jueves, 6 de marzo de 2014

"Flores de invernadero" - Natalia García

Había leído reseñas de este libro en varios de los blogs que sigo y con cuyos gustos literarios coincido, por lo que llevaba unos meses apuntado a mi lista de deseos. Así que cuando la autora me escribió para ofrecérmelo para leer y reseñar, obviamente, le dije que sí. Llegó inmediatamente, tardé poco en comenzar su lectura y menos en terminarla.
Por fin encuentro un rato para redactar la reseña y éstas son mis impresiones.

Datos técnicos

Título: “Flores de invernadero”
Autora: Natalia García
Editorial: Éride ediciones, rústica
Primera edición en noviembre de 2011
Páginas: 212
ISBN: 9788415425151
Precio: 15 euros /4,92 euros ebook

Natalia García

Natalia García, nacida en Madrid, es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Complutense.

Durante más de quince años se ha dedicado al mundo de la comunicación, trabajando en diversas Agencias de Publicidad multinacionales.
“Flores de invernadero” es su primera novela

Argumento

Enma, la protagonista, es ejecutiva de cuentas en una agencia de publicidad.
También es madre en solitario. Cuando era muy jovencita tuvo un novio; pasó lo que pasó y él no quiso saber nada del asunto así que, con ayuda de sus padres, y con mucha fuerza de voluntad, Enma ha conseguido salir adelante y tomar las riendas de su vida.
Ahora su hija está en Londres, estudiando, y ella vive sola. No hay hombres en su vida, pero sí una buena amiga, Mercedes, y una familia que la arropa. Aunque su madre tiene principio de alzheimer y su padre y ella están muy preocupados.
Su trabajo le gusta bastante aunque a veces le agobia. Afortunadamente, ha sabido encauzar su vida laboral y llevarlo con paciencia. El ambiente de trabajo es bastante bueno gracias a su compañera Laura, con la que ha tejido una bonita amistad, aunque hay problemas con su jefe directo, sobre todo respecto a su compañera.
En su edificio vive una familia con la que Enma ha trabado una cierta relación. La mujer trabaja y tiene que pasar muchos días fuera de casa. El marido, Alberto, no tiene trabajo y se dedica a cuidar de la casa y de su hija, una niña dulce e inteligente a la que Enma quiere mucho y a la que cuida cuando Alberto lo necesita.
Ésta es su vida. Una vida normal, como veis

Impresiones

Hay veces en las que apetece leer una novela con sorpresas y giros inesperados, o con personajes emocionantes, o en las que pasen muchas cosas, o que nos lleven a tiempos pretéritos o a lugares exóticos… Pero hay otras veces en las que en una novela normal y corriente, como la vida misma, encuentras una lectura con la que conectas de inmediato y que vives como si fuera tu propia vida o la de una persona cercana. Eso es lo que me ha pasado con “Flores de invernadero”
Si leéis el argumento, os haréis una idea bastante precisa de cómo es la novela. Es una novela actual, con una protagonista y una historia muy normales. Y eso es, precisamente, lo que más destaca de ella: su normalidad. Enma es una mujer como puede serlo yo, o tú, o tu vecina, o tu amiga, o tu madre… Una mujer que vive en el mundo de hoy, en unas circunstancias muy parecidas a las nuestras. Una mujer que no destaca especialmente por nada: ni le van a pasar cosas raras, ni será una heroína, ni vivirá un dramón ni una felicidad inmensa. Vivirá una vida muy corriente, con sus cosas buenas y sus cosas malas. En muchas de las cosas que le pasan, seguro que nos sentiremos reflejadas o bien las compararemos con las que le han pasado a alguien que conocemos. Y eso es lo bueno que tiene, que te puedes identificar fácilmente con ella.

Enma se quedó embarazada muy joven. El joven, el amor de su vida, no quiso saber nada del asunto y huyó como un cobarde. Ella no, ella, como muchas mujeres en su caso, maduró de repente y decidió tener a su bebé. Por suerte, tuvo el apoyo de unos padres comprensivos que le ayudaron en todo lo que pudieron: le dejaron vivir en su casa, le pagaron los estudios, cuidaron a su hija mientras ella estudiaba y trabajaba… Enma trabajó muy duro para sacar adelante a su hija pero al final lo consiguió. Las dos viven en un piso minúsculo, pero suyo. Y aunque nunca le ha sobrado el dinero, sí ha conseguido administrarlo como para poder pagar los estudios a su hija, incluso para irse a Londres a perfeccionar su inglés.

Trabaja en una agencia de publicidad, llevando cuentas. Con ella trabaja Laura, quien se ha convertido en una amiga. A Laura le gusta salir y le gustan los hombres y anima a Enma a salir también ella, pero Enma apenas tiene tiempo.

Muy bonita es la relación que establece con María, la hija de los vecinos, a la que cuida ocasionalmente.
Bonita es también su relación de amistad con Mercedes, que perdura desde la infancia. Mercedes, la que no consigue quedarse embarazada y vive sus repetidos intentos como un fracaso que está minando su matrimonio; Mercedes la que pinta bien pero nunca se ha planteado hacerlo profesionalmente…
La historia transcurre en presente pero, mediante los recuerdos de Enma, sabremos muchas cosas de ella y de las personas de su alrededor, de su infancia, de su adolescencia y primera juventud, de sus trabajos por encontrar su lugar en el mundo… Además de la parte narrativa propiamente dicha, existen capítulos, excepcionalmente cortos –normalmente de unas líneas- de un estilo totalmente diferente. Por de pronto, la grafía es distinta; por otro, son mensajes de chat entre dos personas que tienen una relación de alto contenido sexual. No se nos dice quiénes son hasta el final pero no es fácil adivinarlo, al menos uno de ellos.
El punto fuerte de esta novela es el tema de personajes, especialmente el de la protagonista, Enma. Su personalidad está ampliamente desarrollada y, al conocer su presente y su pasado, a su familia, sus amistades, sus compañeros de trabajo, cómo actúa, cómo piensa y qué siente, acabamos por conocerla a la perfección. Y empatizando muchísimo con ella pues, como digo, es alguien tan normal y tan real, que la sentiremos como una persona posible y cercana. Habrá cosas que hace o piensa con las que probablemente coincidiremos y otras con las que no, pero seguro que acabamos entendiéndola y cogiéndole cariño, preocupándonos por su vida, alegrándonos con ella y entristeciéndonos o preocupándonos cuando algo le sale mal.
El libro está dividido en 65 capítulos. Con un total de 209 páginas, ya os podéis imaginar que son capítulos muy cortos. De pocas páginas cada uno, a veces de una sola, esta estructura, unida al estilo sencillo de escritura, agiliza mucho la lectura. Me ha gustado cómo escribe la autora, con una prosa sencilla, directa, amena y cercana. No es una novela de ritmo endiablado pero tampoco pausada. Aunque no pasan grandes cosas ni sientes la necesidad de avanzar para descubrir terribles secretos, como se lee tan a gusto, las páginas van pasando sin que te des cuenta. Y al ser los capítulos tan cortos, cuando terminas uno piensas, “bueno, me da tiempo a otro más”. Y así, otro y otro y otro, hasta que terminas la novela sin casi haberte dado cuenta.
La historia está narrada en primera persona por Enma, su protagonista. Lo hace como si se dirigiera al lector; cómo si estuviéramos tomando un café y quisiera, en un ambiente cálido y relajado, contarnos su vida y la de sus amigas y conocidos. Como en una conversación de este tipo, y para que entendamos mejor ciertas cosas, a veces da un salto atrás en el tiempo para contarnos algo que le pasó hace tiempo, o cambia de tema con algo que se le ha ocurrido, etc… La narración aparece salpicada de bastantes diálogos, que, como siempre, agilizan la lectura.

Conclusión final

Flores de invernadero es una novela llena de sentimientos: de amor, amistad, amor filial, que nos cuenta la vida normal de una persona normal. Una novela que he leído muy a gusto y a cuya protagonista le he llegado a coger aprecio.

Podéis comprarla en Popular libros


27 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con tu opinión sobre la novela y es ciert que no siempre apetece leer lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. He leído algunas reseñas de este libro y, por lo que recuerdo, son similares a la tuya: es muy realista, es fácil conectar con la protagonista... No lo descarto. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy muy de acción. Pero tu reseña me ha gustado mucho. Además la trama me gusta mucho. Queda apuntado para próxima lectura. Gracias. Besicos

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía pero me atrae muchísimo. Gracias por el descubrimiento.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me la anoto porque me ha encantado tu reseña y me parece una historia preciosa!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Yo la descubrí en el blog de Marilú Cuentalibros y me llamó mucho la atención. Con tu reseña las ganas siguen estando ahí, y el libro sigue apuntado en mi lista de pendientes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. La tengo también gracias a su autora, espero leerla pronto, porque me apetece mucho, besotes

    ResponderEliminar
  8. Yo también he visto muy buenas reseñas de esta novela, a ver si tengo ocasión de poder leerla.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Parece que esta novela está gustando mucho, así que, aunque ahora mismo no creo que pueda leerla, no la descarto para más adelante. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Pues a mi no me había llamado mucho la atención por culpa de su portada. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho tu reseña, queda anotada.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. No la descarto pero tampoco tengo un interés especial en leer este libro, es decir, si se cruza en mi camino bien y si no, lo dejaré pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Tomo nota, me ha gustado eso de que puede ser la historia de cualquiera de nosotras; de vez en cuando un poco de realidad cotidiana es agradable. Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Yo leí un libro de Elvira Lindo que era de sentimientos y de personajes y me encantó. Tiene mucho mérito una historia así, donde lo de menos es el guión.

    ResponderEliminar
  15. A mí también me gustó esta novela y su protagonista, con la que es fácil identificarse
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Veo que tienes muy buena opinión sobre esta novela, pero creo que no es para mí. Es un tipo de lectura que no me llama mucho la atención.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Me quedo con lo que cuentas hay veces que apetecen lecturas asi y no me apunto la novela porque ya la tenía apuntada a ver si me hago con ella jeje, un beso

    ResponderEliminar
  18. Tienes razón; hay novelas muy interesantes que tratan de la vida normal de gente normal. Y si consiguen transmitirte cosas, suelen ser de mis favoritas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. No me lllama mucho la temática. Si se me pone delante bien pero no la buscaré a propósito.

    Bs.

    ResponderEliminar
  20. Tengo esta novela en el lector esperando y por lo que cuentas, creo que voy a disfrutar mucho con su lectura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  21. Sí que tiene una acogida bastante entusiasta por la blogosfera, pero no creo que sea mi lectura. Al menos, no en este momento.

    Pero es cierto eso que comentas al principio de la reseña. Me encantan los giros, pero hay veces que lo que apetece es precisamente una historia bastante corriente y más cercana.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  22. Qué buenas opiniones he leído de este libro, de hecho, todas ellas positivas, ni una sola más regulera =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  23. Este libro me estuvo persiguiendo durante un tiempo y le conté a su autora que lo había pillado de la biblio mil veces y mil veces lo tuve que devolver sin leer porque no me dio lugar. Ahora me vuelve a perseguir y es que yo no me he olvidado de él pero ya hace mucho que no voy a la biblioteca y no encuentro la forma de hacerle hueco. Besos

    ResponderEliminar
  24. Este libro si que me apetece mucho leerlo, a ver si me lo cruzo
    Besos

    ResponderEliminar
  25. A veces gusta leer una novela así entre dos más densas, como novela de respiro. Me alegra que la hayas disfrutado.
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario