miércoles, 12 de junio de 2019

"La fragilidad del crisantemo" - José Vicente Alfaro

Como ya sabéis los asiduos a este blog, no me pierdo las publicaciones de este autor sevillano que cada año nos lleva muy lejos en el tiempo y en el espacio en unas historias llenas de aventuras. En este caso, nos vamos a Japón

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Martínez Roca
Páginas: 360
ISBN: 978-84-270-4523-1

Sinopsis

Dos hermanos pequeños se sumergen en la profundidad del bosque en busca de leña, cuando una extraña criatura alada se materializa ante sus aterrorizados ojos…

A partir de aquí se desencadena una vertiginosa trama de aventuras, intriga y romance en el desconocido y deslumbrante Japón clásico del periodo Heian, cuya capital se convertiría en centro cultural más floreciente del mundo, desarrollándose un culto a la belleza y al complejo ceremonial cortesano como nunca antes se había conocido.

El emperador, fuente absoluta del poder, a quien se le atribuía un origen divino como descendiente directo de la diosa solar Amaterasu Okami, gobernaba sobre una población empobrecida, salvo por una minoría conformada por la privilegiada aristocracia. En todo caso, la mentalidad de unos y otros se hallaba impregnada por la creencia en todo tipo de demonios y criaturas sobrenaturales —los yokai—, que desde tiempos inmemoriales formaban parte del folclore japonés e influían directamente sobre sus vidas.

En este universo de leyenda tendrán lugar las vicisitudes de los tres protagonistas: Asatori, un humilde campesino; Katsumi, una dama erudita; y Tokinobu, un agente de la Guardia Ciudadana, que al comienzo de la historia nada tienen en común. Cortesanos, aristócratas, princesas, adivinos y guerreros expertos en artes marciales se codean en esta vertiginosa narración que también incluye personajes reales, como el emperador Kanmu o el comandante Sakanoue no Tamuramaro.

Impresiones

Nos encontramos en Japón en pleno apogeo del período Heian (hacia el siglo IX), siendo emperador Kanmu .

La novela se desarrolla a través de tres líneas argumentales. Por un lado tenemos a Asatori, el hijo de un campesino que, cuando era un niño, desapareció durante un año. Luego volvió a su aldea pero no fue capaz de decir dónde había estado. Por ello, los demás habitantes de la aldea le tienen por raro y no quieren tener relación con él. Siendo ya un hombre joven, le es imposible encontrar pareja. Así que decide hacerse monje guerrero

Por otro lado, nos encontramos a Katsumi, la única hija de un erudito profesor. Katsumi es inteligente y culta pero es mujer y en esa época a las mujeres les estaba vedado casi todo. Dado que su padre tiene una cierta posición social, es cortejada por diferentes hombres pero siempre hay algo que hace que la relación no llegue a buen puerto

Finalmente, tenemos a Tokinobu, un agente de la Guardia Ciudadana. Es un buen trabajador, recto y muy capaz pero no es noble y por eso le están vedados los puestos más altos de la burocracia. Ha tocado techo en su profesión y la única manera de seguir avanzando sería casarse con alguna noble. Pero Tokinobu no es culto, no es capaz de componer los poemas en los que consiste el cortejo entre la alta sociedad japonesa por lo que lo tiene francamente difícil.

Como siempre, José Vicente Alfaro nos descubre una civilización o, en este caso, un período histórico desconocido o bastante desconocido. Obviamente, todos conocemos Japón y seguramente habremos leído alguna novela histórica situada allí pero probablemente no tan lejos en el tiempo. Alfaro sitúa la novela en el período Heian, uno de los de mayor esplendor de la cultura japonesa y un período no tratado apenas en literatura. Para mí era totalmente desconocido y me ha gustado mucho conocerlo

Él siempre se documenta muchísimo para escribir sus libros y ese trabajo se nota en los detalles. Sin darnos cuenta, aprenderemos un montón de la civilización japonesa, de su sociedad, de su forma de vida, de sus rituales, etc… Por ejemplo, conoceremos la estructura piramidal de la sociedad japonesa con ese emperador en la cúspide, casi como si fuera un dios; esos pocos nobles debajo de él y una inmensa base de campesinos pobres. Unos campesinos que para los nobles eran poco más que animales. Resulta increíble leer cosas como que los campesinos no tienen sentimientos y no padecen si les pasa algo a sus hijos. Vale que para un noble la vida de un campesino pueda no tener importancia pero de ahí a pesar que ni sienten ni padecen…

También conoceremos el ritual del cortejo entre los nobles. Me ha hecho mucha gracia, la verdad. Qué complicado era todo, no sé ni cómo llegaban a casarse y a reproducirse jajaja.

En la novela hay bastantes personajes. Los protagonistas son los tres que he citado pero hay muchos más. Alguno de ellos real como el emperador o un general, pero la mayoría ficticios. Los tres protagonistas me han gustado mucho pero la que más, sin duda, Katsumi. Una mujer que no pintaba nada en el Japón clásico. Era muy inteligente y muy culta y no seguía las normas de belleza que estaban de moda en la época (lo de ennegrecerse los dientes es lo más absurdo que he visto nunca…). Gracias a su personajes conoceremos la forma de vida de las mujeres nobles de la época, escondidas en su casa detrás de un biombo o de un abanico, sin voz ni voto en nada.

Tal y como pasa siempre en los libros de este autor, en él hay de todo. Es una novela histórica, sin duda, pero no sólo eso ya que además de Historia hay amor, relaciones familiares, sociedad, aventuras, intrigas… Y un misterio por resolver: el rapto de niños. Esta subtrama la verdad es que me ha sorprendido un montón, no vi venir el final hasta que ya lo tenía encima. Al haber tantas cosas, es una novela apta para cualquiera, incluso para los no aficionados a la literatura histórica

José Vicente Alfaro escribe muy bien. Como he dicho más arriba, se documenta muchísimo para escribir sus novelas y acaba conociendo perfectamente el período o la sociedad sobre la que escribe. Lo mejor es que sabe trasladar esa ingente cantidad de conocimientos al lector sin abrumarle con datos históricos que podrían ralentizar la narración. Para nada, su prosa es siempre fluida y amena. Es un libro fácil de leer, con un ritmo sostenido, siempre entretenido… Como se suele decir, aprendes disfrutando

Conclusión final

He disfrutado mucho de este viaje al Japón. Una novela muy instructiva y entretenida que además me ha sorprendido. Muy recomendable.



Si os ha gustado, podéis comprarla a través del siguiente enlace de Amazon:


21 comentarios:

  1. He leído casi todas las novelas de Jose Vicente Alfaro y me han gustado , así que lo leeré seguro. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me gustan mucho las novelas de este autor y tengo todavía alguna pendiente pero tarde o temprano caerán.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Leí alguna novela ambientada en Japón, tanto en la actualidad como en la época de los samurais, y su lectura se me hizo un tanto cuesta arriva. Y, conociendo la narrativa de José Vicente Alfaro, seguro que disfrutaría más con La fragilidad del crisantemo. Besos.

    ResponderEliminar
  4. El sueño de Creta me gustó bastante, esta nueva novela tiene buena pinta, pero la ambientación en el Japón antiguo no es mi fuerte, ya veré lo que hago.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Lo tenemos en casa pero hasta la fecha a Alfaro siempre lo lee y reseña mi chico, no se si sacaré tiempo para leerla yo 🤔

    Besitos corazón 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. La histórica no es mi fuerte, esta vez lo dejo pasar.

    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  7. Al final lo he dejado para este verano, pero vamos, que cae fijo-fijo en unas semanas, que yo no falto a mi cita anual con la lectura de un libro de José Vicente :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  8. ¡Holaaa!

    Este libro me da mucha curiosidad ^^
    Sí que he leído sobre Japón pero creo que nada que estuviera ambientado en esta época, ¡y tengo muchas ganas! Creo que me puede gustar mucho, además de que ha recibido críticas muy buenas :D

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  9. Paso de puntillas que estoy acabándolo... y me está gustando mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Tengo mi reseña programada para manana y coincidimos en impresiones por completo.A mí rsa ceremonia del cortejo me ha encantado y los wakas.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que todavía tengo pendiente de leer El laberinto del hindú, pero este me llama mucho, mucho...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Aún no he leído nada del autor y eso que tengo en casa una de sus novelas, a ver si le pongo pronto remedio. Besos

    ResponderEliminar
  13. No termina de llamarme ni la ambientación ni la trama así que no me lo llevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola! La verdad es que todo lo que esté ambientado en Japón no suele llamarme la atención así que este lo voy a dejar pasar. Me alegra que te haya gustado, gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Me llama mucho por la ambientación esta novela. A ver si me animo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Solo leo cosas buenísimas de este autor y mira que tiene historias que me resultan atractivas, pero la cultura japonesa me puede. Es de mis preferidas.

    Por lo que cuentas creo que la protagonista femenina también sería mi preferida, además es muy interesante cómo tenían que comportarse las mujeres en aquella época.

    Anotadísimo, besitos!!!

    ResponderEliminar
  17. Me alegro que te haya gustado pero lo voy a dejar pasar que no me termina de llamar la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Buenos días:
    Entre tu reseña y los comentarios generales que leo, no puedo dejar de pensar que debo conocer al autor. Me apunto esta novela y buscaré sus demás trabajos.
    Muchas gracias por la estupenda reseña!!

    ResponderEliminar
  19. La ambientación no me llama, así que con este no me animo
    Besos

    ResponderEliminar
  20. He leído un libro del autor que me gustó, en una conjunta tuya, y tengo un par más pendientes en el kindle.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  21. Siempre es un placer leer a este autor.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario