Pages

jueves, 12 de marzo de 2020

"Los planificadores" - Un-Su Kim

Novela negra coreana. Me llamó la atención pues no había leído nunca ninguna novela ni situada en aquel país (creo) ni, desde luego, escrita por un coreano. Y, siendo negra, tenía bastantes boletos para que me gustase.

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Maeva
Páginas: 336
ISBN: 978-84-17708-62-7

Sinopsis

Lo importante no es quién dispara, sino quién está detrás del que aprieta el gatillo

Los planificadores trabajan en la sombra para organizar crímenes que ejecutarán asesinos profesionales como Reseng. El joven, que ha crecido entre las paredes de una biblioteca y entre asesinos y conspiraciones, ha sido educado por un planificador al que llaman Viejo Mapache. Reseng cumple con su inevitable destino y se convierte en un asesino, hasta que rompe las reglas. Ahora solo le queda confiar en tres mujeres que trabajan por su cuenta y que han ideado su propio complot, pero ¿puede fiarse de ellas?

Impresiones

Reseng es un asesino a sueldo. Huérfano, fue abandonado de niño a las puertas de una biblioteca. Una biblioteca dirigida por Viejo Mapache que, además de bibliotecario, era algo más. Y educó a Reseng en ese algo más. Por ello, Reseng se convirtió en un asesino a sueldo. Recibe encargos de un planificador. Los planificadores, como su nombre indican, planifican el asesinato. Ellos son quienes se encargan de localizar a las víctimas, determinar sus costumbres y elegir al asesino que hará el trabajo. Pero, ¿quién está por encima de los planificadores? ¿Quién o quiénes son los que realmente mandan?

“Los planificadores” es, sin duda alguna, una novela diferente y original. No sé si por ser coreana, ya os digo que no he leído ninguna otra de esa nacionalidad. O si, simplemente, por el tema que toca y cómo lo toca. Ya, por de pronto, me resultó muy original que “la oficina”, el lugar desde el que se dirigían las cosas, fuese una biblioteca. Podría haber sido un bar, una tienda, un negocio de algún tipo pero no, es una biblioteca. Una tapadera como otra cualquiera supongo, pero que al lector aguerrido le choca.

Allí, en un cubo de basura frente a la biblioteca fue abandonado Reseng cuando era un bebé. Ahora tiene treinta y dos años y, tras aprender a leer solo (su padre adoptivo y mentor, Viejo Mapache, le decía que no necesitaba leer, que el leer sólo le traería disgustos, miedo y vergüenza) fue educado por su “padre” en el viejo y noble arte de matar. Reseng es un asesino impacable, no se le mueve una pestaña cuando tiene que matar a alguien, sea hombre y mujer. Hasta que le mandan asesinar a una joven prostituta. Curiosamente, otro asesino fue encargado de la misión; el otro, amigo de Reseng, era el mejor. Y, sin embargo, decidió no matarla. Cuando se lo encargan a Reseng, éste empieza a plantearse cosas. El por qué de la orden y, sobre todo, quien está detrás.

Pero a un asesino no se le permite dudar. Porque, si lo hace, él puede convertirse en el próximo asesino. ¿Está ahora la vida de Reseng en peligro?

La novela se estructura en once capítulos de entre veinte y treinta páginas de extensión. Es un narrador en tercera persona quien, focalizando en Reseng, nos va contando la historia. Lo hace con un estilo cuidado en el que predomina la narración sobre el diálogo. Ello hace que los personajes y las escenas estén bien descritas pero supone una merma en el ritmo narrativo que es medio tirando a lento. Hay algunas escenas que no aportan gran cosa a la trama principal pero que nos sirven para conocer algo de la situación del país. Estos asesinos provienen, en muchos casos, del ejército; con la llegada de la democracia tuvieron que reciclarse y lo hicieron en asesinos a sueldo. Al principio, fue el propio Gobierno democrático quien empezó a utilizar los servicios de los planificadores. El Gobierno contrataba a contratistas para no ensuciarse las manos y, en caso de salir las cosas mal, poder decir “ah, yo no sabía nada”. Ahí tuvo su origen este mercado tan especial que ahora es asequible para cualquiera. Cualquiera que tenga un enemigo, puede contratar a alguien que planifique su asesinato; dependiendo de cuánto dinero pueda pagar, será un asesino más o menos profesional. Por supuesto, todo esto da lugar a mafias, a luchas por el poder entre los contratistas o planificadores. Muy curioso todo, la verdad.

Los personajes están bien caracterizados; sobre todo Reseng, el protagonista indiscutible. Aunque hay cierta frialdad en la descripción del personaje, necesaria dado el tipo de persona que es, podemos vislumbrar las pequeñas dudas que le van surgiendo y cómo se va planteando cosas que antes jamás se había planteado. Es interesante ir viendo cómo cambia y el motivo por el que lo hace.

Me ha gustado; me ha parecido original, diferente a la novela negra que se hace aquí. También el estilo de Un-Su Kim es diferente al de los autores patrios, europeos e incluso americanos. Más aséptico, más frío, menos pasional. Y gusta encontrarse de vez en cuando cosas distintas. Lo que menos me ha gustado es que me esperaba un thriller vertiginoso y eso no me lo he encontrado. Una novela amena y entretenida sí pero thriller no; de hecho, el ritmo es moderado e incluso lento en algunos momentos y hay pérdidas de tensión. Es cierto que eso coincide con información que nos da sobre el país y eso me ha gustado. Así que una de cal y otra de arena.

Conclusión final 


“Los planificadores” es una novela que nos lleva a Seul y nos habla del trabajo de asesinos a sueldos y de quienes planifican los asesinatos que éstos cometerán. Una novela original y diferente.

Si os ha gustado, podéis comprarla en el siguiente enlace de Amazon:


21 comentarios:

  1. A mí estas ambientaciones no me resultan nada atractivas y lo que cuentas tampoco me entusiasma así que no me animo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la novela negra coreana, al igual que con el cine de terror, son únicos 😁
    Anotadísima.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. Siento decir que no me llama para nada la atención, ni la ambientación coreana ni la temática.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me atraía por la originalidad de la trama pero si el ritmo es mas bien pausado y la narrativa aséptica...lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues tampoco he leído una novela coreana ni situada en ese país. Y pinta ésta bien para estrenarme. La tendré en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de novela coreana y tipo thiller menos...Me gusta la idea de un thiller pausado, lo tendré en cuenta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Tampoco he leído una novela coreana, esta pinta bien, así que apuntada queda. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola! No conocía este libro pero lo cierto es que no termina de atraerme así que lo voy a dejar pasar. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. La novela negra me gusta, pero esta en concreto no me termina de atraer ^^

    ResponderEliminar
  10. No tiene mala pinta, he leído poco de novela coreana y la verdad que tienen un algo que han hecho que las disfrutase. Me la apunto. :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  11. Pues a mí este tipo de novela sí me convence. ¡Gracias por la reseña!
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta lo que nos comentas sobre la trama, aunque no así lo relativo a lo que comentas sobre el ritmo narrativo y las descripciones. Creo que la descarto como posible lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo tampoco he leído nada coreano, por lo demás, la novela suena interesante y despierta mi curiosidad. Le puedo dar una oportunidad.
    ¡Muchas gracias por tu interesante propuesta!

    ResponderEliminar
  14. Pues yo tampoco he leído nada coreano, y la curiosidad me pica, sobre todo por la cultura, aunque el ritmo sea lento. Es diferente y siempre hay que experimentar nuevas sensaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me gusta mucho la literatura oriental, y es verdad que sus thrillers suelen tener un tempo muy pausado pero yo creo que lo disfrutaría bastante. Lo apunto por si se me cruza :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  16. Hola.
    Este libro lo voy a dejar pasar, no me llama mucho y ademas no es un genero que suela leer. Gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  17. Me gusta esa originalidad de la que hablas pero el género en literatura no es el que más disfruto.

    ResponderEliminar
  18. Pues este me lo apunto, porque tiene un punto original muy bueno. Besos

    ResponderEliminar
  19. PUes me llama el origen de la novela pero por otro, no sé, no me termino de ver con este libro. De todos modos, lo dejo un poco en el aire. Besos y muchos ánimos para estos días. #Quédateencasa

    ResponderEliminar
  20. En esta ocasión no me llama lo suficiente como para animarme. La dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Pues no me importaría leerlo, pinta muy bien.

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario