permitirá conocer ciertos datos de la vida de Manuela adulta que luego, cuando enseguida nos retrotraigamos al pasado, nos chocarán mucho. Y los tendremos presentes, sabiendo o, mejor dicho, intuyendo, que algo gordo pasará para que la historia de la vuelta completamente. Tras ese primer capítulo, introductorio, comienza la historia de Manuela propiamente dicha. Y lo hace en enero de 1907, justo cuando empieza a trabajar para doña Amelia. A partir de ahí, la historia se desarrolla hacia delante, hasta llegar de nuevo al año 36.

Nos hablará de la forma de vida de una familia poderosa, los Prado de Sanchís. Doña Amelia y su marido Sebastián y sus cuatro hijos: Álvaro, Ernesto, Javier e Inés. Tres chicos que no pueden ser más diferentes entre ellos y una chica de la edad de Manuela, con la que ésta entablará amistad.

No es difícil adivinar qué Manuela se lía con alguien de la familia, es lo que suele pasar en historias de este tipo. Pero eso no convierte a la novela en predecible porque la forma en la que se desarrolla todo no lo es. Y, de hecho, nos guarda unas cuantas sorpresas, alguna de ellas bastante grande.

Manuela es el pilar que sostiene la novela. Una cría cuando empieza la novela, una mujer adulta cuando termina. La veremos evolucionar. La conoceremos enamorada como una tonta, haciéndose ilusiones sin ver más allá de su enamoramiento casi infantil. La veremos destrozada pero, cual ave Fénix, también la veremos renacer de sus cenizas y crecer en años y en fuerza, hasta convertirse en una gran mujer. Es un personaje muy bien caracterizado, a la que al principio nos darán ganas de darle un par de meneos para ver si despierta pero que luego acabaremos por respetar y admirar.

La novela se divide en tres grandes partes, divididas a su vez en capítulos. Es la propia Manuela la que nos cuenta su historia y lo hace, sin duda, desde su punto de vista. Sabremos en todo momento lo que siente y piensa pues no nos oculta nada. Es una novela en la que funciona muy bien la narración en primera persona.

La ambientación espacio-temporal está muy conseguida. La autora dibuja muy bien los escenarios en los que se desarrolla la historia, con esa casa señorial en medio de todo y el pueblo entero pivotando a su alrededor. El marco histórico también está bien definido; a pesar de que no de muchos datos históricos, los escenarios de las primeras décadas del siglo XX están bien dibujados.

Aunque es una primera novela, Ángeles Gil demuestra que sabe escribir. Con un estilo pulcro, sencillo pero elaborado, cuidado y entretenido, sabe caracterizar bien los personajes haciéndolos parecer reales y desarrollar una historia en la que no hay pérdidas de ritmo ni interés y con la que el lector se siente a gusto. Sin duda, habrá que estar muy atenta a sus próximas novelas.

Conclusión final

Creo que ha quedado claro que me ha gustado mucho esta novela. Una preciosa historia costumbrista y con un tono familiar, que me ha mantenido absorta entre sus páginas.



Si os ha gustado, podéis comprarla en los siguientes enlaces de Amazon:


15 comentarios:

  1. Hola, creo que es la primera reseña que leo de esta novela y tiene muy buena pinta, Me gustan las historias costumbristas y familiares y sobretodo las novelas que sean capaces de mantener el ritmo y el interés así que tomó nota. Besinos

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaaa!

    Me encantan este tipo de novelas: una familia poderosa, enredos amorosos, secretos y muuuucho salseo ^^ No puedo evitarlo, es un prototipo que siempre me llama la atención ajaja
    Encima, si la ambientación está currada, otro punto más a su favor jaja

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. La verdad que llama la atención y veo que te ha gustado por lo que la anoto. Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Este estilo de portadas como que se han puesto de moda, ¿no? Hay varias novelas con portadas similares jajaja la verdad es que tiene buena pinta, pero de momento mis bolsillos no me permiten hacerme con más libros XDD

    ❊ Leer Sin Límites ❊
    Un besazo! ♥

    ResponderEliminar
  5. Ay, este libro me llama mucho, creo que podría gustarme 😊
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Me encantan estas novelas con secretos y amores imposibles, mas aún si tiene ese tono costumbrista, apuntada queda.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Seguro que me gustaría , así que a mi lista de pendientes va. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola! Tengo muchas ganas de leer este libro, tiene una pinta estupenda y me encanta la ambientación así que me alegra mucho que te haya gustado así me dan más ganas. Muchas gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. La verdad que la portada es una preciosidad. No conocía este libro pero has conseguido tentarme. Me lo anoto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Pues me esperaba otra cosa y me alegro de haberme equivocado porque pensaba que sería la historia de siempre, repetida y sin gracia. Pero está claro que la autora ha sabido sacarle jugo y montar una buena historia con un personaje de los buenos. Me hace gracia eso de que dan ganas de darle dos collejas, pues como a todos, ¿no?
    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    Cuando he leído lo de 1936, ya me esperaba que tirara por el tema de la guerra civil, pero ya veo que se centra en Manuela y su enamoramiento, que sería genial que tirara por donde -ojalá- creo que podría tirar XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. La tengo anotadísima, me alegro que te haya gustado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Me gusta mucho lo que nos comentas sobre esta novela. La leeré, porque además está en eBiblio. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Pues no me importaría leerlo!

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Hola, acabo de llegar a tu blog -no lo conocía- y sólo puedo darte millones de gracias por las palabras tan maravillosas que le dedicadas a La Casa del Azúcar. Me hace muy feliz que te haya gustado y de que hayas disfrutados tanto leyéndola. Mil gracias también por recomendarla; a los escritores primerizos como yo eso nos ayuda mucho.
    Un beso enorme.
    Ángeles Gil.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario