lunes, 4 de octubre de 2010

"El blog del inquisidor" - Lorenzo Silva


Desconcertante es, resumiendo mucho, lo que me ha parecido este libro. Tenía muchas ganas de leerlo (me encanta Lorenzo Silva) y me había hecho una idea de lo que era que no tiene nada que ver con lo que realmente es... Os lo cuento más adelante.

Lorenzo Silva

Es un escritor del cual me gustan mucho las cinco novelas que protagonizan la curiosa pareja de guardias civiles formada por Bevilacqua y Chamorro. Sus títulos son "El lejano país de los estanques", "El alquimista impaciente" (que fue Premio Nadal en el año 2000), "La niebla y la doncella", "Nadie vale más que otro" y "La reina sin espejo". El que más me gustó de los cinco fue el primero -quizás por la novedad- y el que menos el último, pero todos ellos me gustaron tanto como para que cualquier otra novela de la saga que salga se convierta inmediatamente en una prioridad en mi lista de libros a leer. Tengo el último ( La estrategia del agua) en casa, en mi interminable lista de espera y espero ponerme pronto con él.

Además de estas cinco novelas, he leído otras dos: "La isla del fin de la suerte", que me pareció de lo más curiosa y ""La flaqueza del bolchevique", de la cual no guardo más recuerdos que el hecho de que estuviese llena de palabrotas.

Me han dejado otra novela suya, que no me atrae nada pero supongo que leeré -o intentaré leer- en breve

Argumento

La protagonista es una inglesa que estudió Historia y se especializó en la época de la Inquisición. Vive en España, en alguna isla (no especifica si balear o canaria) y suele navegar por internet. Un día descubre un blog, en el que alguien recoge un antiguo proceso inquisitorial contra un sacerdote y unas monjas de un convento de Toledo. En el blog se recogen tres capítulos de algo -¿una novela?- escrita por alguien. El escritor asume la personalidad del inquisidor que dirigió el proceso y narra los hechos en primera persona.

La historiadora se queda totalmente colgada de la historia, llegando a frustrarse cuando ve que el escritor no cuelga más capítulos.

Consigue contactar con él, una persona muy escurridiza, e inician una especie de relación en la que se van desvelando aspectos de la vida de la historiadora, del inquisidor, del cura confesor y de la madre superiora del convento, una tal Teresa cuya personalidad asume la historiadora. Así, el escritor como el Inquisidor y la inglesa como Teresa, se nos van desvelando los hechos del proceso y los de la vida de los personajes.

Impresiones

Es una novela con muy pocos personajes. A los que llegamos a conocer por su nombre es a los antiguos. El escritor guía a la historiadora para que pueda buscar los archivos que sobre el proceso se conservan y así podemos llegar a saber quién era la madre superiora, si fue o no condenada, si lo fue el cura confesor o si hubo alguna cabeza de turco. También se nos presenta a los inquisidores como unos personajes muy diferentes de la idea que, al menos yo, nos hemos hecho de ellos. Yo pensaba que eras unos personajes crueles, sádicos, una especie de verdugos. Y, sin embargo, Silva los presenta como unos juristas que, si bien pudieron ser causantes de alguna crueldad innecesaria, en realidad en la mayoría de los casos lo único que hacían era aplicar los medios y la normativa vigente en aquella época, sin abusar de técnicas inhumanas o vejatorias.

Además, Silva nos explica cómo, a pesar de la fama que tiene, la Inquisición española no se cobró demasiadas víctimas durante el porrón de siglos en los que desarrolló sus funciones. Pocas, poquísimas, si las comparamos por ejemplo, con la Inquisición portuguesa, mucho menos conocida.

En la novela los personajes femeninos son mucho más abiertos que los masculinos. De Theresa y de la inglesa llegamos a saber bastantes cosas pues, de una manera u otra, ambas nos desnudan su alma. Poco o casi nada, sin embargo, llegamos a saber de los tres personajes masculinos, el cura, el inquisidor y el escritor. Especialmente este último, es un personaje muy misterioso del que el escritor nos deja ver muy pocos rasgos y todos muy generales. El escritor es alguien que no sabemos dónde vive, ni dónde ha nacido, qué edad tiene, o cómo se llama. Sólo sabemos que en algún momento de su vida, hizo algo horrible y que como consecuencia de ello, perdió todo. "Porque sólo merecemos tener lo que necesitamos, y cuando necesitamos algo sabemos cuidarlo y no lo perdemos. Y merecemos perder lo que no necesitamos y cuando necesitamos algo sabemos cuidarlo y no lo perdemos". "No sabemos lo que somos hasta que nos llega la hora de ser menos de lo que hemos sido"

A medida que transcurre la novela se nos permite saber, a nosotros y a la inglesa, algo del escritor, pero siempre cosas vagas y abstractar. Finalmente, la inglesa llega a saberlo todo, a saber qué fue aquello tan terrible que hizo y que le llevó a la situación en que se encuentra actualmente pero, como se trata de una confindencia, nosotros no lo llegamos a saber. Llegamos así a un final en cierta medida abierto. Digamos que todo se resuelve, y en ese sentido sería un final cerrado, pero nosotros no nos enteramos del pasado del escritor, por eso digo que es en cierta medida abierto. Ya he comentado alguna vez que no me gustan los finales abiertos. Me gusta que los escritores me lo den todo mascadito y sin dejar nada a la imaginación. Me gusta saber lo mismo que ellos, no quiero llegar a conclusiones diferentes de lo que él ha llegado. En esta novela, la única intriga viene dada por la persona del escritor y el oscuro secreto que parece guardar. Si cuando llega el final no se nos desvela ese secreto, yo me siento, cuando menos decepcionada. No me ha gustado nada que la historiadora se guarde el secreto para sí.He dicho al principio que la novela es algo diferente de lo que yo me había imaginad. Por el título y el resumen de la contraportada, yo me había imaginado una especie de novela de misterio histórica y no ha sido ni mucho menos así. La parte digamos histórica es en realidad un pretexto para la verdadera historia: la relación a través de un blog o de un chat de dos personas. Al final, eso es realmente de lo que trata la novela. Una primera parte sí se centra en el proceso inquisitorial pero una vez que la historiadora logra contactar con el escritor, ellos dos pasan a ser los protagonsitas.

Así, la novela viene a ser una transcripción de las conversaciones que mantienen a través de internet. Y estas conversaciones vienen a ser lo más interesante de la novela, pues contienen reflexiones muy interesantes y cuya lectura resulta en muchas ocasiones un verdadero placer.

Por lo demás, Lorenzo Silva escribe muy bien, eso lo sabemos todos los que hemos leído alguna de sus novelas. Independientemente de que el argumento y el desarrollo de la novela no me hayan entusiasmado, reconozco que está muy bien escrita y sólo por esto ya recomendaría su lectura.

No la he leído en el mejor momento de mi vida, porque estoy hasta arriba de trabajo y debería haber escogido algo más liviano. No es que su lectura sea complicada, ni mucho menos, pero no me ha conseguido enganchar en ningún momento. A pesar de ser una novela corta (247 páginas con letra bastante grande) me ha costado dos semanas acabarla lo cual es muy mala señal. Había ratos en que se me hacía pesada y carente de interés. El argumento me ha parecido más bien flojo -ya digo que quizás haya sido por las ideas preconcebidas que tenía sobre él- .

De todos modos, le doy un 6/10 porque, aún a pesar de no haberme entusiasmado, la novela es buena. Y recomiendo su lectura.

Datos técnicos

Editada por Ancora y Delfín de Ediciones Destino

Tiene 247 páginas.

Valoración: 6/10

6 comentarios:

  1. He leído hace un rato la opinión de pedroemilio y a él tampoco le ha entusiasmado...

    ResponderEliminar
  2. Algo tengo que leer de Silva, aunque creo que no este :P

    Por cierto que Silva representa oficialmente esta edición de Getafe Negro. Me hace ilusión, a ver si podemos ir a algún acto. Y otra cosa más de la que tengo que hacer entrada en el blog. Aisssss, como no termine pronto la exportación me va a dar algo. XDDD

    ResponderEliminar
  3. Tengo algo de Silva en casa, en la mesita de noche opuesta, habrá que intentarlo con él, aunque supongo que con otro que no sea este..
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Anoto el libro. Es un autor que suele gustar mucho en la Biblioteca aunque esta novela no sea tan policiaca como las anteriores. Besos

    ResponderEliminar
  5. Me lei hace años un porron de años, el alquimista impaciente y me gusto su estilo, luego quise leer la reina sin espejo pero no le ha llegado nunca la hora y me apetecia mucho este, y lo he localizado en la biblioteca de la capi, como tengo que ir dos veces por semana, intentare cogerlo, pero primero habrá que tramitar el carnet y esos menesteres.... Si lo leo pronto ya te cuento

    ResponderEliminar
  6. Me encanta Lorenzo Silva, pero este libro me ha aburrido muchísimo. Yo también me imaginé un argumento diferente y me encontré con una historia que no me ha entusiasmado nada. EN fin, seguiré con las andanzas de Vila y Chamorro que no me defraudan nunca.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario